Debatimos la relación entre el final de la serie y la famosa carta de GRRM

Poco a poco regresamos a la rutina y hoy lo hacemos con una nueva edición extraordinaria de Consulta en los Fuegos, sección en la que trataremos de resolver un misterio concreto de Canción de Hielo y Fuego. En primer lugar, como siempre, queremos agradecer vuestra participación en esta sección, ya que sin vuestra colaboración sería imposible; y, en segundo lugar, os recordamos que su existencia depende exclusivamente de las consultas que nos enviéis, así que os animamos a participar enviando un cuervo a clbraavos@gmail.com siempre que tengáis alguna duda o pregunta relacionada con la saga. Ahora, sin más preámbulos, acerquémonos todos a las llamas, pues…

¡¡¡TODOS SOMOS EXPERTOS EN MAYOR O MENOR MEDIDA!!!

Bran Stark y la carta de 1993

— Wilma Deering —

A estas alturas creo que ya no debe quedar nadie que no conozca las declaraciones de Isaac Hempstead-Wright sobre el futuro de Bran en los libros y el cierto revuelo que han causado tras el reciente final de la serie.

Sin embargo, encuentro que toda esta historia ha reavivado otro tema algo más interesante y que ha quedado irónicamente opacado por las reacciones a dicha entrevista.

Me refiero a la ya conocida carta de 1993. En dicha carta, aparecía un párrafo final tachado que algunos fans intentaron desvelar con paciencia, imaginación y suerte. El resultado obtenido en su día fue el siguiente:

Fragmento de la carta de 1993

Al trono de hierro con … muerte prematura, Bran se sienta libre. Sin embargo, su asiento no es cómodo. Por lo que hemos podido ver, el resultado parece ser ajustado. Es más, sigue la tónica del “Sí. Y no” del resto de la misiva. Por lo que, por jugar un poco, nos podemos preguntar: ¿hasta qué punto Martin ha seguido siendo fiel a las ideas de esta carta?

Recapitulemos:

En el momento en que fue escrita, la saga iba a ser todavía una trilogía. También iba a tener tres hilos argumentales mayores, cada uno desarrollado principalmente en uno de los volúmenes: la guerra entre los Lannister y los Stark en Juego de Tronos, la invasión de Poniente por parte de Daenerys y los Dothraki en Danza de Dragones y la gran amenaza final de los Otros y la trama del Muro y la Guardia de la Noche en Vientos de Invierno. Aquí, además, supuestamente se iban a unir todas las tramas mayores y secundarias desarrolladas a lo largo de la saga para ser resueltas en un poderoso clímax final.

Muchos de los personajes principales son también ya fácilmente reconocibles en la carta, aunque son y no son los mismos, y hay todavía llamativas ausencias. No hay referencias a R’hllor y todo lo que le rodea: sacerdotes rojos, pero también todo lo relacionado a Stannis, Davos y Melisandre. Incluso Catelyn acaba convertida en un espectro de los Otros y no en un zombie despertado gracias al Dios Rojo. Tampoco aparecen reinos como las Islas del Hierro o Dorne o el Dominio. Sansa parece ser algo mayor en un primer momento: es casada con Joffrey y llega a tener un hijo de él, heredero al trono. Acorralada entre la espada y la pared, elige en un primer momento y de forma consciente el bando Lannister para arrepentirse más tarde. Robb irá a la guerra y se enfrentará a Joffrey, mutilándolo, en lo que parece un eco de lo que pasará con Jaime en la versión final. Sin embargo, Robb mismo moría inicialmente en batalla y no víctima de una traición. Tyrion es ya un personaje desencantado con su familia pero no enano. De hecho, es él quien asedia y toma Invernalia en este primer borrador. Es también parte de un triángulo amoroso junto a Arya y Jon, cosa que le acabaría enfrentando a este último. Y sí, parece que el origen real de Jon ya estaba pensado desde un comienzo. Pero hay más, tras la muerte de Joffrey (por parte de Tyrion) es Jaime quien asciende al trono tras quitar de enmedio a todo aquel que estaba antes que él en la línea de sucesión. Más allá del Mar Angosto, Daenerys no se hace con los huevos de dragón como parte de un regalo de bodas, sino que los encuentra tras huir de los dothraki por asesinar a Khal Drogo por la muerte de Viserys. Será este desencadenante lo que hace posible que finalmente se unan a ella…

Resumiendo, y volviendo al inicio: “Sí. Y no”. Ahora bien, y según vosotros, ¿qué síes y qué noes? ¿Qué véis en las llamas?

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif