Presentación de Tyrion Lannister. ¡Vota por su capítulo favorito en Tormenta de Espadas!

El Campeón del Torneo vuelve a la carga y necesita vuestra colaboración para decidir cuál es, otra vez, el mejor capítulo de esta semana. Un nuevo participante baja a la arena. Hasta ahora, su labia y su oro Lannister habían conseguido que nunca estuviera solo. Bronn, los clanes de las montañas y mercenarios de diverso pelaje estaban decididos a luchar en su nombre por unas cuantas monedas. Pero ahora, se acerca a la liza una figura diminuta, acompañada solamente por un estilizado guerrero vestido de cobre. Y lo único que los une a ambos es la venganza. Con todos nosotros, uno de los candidatos más fuertes de todo el libro, pues su arco es probablemente el más interesante y el que refleja la mayor parte de los momentos que hacen Tormenta de Espadas inolvidable. Hoy, Tyrion Lannister.

Tyrion Lannister, Tormenta de Espadas

Como ya vimos en la pasada edición durante Choque de Reyes, Tyrion había conseguido llegar a su apogeo como Mano del Rey en Desembarco. Su misión consistió en salvar la ciudad, a pesar del odio acérrimo que sus gentes y buena parte de los cortesanos le profesaban. Y lo logró en el Aguasnegras. Pero mientras el mundo se repartía los restos de la victoria, él estaba comatoso en un cuartucho, exiliado de la Torre de la Mano, que hasta el momento le había pertenecido.

Tyrion, en Tormenta de Espadas, vive por el contrario su caída, que se refleja desde un primer momento por el marcado abandono de todos sus secuaces. Los clanes de la montaña han regresado al Valle o se han quedado en el Bosque Real, los mercenarios han encontrado nuevos dueños y Bronn ahora es más insolente que nunca con su nueva condición de caballero. El enano, además, se ha quedado sin nariz, y una desagradable cicatriz se extiende por su cara en diagonal, desde la sien a la mandíbula. Perder todo esto, sin embargo, no es lo que más le duele a Tyrion.

Tyrion Tormenta de Espadas

Tyrion Lannister con la ballesta, por Rafal Hrynkiewicz © Fantasy Flight Games.

Lo que más le duele al enano es, más que nunca, su enanismo. Su deformidad es la causa de todo juicio que se vierte sobre él, y el motivo por el que no solo no se le reconocen sus conquistas, sino que se intuyan objetivos aviesos en todas y cada una de sus intenciones. Ese será su verdadero crimen, como él mismo confesará. Siempre presto para hacer justicia sobre su propia familia, esta vez sin embargo Tyrion será juzgado por los Lannister en un irónico contrasentido: Tyrion pasará de ser juez a ser juzgado por aquellos que le recriminan actuar contra su propia familia, cuando este viene de salvarles el pellejo. Al mismo tiempo, nadie valora tampoco las decisiones o sacrificios que asume en beneficio del león. Sin apenas tiempo para celebrar su victoria en el Aguasnegras, Tyrion puede confirmar que solo es un Lannister de cara a la galería, esto es, siempre que pueda ser utilizado como tal para los fines que el cabeza de familia considera adecuados, pero nunca conseguirá serlo por derecho propio para su padre o su hermana.

Las dudas sobre su lealtad y su naturaleza se ponen de manifiesto desde el primer instante los capítulos de Tyrion en Tormenta de Espadas. Poco a poco, el enano estará cada vez más solo, llegando hasta el punto de perder a Shae. Tywin no solo le robará la cadena de oro con las manos entralazadas con la que Tyrion asfixiará a la mujer, sino también incluso a la prostituta en uno de los actos de hipocresía más despreciables de toda la saga, puesto que el propio patriarca Lannister señala que las putas son la debilidad de su hijo poco antes de concertar su matrimonio con Sansa Stark, además de haber criticado duramente a su padre por haber vestido con sus joyas a una de sus rameras. Esta será la gratitud que le ofrece su padre: un matrimonio con el que Tyrion pueda sentirse rechazado todos los días de su vida por su esposa, no solo por ser grotesco, sino también por ser un Lannister.

A pesar de estar rodeado de su familia y de seguir en el Consejo Privado, Tyrion se verá poco a poco más alejado del juego de tronos: hay nuevos jugadores, hay nuevas piezas y él se ha incorporado demasiado tarde y con muy pocas fuerzas a la nueva partida. Llegado el momento, solamente se acercará a él un dorniense que quiere aprovecharse de las circunstancias para llevar a cabo su venganza personal y un hermano al que sin duda le pesan las mentiras con las que engañó a Tyrion en su juventud. Con todo perdido y lleno de odio, cuando los dioses ya le hayan dado la espalda, Tyrion se convertirá en el monstruo que todo el mundo da por hecho que es. No abandonará Desembarco del Rey sin cobrarse su personal venganza, extendiendo así la maldición del cargo de Mano del Rey, de la que él se libró solo en parte; y dejando a su hermano más roto de lo que lo dejó la amputación que sufrió a manos de la Compañía Audaz.

Como es costumbre, ofrecemos ahora los resúmenes de los capítulos de Tyrion Lannister en Tormenta de Espadas. Recomendamos encarecidamente su lectura, pues estamos ante uno de los arcos más dramáticos y logrados de todo el libro, hasta el punto de que el enano es responsable de que Tormenta de Espadas sea una montaña rusa en su segunda parte. Para aquellos que solo vieron la serie, recordamos que Game of Thrones eludió un punto muy importante de su trama: la revelación de que Tysha, el primer amor de Tyrion, no era en realidad una prostituta, sino una muchacha que se había enamorado del enano o de su oro.

  • tyrion i: Tyrion se despierta en el cuartucho adonde fue llevado tras la batalla del Aguasnegras. Gracias a Bronn y su escudero, Tyrion se da cuenta de que todo el poder que tenía en la ciudad lo ha perdido. Deseoso de obtener reconocimiento o algo de gratitud por su actuación durante la defensa de Desembarco del Rey, Tyrion acude a la Torre de la Mano para hablar con su padre. Allí le pide que le entregue lo que le corresponde por derecho, Roca Casterly. Tywin se niega vehementemente y le reconoce que para él solo es su hijo porque no puede demostrar lo contrario.
  • tyrion ii: Tyrion llega a los aposentos de Varys para que este consiga que vea a Shae. Antes de concertar la cita, el enano y el eunuco hablan de que Pycelle y Blount han sido readmitidos en sus cargos, y que es trabajo de la Araña espiar a Tyrion por orden e la nueva Mano. Tyrion va a ver a Shae, quien le dice que Symon Pico de Oro le ha contado que Joffrey se va a casar con Margaery y que la boda va a ser un evento inolvidable. Tyrion, después de acostarse con la muchacha y de decirle lo peligroso que es que permanezca en la ciudad, se ve incapaz de forzarla a abandonar Desembarco y a cambio solicita a Bronn que encuentre al bardo.
  • tyrion iii: Tyrion acude a una reunión del Consejo Privado en la que queda patente que ha perdido toda su influencia. Los consejeros hablan de la pronta llegada de los dornienses a Desembarco, del ataque de Balon Greyjoy al Norte, de la derrota de los norteños en el Valle Oscuro y de la Boda Púrpura. Además, se reparte el botín tras el Aguasnegras y Meñique es enviado al Valle para mantener la fidelidad de Lysa Arryn. La reunión finaliza en una charla entre los cuatro Lannister. Tywin obliga a Cersei y a Tyrion a desposarse para afianzar más su posición política y la reina abandona la sala airada después de acceder a sopesar las propuestas de matrimonio que ha pensado su padre. Tyrion, nuevo Consejero de la Moneda, también accede a casarse con Sansa Stark, puesto que si no Wyllas, el pretendiente idóndeo para Cersei, se desposará con la joven loba. El matrimonio debe celebrarse antes de la boda de Joffrey. Y, hablando de bodas, Tyrion descubre que Robb ha roto su juramento con la Casa Frey, mientras su padre se muestra hasta cierto bastante contento de que, aparentemente, los Westerling del Risco le hayan traicionado al desposar a Jeyne con el Joven Lobo.
  • tyrion iv: Bronn y Tyrion van a buscar a Symon Pico de Oro. Mientras van hacia allí, el enano aprovecha para ver el estado en el que está el puerto de Desembarco del Rey. Cuando se reúne con el bardo, Tyrion le hace saber que debe irse con la bolsa que le ofrece, pero aquel rehúsa. Tyrion, que está preocupado por que el bardo contara su aventura con Shae por las consecuencias que podría acarrearle a esta, le dice a Bronn que haga desaparer a Symon en tres días. Las habladurías que corren toda la corte por no haber consumado todavía su matrimonio con Sansa han llegado hasta los oídos de su padre, quien lo hace llamar para hablar de las obras necesarias para reconstruir la ciudad y enseñarle las espadas que Mott ha reforjado gracias a Hielo. Tyrion le reconoce a su padre que la deuda de la Corona es inmensa y que no entiende cómo Meñique podía sufragar los gastos del reino. Este le reprocha su actitud, proponiendo que deje el cargo si no se ve capaz de sacar adelante sus tareas, lo que Tyrion rechaza. También hablan del matrimonio de Cersei y Wyllas, rechazado por los Tyrell. A continuación, Pycelle llega con noticias del Muro, desde donde se piden hombres temiendo que toda la expidición de Mormont haya muerto. Tywin no aprueba ayudar a la Guardia de la Noche, y encomienda al Gran Maestre a escribir una carta dejando caer que el Trono de Hierro apoyará a los cuervos cuando acabe la guerra y una persona afín esté al mando de la Guardia: Janos Slynt.
  • tyrion v: Podrick, Bronn y Tyrion, seguidos de una comitiva de honor, reciben a los trescientos dornienses a las afueras de Desembarco del Rey. Aunque se esperaba la llegada del príncipe Doran, quien llega a la capital es Oberyn Martell, conocido como la Víbora Roja y con una reputación tan negra como su pelo. Oberyn y Tyrion conversan un rato sobre la visita que este y su hermana hicieron a la Roca al poco de nacer Tyrion. Oberyn le narra su decepción al verle, puesto que se decía que era un auténtico monstruo. Sin duda, el monstruo era su hermana Cersei, que desde bien pequeña mostró un odio visceral por el enano. La conversación es distendida hasta que Oberyn exige justicia por el asesinato de su hermana Elia. Tyrion le recomienda un par de prostitutas puesto que Oberyn le ha dicho que prefiere morir con una teta en la boca, y sus intenciones parecen conducirle irremediablemente a la tumba.
  • tyrion vi: después de cenar con Sansa, Tyrion se enfrasca en los libros de cuentas de Meñique, que no le dan buena espina al enano. Al poco, Blount acude para convocar a Tyrion a la Torre de la Mano. Allí están los Lannister, quienes acaban de recibir una carta de Lord Walder Frey informando de la muerte de Robb y Catelyn. Tywin se muestra cauto con la pacificación, y Joffrey sin embargo quiere continuar vengándose de los traidores, llegando a solicitar que se traiga la cabeza de Robb para ofrecérsela a Sansa en el banquete de su boda con Margaery. Luego trata de humillar a su abuelo, pero este se deshace del joven rey y critica a Cersei por la educación que le ha dado al chico. Tywin y Tyrion hablan luego de la justicia que pide Oberyn, y la Mano sugiere contar que el causante de todo fue Ser Amory Lorch, que buscaba la merced de Robert. Como fue asesinado por el oso de Vargo Hoat en Harrenhal, nadie puede negarlo. Después hablan de la Boda Roja, y Tywin hace ver que él no se ha manchado las manos, que la iniciativa preció partir de lord Walder y que también se contaba con el apoyo de Bolton, nuevo Guardián del Norte.
  • tyrion vii: Tyrion va a buscar a Shae a la sala donde se guardan los cráneos Targaryen. No está cómodo compartiendo cama con Sansa, y menos ahora que la chica sabe que Robb y su madre han muerto. Después de jugar un rato y disfrutar del sexo, Tyrion vuelve a pensar qué hacer con Shae. Duda entre enviarla al burdel de Chataya o casarla con alguien. Aunque piensa en Bronn, finalmente se decanta por Ser Tallad quien, como su nombre indica, es alto. El amanecer no tarda en llegar y no solo trae un nuevo día, también un nuevo año, un nuevo siglo y una boda inolvidable.
  • tyrion viii: después de que Joffrey recibiera Lamento de Viuda, Tyrion dedujo que inevitablemente había sido el chico quien había intentado matar a Bran, y cavila sobre eso mientras tiene lugar la ceremonia de la boda en el Gran Septo de Baelor. Finalizado el acto, todos marchan hacia la Fortaleza Roja y Tyrion intenta hablar con Sansa pero se encuentra, como de costumbre, con un muro de gélida cortesía. Después de cambiarse, Tyrion acude con Sansa al Salón del Trono y, poco antes de llegar, Olenna Tyrell le recoloca la redecilla de adularias que la joven Stark lleva puesta. Comienza el banquete y, a pesar de que Sansa se encuentra como ausente, todo marcha bien hasta que unos enanos justadores ofrecen su espectáculo. Joffrey propone que su tío monte a la cerda, y Tyrion se burla del rey. Este le vacía el gran cáliz de vino en la cabeza y luego le obliga a ser su copero. Tyrion va sirviendo vino al rey hasta que, al poco de probar la empanada, Joffrey comienza a atragantarse hasta morir asfixiado. Cersei, presa de la desesperación, hace que apresen a Tyrion por asesinato.
  • tyrion ix: Kevan acude a las habitaciones de Tyrion para ver a su sobrino y le dice que busque testigos para probar su inocencia, dándole para ello un pergamino, pues está recluido. También le hace saber que su hermana reclamará a Ser Gregor Clegane si exige un juicio por combate. Tyrion no sabe en quién puede confiar, y solamente se le ocurre que Sansa testifique en su favor, aunque la chiquilla ha desaparecido y si hay sospechas sobre ella, todos creerán que él también tuvo algo que ver al ser matrimonio. Gracias a Podrick consigue hablar con Bronn, quien se niega a enfrentarse a la Montaña y, además, va a casarse con Lollys. Ser Addam va a buscarlo el día del juicio y este comienza en el Salón del Trono, extendiéndose por días sucesivos. Allí, los hombres de su hermana o cualquiera ansioso de su favor comienzan a descontextualizar las amenazas que el enano profirió a Joffrey o a mentir directamente. Kevan vuelve a hablar con Tyrion y le informa de que su padre le ofrece declararse culpable y partir al Muro. Tyrion no quiere confesar, entre otras cosas porque no tiene nada que confesar; pero al día siguiente Varys confirma la mayor parte de las verdades que se han dicho sobre Tyrion. Esa noche quien va a visitarlo es Oberyn Martell, a quien su hermana ha intentado comprar. Oberyn se siente aliviado con el hecho de que Cersei culpara a Tyrion, puesto que si no las culpas hubieran sido para él. Pero no está feliz, sin embargo, con la historia que le han contado de Ser Amory Lorch. Y en su búsqueda de justicia, está decidido a ser el campeón de Tyrion.
  • tyrion x: El último testigo de Cersei es Shae, quien cuenta que todo fue planeado entre Tyrion y Sansa, además de hacer otros comentarios para humillar al enano. Este, claramente ofendido, decide confesar. Y lo que confiesa es que es culpable del crimen de ser un enano y, por ello, de querer ser el monstruo que todo el mundo cree que es. Visto que es imposible encontrar justicia, Tyrion exige un juicio por combate. Antes del combate, Tyrion y Oberyn hablan de la visita a Roca Casterly. El objetivo era unir por un doble matrimonio las casas Lannister y Martell, algo que seguramente las madres de ambos tenían planeado, pero que Tywin rechazó de malas formas una vez murió Joanna. El combate comienza entre la Víbora y la Montaña y, tras un largo tanteo inicial, Oberyn consigue impactar con su lanza en la axila primero y en la corva después. Oberyn ha estado durante toda la pelea tratando de sonsacar a Ser Gregor la verdad, diciéndole que fue él quien mató y violó a Elia. Cuando la Montaña cae, Oberyn coge su mandoble, pero apoya su pierna en el pecho del moribundo, y este consigue desequilibrarlo. A continuación, Gregor reconoce sus crímenes mientras le saca los ojos a Oberyn, le rompe los dientes y finalmente le aplasta la cabeza. Tyrion vomita al saber su destino.
  • tyrion xi: Jaime, que ha llegado a Desembarco, va a salvar a su hermano en medio de la noche. Allí hablan amistosamente hasta que el Matarreyes le confirma que Tysha no era una puta. Tyrion no se lo puede perdonar y le dice que sí mató a Joffrey y que Cersei se ha estado acostando con Lancel y con Osmund Kettleback. Tyrion prosigue solo por el cuarto nivel de las mazmorras de Maegor hasta encontrar a Varys. Marchan en la oscuridad hasta llegar a un mosaico con el dragón tricéfalo del que Shae habló a Tyrion una de las primeras veces que Varys la llevó a su dormitorio, cuando todavía estaba en la Torre de la Mano. Tyrion decide subir y saldar cuentas con su padre. Pero antes de verse cara a cara con él, Tyrion se encuentra a Shae desnuda en la cama de Tywin, con el collar de las manos de oro entrelazadas del cargo. Tyrion lo utiliza para asfixiarla. Luego coge la ballesta de su padre y va al excusado, donde Tywin se encuentra haciendo oro. Allí le pregunta por lo que hizo con Tysha, amenazándolo de que si vuelve a repetir la palabra puta, disparará. Tywin la repite al señalar que Tysha fue adonde van las putas, y una saeta se le clava en la ingle. Tywin le dice que no es hijo suyo, pero Tyrion le contesta que efectivamente lo es, puesto que es su viva imagen y le apremia a morirse rápido, pues un barco le está esperando. Tywin fallece demostrando que no cagaba oro.

[socialpoll id=”2488516″]

Y ahora, vuestro turno: ¿Qué momentos destacaríais de los capítulos de Tyrion en Tormenta de Espadas? Y, por supuesto, ¿tenéis ya claro cuál es vuestro capítulo favorito?

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif