Volvemos hoy con una nueva Consulta en los Fuegos. Ya estamos en la decimoséptima edición y, como sabéis bien, por norma general publicamos tres de vuestras preguntas para que sean respondidas por la comunidad, ya que:

¡¡TODOS SOMOS EXPERTOS EN MAYOR O MENOR MEDIDA!!

En esta ocasión, como en tantas otras, hemos decidido traeros una nueva entrega extraordinaria. El motivo, como siempre, es que ha llegado hasta nosotros un material y una consulta que dan de sí lo suficiente como para prestarle especial atención a lo que se plantea. Si ya hemos hablado aquí de la naturaleza de la obra de Martin, de las visiones de Bran, de Bronn como el Valonqar, del futuro de Davosesta vez es el significado del propio nombre de la saga lo que sometemos a examen. ¡Vamos allá!


Canción para una guerra

El significado de «Canción de Hielo y Fuego»

Cristina Dayne —


 

Canción: composición en verso, que se canta, o hecha a propósito para que se pueda poner en música

Lo que da nombre a una novela

Al leer el título de un libro o de una saga, a menudo podemos hacernos una idea de a qué hace referencia la historia ahí narrada: al protagonista (Oliver Twist, El hobbit), al antagonista o aquello a lo que hay que enfrentarse (It, Drácula), al lugar donde suceden los hechos (La fortaleza del tiempo, El Santuario), a una época o momento en que suceden los hechos (1984, 2001: una odisea en el espacio), al argumento (El fin de la infancia, Entrevista con el vampiro), o se convierte en una simple metáfora (El comienzo de la noche, Los pilares de la tierra).

Y, de repente, hallamos una obra que nos habla de una canción. No parece ser que hable del protagonista en una saga donde no hay ninguno y hay muchos de ellos, especialmente si entendemos que un protagonista es un ser vivo. Tampoco es un lugar o una época, ni un argumento en si. ¿Qué es la canción? ¿A qué aluden el hielo y el fuego? ¿Cuál es el significado de «Canción de Hielo y Fuego»?

Leyendo la saga, encontramos múltiples referencias a dichos fenómenos físicos. El hielo puede verse reflejado en muchos aspectos: en los caminantes blancos, en las tierras inexploradas de Más Allá del Muro, en el invierno que se acerca o en las familias norteñas, especialmente en los Stark. Al fuego nos vemos transportados cuando nos hablan de los dragones, de las llamas de las hogueras de los sacerdotes rojos de R’hllor, del verde fuego valyrio quemando embarcaciones y torres en fortalezas, de la maldición de Valyria, de los Targaryen…

La Canción épica

¿Y la canción? Sabemos que antaño, eran habituales las canciones o cantares de gesta:

Cantar de gesta: poema medieval extenso en que se refieren hechos de personajes históricos o legendarios.

¿Es a esto a lo que hace referencia? Un poema épico sobre unos personajes y sucesos relacionados con una época, un lugar y unos sucesos o unas batallas de gran importancia en la historia. Un medio común para trasmitir los hechos más relevantes entre el pueblo a través de bardos y juglares. Podría parecer bastante posible. Pero tal vez convenga indagar un poco más allá.

Antes de especular, hay que preguntarse, ¿Qué referencias tenemos en el libro sobre la canción? No muchas, la verdad. Pero… ¿y sobre el hielo y el fuego?

Promesas norteñas

Es en Choque de Reyes cuando encontramos una alusión; aunque no a la canción, sino más bien al objeto de esta:

—A Invernalia juramos la lealtad de Aguasgrises —dijeron al unísono—. Tierra, corazón y cosecha os entregamos mi señor. A vuestras órdenes están nuestras espadas, lanzas y flechas. Apiadaos de nuestros enfermos, auxiliad a nuestros indefensos, impartid justicia para todos, y jamás os fallaremos.
—Lo juro por la tierra y por el agua —dijo el chico de verde.
—Lo juro por el bronce y por el hierro —dijo su hermana.
Lo juramos por el hielo y por el fuego —terminaron a la vez.

choque de reyes, bran iii

 

Meera y Jojen Reed

Meera y Jojen Reed, por Vanilla Waffles

La referencia que hacen los Reed, es como ya se ha dicho, únicamente al hielo y al fuego, sin hablar de canciones. Se refieren a ellos como si fueran algo reverenciado, algo de cierto carácter místico.

Primero ofrecen sus tierras y cosechas, para posteriormente jurar por ellas; seguidamente, ofrecen sus armas, para luego jurar por el bronce y el hierro del que están hechas. ¿Qué más ofrecen? Nada más, aunque sí piden piedad, justicia, protección. Y ambos juran por el hielo y el fuego. No vengo a decir con ello que estos representen aquello que los Reed solicitan. Sin embargo, sí detecto cierto componente místico en su mención. Al fin y al cabo, los norteños adoran a los antiguos dioses, y estos no habitan en un lugar ajeno y alejado al suyo. Viven en la naturaleza y forman parte de ella. Fuego y hielo, dos fenómenos naturales que por siglos no tuvieron explicación natural, sino una más cercana a la magia.

Además, para mi es muy importante también a quién otorgan dicho juramento: Bran. ¿Quizás aluden al hielo y al fuego por hallarse ante su presencia? ¿O fue el destino el que puso al chico ahí, en el lugar de su hermano? En cierto modo, es como si esas palabras fueran dirigidas a Bran. Sí, tal vez tenga algo de profético. Algo que alude al chico Stark ante el que se postran. Y aún así, ¿a qué aluden el hielo y el fuego del juramento, realmente? (aparte de lo obvio, claro).

Dualidad

—La noche es oscura y alberga cosas aterradoras, y el día es luminoso, bello y esperanzador. La una es negra; el otro, blanco. Hay hielo y también hay fuego. Odio y amor. Amargura y dulzura. Masculino y femenino. Dolor y placer. Invierno y verano. Mal y bien. -Dio un paso hacia él-. Muerte y vida.

tormenta de espadas, davos iii

 

Melisandre habla claramente del hielo y el fuego como una metáfora de la dualidad. Y ella, además, los relaciona con el bien y el mal absolutos. Para ella no hay grises. O hay bondad o hay maldad. Su dios es fuego, y su némesis es el dios de la oscuridad, del hielo.

—La guerra se lleva disputando desde el principio de los tiempos y antes de que acabe, cada hombre tendrá que elegir en que bando está. Uno es el de R’hllor, el Señor de la Luz, el Corazón de Fuego, el Dios de la Llama y de la Sombra. Contra él se alza el Gran Otro cuyo nombre no debe pronunciarse, el Señor de la Oscuridad, el Alma de Hielo, el Dios de la Noche y del Terror.

tormenta de espadas, davos iii

 

Aparte de que, según las palabras de Melisandre, R’hllor debe ser la encarnación del Balrog de las minas de Moria, está muy clara la interpretación que la sacerdotisa da a tales palabras.

Profecías Targaryen

Y por fin, más adelante, también en Choque de Reyes aparece la canción.

Por último aparecieron a su izquierda un par de puertas de bronce, mucho más grandes que todas las demás. Se abrieron cuando ella se acercó, y tuvo que detenerse para ver qué había más allá. Era una gigantesca sala de piedra, la más descomunal que había visto jamás. De los muros pendían los cráneos de dragones muertos, que parecían mirarla. En un trono elevado con púas estaba sentado un anciano vestido con opulencia, un anciano de ojos oscuros y cabello largo plateado.
—Que sea el rey de huesos calcinados y carne chamuscada —le dijo a un hombre situado más abajo—. Que sea rey de las cenizas.
Drogon chilló y clavó las garras en la seda y en la piel, pero el rey sentado en el trono no lo oyó, y Dany avanzó.
“Viserys”, fue lo primero que pensó cuando volvió a detenerse, pero al mirarlo con más atención cambió de idea. Aquel hombre tenía el mismo cabello que su hermano, pero era más alto, y sus ojos eran color índigo oscuro, no liliáceos.
—Aegon —le dijo el hombre del trono a una mujer que amamantaba a un recién nacido en una gran cama de madera—. ¿Qué mejor nombre para un rey?
—¿Compondrás una canción para él? —preguntó la mujer.
—Ya tiene una canción —replicó el hombre—. Es el príncipe que nos fue prometido; suya es la canción de hielo y fuego. —Al decir aquello alzó la vista, sus ojos se encontraron con los de Dany, y fue como si la viera al otro lado de la puerta—. Tiene que haber uno más —dijo, aunque no se sabía si hablaba con ella o con la mujer de la cama—. El dragón tiene tres cabezas.
Se dirigió hacia el asiento empotrado bajo la ventana, cogió un arpa y acarició las cuerdas plateadas. Una dulce tristeza impregnó la habitación cuando el hombre, la mujer y el bebé se desvanecieron como la neblina en la mañana, y sólo quedó la música para espolearla en su camino.

choque de reyes, daenerys iv

 

Rhaegar y su arpa

La canción de Rhaegar, por Nell Fallcard

Aunque aquí se nos describe una visión, esta parece ser de suma importancia, y más a estas alturas, en que otros presagios que se aparecieron ante Daenerys ya se han cumplido. Se alude a la canción, pero no como algo que vaya a ser escrito a posteriori de unos hechos o acontecimientos que están por pasar, sino como algo de carácter premonitorio o profético.

Suya es la canción de hielo y fuego, dice. Y antes de ello, habla del niño como el príncipe que fue prometido. Es decir, según esa visión, dicho mito y la canción están íntimamente relacionados. ¿Acaso la canción habla del príncipe? ¿Profetiza su existencia, y sus hazañas? Y no solo eso, se alude también al dragón de tres cabezas.

Son muy escasas las referencias al hielo y el fuego en la obra, y más todavía a la canción que le da título. Son mencionadas por personajes que nada tienen que ver entre ellos. Ni sus orígenes, ni su cultura ni sus creencias son comunes. Un príncipe Targaryen, heredero de reyes incestuosos, con familiares de cuestionable cordura; una sacerdotisa de más allá del mar Angosto que cree en el dios del fuego; y dos jóvenes norteños, que reverencian a los antiguos dioses, viven en pantanos y nada tienen que ver con la opulencia ni la vida regia. ¿Están de algún modo relacionadas todas estas alusiones?

Las tres cabezas del dragón

En la visión de Daenerys se habla del dragón de tres cabezas. Parece que está relacionado (también) con la profecía del príncipe que fue prometido. Aunque también podría estar hablando del blasón de su familia.

Pero resulta que Raeghar no es el único que habla de ello:

El dragón debe tener tres cabezas —sollozó—, pero soy demasiado viejo y frágil para ser una. Yo debería estar con ella para mostrarle el camino, pero el cuerpo me ha traicionado.

festín de cuervos, samwell iv

Aemon, quien habla con Sam de la profecía en su agonía, también lo menciona. La pregunta podría ser ¿Cuán relacionada está esta afirmación con la profecía? ¿Y con la canción?

El príncipe que fue prometido y otros héroes

Ya hemos visto que Raeghar daba por seguro que el príncipe que fue prometido debía nacer de su estirpe, pero ¿qué más se dice al respecto en los libros? Es de labios de Aemon de quien más oímos hablar de dicho héroe. Está convencido de que Daenerys es ese príncipe, el que Raeghar veía en su hijo.

—A nadie se le ocurrió buscar a una chica —dijo—. Se nos prometió un príncipe, no una princesa.

festín de cuervos, samwell iv

Y no tiene dudas de que es ese príncipe —princesa— debido al origen de la palabra en Valyrio:

—¡Qué estúpidos fuimos, nosotros que nos creíamos tan sabios! El error partió de la traducción. Los dragones no son machos ni hembras. Barth se dio cuenta; son lo uno y lo otro, tan mutables como las llamas. El idioma nos tuvo sobre una pista falsa durante un milenio. Daenerys es la enviada, nacida entre la sal y el humo. Los dragones lo demuestran. —Hablar de ella hacía que el anciano pareciera más fuerte—. Tengo que ir a verla. Tengo que verla. Ojalá tuviera diez años menos…

festín de cuervos, samwell iv

El anciano maestre siempre se refiere a la profecía como el príncipe que fue prometido, una profecía cuyo origen parece estar en Valyria y, más concretamente, provenir del seno de los propios Targaryen. O eso parecen pensar ellos. Bien, pero hay algo que nos falta: ¿qué dice exactamente la profecía del Príncipe que fue Prometido? ¿Vendrá y reinará por mil años? ¿El príncipe hará resucitar los dragones? ¿El príncipe conquistará todas las tierras y será el más grande? No he encontrado ninguna profecía como tal.

Sin embargo, Aemon dice algo más al respecto:

—Daenerys es la enviada, nacida entre la sal y el humo.

[…]

—En cambio, Rhaegar… El humo era por el fuego que consumió Refugio Estival el día en que nació; la sal, por las lágrimas derramadas por los muertos. Cuando era joven compartía mi creencia, pero más tarde se convenció de que la profecía se cumpliría en su hijo, porque el día en que concibieron a Aegon, un cometa pasó sobre Desembarco del Rey, y Rhaegar estaba seguro de que la estrella sangrante tenía que ser un cometa.

festín de cuervos, samwell iv

 

Aemon está hablando del príncipe que fue prometido, pero está aludiendo a otra profecía, cuyo origen, aparentemente, es distinto. Aquella de la que nos habla Melisandre:

Cuando la estrella roja sangre y reine la oscuridad, Azor Ahai volverá a nacer entre el humo y la sal para despertar a los dragones de la piedra.

tormenta espadas, davos iii

Nacido de la sal y el humo, bajo una estrella sangrante. Ya conozco la profecía —Marwyn giró la cabeza y escupió una flema roja—.

festín de cuervos, samwell iv

—Está escrito en los antiguos libros de Asshai que llegará un día tras un largo verano, un día en que las estrellas sangrarán y el aliento gélido de la oscuridad descenderá sobre el mundo. En esa hora espantosa, un guerrero sacará del fuego una espada llameante. Y esa espada será Portadora de Luz, la Espada Roja de los Héroes, y el que la esgrima será Azor Ahai renacido, y la oscuridad huirá a su paso.

choque de reyes, davos i

 

Así que Aemon habla de humo y sal y de estrellas sangrantes. Fenómenos que son mencionados, y no de pasada, como oráculos del renacimiento de Azor Ahai, el héroe mítico del que habla la bruja roja. Y también menciona una espada.

Y poco antes de morir, le dice a Sam:

—No —replicó el anciano—. Tendrás que ser tú. Háblales de ella. De la profecía… Del sueño de mi hermano… Lady Melisandre ha malinterpretado las señales. Stannis… Stannis tiene algo de sangre de dragón, sí. Igual que sus hermanos. Rhaelle, la hijita de Egg, así les llegó. La madre de su padre… Cuando era pequeña me llamaba tío maestre. Lo recordaba así que me atreví a albergar esperanza… Tal vez quisiera… Todos nos engañamos cuando queremos creer algo. Melisandre es la que más se engaña. Esa espada no es la espada; tiene que saberlo… Luz sin calor… Un hechizo vacío… No es la espada, y la falsa luz solo nos lleva a adentrarnos más en la oscuridad, Sam. Nuestra esperanza es Daenerys.

festín de cuervos, samwell iv

Se puede ver como Aemon alude a la espada. La espada de Stannis no es la espada de la profecía (él no menciona el nombre Dueña de Luz). Aunque Aemon no es el único que cree que la espada de Stannis es falsa. Salladhor Saan se lo explica así a Davos.

La espada no era Dueña de Luz, amigo mío.
—¿La espada? -Aquel repentino viraje en la conversación inquietó a Davos.
—La que salió del fuego, sí. La gente siempre me cuenta cosas; debe ser por mi sonrisa encantadora. ¿De qué le va a servir a Stannis una espada quemada?
—Una espada ardiente —lo corrigió Davos.
—Quemada —insistió Salladhor Saan—, y ya podéis dar gracias, amigo mío. ¿Conocéis la leyenda de la forja de Dueña de Luz? Os la contaré.

choque de reyes, davos i

 

De modo que, según los indicios que nos da el propio Aemon, las profecías del Príncipe que fue prometido y la de Azor Ahai podrían ser la misma, aunque sean distantes en el espacio, incluso en el tiempo. En ambas hay humo, sal, estrellas sangrantes y una espada llameante.

—Tienes que contárselo, Sam —le dijo—. A los archimaestres. Tienes que hacérselo entender. Los hombres que vivían en la Ciudadela cuando yo estaba allí llevan muertos cincuenta años. Estos de ahora no me conocieron. Mis cartas… En Antigua deben de considerarlas los delirios de un viejo al que se le han reblandecido los sesos. Tienes que convencerlos, ya que yo no podré. Háblales, Sam… Háblales del Muro… De los espectros, de los caminantes blancos, del frío que repta…
—Lo haré —le prometió Sam—. Sumaré mi voz a la vuestra, maestre. Se lo diremos todo los dos juntos.
—[…] Nuestra esperanza es Daenerys.

festín de cuervos, samwell iv

 

Stannis Baratheon como Azor Ahai

Stannis Baratheon, por Kazuo Miyahara

Y aquí tenemos la pista final. Aemon teme lo que está llegando desde el Norte, sabe de la amenaza de los caminantes blancos y le indica a Sam que hable de ellos ante los maestres. Podría ser algo sin relación alguna con todo lo anterior, si no fuera por esa última frase: nuestra esperanza es Daenerys (mi lado más freaky imaginaba un holograma pequeñito de Aemon hablando: «ayúdanos, Obi Wan Kenobi… esto… perdón, ayúdanos, Daenerys, eres nuestra única esperanza»). Aemon cree que Daenerys es el príncipe que fue prometido y que es la única esperanza ante el largo invierno que se avecina, y frente a quienes lo traen. El mismo objetivo que tiene Azor Ahai.

Así pues, parece que ambos héroes pueden ser la misma persona. Desde luego, también cabe otra posibilidad, aunque parezca contar con muchas menos probabilidades: ambos son personas diferentes, que renacerán con la misma misión heroica, y precedidos por las mismas señales que anunciarán su llegada. Aunque también es cierto que la profecía de Azor Ahai no habla de tres cabezas de dragón. Quizá esto confirme que son dos personajes diferentes, al final, o simplemente, las tres cabezas de dragón son una simple metáfora para afirmar que el héroe ha de ser un Targaryen (o un «Fuegoscuro», si somos escrupulosos…).

Este es el momento en que cada cual elige la opción que más le agrade, o cualquier otra alternativa, incluida la de que Aemon estaba ya anciano y quizá se había dejado llevar por las palabras de Melisandre, confundiendo ambas profecías.

¿Profecía o historia?

Una vez revisadas las —escasas— referencias que se encuentran en los libros, se puede especular un poco. Se ha comentado la aparente naturaleza de la canción como una especie de profecía unida a la del Príncipe que fue prometido. Pero si es así, ¿qué dice la canción? ¿Cuán larga es? ¿Por qué nadie la canta? ¿Cuál es la melodía? ¿Es realmente una canción, literalmente? Raeghar habla de la canción como una premonición, pero cabe otra posibilidad más asequible, dado el desconocimiento que existe sobre la misma: la canción todavía no está escrita en el momento en que se dan los hechos.

Raeghar es el único que alude a la canción. Mientras el resto de referencias son exclusivamente hechas al hielo y al fuego, al parecer, como símbolos de dualidad o de algo místico, incluso divino. Nadie más habla de ella.

Yo diría que Raeghar habla de la canción como de algo que se ha de crear todavía. Es como decir: «están pasando cosas muy importantes, nacerá de mi estirpe el príncipe prometido y será un dragón que encabezará la lucha contra la muerte que viene del frío. Esto pasará a la historia, tendrán que hacer algún día la película de estos sucesos». En su versión ponienti, la película es una canción: una versión mágica muy larga del cantar de gesta al que aludíamos antes.

El compositor

Otra cuestión sería, ¿cuál es el origen de la canción? ¿Quién la compuso si ya existe? ¿Quién la compondrá si todavía está por llegar?

Se me ocurren varias opciones:

  • La canción es obra de los Hijos del Bosque, también llamados los cantores, bien de forma premonitoria, bien a posteriori, narrando los hechos acaecidos en la guerra contra los caminantes, en la que también habrán estado implicados, en su aspecto más mágico.

  • Samwell Tarly, ya como maestre, narra los hechos ya pasados sobre la guerra por el amanecer. Su obra no es una canción, pero le pondrá ese título, como metáfora de lo que tendrían que cantar los juglares. 

  • Bran Stark, quien sobrevivirá a todos los demás personajes y vivirá largos años como el último verdevidente, compondrá una canción sobre la gran guerra que tal vez jamás nadie llegue a conocer ni escuchar.

  • Compositor random. Nunca se sabrá quién habrá realizado tal obra. Ni los lectores ni los personajes.

  • Nadie (y no hablo de Arya). George R. R. Martin ha creado dicho título como metáfora de los sucesos, igual que hace Sam Tarly en una opción anterior, y es casualidad que Raeghar mencione la canción.

El mensaje

Finalmente, parece, siguiendo las pequeñas pistas que encontramos en los libros, que pueden ser más o menos veraces, que la canción a la que alude Raeghar —exista ya o no— hablaría del Príncipe y posiblemente, de Azor Ahai.

Pero ¿por qué el príncipe Targaryen la llama la canción de hielo y fuego? ¿Por qué no, canción del héroe? ¿O de la batalla por el amanecer? ¿O canción de la guerra contra el frío que repta?

Ya se ha hablado antes de que ambos símbolos son ampliamente representados en los libros. Hay hielo y fuego por doquier, aunque por el momento no ha habido enfrentamiento alguno entre ambos fenómenos, ni otro tipo de interacción —a excepción, quizá, de los enfrentamientos frente a los espectros y los Otros: cuando Jon salvó a Jeor Mormont de un espectro con el fuego, cuando Sam quemó a Paul o cuando derrotó al Otro con la obsidiana (vidriagón). ¿Se enfrentarán los dragones a los caminantes blancos? ¿O será R’hllor contra los Otros, tal como cree Melisandre? ¿O puede incluso referirse a algún tipo de alianza, contra la amenaza que viene del Norte, por ejemplo, las casas norteñas con los Targaryen? ¿Qué?

Tal vez no se debería entender el hielo y el fuego —únicamente— de forma tan literal. Sin duda estará relacionado con todo cuanto hemos mencionado de algún modo, pero por otro lado, se podrían dar otras interpretaciones.

Hay quien podría entender ambos elementos como símbolos del principio y el final. Al fin y al cabo, el universo nació de una gran explosión cósmica tras un estado de densidad y calor incomprensiblemente altos: nació del «fuego». Y mientras el universo se expande, y su expansión se acelera, este avanza inexorablemente hacía la extinción de los astros, hacía un firmamento sin estrellas, hacia el frío extremo que anunciará el fin.

Sin embargo, yo creo que ambos representan, como ya se mencionó antes, la dualidad, el yin y el yang, el lado oscuro y el lado luminoso. Al fin y al cabo, el hielo y el fuego son dos caras de una misma realidad: la energía o la ausencia de ella. Fuego, calor, convulsión, pasión… contra hielo, frío, quietud, frialdad… Y ambas, en sus extremos, posibles portadores de vida y de muerte. Pero no, no creo que representen el bien y el mal como en un cuento clásicoTodos llevamos dentro esa dualidad, en mayor o menor medida, pero al final, el hielo y el fuego hacen referencia al enfrentamiento, a la oposición entre fuerzas, al conflicto.

En definitiva, creo que el nombre de la saga hace referencia a todas estas cualidades, a las caras del ser humano. Nos habla de personajes que se debaten entre esas dos caras de si mismos, que luchan contra instintos, contra la pobreza, contra la ignorancia o contra lo que trae consigo el invierno. Otros batallan por el poder, por sus tierras, por la persona amada o por la supervivencia, pero siempre encuentran disyuntivas que les lanzan a obrar en un sentido u otro. La humanidad vive en un espectro de grises y su único poder real es el de la decisión que le acercará un poco más al blanco o al negroAunque bien es cierto que hay Caminantes Blancos que traen consigo el hielo y la muerte y también dragones escupe-fuego que igualmente traen la muerte si les da por estornudar frente a ti. No lo voy a negar.

Hielo y Fuego. Negro y blanco. Oscuridad y luz.

tormenta de espadas, davos iii

 

Por todo ello, formulamos las siguientes preguntas:

  • ¿A qué creéis que hace referencia el nombre de la saga? O, dicho de otro modo, ¿qué significa «canción de hielo y fuego»?

  • ¿Creéis que existe ya o existirá más allá de los aspectos metafóricos planteados? En caso afirmativo, ¿quién pensáis que será su compositor?

  • ¿Vinculáis la canción de hielo y fuego con las profecías? ¿Serán el héroe o los héroes los dueños de la canción?

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif