¿Es domingo? ¿Seguro? Pero… ¿dónde están los fuegos que consultar? Nos explicamos. Como sabéis, esta semana ha venido realmente cargada de sorpresas en lo que respecta a la serie. Primero unas fotografías en EW, interesantes sobre todo por la toma de Daenerys y Drogon. Al día siguiente, el póster oficial de la temporada, protagonizado por el Rey de la Noche. Y, finalmente, el esperado tráiler. Por eso hoy rompemos moldes y compartimos con la Compañía una sencilla Edición Especial de nuestro Daily Myr. Tenemos así la excusa perfecta para culminar la puesta a punto frente a la nueva temporada de Game of Thrones.

Además, por los comentarios intuimos que varios de vosotros revisionáis la serie antes del estreno. De hecho, algunos usuarios estáis viéndola de nuevo desde el inicio. Sin embargo, otros muchos no tendréis el tiempo y/o las ganas no ya de ver todas las temporadas otra vez, sino de ver siquiera la última antes de la séptima. Y, en cualquier caso, nunca está de más hablar de una de nuestras pasiones.

Por eso, ofrecemos una pequeña síntesis para prepararnos ante la nueva temporada de Game of Thrones. En un tono —que intenta ser— jocoso, vamos a rescatar diversos momentos de la última temporada para refrescar en qué punto se quedaron las principales tramas de la serie. Desarrollaremos esta reseña centrándonos sobre todo en tres arcos que por los adelantos parecen fundamentales. Coinciden, además, con tres de los personajes de más peso en la ficción de HBO. Nos referimos a Daenerys, Cersei y Jon. Alrededor de ellos desfilarán el resto de personajes. El otro arco tratado aquí será el de Bran, protagonista durante la pasada emisión. Aunque en la serie, al ser ignorado en la promoción de la séptima temporada, da la impresión de que va a ser utilizado solamente para desvelar a los espectadores los grandes misterios de la saga. 

De este modo, la publicación está libre de spoilers. Si queréis comentar algo de los adelantos no oficiales que se han producido sobre la nueva temporada de Game of Thrones, hacedlo siempre utilizando los comandos de Disqus apropiados. Gracias de antemano.

Adiós, Essos. Hola, Rocadragón

Las aventuras en este continente tocan a su fin. Muy poco lo veremos en la nueva temporada de Game of Thrones. Para algunos esto supondrá una alegría y para otros —alejaos de esa gente—, una decepción. Sin embargo, creemos que la mayoría de los espectadores verá con alivio que, siete temporadas después, Daenerys Targaryen llegue por fin a Poniente tras haber empezado la temporada recluida en el Dosh Khaleen. Allí, el resto de viudas de los khals trataron de bajarle los humos. ¡Como si fuera posible! Ella, como buena Targaryen, siguió a lo suyo. Aunque, a diferencia de su padre, consiguió salvar la papeleta sin que nadie tuviera que ir en su ayuda. ¿Galantes caballeros? ¿Quién necesita eso teniendo dragones? Y, bueno… ¿Dragones? Es Daenerys de la Tormenta, La que No Arde, así que incluso con eso ya tiene más que suficiente. 

Team Daenerys en la nueva temporada de Game of Thrones

Una loca, mucho eunuco, un enano… ¿ha oído hablar de la iniciativa Team Daenerys?

Los Hijos del Hierro

Junto a ella en este momento está viajando parte de la Flota de Hierro. Los hermanos Greyjoy, Yara —conocida como Asha en universos alternativos— y lo que queda de su hermano Theon tras huir de Ramsay Bolton, fueron en busca de Daenerys para reclamar su ayuda. En la nueva temporada de Game of Thrones, su objetivo es recuperar el trono de Pyke de las garras de su tío Euron

Sí, ese al cual nos presentaron en un principio sin parche pero con algunos guiños para contentar a los lectores. Yo soy la Tormenta. La primera y la última. Y tú estás en mi camino. Fue un buen comienzo para Euron. Pero se coronó luego como rey electo en una descafeinada asamblea de sucesión y finalmente acabó defraudando en su papel de pirata más sanguinario de los Siete Reinos. Y es que es verdad que quiere matar a sus sobrinos —o eso dice cuando no está hablando de su propio calamar—, pero por el momento solo conocen su verdadera ira Balon Greyjoy, hermano al que tiró por un puente, y los bosques de las Islas del Hierro. En realidad, el pirata se ha pasado toda la temporada construyendo barcos. Dejemos entonces lo de Ojo de Cuervo de lado y pensemos mejor en Euron I el Talador.

Canción de Hierro y Fuego

El pacto entre dragones y krakens se fraguó en una femenina y tórrida entrevista. Daenerys se comprometió a apoyar a los hijos de Balon en su conquista de las Islas del Hierro. A cambio, los Greyjoy deberían ayudarla a crear un mundo mejor. Ofrecieron, para ello, barcos con los que llegar hasta los Siete Reinos y su renuncia a las antiguas costumbres. No cabe duda de que Yara, quien poco antes había revelado “sutilmente” su orientación sexual en Volantis, estaba más interesada en la madre de dragones —a ser posible vestida solo con sus orejas de conejo— que en hacer un mundo mejor. Y aunque no pudo negarse a cumplir los deseos de la khaleesi, la altanería que desplegó durante la charla fue fresca y agradable. ¡Que el Dios Ahogado bendiga a quien vacile a la Rompedora de Cadenas!

Los Martell y los Tyrell

Los apoyos ponientis de Daenerys no concluyen aquí, ni tampoco cesan los extraños maridajes. Dorne y el Dominio, enemigos históricos, también han puesto sus espadas —y sus barcos— al servicio de la reina dragón. Como en la rebelión del usurpador, en la nueva temporada de Game of Thrones ambos territorios van a luchar por la causa Targaryen.

Aero Hotah

La épica muerte de Aero Hotah

El precio pagado en Dorne por entrar en la guerra ha sido excesivo. Sobre todo para los espectadores. Adiós a la Casa Martell, desahuciada por su propio pueblo. No es algo que haya simplemente que aceptar, sino que los guionistas por fin consiguieron una profundidad inusitada en tierras dornienses. “Sutilmente” nos hicieron partícipes de ese rechazo de todo Dorne a la casa gobernante. ¿No os acordáis? La pasividad e inoperancia de la escolta personal del príncipe y las miradas malévolas que se gastan sus miembros son la clave. Solo faltó que alguien gritara: “it’s a trap!”, pero es que todos estaban metidos en el ajo. ¿Todos? ¡NO! La excepción en este nido de víboras y traidores fue, por supuesto, Aero Hotah. El norvoshi también murió muy sutilmente. Bueno, su muerte, sutil, lo que se dice sutil, no fue; pero en comparación con cómo murieron Trystane y Doran

Y es que la principal aportación de las serpientes de la arena al show durante la pasada temporada fue una amplia variedad de puñaladas. Concretamente, por la espalda, en el pecho o incluso atravesando el occipital. ¡Qué juguetones los guionistas, haciendo pintar a Trystane los ojos de piedra para el funeral de Myrcella, cuando le habrían venido a él de perlas en la nuca! En definitiva, las bastardas de Oberyn consiguieron poner fin a la política contemporizadora de su tío y pasar a la acción… aniquilando a toda la Casa Martell. Lo extraño es que tuvieran que erradicarla cuando todo Dorne estaba de su parte. Toma juego de tronos de primer nivel. Sin duda, el arco de Dorne es un completo sinsentido completamente vengativo pero, ¿cómo vengar las muertes de la Víbora Roja y Elia con las de los últimos Martell?

En una situación similar se encuentran ahora los Tyrell. El gran rosal del Dominio se deshojó por completo en la explosión del Gran Septo de Baelor. Allí también fue derrotada la Fe Militante y el Gorrión Supremo. No obstante, lo que importa ahora es que Margaery, LorasMace Tyrell cayeron en la trampa de Cersei Lannister durante el juicio de la leona y Loras. Entre tanta flor, nadie percibió que olía a gato encerrado. Ni siquiera Kevan Lannister, quien murió también en Baelor.

Mace Tyrell

Fan descubriendo las filtraciones de la nueva temporada de Game of Thrones

La Casa Tyrell, por tanto, está prácticamente extinta —¿dónde están Wyllas y Garlan cuando se los necesita? Aunque, a falta de pétalos, todavía le quedan unas cuantas espinas. Y Olenna quiere morir matando en esta nueva temporada de Game of Thrones. Gracias a Varys, que cruza el Mar Angosto con tanta facilidad como los FuegoscuroAltojardín se pone también a disposición del dragón en una secreta y descontextualizada reunión en Dorne. De ahí que su florida flota acompañe a Daenerys Targaryen en su regreso a Poniente. Todos sabemos que la del Rejo no da abasto a la hora de suministrar vino a Desembarco del Rey.

Los apoyos de Essos en la nueva temporada de Game of Thrones

Así pues, dos casas sin ningún futuro son los aliados de la reina dragón en el continente. Por eso conviene recordar otro tipo de apoyos. Y aquí destaca, de cara a la nueva temporada de Game of Thrones, que Daenerys trae consigo lo que su hermano Viserys anhelaba. A su mando ha quedado un ejército de aulladores dothrakis que la va a acompañar en su travesía por el agua venenosa. Es la anunciada por las profecías, la khal(eesi) de khals tras volver a imponerse al fuego y derrotar en él a todos sus rivales. Si la primera vez fue cosa de magia, en esta ocasión —en la que como hemos mencionado no le hizo falta ni su dragón— podemos decir ya abiertamente que es la puta ama.

Varys y Vala

Varys en la luz, Vala en la sombra. #SutilezaHBO

Junto a ella, además de sus Inmaculados y quizá parte de sus mercenarios y libertos, viajan también dos importantes consejeros. Uno de ellos es Varys.  Sí, intentó matarla, pero rojo o negro, un dragón es un dragón. En esta temporada, los poderes del eunuco han vuelto a brillar más que su calva al sol. Y no nos referimos —solamente— a su habilidad para teletransportarse, sino a sus dones naturales para el espionaje y la negociación. Los primeros quedaron evidenciados en una maniquea escena con Vala, una informante de los Hijos de la Arpía. Los segundos y la bilocación, en su viajecito exprés a los Jardines del Agua.

El otro hombre de la reina es su nueva Mano, Tyrion Lannister. Él, que bebe y sabe cosas, fue el encargado de reconducir la situación de Meereen. Allí todo salió a pedir de boca. Entre la quema de la flota de Dany por los esclavistas y la quema de los esclavistas por Dany al grito de Dracarys, en pantalla tuvimos Gussandei y chistes varios. Sí, hubo una reunión con el enemigo en la que Tyrion asumía la débil posición de Meereen al solicitar la paz con los Grandes Amos. De hecho, demandaba un plazo de siete años para asentar un nuevo régimen en la ciudad sustituyendo al esclavismo. Por eso es llamativo que off the record la estabilidad de Meereen se construyera más rápido que lo que le cuesta a Tyrion apurar una frasca de dorado del Rejo. Cosas de eunucos y enanos. Y cosas del vino, mucho vino.

Por supuesto, Daenerys Targaryen no puede abandonar Meereen sin sus hijos. Pero no nos referimos a esos escuálidos pobretones que no hacen más que llamarla mysha. Hablamos de una espada llameante que pende sobre el mundo y que en la nueva temporada de Game of Thrones va a ser enorme. O, incluso, todavía más grande. Además, por lo que  vimos… ¿Quién necesita tres cabezas de dragón? Por ahora, una sola y plateada es suficiente, ya que Daenerys es capaz de coordinar a las mil maravillas los ataques de sus dragones.

Mientras todos marchan juntos hacia Poniente, dos lumbreras no han sido invitados a la fiesta. Nahaaris se queda en la ciudad, y quedarse en Meereen es un marrón de los gordos. No obstante, más gracioso es lo de Jorah. Simplemente debe encontrar su cura a la psoriagrís antes de volver con su reina. Eso suena tan complicado como encontrar una aguja en un pajar o incluso un anillo en un desierto. Pero ya sabemos que los deseos de la khaleesi son órdenes para todos aquellos y aquellas que se enamoran de ella.

Visto el trono en el que se encuentra durante el teaser, parece que Daenerys se dirige a Rocadragón. Desde ahí, en la nueva temporada de Game of Thrones, se lanzará a conquistar los Siete Reinos. Toda una Aegon con tetas, vaya. Y dado que en dicho avance aparece sentada, creemos que lo que verdaderamente tiene entre ceja y ceja es el juego de tronos.

La nueva reina en Desembarco del Rey

Explosión del Gran Septo de Baelor

La obra magna de Cersei. ¿Digna hija de su padre?

Pero si Daenerys es más chula que un 7, la enemiga que espera sentada sobre el amasijo de espadas no es cualquiera. El juego de tronos es su razón de ser. De hecho, fue Cersei I de la Casa Lannister la que dijo que si lo juegas, o ganas o mueres. Era complicado pensar en esos momentos que la leona llegaría hasta el Trono de Hierro. No le fue suficiente ser reina consorte y mucho menos reina madre y regente. Quería ser simple y llanamente the f***** Queen. Y lo ha logrado sin dejar el vino.

Para ello, Cersei ha ido eliminando a todos sus adversarios en la corte, empezando por su marido. Y cada vez lo hace más “sutilmente”. Por eso, indiscriminadas llamas verdes para todos. ¿Todos? ¡NO! Para la septa Unella la cosa fue más entretenida. El siempre jovial y vivaracho Sandor Clegane es el vivo ejemplo de lo divertido que es jugar con su hermano. Y eso que entonces era un crío. Ah, y era humano. Pero si la corte se ha rendido a la díscola Lannister, por el tráiler, ya sabemos que fuera de Desembarco del Rey los enemigos de la reina van a seguir siendo numerosos en la nueva temporada de Game of Thrones.

El adiós de Tommen y de la Fe Militante

Tommen cayendo al vacío

Oppa Bran Style

¿Qué podemos esperar de su reinado, viendo que se fraguó con la gran explosión del septo de Baelor? Es difícil pensar incluso en quiénes pueden apoyarla. Hasta su propio hijo Tommen ha preferido literalmente tirarse por la ventana que seguir junto a su madre. Algo nos olíamos. En efecto, que el rey pasaba de Cersei quedó claro cuando se puso del lado de la Fe para impedir que su amada Margaery pudiera expiar sus pecados sin afrontar su paseíllo de la vergüenza. La misma implicación que demostró en el mismo caso con su madre, oigan.

Pero la gran duda está en si todos sus apoyos, incluso los que en teoría no deberían causar problemas, se mantendrán a su lado en la nueva temporada de Game of Thrones… Entre ellos están las nuevas hornadas de tropas Lannister. Desde Roca Casterly no solo se expende oro, sino también ejércitos como si lo de la guerra de los Cinco Reyes no fuera con los Lannister. Con perras, chufletes; claro está. Y la obediencia no está tan clara porque al mando de dichos batallones se encuentra el que fuera Lord Comandante de la Guardia Real tras el cese de ser Barristan Selmy.

Y es que, a pesar de que Cersei puede hacer y deshacer como nueva reina a su antojo, es importante no olvidar que Tommen privó a su padre de la capa blanca. En este nuevo orden en el que la Corona y la Fe son los pilares que sostienen el mundo, atacar a la Fe es atacar a la Corona. El enfrentamiento de Jaime Lannister y —un tan esperpéntico como siempre, aunque nos encanta— Lord Tyrell en las escaleras de Baelor contra el Gorrión Supremo, que culminó con la aparición de la nueva y estrellada Guardia Real de Tommen, desautorizó por completo al Matarreyes. En el mismo Salón del Trono en el que Jaime mancilló su capa, se despojó esta vez de su armadura dorada blanca.

El rey, sin embargo, quiso que el Matarreyes continuara a su servicio y por ello le encomendó pacificar las Tierras de los Ríos. En una tensa conversación con su hermana, Jaime indica que no tiene ninguna intención de hacer otra cosa que no sea matar al Gorrión Supremo. Muy inteligente por su parte, sí señor: “vamos a matar a todo el mundo; es algo que he aprendido en mi estancia en Dorne”. Cersei, dejando la locura de lado por un momento, se muestra como la única cabeza pensante de la familia. Si no fuera porque sus enemigos murieron en fuego valyrio, podríamos decir que ella prefiere servir la venganza en plato frío. Sea como fuere, Cersei consigue convencer a su hermano de que deje de decir tonterías. Y, cómo no, este parte hacia el Tridente.

Los Frey y Arya Stark

Allí es donde se encuentran los principales aliados de la Casa Lannister: los Frey. Todo comienza con una cómica escena en la que Walder y Lothar, hijos de Lord Walder, reconocen haber perdido Aguasdulces. Como quien pierde un saquito de falanges, vaya. Y, a partir de ahí, descubrimos que Game of Thrones será ampliamente recordada también por ofrecernos una de las meadas más propicias de la historia de la televisión. En efecto, Brynden Tully, a quien le salvó la incontinencia de su pez negro, no solo consiguió escapar de la Boda Roja, sino que incluso logró tomar Aguasdulces gracias a su privilegiado conocimiento de la fortaleza.

Durante el asedio al hogar de los Tully, que le costará la vida —también off the record— al Pez Negro, Jaime Lannister repentinamente deja de ser un gilipollas se revela como un comandante capaz. A su favor juega una potentísima escena con el heredero de Aguasdulces, Edmure Tully. Hay algo de canon, hay cosas que chirrían, pero las actuaciones son magníficas. Y, por supuesto, un shippeo de aúpa. El fan-service con Brienne, quien ahora está al servicio de Sansa Stark y se encontraba en Aguasdulces para lograr el apoyo de Brynden a la hora de reconquistar Invernalia, continúa. Y siguen hablando de espadas. Que si Guardajuramentos es tuya, que si es mía… Espadas, ya. Aunque se reconocen como enemigos, estando juntos lo olvidan todo. ¡Ohhh!

Jaime Lannister en Aguasdulces

“Tú, el que escribe, ¿no tienes pegas que sacarle a esta increíble coraza, eh?”

Mientras tanto, los Frey son ridiculizados continuamente incluso por sus aliados. Y es que no solo han perdido el castillo, sino que ni siquiera la pantomima de amenazar a Brynden con matar a su sobrino Edmure tiene efecto alguno. Además, averiguamos también algunas pildoritas interesantes sobre las Tierras de los Ríos. Es decir, que los Mallister, los Blackwood y la Hermandad sin Estandartes, que ahora cuenta con el Perro entre sus filas, no cejan en su lucha contra las fuerzas Frey. Pero, de cara a la nueva temporada de Game of Thrones, la posición de una de las casas más odiadas por todos los fans es todavía más complicada. Aunque, por supuesto, nosotros nos alegramos.

A la victoria Lannister le siguió un copioso banquete de celebración. Durante el convite, la cámara se centró “sutilmente” en una sirvienta. Algunos capítulos más tarde, descubriríamos que era Arya utilizando lo aprendido en la Casa de Blanco y Negro. La joven, que regresó de Braavos con las tripas inexplicablemente en su sitio, parece dispuesta a borrar todos los nombres de su lista. En realidad, su venganza empezó ya en nuestro hogar. La premiada fue la Niña Abandonada, que recibió una buena tunda a oscuras y de nuevo off the record. Mientras desayunaba unos pastelitos, Lord Walder descubre que esa criada cualquiera es en realidad la hija de Catelyn, que se ha comido a sus hijos Lothar y Walder en un pastel de carne (receta que haría las delicias de Lord Manderly), y que su hora ha llegado, pues acto seguido la pequeña de los Stark lo degolla. ¡Braavos!

Jaime y Cersei de cara a la nueva temporada de Game of Thrones

Jaime y Cersei en la coronación

Me quiere… ¿o no me quiere?

Sin embargo, los apoyos de Cersei no solo se resienten en las Tierras de los Ríos. La relación con su hermano, tan dada a la pasión como al rechazo, parece tocar fondo cuando Jaime llega a Desembarco. La mirada que este le dedica a su hermana durante su coronación es escrutadora, incluso desconfiada. Ella es la reina de las cenizas, algo paradójico teniendo en cuenta que Jaime no tuvo piedad con las intenciones de Aerys. Y es que tiene bemoles tener que perder tu honor para impedir que se cometiera semejante barbaridad cuando quien vuela finalmente media capital es tu amante y hermana. Aunque el ciclotímico Jaime de la serie tan pronto la aborrece como mataría a quien fuera por estar con ella, ¿qué será de su relación en la nueva temporada de Game of Thrones?

Sept Shame

WTF. Descripción gráfica

En una posición contraria se encuentran los nuevos amigos de la reina. Es difícil dudar del compromiso del doctor Frankenstein Qyburn y del de su mortífera creación, ser Robert Strong. Ambos aparecen como los fieles valedores de Cersei en la nueva temporada de Game of Thrones. El primero se ha ganado a los pajaritos de Varys, quienes nos pintan al eunuco como buenísimo —cómo si no, si está en el bando de Daenerys. El que fuera maestre sin cadena de los Titiriteros Sangrientos se aprovecha de ellos para llevar a cabo los planes más oscuros de la reina. Destacan la logística del fuego valyrio, que le costó la vida a Lancel, y el asesinato de Pycelle. Lo que otrora fuera la Montaña, simplemente, mata. Y, por norma general, haciendo mucha pupa. Para ser sinceros, quizá tampoco haya cambiado demasiado.

El Norte en la nueva temporada de Game of Thrones

En el Norte, mientras tanto, reina el Lobo Blanco. A diferencia de Cersei y Daenerys, no parece muy interesado en el juego de tronos. Y si juega, es ante todo para hacer frente a la fría y aterradora amenaza allende el Muro. Así, Jon Nieve no aparece sentado en ningún trono durante el teaser. Sigue sin tener tiempo para intrigas palaciegas o tronos en la nueva temporada de Game of Thrones. La gran guerra está cada vez más cerca.

Olly

Otro fan colgadito por Jon Nieve

Que este juego mortal no es lo suyo, de hecho, es evidente. Solo tenemos que recordar que llegó a ser Lord Comandante por sorpresa, y así también dejó de serlo. Porque menuda sorpresa le dieron cuando le dijeron que su tío Benjen había vuelto. Menos mal que Davos, aficionado a guardar cosas truculentas, decidió conservar el cuerpo del joven —y esta vez no lo perdió. Pero qué acierto el suyo, no obstante. Acto seguido, convenció a una descreída y anciana Melisandre de que tratara de resucitar al difunto Lord Comandante. Así lo hizo esta —y, gracias a los dioses antiguos y nuevos, con el rubí puesto— y… voilà. Jon, como estaba mandado, resucitó. Tras ser recibido como una especie de mesías por el pueblo libre y ahorcar a los conspiradores, abandonó la Guardia… Y dejó al cargo a Edd Tollett. De esto sí se podría hacer un buen spin off.

El fin de Ramsay Bolton

Si en El caballero oscuro, de Christopher Nolan, la proclama era que los chinos nunca extraditarán a uno de los suyos y en el Sur, durante la sexta temporada, es que la Corona y la Fe son los pilares que sostienen el mundo, al superar El Cuello nos encontramos con que un Norte dividido no puede detener al Rey de la Noche. Jon termina justificando así la propuesta de Sansa de conquistar Invernalia y patearle el culo a Ramsay Bolton.

No obstante, lo cierto es que al ex Lord Comandante de la Guardia de la Noche no le convencía el plan de su “hermanastra”, que acababa de llegar al Muro junto con Brienne y Podrick tres-piernas Payne huyendo de Ramsay. De hecho, Jon pensaba en unas buenas y merecidas vacaciones. Como siempre, las cosas parecían marchar mejor para los Stark. Pero les llegó un cuervo, esta vez desde Invernalia, con taza y media de Winter is coming. La misiva de Ramsay advertía de cosas razonables. El problema fue el tono. Si Jon no le devolvía a Sansa, el exbastardo iría a buscarla al Castillo Negro y la violaría. Y, ya puestos, también mataría a Rickon, rehén en su propia casa gracias a la traición de los Umber.

Briemund

Cuando los Stark llaman a tu puerta y tú… “refuse the call”

Ante esta situación, el perjuro decidió actuar. Se puso su entallado traje de vendedor de enciclopedias y se recorrió el Norte recabando apoyos contra el exbastardo. Lo cierto es que a los Stark no les fue mejor que a Tormund intentando ligarse a Brienne. Una niña malhumorada que convierte a Jon en rey, diréis algunos, sí; pero es que Lyanna Mormont cayó seducida por las palabras de Davos. El tipo no miente, porque es verdad que los muertos se acercan. Sin embargo, es alucinante que siempre sepa lo que tiene que hacer. Menos mal que no tiene hermanos, porque menudo cuñado sería.

No obstante, los Stark consiguieron recuperar su asentamiento ancestral gracias a Sansa, quien pidió ayuda a Meñique. Con un halcón, Petyr convenció a Robalito de que mandara a los caballeros del Valle a conquistar Invernalia. Dicho y hecho. Esto podría a priori cuadrar con las intenciones del señor de Harrenhal. Recordemos que Meñique vendió a Sansa a los Bolton con la intención de que Cersei le permitiera luego deponerlos y ser nombrado Guardián del Norte; aunque habrá que esperar a la nueva temporada de Game of Thrones para entender cómo evolucionan sus maquinaciones y cómo desafía a Jon. La cortés Sansa —majísima ella, por cierto— prefirió que su “hermanastro”, quien no le había hecho ni puñetero caso durante la planificación de su estrategia militar, se jugara la vida en una misión suicida sin saber nada de este decisivo apoyo. 

Jon, por su parte, se centró en demostrar su experiencia como Lord Comandante. Y si lo mataron, es que algo haría. En la batalla de los bastardos, antes incluso de empezar la contienda, hizo ya la primera estupidez. Cayó ante la provocación de Ramsay, lo que podría haber evitado si hubiera escuchado a Sansa. No obstante, vamo a calmarno. Uno no resucita para morir a las primeras de cambio. Bueno, Edd el Penas… 

Carga de caballería de la Batalla de los Bastardos

Sutil foreshadowing de Jon como el elegido

En una de las mayores producciones para la televisión de la historia, Jon, los salvajes y los Mormont fueron salvados por las tropas Arryn y consiguieron tomar Invernalia. Los costes de la batalla de los bastardos fueron una barbaridad. Un porronaco de víctimas random (hasta el punto de formarse una barricada con cadáveres), el gigante Wun Wun y Rickon. Quién diría que, de estos dos últimos, el blanco fácil sería el jovencillo Stark. Bromas aparte, Ramsay, que había matado a su padre, a Walda la Gorda, a su propio hermanastro, a Osha, a Rickon y a Wun Wun, así, en este orden; acabó siendo devorado por sus queridas perras mientras Sansa contemplaba el espectáculo, como el huargo que lidera la manada. ¿Veremos por fin a una Dark Sansa en la nueva temporada de Game of Thrones?

El Rey en el Norte

Pero durante la proclamación de Jon como Rey en el Norte sí florecen las intrigas. Todo comienza con la joven Mormont, auténtica jefa del Norte. Igual de cortante que siempre, Lyanna pone en su sitio a todo Cristo. Palos por aquí y palos por allá, justificadísimos por los ¡¡62 hombres!! que aportó a la causa. Su arenga finaliza con los señores de las principales casas arrodillados ante Jon Nieve. ¿Es un bastardo? Sí, pero da igual. ¿Es un perjuro? También, pero da igual. Hasta los personajes de la ficción, incluso los del Valle, parecen comprender —como espectadores— la trascendencia de Jon. Y si realmente todo lo que ha pasado ha sido para preparar al Norte frente al Eterno Invierno, lo cierto es que una reina como Sansa no pinta mucho ahora mismo. A pesar de haberle salvado el culo a todos los norteños al contactar con el Valle.

Sansa y Meñique mirada GOTs6

Sansa a punto de tropezar dos veces con la misma piedra

Ella, claro está, no parece del todo contenta con su nueva situación. Aunque por fin duda de las intenciones de Petyr y le recrimina haberla entregado a Ramsay, una mirada cruzada con este nos hace temer lo peor. Mientras tanto, Meñique no aparta la vista de ella. Quizá Sansa no se ha alejado tanto de su lado como en un principio podría parecer. Es posible, entonces, que el sinsonte, en la nueva temporada de Game of Thrones, pueda seguir medrando gracias a la desconfianza entre ambos “hermanastros”, la cual quedó patente durante los preparativos de la batalla de Invernalia.

Por su parte, Jon solo piensa en matar muertos y Otros. Qué remedio le queda. Como no sabe nada, el tipo no es especialmente avispado para ver venir las puñaladas por la espada. A decir verdad, tampoco lo es para las que van directas al pecho. Y, por si su falta de olfato en esto de las traiciones no fuera suficiente, encima ha expulsado del Norte a quien le echaba un cable a la hora de inventarse ver cosas que están por venir, Melisandre, por algo relacionado con quemar niños. De algún modo había que reconocerle a Davos que todo lo que hace, lo hace bien.

Más Allá del Muro

Bran y el Rey de la Noche por fin se vieron las caras. Fue un encontronazo a través de la red de arcianos, tan fortuito como el pop-up que te pilla con el Adblock desactualizado y viendo lo que no deberías ver. Pero le permitió al Rey de la Noche superar las barreras y hechizos mágicos que protegían la cueva de Brynden. Bran se vio obligado a abandonar al Cuervo de Tres Ojos a su suerte, huyendo en una persecución mortal. Después de no haber aparecido durante la quinta temporada y tras haber recibido un aprendizaje irregular, Bran y Meera se dirigen ahora al otro lado del Muro con interesantísimas revelaciones en el bolsillo. En la nueva temporada de Game of Thrones podremos ver las consecuencias de estas averiguaciones.

Pero ahora conviene recordarlas. La primera es que los Hijos del Bosque fueron quienes crearon al Rey de la Noche. Los Otros, por tanto, eran el arma con la que enfrentarse a los hombres. Midieron mal y quien juega con fuego se acaba helando. ¿O no era así? Con magia, obsidiana y un humano, estas míticas criaturas trajeron al mundo al mayor villano de la historia.

Creación de los Otros

Hoja del Bosque sí puede destruir el mundo con un disquete de obsidiana

La segunda es que descubrimos el origen del nombre de Hodor. Este deriva de hold the door o de aguanta el portón o, incluso, de Hodor directamente; o vete tú a saber de qué según en qué idioma se vea la serie. Momentos antes Verano había muerto, pero poco importa. El episodio titulado El Portón será recordado siempre por la muerte del leal Wylis. Sin duda, se trata de uno de los momentos más impactantes de Game of Thrones. No solo por la pena que da, sino también porque el contexto de la muerte es un poco absurdo. Porque, ¿cuánto tiempo pudo ganar para la huida de Meera y Bran?

Ahora bien, este capítulo será recordado asimismo por otra cosa, sobre todo entre los no lectores. Nos referimos al nacimiento de una teoría que si bien tenía cierto eco entre los fans de los libros, se ha convertido en un tópico de la serie: la posibilidad de que Bran pueda viajar en el tiempo y modificarlo para que las cosas sean como son. La nueva temporada de Game of Thrones dictará sentencia; pero, por el momento, lo único que podemos asegurar es que Bran puede ver tanto el pasado como el futuro.

Aerys II

Burn them all!

Drogón sobre Desembarco

Drogón sobre Desembarco

Así, si bien vio —disculpen el partidismo— a su adoradísima majestad pidiendo amablemente un pequeño brasero para calentar su lúgubre Salón del Trono al grito en clave de burn them all!, la explosión de fuego valyrio que vemos fugazmente fue cosa de la verdadera reina loca. Esa explosión, por tanto, es una visión de lo que está por suceder. Sin embargo, no es la única prueba, como podemos comprobar. Y, por supuesto, el loco es el de siempre pero… ¡si hasta la sombra alada sobre Desembarco del Rey es cosa de otra reina loca!

La tercera es que Dunk aka Manosfrías Benjen está vivo pero muerto. La obsidiana hace milagros, pues consigue también detener el proceso de espectrización. El tío eternamente desaparecido rescata a Bran y Meera del ataque de los muertos con un mangual mágico. Los muertos, no obstante, no descansan y finalmente tienen que huir. Benjen deja a los jóvenes en las cercanías del Muro para que lo atraviesen, junto a un arciano. Allí, Bran volverá a conectarse por última vez en la temporada a la arcianet y descubrirá que… Esperad, que estamos hablando de Benjen. Hay prisa, bien; pero nos hemos pegado cinco años “¿y Benjen?”, así que paciencia, que ya terminamos. Este, sin embargo, debe quedarse en el Norte, a la espera. Recordemos: el Muro no es solo hielo. ¿Volveremos a verle en la nueva temporada de Game of Thrones? No murió, así que…

La Espada del Amanecer

Arthur Dayne. Padre de Jon Snow

Y, por último pero no menos importante, llegamos a los sucesos acontecidos en la Torre de la Alegría. Comienzan a cerrarse, por tanto, los enigmas de la Robelión. Quizá en la nueva temporada de Game of Thrones conozcamos más detalles, pero vamos al lío. Empecemos abriendo boca. Descubrimos que cuando Ned se refiere a que Howland le salvó la vida, se calla cosas. Una, básicamente: que lo hizo con una puñalada trapera. Y, ¿por qué le tuvo que salvar la vida? Pues porque la Guardia Real estaba protegiendo la torre por orden de Rhaegar Targaryen. ¿Seguro?

Y ahora, por fin, lo que nadie sospechaba. Resulta que Jon no es hijo de Ned. “¡No jodas, y yo con estos pelos!”, dirás. Si Ned lo cuidó como tal, fue porque se lo prometió a su verdadera madre, su hermana Lyanna, en su lecho ensangrentado. Crearía una falsa identidad para el bebé ya que si Robert se entera, lo matará. Eso es todo, amigos, porque no escuchamos una buena parte de la conversación. Lectores y no lectores, por tanto, nos encontramos en un punto muy similar. Y aquí nos topamos con una de las diferencias más profundas entre la serie y los libros. Mientras que esta situación es sugerida ya en el primer libro de la saga, en la serie hemos tenido que esperar hasta la antepenúltima temporada. Pero todavía tanto en el show como en los libros podemos seguir especulando con quién es su padre.

La confirmación de que ese bebé es Jon y no, por ejemplo, el joven Griff se debe a que este último no sale en la serie Pastel Caliente se produce mediante el fundido de la cara del Rey en el Norte justo antes de su proclamación sobre la del bebé. En realidad, la inexpresividad del recién nacido también sería un buen punto a favor, pero no queremos entrar en detalles. Qué va; no podemos ser duros con esto. Teniendo en cuenta el épico arranque musical de fondo y que estamos ante el misterio de la saga por antonomasia… Si esto no toca la fibra, es que algo falla. Y si te emocionas, lo vuelves a ver; y, entonces, de repente

Ned con Albor

¿Ned cumpliendo de extranjis la profecía?

¿Cómo? Justo antes del gran bombazo de la temporada nos topamos con otra “sutileza”. La estrella de la empuñadura de la ensangrentada espada de Arthur Dayne, Albor, chupa cámara reposando en la cama. ¿Será la estrella sangrante de la profecía que leen Elí y Sam, quienes ya han llegado a Antigua armados con Veneno de Corazón, la espada de acero valyrio de la Casa Tarly? ¿Se revelará Jon Nieve como el héroe que salve al mundo en la nueva temporada de Game of Thrones?

Wow. ¡Menudo culebrón!

Y, ahora, es vuestro turno:

¿Qué arco os gustó más de la sexta temporada de Game of Thrones? ¿Cuáles fueron los mejores momentos? ¿Y los peores? ¿Qué balance haríais de la temporada? ¿Y qué esperáis de la nueva temporada de Game of Thrones?

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif