Buenos días, tardes, noches o cuando sea que leáis esto (Es broma. Sabemos de sobra que nuestros leales están desde que se despiertan hasta que se acuestan pegados  a la pantalla, leyéndonos sin parar ni siquiera para ir al baño). Antes de adentrarnos en la materia, he de advertiros una cosa, pues quien avisa no es traidor: este “ensayo” (aun no sé siquiera si podré llamarlo así) va a ser en su gran mayoría pura especulación, pues la base no es sino una idea loca de esas que tanto le gustan a alguno de nuestros leales. Solo espero que os entretenga, y que pueda estar a la altura.

Tritones y Sinsontes: las verdaderas intenciones de la Casa Manderly

Los Manderly son un caso sorprendente entre la nobleza de Poniente. Se trata de una Casa antigua que, aunque lleven más de un milenio en el Norte, mantienen las costumbres sureñas de su origen, en las orillas del Mander. Su cabeza es Wyman Manderly, alguien que, debido a su obesidad, no goza del respeto de casi nadie. De hecho, no es raro que le llamen “Lord estoy demasiado gordo para montar a caballo”, considerándole de todo menos bueno.

—¿Manderly? —bufó Mors Umber—. ¿Ese saco de sebo? Hasta su pueblo se burla de él, lord Lamprea lo llaman. ¡Pero si no puede casi ni andar! Si le clavara una espada en la barriga saldrían reptando diez mil lampreas.

choque de reyes, bran ii

 

Sin embargo, en Danza de Dragones la opinión que podíamos tener de él cambia radicalmente, revelándose como un un hombre astuto, calculador e inteligente, para nada un cobarde ni un inútil, como muchos piensan de él.

…Estoy rodeado de enemigos y amigos traidores, lord Davos. Infestan mi ciudad como cucarachas; de noche siento como me corretean por encima. —El gordo apretó el puño y le temblaron las papadas—. Mi hijo Wendel acudió a Los Gemelos como invitado. Comió el pan y la sal de lord Walder, y colgó la espada de la pared para celebrar un banquete entre amigos. ¡Y lo asesinaron! ¡Lo asesinaron, os lo aseguro! ¡Ojalá esos Frey se atraganten con sus mentiras! Yo bebo con Jared, bromeo con Symond y prometo a Rhaegar la mano de mi nieta, pero no penséis ni un momento que he olvidado. El norte recuerda, lord Davos. El Norte recuerda, y esta farsa está a punto de terminar. Mi hijo ha vuelto a casa.

[…]

—En ese caso, quizá me entendáis. —Wyman Manderly se puso en pie trabajosamente—. Llevo más de un año construyendo barcos de guerra. Ya habéis visto algunos, pero hay muchos más escondidos Cuchillo Blanco arriba. Pese a las pérdidas que he sufrido, aún tengo más hombres a caballo que ningún otro señor al norte del Cuello. Mis murallas son fuertes y mis criptas están llenas de plata. Castillo Viejo y la Atalaya de la Viuda me seguirán. Tengo como vasallos a una docena de señores menores y a cien caballeros hacendados. Puedo ofrecer al rey Stannis la lealtad de todas las tierras del este del Cuchillo Blanco, desde la Atalaya de la Viuda y Puerta del Carnero hasta la colina Cabeza de Oveja y los manantiales del Rama Rota. Y eso haré si pagáis mi precio.

[…]

…Usad vuestros talentos de contrabandista para traerme a mi señor, y Stannis Baratheon será mi rey.

danza de dragones, davos iv

 

De modo que, por lo que hemos visto, Wyman Manderly es el vasallo más fiel a la exiliada Casa Stark, a la que diría que la inmensa mayoría de los lectores amamos, y aunque al principio parecía haber aceptado a los Bolton como Señores Supremos del Norte y a los Frey dentro de su familia, en realidad está tramando la caída de los enemigos de los Stark apoyando la causa de un rey que parece pérdida a ojos de todos, cuando comienza un invierno que promete ser uno de los más duros en mucho tiempo, aunque para ello tenga que arriesgar la supervivencia de su propia Casa con tal de hacer justicia. 

Y pienso yo… En un mundo que nos ha demostrado una y otra vez cómo toda justicia muere a manos de aquellos que están dispuestos a todo por hacerse o conservar el poder… ¿Debemos creernos ésto? Como bien dice Petyr Baelish a Sansa Stark, la vida no es una canción. Ni en el mundo real ni en Poniente. Y ya sabemos que a G.R.R.M. le gusta poner todas las piezas de un puzzle diseminadas a lo largo de todas las novelas, para luego darnos con el puzzle acabado en toda la cara.

El pasado de la Casa Manderly: ambiciones sureñas

 

Diría que no es casualidad que una de las primeras cosas que oímos al describir a la Casa Manderly en Danza de Dragones es que no son unos auténticos norteños:

—Las tormentas han sido muy clementes con vos al traeros a mis puertas — comentó lord Godric—. En Puerto Blanco os habríais encontrado un recibimiento muy frío. Llegáis tarde. Lord Wyman tiene intención de hincar la rodilla, y no precisamente ante Stannis. —Bebió un trago de cerveza—. En lo más hondo de su corazón, los Manderly no son norteños. No hace más de novecientos años que llegaron al norte, cargados con su oro y con sus dioses. Habían sido grandes señores en el Mander, pero se pasaron de la raya y las manos verdes los derribaron. El rey lobo se quedó con su oro, aunque a cambio les concedió tierras y les permitió conservar a sus dioses.

danza de dragones, davos i

 

Y, aunque quien lo diga no sea un norteño (sino Lord Godric Borrell de Villahermana), ya sabemos lo que para unos norteños significa “ser sureño”.

—Las únicas verdades que entiendo están aquí. El sur es un nido de víboras. Lo mejor es que ni me acerque.

juego de tronos, catelyn ii

 

En el Norte, se identifica al sur con las conspiraciones palaciegas y la falta absoluta de honor, y no sin razón. Por tanto, ¿qué quiere decir que a la Casa Manderly no se la considere una auténtica Casa norteña, sino unos sureños exiliados? Para divagar sobre ello, deberemos remontarnos siglos atrás, para averiguar el porqué del exilio de los Manderly.

La Casa Manderly tiene su origen en el Dominio un milenio antes de la Conquista, cuando aun reinaba la Casa Gardener. Durante el reinado del débil Garth X, la Casa Manderly se enemistó con uno de sus vecinos, la Casa Peake. Ambas casas habían emparentado con la Casa Gardener casándose con una de sus hijas, y cada uno quería que su esposa fuera la sucesora del anciano Garth, que no había engendrado hijos varones. La rivalidad entre ambas Casas estuvo marcada por traiciones, conspiración y asesinato, lo que llevó a que se desatara una guerra. Otros señores se unieron a ambos bandos.  Con la nobleza del Dominio dividida, el reino sufrió las invasiones del Reino de la Tormenta y de reyes dornienses, llegando incluso a saquearse Altojardín. Finalmente, un pariente lejano de Garth, se coronó como  Mern VI y derrotó a ambos bandos, reestableciendo el orden.

Pero parece que la Casa Manderly no abandonó sus ambiciones, por lo que el rey Perceon III terminó ordenando a Lorimar Peake que exiliase a unos vasallos tan traicioneros. Los Manderly consiguieron un nuevo asentamiento, entregando todas sus riquezas al Rey en el Norte de aquel entonces. Los Manderly juraron fidelidad eterna a la Casa Stark de Invernalia, y éstos les adjudicaron la fortaleza de la Guardia del Lobo, con la misión de defender el Cuchillo Blanco de ataques piratas. Fue en este lugar donde la Casa Manderly juró su lealtad.

—Sé qué es una promesa —insistió la muchacha—.¡Decídselo vos, maestre Theomore! Mil años antes de la Conquista se hizo una promesa, se hicieron juramentos en la Guarida del Lobo, ¡se juró ante los dioses antiguos y los nuevos! Cuando estábamos solos y no teníamos amigos, cuando nos habían expulsado de nuestro hogar y nuestras vidas peligraban, los lobos nos aceptaron, nos dieron de comer y nos protegieron de nuestros enemigos. Esta ciudad se construyó en las tierras que nos entregaron, y a cambio juramos que siempre les seríamos leales.
¡A los Stark!

danza de dragones, davos iii

 

Así fue como la Casa Manderly pudo prosperar al cargo de Puerto Blanco, una de las ciudades más ricas y pobladas de Poniente, y centro del comercio en el lejano Norte, haciéndoles considerablemente ricos (sin duda más ricos que las demás casas norteñas, incluidos los propios Stark). Al ser uno de los vasallos más poderosos de Invernalia, aumentaron su prestigio con matrimonios con los Stark e incluso llegó a pactarse un matrimonio entre Lord Theodore Manderly y Viserra Targaryen, hija del rey Jaehaerys el Sabio. Durante la Danza de Dragones, la Casa Manderly fue uno de los más férreos apoyos a la causa de Rhaenyra Targaryen. Torrhen Manderly llegó a ser uno de los regentes del rey Aegon III, y luego Mano del Rey. En Choque de Reyes, vemos como Lord Wyman trata de hacerse con las tierras de los Hornwood, tras la muerte de lady Donella, llegando a enfrentarse con los mismos Bolton para ello, un enemigo más que implacable.

Es obvio que los Manderly deben muchísimo a los Stark, y por eso siempre les han sido muy fieles, como el mismo Wyman presumía. Pero todo ello cambia tras la Boda Roja, en la que muere asesinado su hijo Wylis. 

El futuro de la Casa Manderly

Tras el asesinato de Robb Stark y la desaparición de la Casa Stark, la Corona entrega Invernalia y el señorío supremo del Norte a la Casa Bolton, a la vez que fortalece a los Frey entregándoles Aguasdulces. El trono confía en ambas casas para que pongan en orden tanto el Norte como las Tierras de los Ríos, temiendo que los antiguos vasallos de los Stark y los Tully puedan volver a alzarse. En el caso de los Manderly, reciben la visita particular de tres Frey: Rhaegar, Simond y Jared, que se dirigen a Puerto Blanco para devolver los huesos de Wylis y asegurarse de que Lord Wyman es leal al Trono de Hierro, así como pactar el matrimonio de Walder Frey el Pequeño con Wylla, la nieta de Lord Wyman. 

Al mismo tiempo, Stannis Baratheon se encuentra en el Norte con el fin de ganarse a los vasallos de los Stark para su causa, ofreciéndose a hacer justicia por ellos y a derrocar tanto a los Bolton como a los Frey. Sin embargo, los norteños tienen pocas razones para levantarse de nuevo en apoyo a Stannis. 

—Los hombres temen la furia de Tywin Lannister incluso en el norte. Los Bolton también son enemigos temibles. No en vano, su emblema es un hombre desollado. El Norte cabalgó con Robb, sangró con él, murió por él. Ha apurado la copa del dolor y la muerte, y ahora venís a ofrecerle otra ronda. ¿Os extraña que no acepten gustosos? Disculpadme, alteza, pero algunos os miran y solo ven otro aspirante condenado al fracaso.

danza de dragones, jon i

—Sí, ya lo ha intentado. Lord Manderly nos ha enviado las cartas que le hizo llegar y le ha respondido con evasivas. Stannis exige las espadas y la plata de Puerto Blanco, y a cambio ofrece… La verdad, nada.Algún día tendría que encenderle una vela al Desconocido por llevarse a Renly y dejar a Stannis. De haber sido al revés, la vida se le habría complicado mucho—. Esta misma mañana ha llegado otro pájaro. Stannis ha enviado a su contrabandista de cebollas a negociar en su nombre con Puerto Blanco. Manderly lo ha encerrado en una celda, y nos pregunta qué hace con él.

festín de cuervos, cersei iv

—¿Podéis decirnos con cuántos hombres cuenta Stannis? —siguió ser Marlon—. ¿Cuántos caballeros cabalgan con él? ¿Cuántos arqueros? ¿Cuántos jinetes libres? ¿Cuántos soldados?

« Demasiado pocos» . Davos lo sabía muy bien. Stannis había llegado al norte con mil quinientos hombres, pero si lo confesaba, su misión estaría abocada al fracaso. Trató de dar con las palabras adecuadas, pero no acudieron.

—Vuestro silencio es toda la respuesta que necesito. Vuestro rey no nos trae más que enemigos. —Ser Marlon se volvió hacia su señor primo—. Su señoría ha preguntado al Caballero de la Cebolla qué nos ofrece Stannis. Yo os lo diré: nos ofrece derrota y muerte. Quiere que montéis a lomos de un caballo de aire y plantéis batalla con una espada de viento

danza de dragones, davos iii

 

Si los norteños no tienen razones para apoyar a Stannis, Wyman Manderly no es una excepción. Ya ha perdido a un hijo en la guerra, y no creo que tenga intenciones de arriesgar la vida de su heredero por Stannis Baratheon. También ha perdido una fortuna al pagar una indemnización a la Corona, como precio a su rebelión. ¿Por qué iba a volver a la guerra contra todo el reino, aliándose con un rey que, al menos en ese momento concreto, no cuenta con ningún ejército considerable, ni fortuna que contribuya a su victoria? No. No me lo creo.

¿Entonces, por qué le dice a Davos que prestará juramento a Stannis como su rey?

—Queréis al chico. —Davos lo había comprendido de repente

—Roose Bolton tiene a la hija de lord Eddard. Para combatirlo, Puerto Blanco necesita al hijo de Ned… y a su lobo. El lobo demostrará que el chico es quien decimos que es, por si en Fuerte Terror se atreven a acusarlo de impostor. Ese es mi precio, lord Davos. Usad vuestros talentos de contrabandista para traerme a mi señor, y Stannis Baratheon será mi rey.

danza de dragones, davos iv

 

Ahí está la razón. A priori, Manderly no busca otra cosa que el retorno de la Casa Stark recuperando a Rickon Stark, pero sigue pareciéndome demasiado bonito. Si pensáramos mal (como yo lo hago), diríamos que puede haber intenciones ocultas en las palabras de Lord Wyman.

Siempre ha de haber un Stark en Invernalia. ¿Pero quién?

Cambiemos de escenario. Wyman Manderly no es el único que pretende colocar a uno de los hijos de Ned Stark en Invernalia: 

…Y cuando se congreguen para celebrar su boda, y tú aparezcas con tu melena castaño rojiza, con una capa de doncella blanca y gris con el blasón del lobo huargo en la espalda… no habrá caballero en el Valle que no ponga su espada a tus pies para reconquistar lo que te corresponde por derecho de nacimiento. Así que esos son los regalos que te traigo, mi querida Sansa: Harry, el Nido de Águilas e Invernalia. Bien valen otro beso, ¿no crees?.

festín de cuervos, alayne ii

 

Así es: Meñique pretende devolver el Norte a Sansa Stark. Sansa es la legítima heredera de Invernalia… A falta de un heredero varón. Heredero varón como puede ser, ni más ni menos, el joven Rickon. ¿Qué significa eso en la mente de Meñique? Que la reaparición de un Stark varón puede ser un estorbo en sus planes de apoderarse de Poniente entre bambalinas.

Un problema se atisba en esta teoría: ¿cómo podría Meñique conocer la supervivencia de Bran y Rickon Stark? Aquí es donde reconozco que me quedo mirando el cielo en busca de inspiración, pero nadie duda de la capacidad de Meñique para tener un dedo metido en todos los asuntos de Poniente. Meñique no tiene ni un pelo de tonto, y sabe que tanto el Norte como las Tierras de los Ríos son sumamente inestables ahora. No estarán dispuestas a volver a alzarse… A menos que alguien les garantice la victoria, y en esas aguas será en las que se mueva más adelante. Si, a mi juicio, puede estar detrás del intento de asesinato a la princesa Myrcella durante el intento de rebelión de Arianne Martell en su continua búsqueda de sumir Poniente en el caos, no sería raro que tuviera hombres infiltrados en el Norte, y alguno de ellos estuvieran incluso entre los Bolton, los cuales conocen que Bran y Rickon están vivitos y coleando.

Por eso, es probable (y solo probable) que Meñique sea quien esté detrás de esta enorme generosidad de Wyman Manderly. Pero, ¿de dónde vendría esa relación entre Meñique y Lord Wyman? En Choque de Reyes conocemos que Meñique domina como un maestro la artes del comercio, y puede enriquecer o arruinar a quien quiera. En Festín de Cuervos, vemos como Meñique puede dominar los designios de casas antiguas que se encuentren en dificultades económicas. 

…Los Waynwood son una familia antigua y orgullosa, pero no tan rica como se podría pensar, como descubrí cuando empecé a comprar sus pagarés.

festín de cuervos, alayne ii

 

Mi idea es la siguiente: ¿Y si Meñique ha ofrecido a Lord Manderly la recuperación material de la Casa Manderly a cambio de su ayuda en sus planes para hacerse con el Norte? No creo que los Manderly se encuentren en la cima de su poder, tras haber construido un buen número de barcos y además tener que pagar la indemnización a los Lannister.

No dudo que Wyman Manderly también desee vengarse de los Bolton y de los Frey, pero ello no tiene por qué requerir obligatoriamente aliarse con Stannis. Puede estar esperando los siguientes movimientos de Meñique, que, en teoría, contará con los caballeros del Valle y la falta de oposición de los vasallos del Norte y las Tierras de los Ríos para derrocar a los autores de la Boda Roja. Incluso es posible que Meñique haya prometido un matrimonio con la nueva Señora del Norte (tras una probable muerte de Harry el Heredero), repitiéndose así la historia de los Manderly en el Dominio: una lucha por colocar a su consorte en un castillo saqueado y arrasado en medio de una guerra civil. 

También es sorprendente que Manderly envíe en busca de Rickon a un hombre que está oficialmente muerto.

—¿Cómo morí?

—Bajo el hacha. Pusimos vuestra cabeza y vuestras manos sobre la puerta de la Foca, mirando hacia el puerto. Ahora ya estáis muy podrido, y eso que sumergimos vuestra cabeza en brea antes de clavarla en la pica. Según tengo entendido, los cuervos y las aves marinas ya se os han comido los ojos.

danza de dragones, davos iv

—Una buena noticia, Alteza —anunció—: Wyman Manderly ha cumplido vuestras órdenes y ha decapitado al Caballero de la Cebolla de Lord Stannis.

festín de cuervos, cersei v

 

Si Davos Seaworth consiguiera volver de Skagos con el pequeño Rickon y su lobo huargo, Peludo (para que nadie pueda usar al lobo y fingir que otro niño se trata de un Stark, como hacen los Bolton con Jeyne Poole), y al desembarcar se encontrasen unos asesinos a sueldo de Meñique o de Manderly… ¿quién se daría cuenta de que ha muerto entonces, y no cuando colgaron “su cabeza” en las murallas de Puerto Blanco? 

En fin. Ya sé que no son más que meras teorías y no se puede demostrar nada (aunque lo haya escrito yo, no dejo de tener muchas dudas), pero son tantas casualidades que al menos merece la pena ponerlas en cuestión. Solo espero que os entretenga tanto como a mí escribirlo.

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif