Bienvenidos a una nueva edición de nuestro Rincón del Cronista. Como ya sabéis, alternamos entre personajes, sucesos, lugares y organizaciones del mundo creado por George R. R. Martin con el fin de presentar un espacio de reflexión y discusión. Y esta semana preparamos las monturas y le seguimos la pista a la escurridiza Hermandad Sin Estandartes. Su fortaleza es el bosque, sus soldados son bandidos y sus armas las que puedan despojar de los que han caído en combate. Nunca duermen dos veces en el mismo sitio ni tampoco se sabe a dónde irán. Y vosotros, ¿podréis seguirles el paso?

La Hermandad sin Estandartes

También conocida como la Comunidad Olvidada o los Caballeros de la Colina Hueca, la Hermandad sin Estandartes es una cofradía de bandidos que se estableció en las Tierras de los Ríos durante la Guerra de los Cinco Reyes. Liderada primero por Lord Beric Dondarrion y más adelante por Lady Corazón de Piedra, combatió a lo largo del tiempo contra fuerzas Lannister, Stark, Bolton y Frey, entre varias otras de las facciones involucradas en el conflicto.

Bajo el mandato del Señor del Relámpago, la Comunidad Olvidada se caracterizó por considerarse siempre hombres del rey Robert Baratheon al servicio del pueblo. Con un férreo sentido de la equidad, realizaban juicios para dictaminar el destino de los enemigos capturados. El pueblo llano les brindaba su apoyo, y habitualmente eran perseguidos por hombres de las fuerzas Lannister.

Más adelante, con la llegada de la redivida Catelyn Stark, la Hermandad sin Estandartes se tornó más sombría. La guerra había mermado tras los sucesos de la batalla del Aguasnegras y la Boda Roja. Pronto los que otrora fueran juicios dieron paso a una sucesión de cadáveres colgando de los árboles como manzanas podridas. La sed de venganza de su líder colmó la determinación de cada uno de sus miembros. Y, ante todo, los Caballeros de la Colina Hueca se convirtieron en una facción a la que resultaba sensato temer.

El lobo y la montaña

Para hablar de los orígenes de la Hermandad sin Estandartes tenemos que remontarnos a la primera entrega de la saga, Juego de Tronos. Tras la captura de Tyrion Lannister por parte de Catelyn Stark, el reino se convulsionó. Lord Tywin Lannister no iba a dejar pasar la afrenta. Pronto dio inicio a un plan según el cual enviaría a Gregor Clegane a hostigar las Tierras de los Ríos. El objetivo de aquello, según el propio Tywin, era provocar a la Mano del Rey, Eddard Stark. El león quería que el lobo saliera de la capital para así tenderle una emboscada y tomarlo como rehén.

Sin embargo, tras enterarse de lo sucedido, Jaime Lannister había tomado sus propias represalias al respecto, hiriendo de gravedad a Ned. De esta manera, cuando las noticias llegan a la corte, la Mano se ve obligada a enviar un destacamento en vez de presentarse él mismo a la batalla. Podemos observar la escena, según la adaptación de HBO. Aunque con algunas leves diferencias para con el texto, la esencia se mantiene:

 

 

Es así que Ned Stark envía un grupo de más de un centenar de hombres liderados por Lord Beric Dondarrion a llevar la justicia del rey a las Tierras de los Ríos y capturar a la Montaña. Además de Beric, son enviados Thoros de Myr, ser Gladden Wylde, Raymun Darry y Lothar Mallery, junto con veinte norteños de la guarnición de la Mano.

La batalla del Vado del Titiritero

Tras cruzar el Vado del Titiritero, las fuerzas reales son emboscadas por las de Gregor Clegane. La Montaña había apostado hombres en ambas orillas, atacando a sus enemigos desde la vanguardia y la retaguardia. El resultado fue una masacre absoluta. En medio del caos, ser Alyn de Invernalia logra reorganizar a los sobrevivientes en torno a Thoros de Myr. Edric Dayne protege el cadáver de Lord Beric, siendo su escudero, y los que aún vivían logran la retirada. De los ciento veinte hombres que habían partido de Desembarco del Rey, sólo quedaban cuarenta. Y allí, en su momento más bajo, una chispa de magia y resolución cambiaría la historia de cada uno esos hombres:

»Estábamos seguros de que el señor moriría antes del amanecer. Pero Thoros se pasó la noche rezando con él junto al fuego, y cuando volvió a salir el sol todavía estaba vivo y hasta un poco recuperado. Tuvieron que pasar quince días antes de que pudiera montar a caballo de nuevo, pero su valor nos dio fuerzas a todos. Nos dijo que nuestra guerra no había terminado en el Vado del Titiritero, que precisamente allí había empezado, y que por cada uno de los nuestros que había muerto allí caerían diez enemigos».

Tormenta de Espadas, Arya III

 

En efecto, se produce la primera resurrección de Beric Dondarrion de manera accidental, cuando Thoros de Myr se disponía a darle el “último beso” según la tradición funeraria de los sacerdotes rojos. Es allí cuando la derrota inamovible se convierte, de pronto, en posibilidad. Muchos y terribles serían los obstáculos a los que la cofradía se tendría que enfrentar, pero aquel día nacería la Hermandad sin Estandartes.

Hombres del rey

Si la batalla del Vado del Titiritero resultó un duro golpe para la Hermandad, las noticias que llegaron de la capital fueron aún peores. El rey Robert Baratheon había muerto víctima de un jabalí. Aquel que les había encomendado la misión, Eddard Stark, había sido ejecutado como traidor a la corona. El nuevo rey, Joffrey Baratheon, había nombrado a su abuelo Tywin como la Mano. Asimismo, Beric Dondarrion y sus compañeros fueron declarados forajidos en rebeldía.

»El mundo se había vuelto del revés. La Mano del Rey nos había enviado a capturar a unos criminales, y de repente los criminales éramos nosotros… y Lord Tywin era la Mano del Rey. Algunos propusieron que nos rindiéramos en aquel momento, pero Lord Beric se negó en redondo. Dijo que seguíamos siendo hombres del rey y que los leones estaban asesinando al pueblo del rey. Si no podíamos luchar por Robert lucharíamos por ellos, hasta que muriera el último de nosotros. Y eso hicimos, pero sucedió algo muy extraño. Por cada hombre que perdíamos aparecían dos para ocupar su lugar. Algunos eran caballeros o escuderos, de buena cuna, pero la mayor parte eran plebeyos: jornaleros, taberneros, criados, zapateros… hasta dos septones. Hombres de todo tipo, y también mujeres, niños, perros…».

Tormenta de Espadas, Arya III

 

En vez de rendir las armas y doblar la rodilla, los ahora forajidos renovaron su determinación. Perseguidos por las fuerzas realistas Lannister, se dedicaron a hostigar y ajusticiar a cada león que cruzaba su camino. Inspirados por la fuerza y coraje de su líder, muchos más se unieron a la cofradía. En ningún lugar la guerra fue tan cruel ni despiadada como en las Tierras de los Ríos. El pueblo llano sangraba y estaba ansioso por encontrar alguien que los defendiera. La Hermandad sin Estandartes les infundía esperanza.

La llama de R´hllor

¿Seis veces, Thoros? Seis veces son demasiadas.

Tormenta de Espadas, Arya VIII

 

The Lightning Lord. Lord Beric Dondarrion. Hermandad sin Estandartes

The Lightning Lord, por lifebytes

Existen pocos dúos en la saga tan potentes como Beric Dondarrion y Thoros de Myr. Puede relacionarse en la literatura universal con las aventuras de Robin Hood y el fraile Tuck. Sin dudas, el Señor del Relámpago pronto se convertiría en leyenda. Quien otrora fuera un noble señor de las marcas dornienses acabaría transformándose en un fantasma que recorrería las Tierras de los Ríos venciendo a la muerte una y otra vez.

Lord Beric fue asesinado dos veces por la Montaña, una en el Vado del Titiritero y otra clavándole una daga a través del visor. También fue colgado por Armory Lorch en Aguasbravas. Además, Ser Burton Crakehall le rompió yelmo y cabeza con una maza, mientras que la Compañía Audaz también tomó parte en uno de sus fallecimientos. Somos testigos de la sexta muerte a través de los ojos de Arya Stark. Se trata del juicio por combate en el que cae a manos de la espada de Sandor Clegane.

Una y otra vez Lord Beric fue ejecutado, y una y otra vez volvió a la vida. No es menor el papel de Thoros de Myr en todo esto. Quien en otras épocas era un gordo y libidinoso sacerdote rojo, amigo del rey, ahora se convertía en salvador. El mismo Thoros sostenía que R’hllor le devolvía la vida a Beric porque aún tenía un papel que cumplir. Probablemente, la efectividad de aquel “último beso” esté en gran medida relacionada con el regreso de los dragones y la magia al mundo conocido.  En cualquier caso, Beric y Thoros se convirtieron en líderes respetados de una hermandad naciente que clamaba por justicia. Ni siquiera el Desconocido podía hacerles frente.

Estrategias de combate

Todo caballero puede armar caballeros. Lord Beric decidió ungir a cada hombre que se unía a sus filas. Muchos fueron los caídos, pero los hubo aún más que se unieron a su causa. Entre los varios miembros conocidos de la Comunidad Olvidada destacan Lim Capa de Limón, Harwin de Invernalia, Jack-con-Suerte, Tom Sietecuerdas, Edric Dayne, los arqueros Notch, Dennett y Anguy, el Cazador Loco, Mudge, Barbaverde y, más adelante, Gendry; entre varios otros.

Con el paso del tiempo, la Hermandad sin Estandartes fue consolidando su poder e influencia. Valiéndose del apoyo del pueblo llano así como de un gran conocimiento del terreno en el que se peleaba, la cofradía combatió por medio de una estrategia militar conocida como guerra de guerrillas. La misma consiste en atacar sin ser vistos, hostigando al enemigo en el propio terreno mediante ataques rápidos y sorpresivos. Así, reuniéndose y dispersándose sin dejar rastro, la Hermandad logra desgastar a las fuerzas Lannister. Cabe destacar también la incertidumbre que infundía en sus enemigos la figura de Beric Dondarrion.

Ya desde Juego de Tronos hay referencias a la Comunidad Olvidada atacando las caravanas de aprovisionamiento de Tywin Lannister. En Choque de Reyes son arduamente perseguidos por la Montaña y diversos destacamentos Lannister sin éxito. Aquí y allá aparecían y desaparecían sin ser capturados. Para Tormenta de Espadas, la Hermandad contaba con el apoyo de los pobladores de algunas ciudades como Septo de Piedra, así como el de algunos nobles tales como Lady Smallwood de Torreón Bellota. Tenían hombres en diversas posadas, por ejemplo la posada del Hombre Arrodillado. Y también contaban con informantes de la talla del fantasma de Alto Corazón, posiblemente una anciana hija del bosque, quien les proporcionaba noticias y sueños proféticos. A su vez, Thoros de Myr consultaba los fuegos asiduamente en busca de respuestas.

Un rescate fallido

Además de realizar juicios a sus prisioneros, la Hermandad se caracterizaba por retribuir con un pagaré cada vez que forrajeaba para subsistir. Así ocurrió cuando le quitaron el oro a Sandor Clegane. También daban valor a los rescates que pudieran cobrarse, como sucedió por accidente en el caso de Arya Stark. Es a través de los ojos de la joven loba que podemos ver los entresijos, idas y vueltas de la Hermandad.

Arya es hallada junto con Gendry y Pastel Caliente por Anguy, Lim Capa del Limón y Tom Sietecuerdas cuando habían huído de Harrenhal en dirección a Aguasdulces. Más adelante, en la posada del Hombre Arrodillado, la joven reconoce a Harwin de Invernalia y se revela a sí misma como Arya de la casa Stark. Así comienza un recorrido que los llevaría hasta la colina hueca, pasando por Septo de Piedra y el Torreón Bellota. Allí, tras morir por la espada de Sandor Clegane durante su juicio por combate y posteriormente ser revivido por Thoros, Lord Beric decide que llevarán a Arya con su madre a Aguasdulces para cobrar su rescate. Además, Gendry decide unirse a la hermandad como herrero y es nombrado caballero.

Sin embargo, tras su visita al fantasma de Alto Corazón y una visión en los fuegos, la Hermandad da cuenta de que Aguasdulces pronto sufrirá un asedio; tanto Catelyn Stark como el Joven Lobo se encontrarían en Los Gemelos con motivo de la boda de Edmure Tully. Harta de cambiar de rumbo, Arya sale a la intemperie inmersa en la furia en una noche de tormenta. Pero antes de que la encuentren o de que pueda regresar, es capturada por Sandor Clegane. Es así que su camino se separa del de la Comunidad Olvidada.

Corazón de Piedra

Beric Dondarrion encuentra a Catelyn Stark

Beric Dondarrion encuentra el cadáver de Catelyn Stark

Pese a que la perdamos de vista durante un largo trecho tras distanciarse, el destino de la Hermandad sin Estandartes quedaría francamente ligado al accionar de la loba solitaria. Es la propia Arya quien, en la piel de su loba Nymeria, saca el cadáver de su madre del río. Allí la encontraría Lord Beric y la Hermandad:

—¿Lady Catelyn? —Se le llenaron los ojos de lágrimas—. Dijeron… Dijeron que habíais muerto.
—Y así fue —aseguró Thoros de Myr—. Los Frey le rebanaron el cuello de oreja a oreja. Cuando la encontramos junto al río llevaba tres días muerta. Harwin me suplicó que le diera el beso de la vida, pero había pasado demasiado tiempo. No quise hacerlo, así que fue Lord Beric quien puso los labios en los suyos, y la llama de la vida salió de él para entrar en ella. Y… se levantó. El Señor de la Luz nos ampare. Se levantó.

Festín de Cuervos, Brienne VIII

 

En el epílogo de Tormenta de Espadas se nos presenta un atisbo del nuevo rumbo que tomaría la Hermandad. Merret Frey, dispuesto a pagar un rescate por Petyr Espinilla, es emboscado y ahorcado por miembros de la Comunidad Olvidada, entre los que estaba Lady Corazón de Piedra.

Según el testimonio de Thoros de Myr, la Hermandad había cambiado. En un tono lúgubre y sombrío, el sacerdote dice que la cofradía había perdido su esencia, cayendo bajo. Su moral y su confianza se desmoronan. Los que antes eran hombres del rey ahora se habían convertido en verdugos. La venganza y el odio que clamaba su nueva líder era su único objetivo. Cazar y asesinar a cuanto Lannister, Bolton y Frey pudieran encontrar.

La doncella de Tarth

En Festín de Cuervos volvemos a encontrarnos con la Hermandad de la mano de Brienne de Tarth. La moza cruza su camino con miembros de la Compañía Audaz en la posada de la Encrucijada, asesinando a Rorge y siendo herida de gravedad por Mordedor. Varios miembros de la Hermandad se encontraban en la posada. Por ello, la joven es trasladada junto con Podrick Payne y ser Hyle Hunt a una cueva secreta donde los forajidos se esconden.

A su vez, Brienne es llevada ante Corazón de Piedra. La misma es descrita como un ser mutilado y cadavérico. Su rostro está plagado con los arañazos que ella misma se hizo. El pelo se le ha tornado blanco y quebradizo. Su garganta aún rajada le impide hablar con claridad, aunque puede hacerlo al cubrir la herida. Sus ojos eran dos pozos rojos que ardían en las sombras. Sostiene en sus manos la corona de hierro que utilizara Robb Stark.

La redivida Catelyn acusa a la doncella de Tarth de falsa amiga, perjura y de acostarse con leones. El decreto y la espada que lleva consigo no hacen sino empeorar su situación. Lady Corazón de Piedra ofrece una salida a Brienne: deberá elegir entre la soga o la espada. Retomar su juramento y asesinar al Matarreyes o morir. En un principio Brienne se niega a decidir, pero luego, con la soga al cuello y, sobre todo, pensando en la vida del inocente Podrick Payne, grita la palabra “espada”.

A continuación, durante su capítulo en Danza de Dragones, Jaime Lannister es interceptado por Brienne. La misma le dice que ha encontrado a Sansa y que el Matarreyes debe seguirla o el Perro la matará. Sólo Vientos de Invierno podrá dilucidar qué ocurrirá entre ambos en el futuro cercano.

Teorías y posibilidades

Lady Corazón de Piedra

Corazón de Piedra, por Gibi Lynx

Mucho se ha especulado con respecto al desarrollo que pueda tener la Hermandad sin Estandartes en la saga. Para empezar, algunos señalan que ocurrirá un combate entre Jaime Lannister y Brienne de Tarth, ante Lady Corazón de Piedra. De esta manera, podría haber varios escenarios: o bien Brienne mataría a Jaime, o viceversa; o Brienne se sacrificaría para dar tiempo al Matarreyes y Podrick de escapar. También podría suceder que Brienne traicionara a Catelyn y le revelara a Jaime la situación antes de presentarse ante ellos.

Por otro lado, la presencia de Tom Sietecuerdas en Aguasdulces durante el asedio liderado por Jaime Lannister también es motivo de especulación. Su posición allí como informante es evidente. Además, luego de su entrevista con Jaime Lannister, estando Tom presente, el bardo y Edmure Tully quedan a solas. Es por eso que existen teorías de que, tras su huida, el Pez Negro recibió instrucciones sobre cómo unirse a los miembros de la Hermandad por medio de su sobrino, a instancias de Tom.

Finalmente, cabe destacar la teoría de que podría suceder una nueva Boda Roja en Aguasdulces. Esta se sostiene en la futura boda entre Devan Lannister y una Frey, que posiblemente se lleve a cabo en la antigua fortaleza Tully. Contando con la presencia de Tom, la Hermandad estaría planeando un ataque sorpresivo durante la boda. Sin duda alguna, un evento que reuniera a muchos de los miembros más prominentes de las casas Lannister y Frey presentaría una oportunidad excepcional para asesinar a varios de los enemigos de la Hermandad. Y el hecho de que dicho ataque sea organizado por Lady Corazón de Piedra sería una revancha tangible de lo ocurrido en Los Gemelos.

Y ahora, vuestro turno:

¿Qué os parece la Hermandad sin Estandartes? ¿Creéis que el papel que aún le quedaba por cumplir a Beric Dondarrion era justamente el de regresar a la vida a Catelyn? ¿Qué os parece el nuevo rumbo que ha tomado la Hermandad? ¿Qué ocurrirá entre Jaime y Brienne? ¿Pensáis que el Pez Negro puede llegar a unirse a sus filas? ¿Creéis que es posible que se pueda dar una nueva Boda Roja en Aguasdulces?

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif