Con esta cuarta parte terminamos la serie de ensayos de @yezenontheinternet sobre los Otros, sus motivaciones y la inevitable guerra contra la humanidad que se avecina. En la primera parte introductoria, el autor nos hizo dejar de ver la situación desde el punto de vista de los seres humanos. En la segunda parte, repasamos la historia antigua de los Otros analizando sus estrategias. La tercera parte estuvo dedicada a las motivaciones actuales de estas criaturas. Y, en esta conclusión, exploramos algo más lo que está por venir y la propia naturaleza de los Caminantes Blancos.


Guerra Fría IV
Espejito, espejito Más Allá del Muro

— Yezen —


Esta será la conclusión de la serie Guerra Fría, y en este ensayo estaré cubriendo fundamentalismo, el verdadero significado de la profecía y de “los vientos de invierno”, las políticas del miedo, espejos mágicos y el rol de los protagonistas en la batalla final.

La guerra sagrada

Desde el principio de nuestra historia, todo lo que la audiencia experimenta se interpreta a través de la lente de cuatro simples palabras. Se. Acerca. El. Invierno. Son estas cuatro palabras, siendo los Stark nuestro primer punto de vista, y la idea general de que la historia debe culminar en una guerra entre el bien y el mal lo que colorean nuestra interpretación de todo. Es esta presunción la que nos hace asumir que el matar a los tres exploradores al norte del Muro es, inevitablemente, el primer paso para un genocidio. Estos vientos que nos hacen ver la expulsión sistemática de los salvajes como el primer paso de una invasión sureña (incluso aunque Stannis sea capaz de derribar la invasión salvaje con solo 1.500 caballeros montados). De forma similar, los personajes en nuestra historia están siendo influenciados por esta propaganda… Y por profecías.

Las profecías son una espada de doble filo, ¿sabes? Tienes que manejarlas con mucho cuidado. Quiero decir, pueden añadir profundidad e interés a un libro, pero no quieres que sean demasiado literales o demasiado fáciles… En la Guerra de las Rosas, la cual mencionabas, había un Señor que se había profetizado que moriría tras las murallas de cierto castillo y era supersticioso de ese tipo de murallas, por lo que nunca se acercó a ese castillo. Estuvo a miles de leguas de ese castillo en particular por la profecía. Sin embargo, murió en la primera batalla de San Pablo de Vence y, cuando lo encontraron muerto, estaba fuera de una posada cuya señal era la imagen de ese castillo. Así que, ¿sabes? Esa es la forma en que las profecías se hacen realidad de formas inesperadas. Cuanto más trates de evitarlas, más las estás haciendo realidad, y yo me divierto un poco con eso.

grrm

 

Encuentro curioso que esta cita sobre las profecías dada por Martin se aplique normalmente a Canción de Hielo y Fuego de la forma más optimista posible. Veo constantemente la interpretación “esto significa que Jon Nieve (y tal vez también Daenerys) será Azor Ahai y salvará el mundo sin importar nada, incluso si son demasiado humildes para creer que son los elegidos, es inevitable”. No solo esto es absurdamente fácil, sino que no aporta nada a la condición humana aparte de decir que “la profecía está predestinada en la fantasía porque la fantasía es una falsa realidad mágica”. Solo que los escritos de Martin tienden a enfatizar la libre voluntad como primordial.

De verdad, la cita anterior va sobre cómo una persona se conduce a sí misma a la muerte escuchando una profecía sobre su perdición y después usando dicha profecía en un intento de prevenirla. Si verdaderamente miramos lo que está pasando al otro lado del mundo en Canción de Hielo y Fuego del norte al este, esto se aplica a nuestra historia de una forma muy ominosa.

Melisandre ha acudido a Stannis enteramente por decisión propia, y tiene su propia agenda.

grrm

 

He discutido en un ensayo anterior que Melisandre tiene verdevisión y está siendo manipulada por Cuervo de Sangre. Sabemos por su punto de vista que Melisandre es genuina en su creencia de que actúa en servicio de R’hllor; y aún así, la cita anterior confirma que su interpretación de las visiones y de su religión le ha causado diverger del resto de su orden. Tal como llegamos a ver, Melisandre es la única sacerdotisa roja que no está diciendo que Daenerys sea Azor Ahai renacido. En Danza de Dragones, Mel tiene una visión en el Muro (donde sus visiones son más fuertes que en ningún otro sitio) de Cuervo de Sangre. Él la ve a su vez, y en el siguiente párrafo está sangrando y teniendo recuerdos de su infancia. Dado que tras su fracaso en el Aguasnegras ha llevado a Stannis al Norte, Mel aparentemente se está preparando para cambiar su lealtad hacia Jon Nieve. Y cuando llegue el momento en que Stannis haya sobrevivido su uso, Melisandre probablemente usará su carisma para poner a su ejército del lado del candidato del rey de Cuervo de Sangre.

«Rezo por un atisbo de Azor Ahai, y R’hllor solo me muestra a Nieve.»

danza de dragones, melisandre

 

Melisandre ha hecho algo de increíble importancia de lo que nadie parece darse cuenta o reconocer. Y aún así, está delante de nuestras narices. Tras la derrota de Stannis en el Aguasnegras, cuando Melisandre convence a Stannis de llevar a su ejército al norte para parar la invasión salvaje, ayudar a la Guardia de la Noche e intentar tomar Invernalia en preparación para una guerra sagrada por el amanecer, Stannis se lleva consigo al norte del Muro algo increíblemente peligroso.

Lleva una ideología.

—Demonios hechos de nieve, hielo y frío —dijo Stannis Baratheon—. El antiguo enemigo. El único enemigo que importa de verdad.

tormenta de espadas, samwell v

 

Nosotros como lectores simplemente aplaudimos a Stannis por elegir la batalla correcta porque hemos estado a bordo de esto desde el prólogo y el sueño durante el coma de Bran. No vemos el peligro cuando Stannis trae al Muro una ideología fundamentalista que adora al fuego cuyo objetivo es eliminar por completo a los esclavos del Gran Otro. Stannis ha sido proclamado la segunda venida de un rey guerrero de fábula que lleva una espada llameante que mata Caminantes Blancos, y trajo su ejército a su frontera.

Melisandre

Melisandre, por Lu Castro

Imaginad por un momento que Stannis hubiera llevado a Melisandre al Aguasnegras y hubiera salido victorioso, tomado Desembarco del Rey y hubiera sido proclamado Rey de los Ándalos y de los Primeros Hombres. Los Siete Reinos habrían hecho de la fe de R’hllor su religión oficial, proclamado que su rey era Azor Ahai y, después, Melisandre habría convencido al supuesto Azor Ahai de llevar su ejército real al norte para impedir una invasión salvaje y prepararse para una guerra sagrada contra el “verdadero enemigo”: los fríos hijos del Gran Otro.

No estoy diciendo que los Otros adoren a un Gran Otro, o que crean genuinamente que Stannis sea Azor Ahai, o que existan siquiera estos dioses dualistas (de hecho, lo dudo bastante). Nada de eso importa realmente. Es solo lógico que perciban esta religión que adora al fuego como estando predestinada a su extinción, porque lo está.

—Cómo está hecho el mundo. La verdad está a vuestro alrededor, es evidente para cualquiera. La noche es oscura y alberga cosas aterradoras; y el día es luminoso, bello y esperanzador. La una es negra; el otro, blanco. Hay hielo y también hay fuego. Odio y amor. Amargura y dulzura. Masculino y femenino. Dolor y placer. Invierno y verano. Mal y bien. —Dio un paso hacia él—. Muerte y vida. Miréis hacia donde miréis, opuestos. Miréis hacia donde miréis, la guerra.

[…]

La guerra se lleva disputando desde el principio de los tiempos y antes de que acabe cada hombre tendrá que elegir en qué bando está. Uno es el de R’hllor, el Señor de la Luz, el Corazón de Fuego, el Dios de la Llama y de la Sombra. Contra él se alza el Otro Grande cuyo nombre no debe pronunciarse, el Señor de la Oscuridad, el Alma de Hielo, el Dios de la Noche y del Terror.

tormenta de espadas, davos iii

 

¿Vemos ya todos esta locura? Melisandre cree que el mundo está yendo hacia el Armageddon. Hacia la batalla final entre el bien y el mal. Ella espera que Azor Ahai haga una guerra sagrada contra los Otros. Y recordad, Azor Ahai no porta un escudo llameante. Azor Ahai porta una espada llameante. Azor Ahai no es un héroe que defiende el reino de los Otros. Azor Ahai es la ofensiva y los Otros huyen ante él. Azor Ahai es un asesino.

Me mueve una misión de Dios. Dios me dijo “George, ve y lucha contra estos terroristas en Afganistán”, y yo lo hice. Y después, Dios me dijo que fuera y acabara con la tiranía en Irak, y yo lo hice.

george w. bush

La hostilidad que América sigue expresando contra los musulmanes ha hecho que crezcan los sentimientos de animosidad por parte de los musulmanes contra América y contra occidente en general.

osama bin laden

 

Durante la última década, vimos una situación similar de profecía autocumplida en el mundo real con la guerra terrorista americana entre organizaciones radicales en el mundo islámico y los neoconservadores en occidente. Al proclamarse a sí mismos como luchando por el bando de Allah, los grupos terroristas convencieron a muchos en América de que la guerra terrorista era, de hecho, una guerra sagrada. Esto provocó que muchos cristianos de la derecha clamaran que estaban luchando en el bando de dios contra una ideología anti-cristiana y anti-libertaria, lo que a su vez aumentó la percepción entre los musulmanes de que la guerra promovida por occidente era por naturaleza una guerra religiosa, de defender una tierra sagrada contra una nación de cruzados. Y esto, junto con la guerra en Irak, sirvió como el mayor incentivo para reclutar a estas insurgencias radicales.

Las palabras son viento.

grrm (21 veces en tormenta de espadas, festín de cuervos y danza de dragones)

 

No solo son los mismos Otros representantes de los vientos de invierno literal, llegando como vientos fríos. Sino que los vientos son también (perdonadme por decir lo obvio) corrientes de aire que empujan cosas en una dirección concreta. Por lo que apuesto a que el tema principal de Vientos de Invierno serán las palabras, actitudes e ideas que manifiesten cómo los vientos soplan a la humanidad hacia la guerra.

Creo que esta es la verdadera naturaleza de la profecía que este escritor anti-guerra está mostrando. Las profecías no son inevitables o un juego de pistas o un truco tonto. Una profecía es una promesa que desafía a la gente a cumplirla o prevenirla, dando vida a las fuerzas que describe. Intentando prepararse para la Guerra por el Amanecer, Stannis, Melisandre y, sí, incluso Jon Nieve, están trayendo la misma guerra que tratan de evitar. Al intentar matar a Jon Nieve y debilitar el Norte con una invasión salvaje, los Otros están inadvertidamente atrayendo la atención humana y la guerra sobre ellos.

Al llamar a alguien tu enemigo, te haces a ti mismo el enemigo

Si estás entre esos que aún beben las pociones de Melisandre, convencido de que los Otros habrían venido igualmente, pregúntate: ¿crees que los Otros estarían viniendo si la humanidad y los hijos del bosque fueran capaces de coexistir y compartir las tierras de Poniente? ¿O si los Primeros Hombres hubieran venido a Poniente pacíficamente? ¿Estarían viniendo si la humanidad no hubiera llevado a los hijos del bosque a las tierras al norte del Muro, poniéndolos en conflicto con la gente de las tierras del Eterno Invierno? ¿Estarían viniendo si los humanos no arreglaran disputas matándose entre ellos todo el tiempo, dejando detrás montañas de cadáveres? ¿Serían los Otros un problema si la naturaleza de la humanidad no fuera la que es? ¿De verdad creéis que George R. R. Martin está escribiendo la historia de un imperio sin criticar el coste de la construcción del mismo? ¿O una historia sobre las realidades de la guerra que acaba en un apocalipsis zombie?

El ataque del lobo es por tu propio bien

Se acerca el invierno: las palabras de la Casa Stark de Invernalia.
Palabras Vientos de Inviernoalia (las palabras son viento, palabras = viento)
Vientos de Invierno

 

Lo que nos lleva a la gran paradoja al principio de nuestra saga: el lema de la Casa Stark. Los teoristas han pensado una y otra vez en estas palabras, además del siempre debe haber un Stark en Invernalia, durante años. AÑOS. Sabemos que estas palabras son enormemente importantes dado no solo lo pronto y a menudo que aparecen, y cómo la serie las enfatiza continuamente. Pero dado cómo de rotundamente GRRM ha encajado “las palabras son viento” en la narrativa, cómo el lema de la Casa Stark es, de hecho, los vientos de invierno y cómo Vientos de Invierno era el título planeado para la última novela en las primeras fases —cuando Canción de Hielo y Fuego era una trilogía—, realmente tenemos que mirar profundamente este lema.

Además de representar el inevitable cambio de estaciones a invierno, y la inevitable llegada de tiempos duros, estas palabras representan la consiguiente necesidad de estar preparados y permanecer juntos: como una familia, como un reino, como una manada y como una sociedad. Y estas palabras representan la promesa fundamental de la saga que, aparentemente, se confirma en el prólogo. La promesa de un ejército de demonios de invierno invadiendo Poniente.

Porque eso es por lo que los Stark lo dicen, ¿no? El invierno siempre estuvo viniendo… ¿No es así?

O tal vez había otra razón para que los Stark de Invernalia repitieran esas palabras por todos esos miles de años. Esos miles de años libres de invasión…

El miedo hiere más que las espadas.

juego de tronos, arya iii

 

Se ha resaltado que, mientras que todas las otras Casas eligieron un alarde como lema, la Casa Stark eligió una advertencia. Muchos han tratado de encontrar agujeros y argumentar que los Stark están realmente alardeando, y que los Caminantes Blancos son, de alguna forma, enviados de los Stark; o que significa que los Reyes del Invierno están viniendo. Y lo último puede ser parte de ello. Pero la mayor verdad es, de lejos, más ingeniosa que eso, y aún más simple. No es un alarde escondido.

La Casa Stark escogió una advertencia.
Una advertencia es mejor

Por cualquier razón que los Stark eligieran el lema de su casa, fue por una estrategia política superior. Las palabras de la Casa Stark evocan al miedo fundamental humano a una muerte violenta. Al advertir a la gente del Norte de que se acerca el invierno, están advirtiendo a la gente de lo que viene con él; ya sea frío congelante, feroces tormentas de nieve, hambre o demonios de hielo. Y al hacerlo, están usando el miedo para convencer a la gente de que permanezcan unidos. De que hinquen la rodilla ante los Reyes del Invierno. Para mantener el orden social, mantener juramentos feudales y mantener el reino fuerte. Porque se acerca el invierno, y no quieres ser débil y estar solo y poco preparado cuando llegue. Cuando llegue el invierno quieres tener a los Reyes del Invierno de tu lado. Todo sobre la identidad de la Casa Stark va sobre inspirar lealtad al evocar el miedo a la muerte de la gente. Su propia leyenda de origen acerca de Bran el Constructor versa sobre un hombre que construyó un muro. El Muro. El gigantesco Muro de hielo que defiende a la humanidad de los Otros y los salvajes. La promesa inherente de la Casa Stark es que aseguran las fronteras del Norte y ofrecen protección contra los Otros.

—Te voy a contar algo sobre los lobos, hija. Cuando cae la nieve y sopla el viento blanco, el lobo solitario muere pero la manada sobrevive. El verano es tiempo para riñas y altercados. En invierno tenemos que protegernos entre nosotros, darnos calor mutuamente, unir las fuerzas. Así que, si quieres odiar a alguien, Arya, odia a aquellos que nos harían daño.

juego de tronos, arya ii

 

El lobo solitario muere, pero la manada sobrevive. Y quieres ser parte de la manada.

Es una estrategia política muy antigua y muy común y efectiva. Un imperio necesita un enemigo, o si no se convierte en su propio enemigo. Tiene sentido que un líder mantenga a su pueblo con miedo a un enemigo exterior o algún tipo de amenaza para mantener el poder y la soberanía. Los seres humanos pueden ser orgullosos, codiciosos, ambiciosos y propensos a romper violentamente el orden social para ganancia personal si no tienen nada que temer. En tiempos modernos, hemos desarrollado la tendencia a ver el gobierno del miedo y su método puramente tiránico, pero hay bueno y malo en ello. Es realmente un acto de equilibrio de orden contra caos y de protección contra opresión.

A veces sirve para promover la unidad nacional, mantener el orden social y prevenir golpes violentos. Y otras veces, sirve para quitar libertades, alinear extranjeros y llevar a la gente a la guerra. En Estados Unidos, partes de Europa e Israel, el miedo a grupos terroristas islámicos se usa a menudo por partidos de derecha, líderes o movimientos nacionalistas para conseguir apoyo y permanecer en el poder. Pero a menudo, las acciones retóricas y militares de esos grupos acaban en guerra, alineación y radicalización de todas formas. Así como la Guerra de Irak fue un mayor factor contribuyente en el alzamiento de ISIS (o Daesh, como odian que les llamen).

¿Habrían venido los Otros mucho tiempo antes si el Norte fuera débil y no hubieran Starks en Invernalia? ¿Quizás? Conquistas sin provocaciones han sucedido en este mundo y en el nuestro. Los Primeros Hombres, los ándalos, los valyrios, los Targaryen… Todos ellos fueron conquistadores no provocados cuando se les antojó.

¿Estaba el Norte mejor pensando que necesitaban a los Stark para protección de lo que hubieran estado si no? Probablemente. Por supuesto que los Bolton se revelaron igualmente, pero podría haber sido bastante peor si no hubiera habido un miedo sano y lealtad hacia los Stark.

Pero, ¿significa eso que los Caminantes Blancos iban siempre a invadir sin importar lo que hiciera Poniente? 8.000 años de paz sostenida me hacen pensar que la respuesta es que probablemente no. El lector fue engañado a pensar que una guerra a escala completa era inevitable. Por el prólogo. Por el Cuervo de Tres Ojos. Por Melisandre. Y por las palabras de la Casa Stark, los vientos de invierno.

El lector ha sido engañado para ver a los Stark de Invernalia básicamente como el científico solitario que ve la conspiración del gobierno/invasión alienígena/calentamiento global/ataque de monstruo gigantesco antes que nadie. El raro que ve la gran verdad pero lo establecido no le cree. Vemos que el invierno se está acercando y nadie los cree. Nadie cree que la maldición se esté acercando porque la humanidad está demasiado ocupada haciendo la guerra… Yendo a hacer la guerra. Y aún así, la Casa Stark era lo establecido. Durante miles de años, los Reyes del Invierno usaron la existencia del mal más allá de las fronteras para amenazar al Norte en la sumisión.

Y funcionó.

El hombre en el espejo mágico

Canción de Hielo y Fuego siempre ha sido la versión de Martin de la fantasía, con las realidades políticas y de naturaleza humana aplicadas a los tropos a menudo mitológicos y surrealistas que vemos en el género. Tenemos reyes alegres, reyes locos y príncipes secretos. Profecías, sacerdotisas y oráculos. Bardos, piratas y bufones. Caballeros blancos, caballeros oscuros y espadas encantadas. Magos, gigantes, elfos de los bosques y árboles mágicos. Ancianas, tres deseos y un genio. Doncellas, enanos y reinas malvadas. Lobos, dragones y reyes leones. Sueños mágicos, castillos encantados y ciudades legendarias. Lo que nos hace preguntarnos, ¿dónde está el espejo mágico?

Espejito, espejito, ¿quién es la más bella del reino?.

blancanieves

 

Bueno…

Otro, Caminante Blanco

Otro, por Austen Mengler

En la Era del Amanecer, los Primeros Hombres invadieron Poniente desde el sur y fueron a la guerra contra su pueblo indígena, destruyendo sus hogares, tomando sus tierras y estableciendo reinos que guerrearon sin fin los unos con los otros. Incluso llegando tan al norte como, al menos, hasta el Puño de los Primeros Hombres. Entonces, en la Edad de los Héroes, los Otros invadieron los reinos de los hombres del norte, yendo a la guerra con los colonos conquistadores que fueron los Primeros Hombres, haciendo inhabitables para el hombre las mismas tierras que el hombre acababa de robar. El hombre hizo retroceder a los Otros, y alguien construyó un Muro, a lo largo del cual la humanidad puso una fuerza de seguridad.

El Rey de la Noche vio a una mujer Otro y la amó. Ella también lo amó y se convirtió en su reina.

Así que los Otros trataron de hacer una alianza matrimonial con esa fuerza a lo largo del Muro, por lo que la humanidad (Starks y salvajes) se llevaron a los Otros lejos del Muro y se aseguraron de que quedaran neutrales pero dependientes de los Stark.

La humanidad lentamente empujó a los hijos del bosque a las tierras al norte del Muro, poniéndoles en conflicto con los Otros. Y ahora, los Otros están lentamente matando salvajes y llevándolos a las tierras al sur del Muro, poniéndolos en conflicto con los Siete Reinos.

La humanidad escuchó una profecía sobre una maldición y un príncipe prometido, y buscó a ese príncipe. Y también lo hicieron los Otros.

Los Otros organizaron su ejército y la humanidad llevó un ejército al Muro con el corazón llameante de R’hllor como su blasón.

La clase dominante de humanos forzó a personas vivas a luchar y matarse entre ellos en su nombre; y los Otros matan, alzan y controlan a los muertos.

Los humanos excluyen y renuncian a sus hijos bastardos, y los Otros los toman.

Son como nuestros espejos. Mirándonos de vuelta

Recuerdo que en la WorldCon de Los Angeles en 2006, George estaba en un panel y estaba hablando un poco contrariado sobre las fantasías típicas con un Señor Oscuro que es el villano final, quiere destruir el mundo, etc. y dijo “sabéis, nada es tan blanco o negro en la realidad, los mejores villanos y monstruos de la historia fueron, desde su propia perspectiva, heroicos, etc.” Y él básicamente dijo que no quería escribir sobre una situación con un Señor Oscuro. Y alguien preguntó “bueno, ¿qué pasa con los Otros? Parecen claramente bastante malvados”. El paró y sonrió, y dijo que tendríamos que seguir leyendo para ver dónde llevaba eso. Me insinuó que sí, que hay algo más en los Otros de lo que hemos visto hasta ahora.

elio garcía sobre grrm

 

Quizá había sido sólo un pájaro, un reflejo sobre la nieve, un espejismo de la luz de la luna. Al fin y al cabo, ¿qué había visto?

[…]

Una sombra surgió de la oscuridad del bosque. Se alzó ante Royce. Era alta, tan dura y flaca como los huesos viejos, con carne pálida como la leche. Su armadura parecía cambiar de color cada vez que se movía; en un momento dado era blanca como la nieve recién caída, al siguiente negra como las sombras, o salpicada del oscuro verde grisáceo de los árboles. Con cada paso que daba, los juegos de luces y sombras danzaban como la luz de la luna sobre el agua.

juego de tronos, prólogo

La superficie de su armadura se ondulaba y cambiaba cuando se movía, y sus pies no hollaban la capa de nieve recién caída.

[…]

Debajo había huesos como vidrio lechoso, claros y brillantes, que también se estaban disolviendo

tormenta de espadas, samwell i

Nunca andan muy lejos, ¿sabes? No salen de día, ni cuando brilla ese viejo sol, pero no creas que se han ido. Las sombras nunca se van. Puede que no las veas, pero siempre están pisándonos los talones.

danza de dragones, jon xii

 

[GRRM] me habló de las espadas de hielo, y de la armadura reflectante y camuflada que recoge las imágenes de las cosas alrededor como un lago claro y tranquilo.

tommy patterson

 

Sabremos más sobre su historia, ciertamente, pero no sé si sobre su cultura. No sé si tienen una cultura.

grrm

 

¿El espejismo de la luz de la luna? ¿Sin cultura propia? ¿Cristal? ¿Sombras? ¿Qué son sombras pálidas y blancas si no reflejos? ¿Y las sombras de quién? ¿Qué están reflejando? Bueno, resulta que la respuesta ha estado en nuestras narices todo este tiempo.

Los Otros son reflejos de la humanidad

No necesariamente en un sentido literal, pero seguro que en un sentido literario y de comportamiento. Los Otros no tienen cultura. Ellos reflejan. Imitan. Se apropian. Son nuestros hijos bastardos. Nieves con sus espectros. Esta es su naturaleza. Son seres helados que reflejan de vuelta lo que se usó contra ellos. Tal como aquellos viviendo al sur del Muro son obligados a luchar y matar en las guerras del Rey o señor bajo cuyas tierras viven, ese Pueblo Libre viviendo al norte del Muro se usa por los Otros como soldados-espectros (en ocasiones mucho más escasas). Martin no está usando a los Otros como un hipotético apocalipsis zombie o una invasión alienígena genocida. Martin no ha llamado por accidente a estos espíritus de hielo “los Otros”. Recordemos lo que dije antes sobre el objetivo del otro en sociología.

La identidad requiere la existencia del otro para definir la identidad

¿Y cómo nos identificamos a nosotros mismos? Miramos en un espejo y contemplamos nuestro reflejo.

Martin está, como dijo Shakespeare, “sosteniendo el espejo ante la naturaleza”. Los Otros son lo que encontramos al otro lado del espejo. Los Otros son los reflejos de cómo los humanos tratan el otro sociológico, y son terroríficos. ¿Qué dice sobre nosotros que nos de miedo nuestro reflejo? ¿Que nos da miedo alguien haciéndonos a nosotros lo que nosotros hicimos a otros? ¿Qué dice eso sobre cómo tratamos a aquellos que nos ven como el otro? El final no es sobre qué deberíamos hacer en el caso de un apocalipsis zombie. Es una acusación sobre cómo nos tratamos los unos a los otros.

Oh, eso es lo que todo el mundo piensa. Pero hay personas amables que descubren que son crueles. Hombres valientes descubren que son realmente cobardes. Enfrentados a su verdadera esencia, la mayoría de los hombres huyen gritando.

la historia interminable

 

En La historia interminable, el héroe Atreyu, al intentar alcanzar la sabiduría del oráculo Uyulala, debe pasar a través de la puerta del espejo mágico. Esta puerta muestra a la persona su naturaleza más profunda. Y cuando se enfrentan a esa naturaleza, la mayoría de hombres están aterrorizados. Teniendo la inocencia de la juventud, la puerta solo confunde a Atreyu al enseñarle a Bastian (lo cual aterroriza a Bastian que está leyendo la historia). Pero al mismo tiempo, cuando Atreyu pasa por la puerta en el libro no tiene memoria de su propio pasado, renacido de nuevo. Y es este enfrentamiento y purgamiento de su ser pasado y consecuente renacimiento lo que le permite proceder.

El espejo mágico de Canción de Hielo y Fuego no es otro que el Muro en sí mismo. Este gigantesco muro de hielo que divide los Siete Reinos de lo salvaje más allá es como un espejo en el cual cae el sur. Tal como Martin ha escrito a los salvajes, como un puñado de clanes anarquistas dispares que están perpetuamente odiándose y en conflicto, el pueblo de Poniente se ha convertido en un puñado de reinos dispares y facciones perpetuamente odiándose y en guerra entre ellos. Tal como el Pueblo Libre está unido por la amenaza común de los Otros por un Rey Más Allá del Muro, así la amenaza de los Otros unirá a los reinos de los hombres bajo un Rey Más Allá del Muro.

Definitivamente, vais a ver más de los Otros en Vientos de Invierno... Lo que está realmente al norte en mis libros; aún no hemos explorado eso, pero lo haremos en los últimos dos libros.

grrm

 

La relación no es literal 100%; pero desde un punto de vista literario, el Muro funciona como un espejo con los eventos al norte del Muro como un microcosmos de los eventos al sur del mismo. Los Otros reflejan lo que la humanidad usa contra ellos y lo revierte de vuelta al reino. No son reflejos de lo mejor de la humanidad. Ni son reflejos de lo peor de la humanidad. Pero son reflejos de los movimientos de la humanidad contra ellos.

Y si los Otros son reflejos de lo que la humanidad pone contra ellos, entonces la guerra definitivamente se acerca.

Mr. Joramun, echa abajo este Muro

—¡Soy el señor de Invernalia! —gritó Jon.

[…]

…y se despertó, con un cuervo picoteándole el pecho.
—Nieve —graznó el pájaro.

danza de dragones, jon xii

 

En Vientos de Invierno, Jon Nieve será renacido por el fuego como Beric o Corazón de Piedra. Naturalmente, Stannis o Jon tomarán Invernalia. Con Stannis muerto, la serie probablemente hará que Jon haga esto con los salvajes que acaba de dejar pasar a través del Muro (y quizás ayuden Meñique y los caballeros del Valle), pero los libros podrían hacer que este fuera Stannis (aunque sospecho más de Jon, dada su determinación para matar a Ramsay). Si es Stannis, un hombre alzando un estandarte de un corazón en llamas y clamando ser Azor Ahai aka campeón del fuego y asesino de Otros, habrá tomado el asiento del Rey al sur del Muro. Sin importar si Stannis toma Invernalia o no, Stannis probablemente morirá en algún punto tras la quema de Shireen, y entonces Jon tomará Invernalia, ya sea en batalla liderando a los salvajes y lo que quede de las fuerzas de Stannis o tras haber resucitado de las criptas. De cualquier forma, Jon habrá obtenido lo que siempre ha deseado pero nunca podía tener por su estatus como bastado. Jon tomará Invernalia, y desde la perspectiva de los Otros, el nuevo Rey del Invierno será la sangre del dragón, renacido por el fuego y proclamado Azor Ahai. De nuevo, tenemos que tener en mente que llamarse a sí mismo Azor Ahai es básicamente una amenaza abierta para los Otros.

Mientras tanto, sospecho que Samwell Tarly posee el Cuerno de Joramun. Actuando como el paralelismo de Heimdal en la gran metáfora de Ragnarok que tenemos aquí, Sam probablemente hará sonar el cuerno haciendo que caiga el Muro, y también despertando el poder de los antiguos dioses/verdevidentes de la tierra. Esto seguramente resultará en terremotos. Aún así, la caída del Muro, por mucho que aterrorice a la Guardia, será de hecho una señal para los Otros de que los reinos de los hombres se están preparando para la guerra, y los Otros avanzarán.

Al sur, Daenerys Targaryen habrá llegado para tomar Desembarco del Rey o, al menos, Rocadragón. En la serie, sospecho que Cersei quemará la Fortaleza Roja (quizás parte de Desembarco). Pero los libros pondrán a Daenerys en conflicto con Aegon, con Tyrion habiendo acusado su reclamo de ser falso provocando una segunda Danza. Cuando Daenerys cumpla su deseo de tomar su reino, y posiblemente una vez Tyrion obtenga venganza sobre aquellos que se burlaron y estaban equivocados con él, es probable que sea cuando el Muro caiga. Y con los poderes de Bran desatados, el lobo alado cambiará su piel con uno de los dragones de Dany y alzará el vuelo.

Nunca volverás a andar… Pero volarás.

danza de dragones, bran ii

 

Eso nos lleva a la segunda cosa que Jon siempre ha querido: conocer su verdadero parentesco. Esto se lo podría revelar varias personas, pero sospecho que los candidatos más probables son Mance Rayder (por algún secreto en las criptas), Howland Reed (dada su presencia en Harrenhal y la Torre de la Alegría) o Benjen Stark (dado su conocimiento íntimo de la naturaleza de Ned y Lyanna). Aunque en la serie también ofrezco a Meñique como candidato basado en cómo su conversación en la cripta con Sansa indicó conocimiento interno del escándalo R+L. Pero para demostrar su verdadero parentesco, el momento de la espada en la piedra de Jon vendrá en la forma de Bran Stark trayendo un dragón a Invernalia. Será Bran quien provea el dragón para demostrar al hombre que es quien dice que es, el hijo de Rhaegar y Lyanna.

El lobo demostrará que el chico es quien decimos que es.

danza de dragones, davos iv

 

Y entonces vienen los Otros. Cuando el Muro se venga abajo y el hombre que proclamó ser el verdadero Rey de los Ándalos y los Primeros Hombres en Invernalia sea un muerto viviente de sangre llameante, jinete de dragones, portador de una espada de acero valyrio, campeón de R’hllor y el profetizado asesino de los Otros, declarando a los reinos de los hombres que se acerca el invierno y que todos deben unirse a él para destruir al verdadero enemigo al norte, ENTONCES es cuando la guerra con los Otros llegará.

Porque los humanos habrán básicamente declarado la guerra

Nota: Esto es solo una posibilidad. Es también posible que el Muro cayendo y Jon renaciendo con la sangre del dragón, blandiendo una espada de acero valyrio, proclamado Azor Ahai y Rey en el Norte sea suficiente para traer la guerra con los Otros. Por lo que hay potencial para que los dragones lleguen más tarde con Daenerys después de que la guerra ya haya empezado. Aunque hay muchas variables, estoy seguro de que se desarrollará específicamente de forma que la ascensión de los protagonistas al poder es lo que al final incita el conflicto.

 

La gran ironía es que la guerra llegará no solo cuando sino porque varios de nuestros protagonistas obtengan lo que desean.

A menudo, los teoristas determinan que la llegada de los Otros es como un botón que no tiene nada que ver con las acciones de nuestros personajes o nada pasando en las novelas. Las teorías tienden a proponer que la respuesta está en Asshai, o que algún botón místico de fuego se presionó en Refugio Estival que hizo la guerra inevitable, o la venganza del Rey de la Noche que tomó miles de años en planearse, o un equilibrio mágico cósmico invisible. La guerra pasará no por villanos de bigote retorcido o porque demonios malvados de hielo estén inexplicablemente hambrientos de genocidio o porque un reloj de arena cósmico de hielo y fuego se haya girado.

La guerra vendrá porque (Stannis?) Jon, Dany, Tyrion y Bran obtendrán el poder que desean. Nuestros personajes no estarán simplemente respondiendo a maldades aleatorias lejanas sin sentido, ni están arreglando algo traído por los pecados de generaciones previas. Cuando un hombre justo creyéndose el legítimo rey por ley clama Invernalia y hace el sacrificio final. Cuando un bastardo toma el castillo que siempre se le había negado por circunstancias más allá de su control y aprende que es realmente un rey destinado a ser el héroe que siempre quiso ser. Cuando una niña exiliada con el poder de dragones vuelve a casa como la proclamada campeona del fuego para reclamar su derecho de nacimiento como Reina de Poniente. Cuando un enano, burlado toda su vida, vuelve a la ciudad que lo condenó y la familia que lo repudió para vengarse. Cuando un niño tullido a quien le han quitado todo controla sus poderes y aprende a volar. La guerra vendrá cuando estos personajes (y posiblemente más) obtengan el poder y la venganza que desean para luchar contra los enemigos que odian. El poder que sienten que deberían tener por derecho debería ser por el bien mayor. Es este deseo de poder y venganza lo que llevará el mundo a la guerra.

Unos dicen que el mundo terminará en fuego,
otros dicen que en hielo.
Por lo que he gustado del deseo,
estoy con los partidarios del fuego.
Pero si tuviera que sucumbir dos veces,
creo saber bastante acerca del odio
como para decir que en la destrucción el hielo
también es poderoso.
Y bastaría.

hielo y fuego, por robert frost

 

Aquí creo que Martin está presentando una realidad incómoda y típicamente poco explorada. Normalmente en las historias, el protagonista bien intencionado obteniendo lo que desea es mostrado como “lo que es mejor para todos excepto para los malos malvados”. Pero en el mundo real siempre hay consecuencias para la persecución y adquisición de poder. Y no digo esto siendo tan simple de acusar a los personajes principales de ser los verdaderos villanos por tomar poder. Absolutamente no. Después de todo, la mayoría de ellos tiene relativamente nobles intenciones y tendrán que haber tomado decisiones difíciles. Aún así, eso no significa que su alzamiento al poder no sea amenazador. El poder siempre es amenazador, ya que por su propia naturaleza el poder es lo que hay que temer. El poder es dominancia y la dominancia no puede existir sin algo que sea dominado. El alzamiento de un hombre es la caída de otro. La revolución de un hombre es el terrorismo de otro. Vemos a nuestros protagonistas como el humilde Luke Skywalker, pero lo que la historia nos muestra una y otra vez es que ningún gobernante puede simultáneamente ser o hacer lo que es mejor para todos. Quizás para una pluralidad o incluso una mayoría, pero no para todos. Entonces, ¿Qué pasa cuando el rebelde se convierte en rey? ¿No se convierte el Luke Skywalker de un hombre entonces en Palpatine?

Esto Cómo va a terminar

—No —dijo Ned con voz entristecida—. Esto va a terminar ahora mismo.

juego de tronos, eddard x

 

Si esta serie ha sido convincente para vosotros, entonces he hecho más aparente la tragedia en lo que parecía una gloriosa guerra sagrada por la supervivencia humana. En este punto, puede que estéis teniendo dudas sobre querer que los Otros se exterminen, o ver la guerra como la respuesta, o simplemente os estáis preguntando si hay una forma de salir. Esto es, después de todo, una historia, y puede que aún queráis ver un penalti final. O puede que os estéis preguntando si alguno de nuestros personajes podría ser capaz de hacer la paz en vez de la guerra.

Lo dudo. Es difícil ver de dónde podría venir dicha paz a estas alturas. Los Otros realmente no tienen intención de confiar en la humanidad, particularmente si ven un camino a la victoria. La humanidad ya ha demostrado ser mortal, inconsistente e intransigente, y raramente mantienen los votos entre ellos, por no hablar de un tratado con los Otros. Los Caminantes Blancos y el ejército de muertos son aún monstruos de un cuento de hadas para la mayoría de Poniente, e imaginar que pasen de una historia de fantasmas a un apocalipsis inminente, a vecinos respetados en tan poco tiempo es difícil de imaginar. Los Otros ni siquiera hablan el lenguaje de los humanos.

Jon vestía una armadura de hielo negro, pero en su puño ardía una espada al rojo vivo. A medida que los muertos alcanzaban la cima del Muro, los enviaba abajo a morir de nuevo.

danza de dragones, jon xii

 

Mucho se dice de Jon Nieve como un hombre que unifica a diferentes pueblos dado su historial con los salvajes, con la gente yendo tan lejos para compararlo con Jesús. Aún así, la inclinación de Jon por hacer la paz con los salvajes se construyó básicamente en su atracción humana natural y amor por Ygritte y su miedo a los Otros. Por lo tanto, ha estado hasta ahora inclinado hacia la moralidad de corte tradicional, y su resurrección probablemente le haga menos idealista. Y habiendo sido criado como un bastardo, es difícil imaginar que aceptara un tratado por el cual los niños bastardos sean tomados de sus madres.

Aquella noche soñó que era Rhaegar y que cabalgaba hacia el Tridente. Pero no montaba a lomos de un caballo, sino de un dragón. Vio el ejército rebelde del Usurpador al otro lado del río, sus armaduras eran de hielo, pero ella los bañó en fuego de dragón, de manera que se derritieron como el rocío y convirtieron el Tridente en un cauce torrencial. Una parte diminuta de ella sabía que estaba soñando, pero otra se regocijaba.
«Así debería haber sido. Lo otro fue una pesadilla, y me acabo de despertar».

tormenta de espadas, daenerys iii

 

Sobre Daenerys, ella ya ha estado soñando con un enemigo para su pueblo como los Otros que puede quemar con fuego de dragón. El arco de Daenerys la ha alejado de la paz como solución, y la ha llevado a la conclusión de que la fuerza es el camino hacia el bien mayor. Y resulta tener exactamente el tipo de fuerza necesaria.

Y Bran es aún un niño sentado bajo una cueva con Cuervo de Sangre y los hijos que han orquestrado todo el conflicto. Habría otra raza al límite de la extinción si esta guerra no sucede y no resulta en una nueva monarquía de dragones, sostenida por el poder absoluto de dragones, el miedo al Otro y la promesa de protección de los Otros. Aunque Bran probablemente obtenga el mayor conocimiento de la gran historia y la verdadera naturaleza del conflicto en que se encuentran los Siete Reinos, con ese conocimiento también se enfrenta a la decisión moral más compleja de todas.

Tienes que preguntarte qué valor hay para cada bando con la paz predicada en el mundo de un solo individual o monarca. Martin ha descrito el final como “agridulce”, por lo que es difícil ver el final resultando en una derrota para la humanidad. Así que incluso si los Otros obtienen algún tipo de Drogon espectro de ojos azules, no es probable que sean capaces de superar a la humanidad. Pero también es difícil ver la historia terminando en una situación donde todo el mundo gana o todos se llevan bien. Tiene que haber una parte agria en un final agridulce, y quizás el lector y los protagonistas llegando a un entendimiento sobre el trágico coste de crear un nuevo mundo es parte de eso. Quizás los héroes puedan cambiar las cosas, o tal vez no todo el mundo tenga un final feliz. Los Siete Reinos puede que no estén preparados para uno. Quizás no es sobre si el mundo entero elige la paz. Tal vez lo mejor que podemos esperar es que los pocos en los que se centra nuestra historia puedan aprender de todo esto y trascender el odio, el deseo y el miedo. Quizás al final lo que importa sea el entendimiento de uno mismo y la paz interior que un par de personajes puedan llevarse, y la promesa de un mundo mejor. La esperanza de que un día podamos mirarnos en el espejo y ver reflejos más bellos mirándonos de vuelta.

Fuente original: Weirwood Leviathan

Traducción por Ashara Brox

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif