Continuamos con la tercera parte del ensayo de @yezenontheinternet sobre los Otros y la guerra que parece inevitable. Tras una introducción dedicada a la formación de la identidad en los grupos humanos y una segunda parte dedicada a la historia de los Otros y su irrupción en este momento de la novela, el autor nos lleva a reexaminar nuestro punto de vista sobre el comportamiento de estos incomprendidos seres. Hoy, por tanto, nos centramos en las motivaciones que los empujan a actuar tal y como lo hacen, tratando de superar la lectura más simple ofrecida por la serie de televisión: porque son los malos. ¿Hasta qué punto son los humanos responsables del resurgir de los Otros?


Guerra Fría III:
La Crisis del Dragón Norteña

— Yezen —


[…] ¿qué importaría la vida de un chico bastardo comparada con la de un reino?
—Mucho. Todo.

Tormenta de Espadas, Davos V

 

Medio siglo antes del inicio de la historia, Brynden Ríos va al norte del Muro y forma una alianza con los hijos del bosque, convirtiéndose en el Último Héroe Verdevidente. Cuando Bran llega allí, vemos que los Otros están asediando la cueva del Último Verdevidente y, basándonos en la apariencia de los espectros, parece que lo han estado haciendo por bastante tiempo. El asedio es bastante lógico para los Otros, dado que Cuervo de Sangre ha establecido una avanzada/baluarte en sus tierras y está transmitiendo visiones para organizar una guerra contra ellos. Podría señalar ejemplos hasta quedarme sin aire, pero el más simple y claro es cuando entra en el sueño del coma de Bran, le enseña el Corazón del Invierno y le advierte que debe vivir porque “se acerca el invierno”. La presencia de Cuervo de Sangre está, aparentemente, agitando enormemente a los Otros; y estos están intentando asegurarse que nadie entra en su cueva. O, al menos, Bran en concreto.

Lo importante a tener en cuenta sobre el conflicto entre los hijos del bosque y los Otros es que posiblemente toda la culpa sea de la conquista y avaricia humana. Los hijos del bosque tenían el dominio de la mayor parte del continente de Poniente antes de las invasiones de los Primeros Hombres, que quemaron los arcianos, y los ándalos más adelante. En este punto, los Cantores han sido empujados por la humanidad al último rincón del mundo, poniéndolos inevitablemente en conflicto con el otro grupo que reside allí. El hecho de que hay un conflicto allí es ineludible, ya que estas son dos formas de vida diferentes con dos hábitats de preferencia distintos. Es fácil para nosotros alinearnos con los adorables hijos y culpar a los escalofriantes Otros de esto, describiéndolos como antitéticos monstruos terroríficos parecidos a los daleks. Pero esto esquiva la cuestión de que si los humanos hubieran sido capaces de coexistir mejor con los hijos, o dejarles un hogar suficiente, entonces estos dos pueblos de primavera e invierno nunca habrían estado en conflicto en primer lugar.

Esto sigue una abrumadora historia humana de ignorar nuestra propia responsabilidad en conflictos creados por nuestras propias tendencias expansionistas. No tenemos problema en admitir errores pasados por sociedades humanas, e incluso dar juicios duros a aquellos luchando con un status quo injusto, por lo que echamos la culpa en los antiguos individuos que echaron a los hijos mientras los personajes en la historia actual residen en su tierra. Después, echamos la culpa a grupos como los hijos del bosque o los Otros por no lidiar tranquilamente con el hecho de que su ecosistema está siendo alterado por la expansión humana. No se presta atención al hecho de que los Otros y los hijos del bosque están viviendo las consecuencias de la construcción de un imperio humano.

No está muy claro durante cuánto tiempo ha habido tensiones entre los hijos del bosque y los Otros al norte del Muro. Podrían ser miles de años, 600, 50 años, o incluso ser más reciente. Solo sabemos que ahora las relaciones no son buenas; lo cual indica que, hasta cierto punto, los Otros son conscientes de Brynden Ríos y sus maquinaciones.

Esto encaja bien con la teoría que planteo en Weirwood Leviathan, ya que creo que Cuervo de Sangre y los hijos del bosque están tratando de instigar la guerra contra los Otros como una pretensión para establecer una unión entre Jon y Daenerys y una nueva monarquía llevada por un dragón. Si Cuervo de Sangre llevara la sangre del dragón a la familia Stark, estaría trayendo a la madre de dragones al Norte y estaría instigando a Bran Stark a controlar esos dragones telepáticamente. Ya engañó a Melisandre para que proclamara a Stannis como Azor Ahai trayendo a su ejército amante del fuego al norte… Entonces, Cuervo de Sangre es un problema serio para ellos. Aunque no está claro cuánto saben ellos de todo esto, está claro que los Otros saben que algo no está bien para ellos sobre lo que está pasando bajo el árbol con el Santa Oscuro y sus tristes elfos.

Un dragón en Invernalia

Durante 13 días en 1962, parecía que el mundo podría acabar. Es lo que se conoce como la Crisis de los Misiles de Cuba, cuando la Guerra Fría casi llegó a ser un conflicto nuclear total. Para resumir, la Crisis de los Misiles de Cuba fueron tensiones entre los Estados Unidos y los soviéticos ya agravadas por la fallida invasión de la Bahía de los Cochinos por EEUU, y la presencia de misiles balísticos en Turquía e Italia que estuvieron a punto de usarse cuando los soviéticos aceptaron poner misiles nucleares en Cuba. Ambos bandos estaban en punto muerto, y la guerra entre ambos podría haber supuesto la devastación y destrucción global. Afortunadamente para todos, después de dos semanas de bloqueo, las tensiones estaban difusas mientras las charlas entre el líder Khrushchev y el presidente Kennedy llevaron a un acuerdo para que los soviéticos quitaran los misiles nucleares de Cuba y los Estados Unidos acordaran en secreto quitar los misiles balísticos en Turquía e Italia.

Crisis evitada.

Para simplificar, la Crisis de los Misiles de Cuba sucedió porque los soviéticos y los Estados Unidos pusieron misiles cerca los unos de los otros.

Aquí es donde entra el Príncipe Que Fue Prometido.

Tras la Rebelión de Robert, Ned Stark trae a Jon Nieve, un Stark con la sangre del dragón, a vivir en Invernalia. Para aquellos que fueron a la guerra contra los de sangre caliente, este hecho representa a los Stark de Invernalia posiblemente adquiriendo la sangre necesaria para domar dragones. Los dragones, que son fuego hecho carne, representan el tormento de la existencia de los Otros, dado que sus debilidades son el vidriagón y el acerodragón, y el fuego de dragón, como poco, quema a los espectros. Los Stark son históricamente conocidos por mantener a los Otros a raya, siendo los reyes al sur del Muro por miles de años, habiendo supuestamente ayudado a construir el Muro y, al menos, algunos de los castillos a lo largo del mismo; habiendo provisto al Muro con hombres, tierras y recursos, habiendo ejecutado desertores de la Guardia, habiendo tenido más lord comandantes Stark que cualquier otra casa, habiéndose alzado con el poder justo después de la Larga Noche y habiendo vencido al Rey de la Noche. Es probable que los Reyes del Invierno sean los únicos reyes al sur del Muro que los Otros reconozcan o por los que se preocupen. Y, ahora, esos reyes parecen estar adquiriendo el poder de destruirlos.

Por supuesto, también está la popular teoría de que Invernalia fue nombrada por estar donde cayeron los ejércitos del invierno (Winter-fell). En El gran Reino de la Noche, discuto cómo la guerra contra los Caminantes Blancos posiblemente le dio a la Casa Stark la oportunidad de convertirse en Reyes en el Norte. Las fuentes termales naturales indican que Invernalia parece construida en un punto geológicamente caliente, posiblemente habiendo dado al castillo una ventaja al luchar la guerra en invierno. Esto también podría indicar la presencia de vidriagón en los niveles derruidos de las criptas. De hecho, Invernalia, Valyria y Rocadragón son los únicos tres lugares en la historia que se sepa que tienen gárgolas. Valyria también está construida en un punto geológicamente caliente y Rocadragón está supuestamente llena de vidriagón. Así que quizás Invernalia también tiene… O quizás hay allí una piscina negra.

El humo y las cenizas le nublaban los ojos, y vio en el cielo una enorme serpiente alada, cuyo rugido era un río de llamas.

Choque de Reyes, Bran VII

 

También hay pruebas cuestionables de que pueda haber habido un dragón literal bajo Invernalia, de lo cual Verano es testigo tras la quema del castillo. Yo no compro esta teoría, pero merece la pena considerarla. No hace falta decir que esto sería algo que posiblemente pondría a los Otros muy, muy nerviosos.

Y los Otros olieron la sangre caliente que le corría por las venas, y siguieron su rastro en silencio, lo persiguieron con manadas de arañas blancas, casi transparentes, grandes como sabuesos…

Juego de Tronos, Bran IV

 

Pero esto trae otra pregunta: ¿cuánto pueden realmente ver los Otros al sur del Muro? Al Norte del Muro están supuestamente siempre cerca, posiblemente capaces de usar nieve, hielo, aire y viento como sus ojos y oídos. Parecen ser capaces de sentir el calor o la sangre caliente. Pero la pregunta se mantiene. ¿Qué pueden realmente ver más allá de un gigantesco muro que ni siquiera cruzan?

Aunque esto es especulativo, es posible que aunque no crucen el Muro, el invierno les permita ver más allá de él. Una segunda posibilidad existe de que los Otros usen el Muro como una forma de vigilar los reinos de los hombres abajo. Una tercera posibilidad es que la piscina negra de Invernalia permita a los Otros ver y escuchar cosas del bosque de dioses de Invernalia, ya que este lago frío y negro parece conectar con un cuerpo de agua subterránea más grande que se extiende al norte del Muro. Lo que es más, aunque es difícil saber cuánto saben los Otros sobre el sur del Muro (no tenemos razones para asumir que sepan mucho más de lo que los humanos saben sobre las Tierras del Eterno Invierno), está claro que hay muchos movimientos amenazantes por parte de la humanidad.

El Señor Astado dijo una vez que la brujería es una espada sin empuñadura. No hay manera segura de agarrarla.

Tormenta de Espadas, Jon X

 

Aún así, hay un pequeño detalle que señala a que los Otros saben sobre cierta profecía. La profecía del Príncipe Que Fue Prometido fue inicialmente primordial para las vidas de la monarquía Targaryen cuando llegó a la corte por una bruja de los bosques, el Fantasma de Alto Corazón. La cosa sobre las brujas de los bosques es que a veces tienen el don de la profecía y las reciben a través de los arcianos, por lo que posiblemente son susceptibles de recibir visiones de Cuervo de Sangre. Lo que es más, tenemos brujas de los bosques también al norte del Muro. Madre Topo y las brujas como ella reciben visiones y profecías del Último Verdevidente; y estando al norte del Muro, seguramente están cerca de los Otros. La profecía del PQFP y la de Azor Ahai se usan indistintamente por Melisandre, y la profecía de un héroe elegido jinete de dragones que porta una espada llameante asesina de Otros y libera a la humanidad de la oscuridad y del Gran Otro posiblemente se percibe más ominosamente por la gente de las tierras del Eterno Invierno.

Las profecías son una espada de doble filo, ¿sabes? Tienes que manejarlas con mucho cuidado. Pueden añadir profundidad e interés a un libro, pero no quieres que sean demasiado literales o fáciles.

George R. R. Martin

[…] una profecía es como una mujer traicionera: te la chupa, gimes de placer, y piensas «Qué bien, qué maravilla, cómo me gusta…». Y de repente aprieta los dientes, y los gemidos se transforman en gritos. Gorghan decía que esa era la naturaleza de las profecías: te arrancan la polla de un mordisco en cuanto te descuidas.

Festín de Cuervos, Samwell V

 

La crisis de los refugiados salvajes

El primer grupo de humanos en reconocer que los Otros están de nuevo activos son los salvajes, y por lo tanto, Moisés Mance Rayder ha organizado un éxodo al sur del Muro para liderar a su pueblo. La presunción habitual es que los Otros despertaron por la magia y están matando al Pueblo Libre para formar sus ejércitos. Y hasta cierto punto, están probablemente preparando sus ejércitos. Pero si miramos más de cerca, el conflicto parece ser un poco más complicado que todo eso.

—Nunca atacaron en gran número, si te refieres a eso, pero estaban ahí, en los alrededores. Nos desaparecieron tantos oteadores que perdí la cuenta, y cualquiera que se quedase atrás o se extraviase podía perder la vida. Todas las noches, trazábamos un círculo de fuego alrededor del campamento. El fuego no les gusta nada. Pero luego empezó a nevar…
»Nieve, aguanieve, lluvia helada… Estaba jodido encontrar madera seca o encender un fuego, y el frío… Algunas noches las hogueras se encogían y morían, así, sin más. En noches como esas, siempre nos encontrábamos algún muerto al amanecer.

Danza de Dragones, Jon XII

 

¿Algún muerto? Si los Otros fueran capaces de pasar a un campamento por la noche para matar a gente… ¿Por qué no matarían a todo el mundo?

Tenemos bastantes indicios de que los Otros no están yendo contra los salvajes con todas sus fuerzas para aumentar sus ejércitos, sino que los están seleccionando y empujándolos [a los salvajes] hacia el sur, hacia el Muro. Lo que trae al caso la explicación más simple, ya que los Otros realmente no deberían tener ningún problema exterminando a los salvajes si quisieran, dada la eficacia de sus métodos. Por lo que permitir que 100.000 salvajes invadan el sur parece ser un movimiento de riesgo para los Otros si estaban planeando invadir, considerando que todos esos salvajes podrían ser perfectamente buenos cadáveres-soldado. Por lo que a la luz de esto, ¿por qué mandarlos lejos?

Bueno, los Otros probablemente saben que la Guardia ha cambiado sus prioridades en los miles de años pasados desde que dejaron que los Caminantes Blancos lucharan contra invasiones salvajes para preservar las fronteras de Poniente. Así que los Otros sabrían que forzar a los salvajes al sur tiene una conclusión inevitable: crea caos en el sur.

Ha habido varias invasiones salvajes en la historia del Norte, y dada la pobre atención sobre el estado del Muro, la guerra entre la Guardia de la Noche y los salvajes tiene el probable resultado de incapacitar a la Guardia o incluso disminuirla. Pero si los Otros solo estuvieran tratando de debilitar la Guardia para poder invadir Poniente, podrían también usar a los salvajes como soldados-espectro de inmediato, y aún así no lo hacen. Los salvajes se han empezado a organizar y están preparando un éxodo como resultado de la selección de los Otros. Aún así, ni los fans ni los personajes se paran a pensar que puede que los Otros sepan realmente lo que están haciendo o puede que incluso estén planeándolo.

La invasión salvaje previa por Raymund Barbarroja, aunque una invasión más pequeña, no llevó a una guerra con la Guardia, ya que la Guardia tenía pocos números (más o menos como ahora). Llevó a una invasión del Norte, una Batalla en Lago Largo y la muerte de Lord Willam Stark. Antes de eso, la invasión salvaje del Rey Más Allá del Muro Bael el Bardo llevó a una batalla con la Casa Stark, solo que el heredero de Invernalia era el propio hijo de Bael; por lo que Bael se negó a ser un matarreyes y, en su lugar, fue asesinado por él. Tenemos poca información sobre lo que pasó con la invasión del Señor Astado más allá de que se usó magia. Pero antes que él, la invasión del túnel de los Reyes Más Allá del Muro Gendel y Gorne llevó también a la muerte de un Señor de Invernalia. Podría parecer que las invasiones salvajes tienen la costumbre de resultar en ataques al norte y en Starks muertos.

Y quizás, solo quizás, Starks muertos es con lo que contaban los Otros.

Mucho más Royce y la Operación “matar al niño”

Green Ronin Publishing

Esto nos lleva de vuelta al prólogo. Pero esta vez, vamos a entenderlo con contexto. Como el usuario de Reddit Joemagician ha señalado, la muerte de Waymar Royce en el prólogo es muy peculiar, porque parece que los Otros han tendido una trampa específicamente para los tres exploradores. Waymar Royce visita el Torreón de Craster de camino al Bosque Encantado justo antes de su desaparición, y sabemos que Craster tiene contacto con los Otros —aunque sea en los términos más básicos. Craster también se fija en Waymar. Los exploradores entonces encuentran un grupo de salvajes habiéndose congelado hasta la muerte; aún así, el tiempo es curiosamente cálido. Cuando Will trae a Waymer para que lo vea, todos los cuerpos se han movido (el tiempo cálido indica que murieron por congelación antes, y fueron dejados ahí para que los exploradores los encontraran). Y entonces es cuando 6 Caminantes Blancos rodean a Waymar. Esto es un número bastante irregular para solo un hombre de la Guardia, ya que parecen tener números tan bajos y más tarde mandan a uno solo para matar a varios hombres de la Guardia. Ahora bien, podemos asumir que esto es por el efecto dramático, o que fue antes de que Martin cimentara su idea de cómo batallan los Otros, pero parece que puede estar pasando algo bastante más significativo.

Era un joven de dieciocho años, atractivo, con ojos grises, gallardo y esbelto como un cuchillo.

Juego de Tronos, Prólogo

Los ojos de Jon eran de un gris tan oscuro que casi parecían negros, y se fijaban en todo. Tenía más o menos la edad de Robb, pero no se parecían en nada. Jon era esbelto, y Robb, musculoso; era moreno, y Robb, rubio; era ágil y ligero, mientras que su medio hermano era fuerte y rápido.

Juego de Tronos, Bran I

 

La descripción de las características de Waymar encaja con la descripción que Martin le da a Jon Snow en el siguiente capítulo. El look básico de un Stark. De hecho, hay probabilidades de que Waymar tenga sangre Stark en su ascendencia. Lo que apoya la idea de que no solo Waymar fue elegido, sino que los Otros tomaron precaución, aparentemente esperando que él presentara batalla. No estaban simplemente siendo crueles, estaban buscando un Stark que fuera una amenaza y querían asegurarse de que fuera el verdadero Stark. De hecho, los Otros se enfocan tanto en Waymar que ni siquiera se molestan en perseguir a Gared. Simplemente le dejan escapar.

Aún así, han pasado miles de años desde que los Stark y los Otros lucharon. ¿Por qué ahora?

Por la misericordia de Ned Stark. Porque Lord Eddard Stark aparentemente trajo la sangre del dragón a su casa. Y porque Brynden Ríos está orquestando una guerra con Quaithe, guiando a Daenerys y sus dragones al oeste y al norte para reunirse con Jon. De hecho, si los Otros han escuchado cualquiera de las profecías del Príncipe Que Fue Prometido o Azor Ahai de las brujas de los bosques del norte, tendrían incluso más motivo para preocuparse. Después de todo, son profecías sobre su desaparición.

La idea de que los Otros teman a los Stark y que por ello se estén preparando para ir a la guerra y estén tratando de matar a Jon Nieve y eliminar su habilidad de volar un dragón y echar fuego de dragón sobre ellos realmente cambia la forma en que interpretamos los eventos.

—Eh, ¿quién es éste? —dijo Craster antes de que Jon pudiera salir para cumplir las órdenes—. Tiene cara de Stark.

Choque de Reyes, Jon II

 

  • Si los Otros sabían que el Stark con sangre del dragón se había mudado al Muro, esto habría agitado aún más la situación y causado que hubieran empezado a empujar a los salvajes a atacar el Muro.
  • Esto explicaría la desaparición de Benjen Stark, ya que los Starks son los que están siendo señalados.
  • El hecho de que un espectro trate de asesinar al Lord Comandante Mormont indica que están intentando debilitar la organización de la Guardia. Esto resultaría en el asalto salvaje al Muro, llevando a un número de víctimas más alto para la Guardia y, con suerte, matando a Jon Nieve.
  • El hecho de que los sin precedentes 300 hombres de la Gran Expedición sean atacados en el Puño de los Primeros Hombres también tiene sentido, ya que antes del ataque pasaron por el torreón de Craster y Jon Nieve es destacado entre ellos. Jon apenas se libra del ataque al Puño de los Primeros Hombres, ya que perdona a Ygritte y es consecuentemente capturado. De otra forma, Jon habría muerto directamente en ese ataque (aunque tenía a Garra).
  • Más tarde, el motín de la Guardia de la Noche en el torreón de Craster acaba saboteando la única fuente de la que sabemos que los Otros obtenían niños, y Samwell el Mortífero Tarly se lleva a un bebé que fue prometido a los Otros de vuelta al Muro.

Tendemos la tendencia de ver a nuestros enemigos, o al “otro”, brutales y sedientos de sangre; pero un mayor análisis nos muestra que los Otros son, de hecho, bastante inteligentes y tácticos. No están en una juerga loca de matar. Están tratando de ser eficientes.

Aretsua Asac

Pero, ¿no es Casa Austera prueba de que los Otros iban eventualmente a masacrar a todos los salvajes y convertirlos en espectros de todas formas?

Eso es solo en la serie, por lo que sois libres de asumirlo o ignorarlo a pesar de lo mucho que creáis que importa. Pero la mayor prueba que la gente cita de que los Otros son malvados muñecos de nieve genocidas está en el episodio Casa Austera de la quinta temporada. Después de todo, parecen matar indiscriminadamente a salvajes buscando asilo, trágicamente justo en la cúspide de una paz entre el Pueblo Libre y los ponientis. Y, como audiencia, asumimos que este fue siempre su plan, y que Jon Nieve llegó allí demasiado tarde para salvarlos a todos. Pero la respuesta a por qué los Otros cometieron este crimen de guerra está justo enfrente de nosotros, justo en el episodio. Solo necesitamos ver las cosas desde el Otro lado.

El día del ataque a Casa Austera, el lord Comandante Jon Nieve, un hombre con la sangre de los Reyes del Invierno y la sangre del dragón, con el look esencial de un Stark y una espada de acerodragón, navega como George Washington cruzando el Delaware, llevando a los Caminantes Blancos a un campamento con miles de salvajes. Jon entonces procede a reclutar un gran número de ellos para unirse a él e ir a la guerra con los Caminantes Blancos. Creo que el término que usa es “give the fuckers a fight”.

Entonces, llegaron los Caminantes Blancos.

¿Alguien aún se pregunta por qué el ataque a Casa Austera pasó en ese preciso momento? No pasó solo para que les llevara tanto a los Otros llegar allí. Podrían haber llegado cuando hubieran querido. Después de todo, parece que siempre están cerca. No, los Otros llegaron allí exactamente cuando lo necesitaban para prevenir que toda esa gente se usara en su contra, para prevenir que los Stark y los salvajes se unieran contra ellos de nuevo. Los Otros literalmente mandan a uno de ellos a la choza para que Jon no coja el vidriagón. En esa última escena, el líder de los Otros está burlándose de Jon con miles de personas que Jon había ido a reclutar para la guerra. Está básicamente diciendo “tú los querías, yo los tengo. ¿Qué pasa, Cuervo?”

Aunque los eventos en Casa Austera sean tan terroríficos, son de hecho extremadamente amenazantes para los Otros. Un lord Comandante de la Guardia de la Noche, descendiente de los Reyes del Invierno y con la sangre del dragón, trae armas para su destrucción y trata de formar una alianza con los salvajes para matarlos. No lo vemos de esa forma porque los Otros quedaron por encima, pero estaban en problemas.

Esto, por supuesto, no es decir que matar gente inocente esté bien, solo que somos generalmente hipócritas sobre esto. Hasta el Lord Comandante Jon, la Guardia de la Noche no tenía reparos en dejar fuera al Pueblo Libre (incluidos hombres inocentes, mujeres y niños) para que murieran, porque sabían que una invasión salvaje inevitablemente significaría ataques y muertes al sur del Muro. En Casa Austera, los Otros están haciendo esencialmente más o menos lo mismo, matando gente (incluyendo inocentes) porque esa gente va significar muertes para ellos. La diferencia principal es que los Otros matan directamente, y la Guardia está dejando que maten otros. Lo que tiende a ser cómo de poderoso opera el imperio: a través de la opresión institucional. Solo porque una sociedad no esté matando directamente no significa que no sean responsables por oprimir gente sistemáticamente. Los ponientis, los Otros y el Pueblo Libre están simplemente protegiéndose a sí mismos por encima de todo lo demás, haciendo lo que tienen que hacer.

A estas alturas os podreis estar preguntando: incluso si los Otros supieran sobre la profecía de Azor Ahai y el Príncipe Que Fue Prometido… ¿No están aún así exagerando un poco para hacer todo eso en respuesta a la mera existencia de Jon Nieve?

Y estoy seguro de que aún hay algunos de vosotros estancados en la narrativa que diréis: los Otros son solo antitéticos a la vida humana y están inevitablemente empecinados en la extinción humana y el invierno global.

Después de todo, eso es lo que dice Melisandre, ¿no? Que son esclavos del Gran Otro, criaturas de frío, muerte y oscuridad que se oponen a toda vida caliente y a la humanidad. Bueno, quizá esa actitud sea exactamente lo que los está llevando a la guerra.

La Parte 4 será la conclusión a esta serie y hablaremos del verdadero significado de la guerra con los Otros. De los mismos vientos de la profecía y de la naturaleza de las guerras sagradas. Del destino del Muro y del lugar de las ambiciones de nuestros personajes principales en el conflicto final. Y reevaluaremos el gran tópico al principio de nuestra historia: ¿qué significa realmente “Se acerca el Invierno”?

Fuente original:Weirwood Leviathan

Traducción por: Ashara Brox

Más, en : Guerra Fría IV: Espejito, espejito Más Allá del Muro

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif