Presentación de Samwell Tarly. ¡Vota por tu capítulo favorito en su arco de Festín de Cuervos!

Bienvenidos una semana más, leales, a El Campeón del Torneo. Como hasta el más deficiente de los novicios de Antigua ya sabe, en esta sección tratamos de encontrar el mejor capítulo de Canción de Hielo y Fuego. Para ello, sometemos a votación los capítulos de cada uno de los libros, eligiendo el más votado de cada personaje y sometiéndolo a una encarnizada lucha en la que solo puede haber un ganador. Recordad que las loas de esta original sección son para @Briana Storm, así que alzad la copa hacia el estrado y brindad por ella.

Hoy la arena está más sobria que nunca. Ni galante armadura, ni ornatos innecesarios. Nada. La multitud apenas puede ver una capa negra, una sombra oronda y a un hombre que se mantiene cabizbajo. Nos ha dicho que no quiere luchar. Nos ha dicho que el enemigo acecha, y que este es la mismísima muerte. Pero no hemos podido evitar la sensación de que, para llegar hasta el final, hará lo que sea necesario. Parece acobardado, pero todos sabemos que los auténticamente valientes lo son cuando tienen miedo. Hoy, con todos nosotros, el héroe de carne y hueso, Samwell Tarly.

Samwell Tarly en Festín de Cuervos

Samwell resulta una cara conocida entre la maraña de nuevos puntos de vista que recorren Festín de Cuervos. Como todos recordaréis, el joven Tarly había conseguido llegar a ser un punto de vista independiente en Tormenta de Espadas, ante la necesidad de Martin de informar al lector de lo que le sucedía a la expedición de Mormont una vez que Jon partía con Mediamano y se infiltraba en el Pueblo Libre.

En Tormenta de Espadas, Samwell gozaba de un arco realmente transformador. De cobarde a mortífero, de apocado a conspirador, el crecimiento personal de Tarly era inmenso. Samwell pasaba de mearse encima por completo a matar a un Otro y a alterar una votación para elegir al Lord Comandante de la Guardia de la Noche. Sí, todavía con unas gotas en el calzón, pero incluso así, Tarly lo hizo.

En Festín de Cuervos, sin embargo, las cosas son diferentes. A pesar de la tensión emocional de sus capítulos, tanto en su relación con Elí como con el maestre Aemon, lo cierto es que a veces los capítulos de Sam parecen algo desaprovechados para el avance de la trama. El paralelismo con Brienne, con unos capítulos cargados de dosis introspectivas, es evidente. Esa gran travesía de Brienne por las Tierras de los Ríos buscando a Sansa y ese gran viaje de Sam por el mar encontrándose a Arya es solamente la guinda del pastel de esta nueva forma de afrontar la narrativa por parte de Martin.

Pero, como pasara con el Lucero de la Tarde, es innegable lo anodina que resulta en ocasiones la travesía de Sam. El viaje desde el Muro hasta Antigua es largo, más si cabe si hay que hacer una pequeña estancia en Braavos, pero lo cierto es que la aventura carece de verdadera tensión. Ya lo mencionamos en la reflexión inicial de esta nueva temporada de El Campeón del Torneo, pero cuando comparamos los movimientos de Cat en Juego de Tronos o incluso en Choque de Reyes con la travesía de Samwell por casi tres cuartas partes de los mares que rodean Poniente, la sensación es que la aventura se ralentiza.

¿Por qué Martin decidió que, para Sam, el tiempo debía pasar en alta mar en vez de en Antigua? ¿Por qué decidió que Sam tan apenas iba a poder comenzar a formarse como maestre? Ambas respuestas siguen en el aire. Lo cierto es que, sin el salto temporal, la formación de Tarly, al igual que la búsqueda de Brienne, estaba completamente abocada al fracaso, pero el problema radica en las sensaciones que despierta su arco: en sí, Sam parece ser una pequeña pieza de ajedrez que forma parte de una jugada mucho más amplia. Es como si Martin hubiese dejado ver las tramoyas de su obra, dejando patente que Tarly tenía que llegar a Antigua en ese preciso momento, y no antes.

Por otra parte, si es el arco de Brienne el que da sentido temático al festín de cuervos, es sin duda el de Sam el que le da empaque, coherencia y redondez. Como pasara con Brienne, la trascendencia del punto de vista de Sam en el libro es mayúscula, y es de hecho su punto de vista el que permite que prólogo y epílogo tracen el círculo que tantas veces hemos visto en los principios y los finales de Canción de Hielo y Fuego.

Y, por extensión y como pasara con Brienne, es innegable asimismo el modo en que poco a poco la narración empieza a adentrarse en el terreno de la magia. Ya vimos algo de eso en el capítulo de Brienne, pero ahora, de nuevo, las conversaciones de Sam y Aegon, lo que ya sabe Sam sobre Azor Ahai gracias a Melisandre y, por supuesto, su pequeña charla con Marwyn son píldoras suficientes para ver que, poco a poco, esa nueva era de dioses y héroes se está despertando ante los ojos de nuestros más queridos puntos de vista. Y a veces, solo a veces, esa historia es más interesante que la que está viviendo el propio personaje.

Con todos esto no queremos decir que los capítulos de Samwell no merezcan la pena, en absoluto. Y, de hecho, para demostrar que no es así, vamos con los habituales resúmenes que elaboramos para decidirnos por el ganador. No obstante, como siempre, recordamos que lo ideal es hacer la relectura. ¡Vamos a ello!

  • samwell i: Sam se ha pegado toda la noche buscando información sobre los Otros entre los archivos y códices de la Guardia de la Noche, pero las informaciones son contradictorias. Jon lo reclama para debatir con él la conveniencia de escribir al Trono de Hierro, y también para asignarle una nueva misión: dado el estado de Aemon y su sangre, Sam debe partir hacia Antigua con Elí, el bebé de Mance y Aemon para forjarse una cadena de maestre. A pesar de su negativa inicial por lo que pensaba su padre sobre los maestres, Samwell acaba accediendo y parte hacia Guardiaoriente del Mar junto con Dareaon, nuevo reclutador de la Guardia. Desde allí deberán marchar a Braavos para encontrar una nave que parta hasta Antigua.
  • samwell ii: Sam rememora parte de sus peores recuerdos a bordo de la Pájaro Negro. Elí además no deja de llorar continuamente, y Sam no logra averiguar por qué. Aemon le dice que llora por su hijo, y Sam descubre que Aemon Canciondeacero es en realidad el hijo de Mance. Sam se enfada ante la maniobra de Jon, pero Aemon trata de consolarle diciendo que ha sido una medida tomada por Jon como Lord Comandante. Aemon recuerda parte de su juventud, así como la travesía inversa que realizó de joven con Ser Duncan cuando llegó al Muro. El tiempo es cada vez peor, las tormentas se suceden y en una de ellas el maestre Aemon enferma al calarse entero.
  • samwell iii: Aemon se encuentra cada vez peor, y poco a poco el dinero se va acabando en Braavos. Dareon no hace más que gastar en burdeles, y apenas tienen para mantenerse calientes. Gracias a Arya, Sam descubre que Dareon está disfrutando de lo lindo por las calles de Braavos y decide ajustar cuentas con él cuando se entera de su intención de desertar de la Guardia. Xhondo Doru salva a Sam de morir ahogado y este le cuenta que sabe algo de esos dragones de los que hablaba Aemon.
  • samwell iv: a pesar de las nuevas sobre dragones que Doru le contó a Aemon, el anciano finalmente acaba falleciendo. Sam dice unas palabras navegando por Dorne para honrar su memoria, y rememora sus últimos días, cuando, entre alucinaciones y ensoñaciones, no hablaba de otra cosa que del Príncipe que Fue Prometido, de velas de obsidiana, de dragones, de tragedias, de esfinges y de acertijos. Sam, abrumado por las profecías, los Otros, el barco y el padre que lo parió, se emborracha de ron y rompe sus votos con Elí. Más tarde no puede sino sentirse avergonzado.
  • samwell v: Samwell llega a una Antigua que se prepara ante el inminente ataque de los Hombres del Hierro. En La Ciudadela, las cosas no salen tal y como Sam había planeado, y un joven enigmático, Alleras, traba conversación con él. Sam le cuenta cosas, muchas cosas, y este le lleva ante Marwyn. Marwyn parece saber muchas de las cosas que Sam cuenta, y le dice que no debe confiar en el rebaño gris: que forje su cadena, pero que no comente nada a los archimaestres sobre lo que hay al otro lado del Muro. Sam conoce a Pate, un novicio bastante extraño que comparte nombre con un famoso porquerizo de leyenda.

¿Cuál es tu capítulo favorito de Samwell Tarly en Festín de Cuervos?

  • Samwell V (49%, 19 Votos)
  • Samwell IV (41%, 16 Votos)
  • Samwell III (8%, 3 Votos)
  • Samwell II (3%, 1 Votos)
  • Samwell I (0%, 0 Votos)

Votantes totales: 39

Cargando ... Cargando ...

Y, ahora, vuestro turno: ¿qué destacaríais vosotros del arco de Samwell en Festín de Cuervos? ¿Creéis que Sam podrá forjar su cadena de maestre antes de que los acontecimientos estallen en Poniente? Y, sobre todo, ¿cuál es tu capítulo favorito de Sam en Festín de Cuervos?