El ensayo de hoy nos ha sido descubierto por la leal @Alicent Hightower. En él, el autor coge uno de los temas más debatidos sobre la saga y cuyas especulaciones muchos dan por sentadas y le da una vuelta para buscarle una lectura algo diferente.

El bloguero Sweet Sun Ray, creador del blog Mythological weave of Ice & Fire, trata de predecir los eventos que van a acontecer en el Valle en Vientos de Invierno mientras Sansa está allí (e incluso después de la Larga Noche), todo ello basándose en tres escenas: el Torneo de la Mano en Juego de Tronos, la profecía de Alto Corazón y el castillo de nieve en Nido de Águilas. Debemos avisar de que, en esta ocasión, hemos decidido suprimir dos de las secciones de este artículo, debido en mayor medida a que su inclusión alargaba extremadamente la entrada sin aportar nada que no pueda ser realmente resumido en dos frases. Ambas partes, relativas a los clanes de la montaña y a Meñique, son mencionadas con su clave en las conclusiones, por lo que no se pierden. Y no olvidemos que del papel de Meñique en el Valle leeremos largo y tendido cuando @Eduardo Baratheon nos deleite por fin con su esperado (ya casi tanto como Vientos de Invierno) “Piedra”.


Sansa y los Gigantes

— Sweet Sun Ray —


Este ensayo no solo discutirá los presagios de varios párrafos muy importantes del Torneo de la Mano desde el punto de vista de Sansa, sino también las palabras del Fantasma de Alto Corazón sobre ella y, mayormente, lo que augura el capítulo en el bosque de dioses de Nido de Águilas cuando Sansa y Meñique construyen un Invernalia de nieve y Robalito acaba destruyéndolo; a la vez que escenas paralelas en el arco de Sansa. Juntando todas las piezas podemos realmente obtener un escenario muy concreto y coherente de lo que pasará en el Valle. Sin embargo, debo advertiros de que las conclusiones y el escenario podrían contradecir mucho las creencias generales sobre el arco de Sansa, como Sansa reconstruyendo Invernalia con la ayuda del Valle. No es que el escenario que propongo vaya a arruinar todas las posibilidades de que Sansa sea un personaje resurgido, pero ciertamente en de la forma gloriosa con un ejército del tamaño de cuarenta mil como muchos parecen creer, o ni siquiera el Valle como lo conocemos hoy en día. Sin embargo, tendrá desgarradoramente mucho sentido.

El párrafo más importante que predice el arco de Sansa en el Valle es la escena de la muerte de Ser Hugh en el Torneo de la Mano. Presagia de forma rudimentaria lo que pasará en Nido de Águilas, las Puertas de la Luna y la Puerta de la Sangre. Todo lo demás nos da los detalles y particularidades. Pero, básicamente, todo el artículo todo gira en torno a este párrafo.

El momento más aterrador de la jornada se produjo durante la segunda justa de Ser Gregor, cuando acertó con la lanza a un joven caballero del Valle bajo el gorjal de la armadura con tal fuerza que se le clavó en la garganta y lo mató al instante. El joven cayó a menos de tres metros de donde estaba Sansa. Aún tenía la punta de la lanza de Ser Gregor clavada en el cuello, y la sangre brotaba en latidos lentos, cada uno más débil que el anterior. La armadura del joven era nueva, brillante; el acero, al reflejar la luz, mostraba destellos de fuego a lo largo del brazo extendido. En aquel momento el sol se ocultó tras una nube, y el fuego desapareció. La capa era azul, del color del cielo en un día despejado de verano, con un ribete de medialunas; pero a medida que se empapaba de sangre, la tela se oscurecía y las lunas se fueron tornando rojas una a una.

juego de tronos, sansa ii

 

Una de las profecías más conocidas y a menudo discutidas sobre el arco de Sansa es la que el Fantasma de Alto Corazón cuenta a la Hermandad sin Estandartes.

Soñé con una doncella en un banquete, con serpientes púrpura en los cabellos y veneno en los colmillos. Y más tarde volví a soñar con esa doncella, que mataba a un cruel gigante en un castillo hecho de nieve.

tormenta de espadas, arya viii

 

La doncella es Sansa. La primera mitad de la profecía se refiere al asesinato de Joffrey en su propia boda con una de las amatistas envenenadas que Olenna saca de la redecilla de Sansa. La segunda mitad hace referencia a Sansa destrozando el muñeco de Robalito y lleva a numerosas interpretaciones sobre el gigante.

  • Que el Fantasma solo vio el tira y afloja entre Sansa y Robalito en Nido de Águilas y no significa nada más que esa simple escena.

  • Que es un doble presagio de Sansa realmente asesinando al escurridizo y cruel gigante, con varias propuestas para la identidad del Gigante; ya sea Robert Strong, Petyr Baelish (cuyo blasón familiar es la cabeza de un titán de Braavos), o Tyrion, a quien se define como un gigante intelectual a pesar de su tamaño.

 

Estoy de acuerdo en que el Fantasma de Alto Corazón solo vio la pelea infantil entre Sansa y Robalito en el Nido. Sin embargo, el propio capítulo desde el momento en que Sansa se despierta hasta que deja el bosque de dioses está lleno de paralelismos presagiadores. La profecía es la señal de George para que prestemos atención al propio capítulo.

La Montaña

El apodo de Gregor Clegane es La Montaña, y es el hombre más grande que Eddard Stark ha visto: un auténtico gigante humano al que incluso otros humanos gigantes tienen que mirar hacia arriba.

Para entonces Ser Gregor Clegane ya había ocupado su puesto en la liza. Era enorme; Eddard Stark no había visto en su vida a nadie tan gigantesco. Robert Baratheon y sus hermanos eran hombres corpulentos, al igual que el Perro, y en Invernalia, el mozo de cuadras retrasado, Hodor, los dejaba pequeños a todos. Pero el caballero al que apodaban la Montaña que Cabalga era aún más grande que Hodor.

juego de tronos, eddard vii

 

La montaña que flanquea el Nido de Águilas (la cual Catelyn Tully sube en Juego de Tronos con Tyrion como su rehén y que Sansa desciende con Robalito en Festín de Cuervos) se llama Lanza del Gigante, una montaña que mira por encima a las otras montañas, de una altura de unos 5.630 kilómetros.

Por encima de todas destacaba el pico al que llamaban Lanza del Gigante, una cumbre a la que el resto de las cumbres miraban desde abajo, con la cima perdida entre las nieblas gélidas, a más de cinco kilómetros de las tierras de la cuenca.

juego de tronos, catelyn vi

 

Por lo que tenemos la lanza del gigante la Montaña matando a Ser Hugh y una montaña llamada Lanza del Gigante. Dos veces las mismas tres palabras en diferente orden. El nombre de la montaña es bastante peculiar: una montaña, ni siquiera solo su cima, parece una lanza. En otras palabras, la lanza de la Montaña presagia algún desastre natural que involucra a la Lanza del Gigante en el Valle. Hay algunas opciones de desastres naturales en montañas: erupciones, aludes, desprendimientos y avalanchas. No se menciona que sea un volcán, por lo que podemos descartar eso. Los aludes son algo común en la zona, pero raramente un desastre a larga escala. No es temporada de desprendimientos, pero sí de avalanchas. Y eso es por lo que yo me inclino, incluso antes de encontrar esto…

Ser Gregor Clegane, la Montaña que Cabalga, pasó al galope junto a ellos como una avalancha.

juego de tronos, sansa ii

 

Y por si eso no fuera suficiente, tenemos una referencia a una avalancha real, cuando Catelyn llega a Cielo durante su ascenso nocturno al Valle.

Ya salía el sol por el este cuando Mya Piedra llamó a los guardias, que les abrieron la puerta. Tras los muros sólo había rampas y un enorme montón de piedras de todos los tamaños. Iniciar una avalancha desde allí sería lo más sencillo del mundo.

juego de tronos, catelyn vi

 

Las tres puertas del camino en la Lanza del Gigante se llaman Cielo, Nieve y Piedra, desde arriba hacia abajo. En conjunto con el pensamiento de la avalancha de Catelyn en Cielo, es como si GRRM estuviera diciendo “del cielo viene nieve y piedra” con los nombres y el orden de esas puertas.

George menciona esa montaña del Nido y su descripción ominosa cinco veces en los capítulos de Sansa, y se refiere a ella treinta veces. La mención más ominosa es el siguiente pasaje del primer capítulo de Alayne en Festín de Cuervos.

La cima nevada de la Lanza del Gigante se alzaba ante ella; una inmensidad de piedra y hielo que empequeñecía el castillo posado en su hombro. Carámbanos de siete varas de largo colgaban del borde del precipicio donde, en verano, caían las Lágrimas de Alyssa.

festín de cuervos, alayne i

 

El Nido de Águilas es un enano en comparación con el inmenso gigante de gigantes.

George también hace alusión varias veces a la cantidad de nieve que se acumula en la Lanza del Gigante. Para cuando Sansa llega a la puerta más baja, Piedra, durante su descenso a las Puertas de la Luna, Mya estima que la nieve podría tener ocho palmos de profundidad la mañana siguiente.

El Nido de Águilas estaba envuelto en un manto gélido; la punta de la Lanza del Gigante, enterrada en una vara de nieve.

[…]

La nieve empezó a caer cuando salían de Piedra, el mayor y el más bajo de los tres castillos de paso que defendían el acceso al Nido de Águilas. El sol se estaba poniendo. Lady Myranda sugirió que dieran la vuelta y pasaran la noche en Piedra, para reanudar el descenso cuando amaneciera, pero Mya se negó en redondo.
—Por la mañana podría haber ocho palmos de nieve, y los peldaños serían traicioneros hasta para mis mulas —dijo—.

festín de cuervos, alayne ii

 

Y eso es solo al principio del invierno. Seguro que incluso más nieve se acumulará, y promete ser uno de los inviernos más duros que se recuerdan en los últimos ocho mil años. En invierno, cuando las temperaturas ambientes son demasiado frías y secas, la estructura cristalina de nieve y hielo se hace inestable, mientras que las capas más recientes de nieve estacional no tuvieron suficiente tiempo para asentarse y las tormentas las desplazan fácilmente para añadir peso a la nieve inestable. Cuando se rompen esas débiles estructuras cristalinas se pueden hacer aéreas y ganar turbulencias, resultando en una avalancha de polvo de nieve.

Estas son las avalanchas más mortales. Consisten en nieve, hielo y cualquier desecho de árbol o roca que puedan arrastrar a una velocidad masiva de 480 km/h. Con la gravedad como cómplice, pueden aumentar hasta una masa de 10 millones de toneladas, destruyendo todo a su paso. El flujo puede atravesar el suelo de un valle y subir de nuevo. Tiene el poder destructivo de un huracán de nivel 10 (el nivel máximo actual es de 5, con velocidades de más de 252 km/h).

Mientras tanto, las Puertas de la Luna a los pies de la Lanza del Gigante (básicamente un cañón de nieve en polvo esperando) no son más grandes que el juguete de un niño, y la gente no más grande que hormigas que se pisan y aplastan con facilidad.

Apoyó las manos en la balaustrada de piedra y se obligó a asomarse. Doscientas varas más abajo se alzaba Cielo, con los peldaños de piedra excavados en la montaña, el sendero serpenteante que pasaba por Nieve y Piedra hasta llegar al fondo del Valle. Divisó las torres y edificios de las Puertas de la Luna, diminutos como juguetes. Alrededor de las murallas, los ejércitos de los Señores Recusadores empezaban a cobrar vida, y los hombres salían de sus carpas como hormigas de un hormiguero.
«Ojalá fueran hormigas de verdad —pensó—. Podría pisarlas y aplastarlas

festín de cuervos, alayne i

 

El hogar Arryn de importancia en Vientos de Invierno es la fortaleza donde Sansa, Meñique y Robalito viven durante el invierno: las Puertas de la Luna. George nos da una imagen visual exacta de lo que hará la Lanza del Gigante a las Puertas de la Luna cuando Robalito destroza el castillo de nieve de Sansa.

Luego llegaron los temblores. Al principio no fueron más que unos estremecimientos, pero casi al instante se derrumbó sobre el castillo agitando los miembros con movimientos convulsos. Las torres blancas y los puentes de nieve saltaron en pedazos. Sansa se quedó paralizada, horrorizada, pero Petyr Baelish agarró a su primo por las muñecas y llamó a gritos al maestre.

tormenta de espadas, sansa vii

 

Con todo el enfoque de esta escena en cómo Sansa destroza un muñeco gigantesco, prestamos menos atención a qué está realmente haciendo el gigante al castillo de nieve. El castillo de nieve de Sansa está a escala del tamaño del juguete de un niño (el muñeco). Mientras, el niño, Robalito, es del tamaño de una montaña a escala. El mismo Robalito nos recuerda que no deberíamos tomar la escena como Robalito destrozando el castillo, sino como el gigante al que representa.

—Era un gigante —sollozó el niño—. No era yo, el que rompía el castillo era un gigante.

tormenta de espadas, sansa vii

 

Aunque Sansa y Meñique ven el castillo de nieve como un modelo de Invernalia, esto no significa que el castillo solo simbolice a Invernalia. En el párrafo descriptivo de Robalito destruyendo el castillo de nieve se refiere a él simplemente como “el castillo”. No un gigante de verdad, como Wun-Wun, puede empequeñecer un castillo real o colapsar sobre él. Es necesario el gigante del tamaño de un montaña, y el único castillo situado en el valle de tal montaña es las Puertas de la Luna. No hay montaña en las cercanías de Invernalia. Y, por supuesto, la capa de Ser Hugh con lunas crecientes manchándose de rojo por la sangre definitivamente señala una conexión con la luna, que encaja con el nombre de las Puertas de la Luna.

El párrafo de la muerte de Ser Hugh da una referencia temporal: pasa poco antes de que se esconda el sol, una alusión a la Larga Noche, la cual se ha iniciado con el sonido del Cuerno de Joramun o el Cuerno del Invierno.

[…] y aún antes, Joramun, que hizo sonar el Cuerno del Invierno y despertó a los gigantes de la tierra.

choque de reyes, jon iii

 

La frase poética “despertar a los gigantes de la tierra” implica posiblemente terremotos; y, ¿qué son los gigantes si no montañas? Cuando la gente describe la experiencia de un terremoto, lo hacen diciendo cómo el suelo bajo ellos tiembla, se estremece y se sacude. La destrucción del castillo por Robalito no solo nos muestra la cantidad de destrucción que puede causar una montaña, sino lo que lo provoca en primer lugar: un terremoto traerá una avalancha infernal a las Puertas de la Luna.

La leyenda sobre el Cuerno del Invierno es uno de esos cuyas características en los libros muchos lectores relacionan con la mitología nórdica de Ragnarok. Ragnarok es el final de un ciclo temporal donde los dioses y héroes tienen que combatir con los muertos, gigantes de hielo y gigantes de fuego (hielo y fuego). Varios eventos profetizados preceden al Ragnarok, pero el comienzo de ese periodo se anuncia haciendo sonar varios cuernos. El enemigo de Odin es Loki, quien tiene varios hijos y nietos monstruosos. Dos de sus nietos lobo causan un invierno largo: Sköll (Traición) se come el sol después de que Haiti (Enemigo) persiga a la luna y se la coma entera. Catelyn y Sansa asocian los vientos durante su ascenso y descenso por el flanco de la Lanza del Gigante con el aullido de un lobo.

Por encima de Nieve, el viento era un ser vivo que aullaba en torno a ellas como un lobo en la pradera, y cesaba bruscamente, casi parecía que quisiera tentarlas para que se confiaran.

juego de tronos, catelyn vi

A su alrededor todo era aire y cielo; el suelo descendía en brusco picado a ambos lados. Bajo sus pies había hielo y piedras rotas con las que podían tropezar, y el viento aullaba como una fiera.
«Suena como un lobo —pensó Sansa—. Un lobo fantasma, grande como las montañas

festín de cuervos, alayne ii

 

Si el Cuerno del Invierno despierta montañas y una avalancha cae de la Lanza del Gigante, una montaña donde el viento aúlla como un lobo para tragarse las Puertas de la Luna, entonces tenemos, de hecho, un evento del Ragnarok: un lobo persiguiendo a la luna y tragándosela entera con nieve. Y para aquellos enterrados debajo de la avalancha, la luna y el sol se apagarán.

Puertas de la Luna, por Paolo Puggioni

Las referencias lunares de las Puertas de la Luna son normalmente ominosas. Cuando Catelyn llega con Tyrion como rehén, hay una luna creciente (como un cuerno) reflejada en el foso del castillo. La misma creciente aparece durante el ascenso de Catelyn al Nido. George quiere que asociemos visualmente una luna creciente con las Puertas de la Luna y el flanco de la Lanza del Gigante1.

Pese a todo, era ya noche cerrada cuando llegaron al castillo que se alzaba al pie de la Lanza del Gigante. En sus baluartes brillaban las antorchas, y la luna2 se reflejaba en las aguas oscuras del foso.

[…]

Allí las estrellas brillaban más y la luna creciente se veía enorme en el cielo negro y despejado.

 

Somos testigos de lunas crecientes en la capa de Ser Hugh que se vuelven rojas por la sangre. Y en el último capítulo de Bran en Danza de Dragones, que cubre varias lunes, la luna creciente se compara repetidamente con un cuchillo.

La media luna formaba un arco fino y definido como la hoja de un cuchillo.

danza de dragones, bran iii

 

La hoja creciente es una hoja de siega o cosecha asociada con la imagen popular de un druida, ambas usadas para la cosecha del muérdago y sacrificio humano. Esto es por lo que la hoz es un símbolo de la Muerte incluso a día de hoy. Los Primeros Hombres practicaban el sacrificio en su religión de los Antiguos Dioses. Bran tiene una visión de tal evento en un pasado distante, en la cueva de Cuervo de Sangre.

Y entonces observó a un hombre con barba que obligaba a un prisionero a ponerse de rodillas frente al árbol corazón. Una mujer canosa atravesó un montón de hojas rojo oscuro y se acercó a ellos, con una hoz de bronce en la mano.

danza de dragones, bran iii

 

La luna [con forma de cuerno] de Catelyn también aparece en Los Gemelos cuando Robb cruzó después de consentir el pacto de matrimonio con una de las hijas de Lord Walder Frey.

Cruzaron el puente al anochecer, bajo una luna creciente 3 que parecía flotar sobre el río. La doble columna atravesó la puerta de la torre este como una gran serpiente de acero, desapareció en el interior, atravesó el puente, y salió de nuevo a la noche tras pasar por la torre oeste.

juego de tronos, catelyn ix

 

Y sabemos cómo de sangriento puede ser un sacrificio humano, cuando Robb volvió a Los Gemelos. Si la avalancha ocurre durante un fuerte evento en las Puertas de la Luna sería una masacre devastadora, posiblemente superando a la Boda Roja.

Sansa

Quizás un vistazo a los párrafos más personales del torneo y el castillo de nieve darán una percepción precisa de cómo esos eventos pueden afectar a Sansa. Aparte de la repetida mención de la palabra sueño en relación al castillo de nieve, George también se enfoca en el cambio de luz. Sansa se despierta antes del amanecer, en el frío y la oscuridad. Cuando entra al bosque de dioses aún es de noche, un mundo sin color, solo blancos, negros y grises. Sin embargo, para cuando rompe el amanecer, se encuentra de rodillas en el jardín y al final empieza a construir el castillo de nieve conforme la luz se hace más clara y el color vuelve al mundo. La combinación de Sansa construyendo con nieve Invernalia de memoria tras las múltiples referencias al amanecer es el mayor motivo por el que muchos lectores piensan que Sansa será un personaje resurgido de la Casa Stark cuando termine la Larga Noche. Aunque esta interpretación podría no estar equivocada, después de la Larga Noche, yo estoy en contra de la creencia de que será hecho con la ayuda del Valle; debido a las múltiples referencias a sueños y cómo al final somos testigos de gigantes destruyendo el sueño de Sansa, un sueño del que ella se aleja.

La habitación era fría y negra, aunque bajo las sábanas tenía calor. Aún no había llegado el amanecer. […] La nieve seguía cayendo en un silencio fantasmal y se depositaba en el suelo en un manto grueso inmaculado. Todos los colores habían desaparecido, sólo había blancos, negros y grises. Las torres blancas, la nieve blanca, las estatuas blancas, negras sombras y negros árboles, y por encima de todo el oscuro cielo gris.

tormenta de espadas, sansa vii

 

Sansa llama a esto un “mundo puro”: negro, blanco y gris. Es un mundo donde el bien y el mal son fácilmente distinguibles, y solo el cielo es gris. Se ausenta y se deja arrasar a un estado mental de inocencia y sueños, de Invernalia. Y cuanto más lo hace, más clara se vuelve la escena.

Cuando volvió a abrir los ojos descubrió que estaba de rodillas. No recordaba haberse dejado caer. Le pareció que el cielo gris se había aclarado un poco.
«Amanece —pensó—. Un día más. Un nuevo día». Pero los que añoraba eran los días antiguos, rezaba por que volvieran. Pero ¿a quién podía rezar? Sabía que aquel jardín se había concebido como bosque de dioses, pero no había suficiente tierra y era demasiado pedregosa para que arraigaran los arcianos.
«Un bosque de dioses sin dioses, tan vacío como yo».

tormenta de espadas, sansa vii

 

Sansa y Meñique

Sansa en el Valle, por Michael Komarck

Este párrafo no predice un resultado brillante para los sueños de Sansa en el Valle. Para cuando llegue el amanecer, estará de rodillas. Y los planes de personajes del Valle para Sansa quedarán en nada: los sueños y planes no pueden echar raíces ahí, y las oraciones no serán escuchadas ni respondidas. Este párrafo parece sugerir fuertemente que sus oraciones no serán respondidas por el Valle. Ni por Meñique, ni por Robalito, ni por Harold ni por un ejército del Valle. Apreciemos también cómo en lugar de proyectar el futuro más allá del amanecer, el párrafo señala el pasado (con la frase de Sansa extrañando los viejos días) a eventos que preceden el amanecer, los eventos que llevan a Sansa a ponerse de rodillas. Es como si este capítulo nos estuviera dando un pequeño vistazo al futuro con la llegada del amanecer y después como un tipo de flashback (comparado con ese momento en el futuro) nos dice lo que pasará entre el presente y el principio de la Larga Noche.

Cuando Sansa sale por primera vez a sentir la nieve en el bosque de dioses, se menciona la estatua de la mujer llorando.

En el centro del jardín, junto a la estatua de la mujer llorosa que yacía rota y medio enterrada en el suelo, volvió el rostro hacia el cielo y cerró los ojos. Sintió la nieve en las pestañas, la saboreó en los labios… Era el sabor de Invernalia, el sabor de la inocencia, el sabor de los sueños.

tormenta de espadas, sansa vii

 

La estatua fue dañada y se cayó durante el juicio por combate de Tyrion entre Bronn y Ser Vardis Egen. Es la imagen de Alyssa Arryn, una mujer que nunca derramó una lágrima por todos los hombres que había perdido en vida, y ahora no descansaría en la muerte hasta que sus lágrimas tocaran la tierra donde sus seres amados estaban enterrados. La cascada de la Lanza del Gigante se llama las Lágrimas de Alyssa porque el agua se transforma en vapor antes de que pueda tocar el suelo del valle.

De las Lágrimas de Alyssa ascendían jirones de niebla blanca, allí donde las aguas fantasmales caían por la ladera de la montaña e iniciaban el largo descenso por la Lanza del Gigante. Catelyn sentía en el rostro el roce de algunas gotas.
Alyssa Arryn había visto morir asesinados a su esposo, a sus hermanos y a todos sus hijos, pero en vida jamás derramó una lágrima. Por eso los dioses habían decretado que, tras su muerte, no conociera el descanso hasta que su llanto empapase la tierra negra del Valle bajo la que yacían los hombres a los que había amado y enterrado. Alyssa llevaba muerta seiscientos años, y ni una gota del torrente había llegado jamás al suelo del valle, tan abajo. Catelyn se preguntó cómo sería la catarata de sus lágrimas cuando muriese.

juego de tronos, catelyn vii

 

La mujer llorosa aparece tanto en el arco de Catelyn como en el de Sansa. Catelyn quiere espacio y tiempo para llorar, pero se sigue diciendo a sí misma que debe mantenerse fuerte. Llora, pero a menudo se limpia las lágrimas; y momentos antes de su muerte incluso se abre la cara para pararlas. Como Alyssa, Catelyn pierde a su marido y, en su mente, a todos sus hijos. Y como Alyssa, no consigue descanso ni indulto en la muerte, ya que resucita gracias a Beric Dondarrion. Es algo curioso que Sansa llegue a estar junto a esa estatua, que fue rota y dañada cuando su madre estuvo ahí; y cómo el roto y a medio enterrar puede ser una referencia a una mujer rota que está básicamente medio muerta.

La historia de Alyssa sin llorar, sin embargo, también nos lleva al párrafo inmediatamente después de la descripción de la muerte de Ser Hugh en el capítulo del torneo. Es quizás uno de los párrafos más escalofriantes en los capítulos de Sansa.

Jeyne Poole se echó a llorar y se puso tan histérica que la septa Mordane tuvo que llevársela para que recuperase la compostura, pero Sansa se quedó allí, con las manos entrelazadas sobre el regazo, observando la escena con una extraña fascinación. Era la primera vez que veía morir a un hombre. Pensó que también ella debería de estar llorando, pero no le salían las lágrimas. Quizá las lágrimas se le habían agotado llorando por Dama y por Bran. Se dijo que la cosa sería diferente si se hubiera tratado de Jory, o de Ser Rodrik, o de su padre. Para ella el joven caballero de la capa azul no era nadie, un desconocido del Valle de Arryn cuyo nombre había olvidado nada más oírlo. No habría canciones que lo recordaran, los juglares no glosarían sus hazañas. Qué pena.

juego de tronos, sansa ii

 

Sabemos que Sansa llora por Dama, por Bran, después por su padre; y, en privado, detrás de una puerta cerrada, por su hermano Robb y su madre. Pero no puede llorar por los caballeros y desconocidos del Valle. El párrafo hace a uno pensar si lloraría por Robert Arryn o Harrold. La respuesta es posiblemente que no derramará una lágrima por ellos, ni siquiera si tiene un pequeño romance con Harrold. No es su hogar, a fin de cuentas, ni los verá como su familia. Teniendo en mente por lo que pasó en Desembarco del Rey, de hacerse después ilusiones y acercarse hasta el punto donde puede revelar quién es para alzar un ejército para el Norte y después ser testigo de cómo se destruye con tales masacres de avalanchas y clanes de la montaña4 sin sentido, uno casi se espera una respuesta sin emoción. Olvidarse, despegarse, superarlo, avanzar; solo un puñado de desconocidos, no son nada para mí.

El párrafo después del capítulo de Sansa en el Torneo de la Mano refleja específicamente esa actitud de avanzar.

En cuanto retiraron el cadáver, un muchacho con una pala echó tierra sobre el lugar donde había caído para tapar la sangre. A continuación se reanudaron las justas.

juego de tronos, sansa ii

 

Aunque previamente resalté la capa azul (es una mención repetida), esta vez quiero enfatizar al desconocido. Porque Sansa conoce a un completo desconocido del Valle durante el torneo. Meñique le habla de forma muy familiar aún sin haberse presentado. La Septa Mordane debe señalarle quién es, e incluso entonces él no hace ninguna presentación. En su lugar, le toca la cara y el pelo.

Cuando por fin alzó la vista había junto a ella un hombre que la miraba. Era bajo, tenía barbita puntiaguda y un mechón de cabello plateado, era casi tan mayor como su padre.
—Debes de ser una de sus hijas —dijo. También tenía unos ojos grises que no sonreían aunque lo hiciera su boca—. Eres una Tully.
—Soy Sansa Stark —dijo ella algo incómoda. El hombre lucía una capa gruesa con cuello de pieles, y el broche de plata con que se la cerraba representaba un sinsonte. Tenía los modales desenvueltos de un alto señor, pero no lo había visto nunca—. No tengo el honor de conoceros, mi señor.
—Es Lord Petyr Baelish, mi niña. —La septa Mordane acudió al instante en su ayuda—. Del Consejo Privado del Rey.
—Cuando era joven tu madre fue mi reina de la belleza —dijo el hombre con voz queda. El aliento le olía a menta—. Has heredado su cabello.
Le rozó la mejilla con los dedos al acariciarle un mechón castaño rojizo. De repente, se dio media vuelta y se alejó.

juego de tronos, sansa ii

 

Aparte de ser algo siniestro con Sansa, lo identifica como una tercera muerte. Tenemos al Arryn de capa azul y el desconocido del Valle, Petyr Baelish. Y, por supuesto, si se enfrenta a Meñique por sus mentiras, especialmente con rabia por el sueño que colapsa, y está en posición de verle muerto, hay altas posibilidades de que no derramaría una lágrima por él.

Un beso

Sansa y Petyr, por Wavesheep

Desde el momento en que se expuso a la canción El Oso y la Doncella al comienzo de Tormenta de Espadas, cuando Olenna la escucha hablar de Joffrey y le propone un matrimonio con Willas Tyrell, la sexualidad de Sansa ha despertado. Sin duda, la segunda mitad de la canción se podría considerar una parodia, ya que insinúa la acción de un “cunilingus” con el oso lamiendo la miel del pelo de la doncella mientras ella está gimiendo, berreando y dando golpes al aire. Cuando el bufón hace sonar la canción en sus oídos, ella tiene incluso su primera fantasía erótica con un beso. Desde ese momento, casi cada capítulo de Sansa tiene un beso real o imaginario con hombres y niños que no desea; o se habla de besos, rogados o ganados.

Apenas si podía imaginar cómo sería levantarle el jubón y acariciarle la suave piel del cuerpo, ponerse de puntillas para besarlo, meter los dedos entre aquellos mechones color caoba y hundirse en sus profundos ojos pardos. El rubor le subió desde el cuello.

tormenta de espadas, sansa i

Lo cogió de la mano con firmeza y lo sacó de la cama, pero antes de que pudiera llamar a los criados, el niño le echó al cuello los brazos flacos y la besó. Fue un beso infantil, torpe. Todo lo que hacía Robert Arryn era torpe.
«Si cierro los ojos, puedo imaginar que es el Caballero de las Flores.»
En cierta ocasión, Ser Loras le había regalado una rosa roja a Sansa Stark, pero nunca la había besado.

festín de cuervos, alayne ii

 

Sansa ha sido besada por un bufón (Dontos), un enano y marido (Tyrion), un rey (Joffrey), una figura paterna (Meñique), un niño pequeño (Robalito), un trovador (Marillion) y lamida por un perro. Pero ninguno fue un caballero. Incluso si alguien argumenta que Sandor se ha convertido en un verdadero caballero en su arco con Arya, nunca besó realmente a Sansa, a pesar de su recuerdo falso sobre ello; ni ella tiene idea del rol que tomó en la historia de Arya. Ha experimentado besos chapuceros, húmedos, besos de menta, torpes y un beso cruel imaginario. Ninguno de ellos besos fue el beso de un amante (en el caso de Sandor, porque no pasó). En este momento, esa es aún su fantasía: ser besada por un apuesto caballero quien le jura su amor y devoción. El Perro puede haberle dado una dosis de realidad en cuanto a los caballeros en la corte, pero ella aún espera a un caballero de verdad. La rosa roja de Loras, su justa contra Robar Royce y el tema de los besos en el arco de Sansa señalan fuertemente que Harrold accederá al compromiso con la bastarda Alayne Piedra, quien no tiene ningún derecho que nadie sepa, y que compartirán un beso de amor.

Algunos de esos besos tienden a meterla en problemas, especialmente por quienes están celosos. Lysa se pone verde de envidia cuando Petyr besa a la doncella de nieve, y casi tira a Sansa por la Puerta de la Luna. En su lugar, Petyr Baelish le muestra la puerta a Lysa. Actualmente, tenemos al menos dos candidatos para dar problemas por celos: Myranda Royce y Robalito.

—Más vale que lo sepáis, mi señora —dijo Lothor—. Mya no ha subido sola. La acompaña Lady Myranda.
—Ah.
«¿Para qué habrá subido? ¿Sólo para volver a bajar?»
Myranda Royce era hija de Lord Nestor. […] Su madre había muerto hacía mucho, de modo que Lady Myranda se encargaba del castillo de su padre; según se rumoreaba, cuando ella estaba allí, la corte era mucho más animada.
—Más tarde o más temprano tendrás que conocer a Myranda Royce —le advirtió Petyr en cierta ocasión—. Cuando llegue el momento, ten cuidado. Le gusta hacerse pasar por una locuela, pero en realidad es más astuta que su padre. Vigila tus palabras cuando estés con ella.

festín de cuervos, alayne ii

 

Hay mucha especulación sobre Myranda y su potencial para dañar a Sansa de alguna forma, a menudo en la dirección de descubrir la verdadera identidad de Alayne y complicidad en el asesinato de Lysa a través del zapato perdido de Sansa. Sus comentarios sobre el culo de Sansa en relación con su edad y florecimiento, comprobando la modestia de Sansa, preguntas impertinentes sobre Meñique el momento en que se conocen… apoyan la impresión de que Myranda sospecha que Alayne no es la hija de Petyr Baelish y que hubo algún problema entre Lysa y Alayne por Meñique. Pero es dudoso que Nestor Royce o su hija usen esa sospecha o información abiertamente, exactamente por las razones que Meique señala: si Petyr Baelish o los suyos son acusados del asesinato de Lysa, entonces Nestor Royce puede despedirse de que su hijo herede las Puertas de la Luna. Es mucho más probable que Myranda intente averiguar lo máximo que pueda por si acaso, para su propio beneficio. Illyrio le explica a Tyrion cómo saber secretos y mantenerlos puede darte el mejor resultado. Incluso el conocimiento que uno no puede usar es valioso.

Además, si Myranda estuviera simplemente husmeando a Sansa en relación al asesinato, entonces, ¿por qué esperar tanto para conocerla y hacerse su amiga? Meñique estuvo fuera bastante tiempo, y a Robalito le gusta Myranda. Podría haber subido una o dos semanas antes y quedarse a ayudarles a empacar o con alguna otra excusa. Algunas noticias recientes despertaron los intereses de Myranda y la motivaron a escalar y conocer a Sansa antes de que llegara a las Puertas de la Luna: el compromiso no oficial de Alayne y Harrold. Antes de que todo el mundo asumiera que Meñique casaría a Alayne con el enfermo y poco popular Robert Arryn, resulta que Lady Anya Waynwood aceptó un compromiso con Harrold Hardying, el joven caballero que todos los señores del Vallen esperan que sobreviva a Robert, más pronto que tarde. Ambos Lord Nestor Royce y Myranda han esperado aterrizar ese halcón. Myranda tiene esto que decir sobre Harry el Heredero y la pelea que organizó Yohn Royce.

—Recemos para que coja las viruelas —dijo Lady Myranda con un bufido—. Ya tiene una hija bastarda con una aldeana, ¿lo sabías? Mi señor padre quiso casarme con Harry, pero Lady Waynwood se negó en redondo. No sé qué fue lo que no le gustó, si mi dote o yo.

festín de cuervos, alayne ii

 

La situación es un paralelismo menor con la de Desembarco del Rey con Margaery: mientras que en Desembarco del Rey, Margaery tomó el destino de Sansa, esta vez es Alayne la doncella y reputada que ha venido a la “ciudad” a casarse con el soltero más cotizado de la región. Por supuesto, una forma de controlar la competición es pretender ser amigas y ganarse la confianza de la rival, y hablar mal del objeto de afecto.

Al principio, Robalito y Sansa no se llevan muy bien. Él no tiene especial interés en Alayne, y ella piensa en él como un bebé molesto y mimado. Sin embargo, después de la muerte de Lysa, ella tiene que decirle a Lothor Brune que cierre la puerta de Robert, ya que sale de la cama por la noche para engancharse a sus pechos. Se convierte en su madre de acogida. Pero para cuando hacen el descenso a las Puertas de la Luna, él la besa en los labios y muestra un gran grado de posesividad.

—¿Te reservas para Lord Robert? —bromeó Lady Myranda—. ¿O hay algún ardoroso escudero que sueña con tus favores?
—No —respondió Alayne.
Es mi amiga —intervino Robert—. No puede ir con Terrance ni con Gyles.

festín de cuervos, alayne ii

 

Sí, el beso de Robert podría ser torpe y lo es, pero es un niño de ocho años; como Bran que está enamorado de Meera desde que tenía esa edad. Por lo que, aunque Robert originalmente trata a Sansa como el reemplazo de su madre, parece que ha desarrollado un flechazo. Pueden ser sentimientos infantiles, pero no son menos genuinos ni menos posesivos. En el caso de Robalito, su posesividad podría volverse de proporciones serias y dramáticas. No será algo que pase desapercibido por la mente de la arpía Myranda.

Un escenario especulativo

Harrold Hardying, por Rae Lavergne

En lo que sigue voy claramente a especular juntando las piezas, pistas y eventos mencionados. Aunque Robalito pueda estar sanamente aterrorizado de Meñique y Sansa pueda explicar su compromiso de forma racional que debe aceptar, sería algo completamente diferente si descubriera que siente pasión por Harry. La mejor y más directa forma de que Robalito se entere es viendo un beso entre Alayne y Harry como amantes, lo que sería un eco de lo que ve Bran entre Cersei y Jaime en la antigua torre de Invernalia. Solo que aquí, Robalito no se los encuentra por accidente, sino que Myranda hace que suceda, esperando que la posesividad y los celos de Robert Arryn tuerzan seriamente los planes de Meñique, como Robert enviando fuera a Harry y negándose a hacer oficial el compromiso.

¿Por qué Harry y no Meñique? Sansa nunca besaría a Meñique con pasión. Para que Robalito esté enfadado con Sansa, tiene que sentirse traicionado. Robert Arryn ha crecido con dinámicas peculiares entre un padre y un hijo. Con su trasfondo, sería complicado que viera raro un beso entre un padre y su hija. Teme a Petyr Baelish, pero no lo ve como un rival. Pero un caballero joven y sano que es su heredero y está comprometido a casarse con Alayne es un rival.

Especulando aún más, habrá drama en un furioso intercambio entre Robalito y Sansa como el que vemos en el bosque de dioses, resultando en la muerte de Robalito cuando viene la avalancha de la Lanza del Gigante, rompiéndole el cuello. De nuevo, esto es un eco de la caída de Bran que le rompe la columna. Excepto que no hay viejos dioses en el Nido de Águilas o las Puertas de la Luna; y, por lo tanto, no hay un cuervo de tres ojos que intervenga por Robalito. Robalito tiene varios paralelismos con Bran:

  • Robalito es de edad similar a la de Bran cuando se cayó.

  • Les encanta la caballería.

  • Sus madres les mimaban y eran muy protectoras con ellos.

  • Les gustan las alturas: Robert prefiere estar en el Nido, a Bran le encanta escalar.

  • Tienen algo relativo a volar: el blasón de Robert es un halcón y le gusta hacer volar a la gente. Cuando empiezan a descender, su capa se agita como unas alas. Le encanta el Caballero Halcón. A Bran se le promete que aprenderá a volar, se mete en la piel de cuervos y desea ser un águila que vuela muy alto.

  • Ambos son físicamente débiles: Robert tiene su enfermedad, Bran está tullido.

  • Ambos se sientan en un trono de arciano: la silla del trono de Robert está tallada en arciano, Bran se sienta en uno vivo hecho de raíces de arciano en la cueva de Cuervo de Sangre.

Con ayuda de Maddy consiguió que Robert se sentara en el trono de arciano, encima de un montón de cojines, y mandó recado de que Su Señoría recibiría a sus invitados.

festín de cuervos, sansa i

 

En Danza de Dragones, salen en el capítulo de Bran un gigante y una avalancha, justo antes del ataque de los espectros en la cueva de Cuervo de Sangre.

—Hodor, para —dijo Bran—. Hodor. ¡Espera! —Algo iba mal. Verano lo olía, y él también. «Algo malo. Está cerca»—. Hodor, no, da la vuelta.
Manosfrías seguía camino arriba, y Hodor se empeñaba en seguirlo.
—¡Hodor, Hodor, Hodor! —gritó irritado, en un intento de ahogar las protestas de Bran. Su respiración se había vuelto trabajosa. El aire estaba cubierto de una neblina blanca. Dio un paso, después otro. La nieve le llegaba casi por la cintura, y la ladera era muy empinada. El gigantón caminaba inclinado hacia delante y se agarraba a rocas y árboles con las manos mientras ascendía. Otro pasó. Otro. La nieve que desplazaba Hodor cayó ladera abajo y creó una pequeña avalancha tras ellos.
«Setenta pasos.» Bran se estiró hacia un lado para ver mejor la cueva. Pero lo que vio fue otra cosa.
¡Un fuego! —Por una hendidura, entre los arcianos, se vislumbraba un brillo titilante, una luz rojiza que destacaba en la oscuridad creciente—. Mirad, alguien…
Hodor gritó. Tropezó, se tambaleó y cayó.
Cuando el gran mozo de cuadra giró sobre sí mismo, Bran sintió que el mundo se volvía del revés. Un golpe repentino lo dejó sin aliento, y la boca se le llenó de sangre. Hodor rodaba y rodaba, y aplastaba a cada giro al niño tullido.

danza de dragones, bran ii

 

Después de Gregor Clegane, Hodor es el mayor ser humano que Ned conoce, un auténtico gigante. Hodor también es obtuso. En la primera mitad de la escena anterior en Danza de Dragones, Hodor es más como un Robalito testarudo, pidiendo volver a subir al Nido. Robert Arryn se muestra como un gigante en la escena del castillo de nieve, destrozando, revolcándose y aplastando. Mientras, Bran intenta pararlo diciéndole que espere y vuelva. ¿Es eso lo que hará Sansa? ¿Correr detrás de Robalito llamándole? Y después, Hodor perturba la nieve inestable, empezando una avalancha. Empieza pequeña, pero en poco tiempo, Hodor como el Gigante viene desplomándose, llevando a Bran (que toma el lugar de Robalito) consigo. Los supervivientes encuentran el cuerpo roto de Robert, envuelto en su capa azul cielo, ni a diez pies de Sansa, y un posible eco de las palabras de Robalito en el castillo de nieve resonará en sus oídos.

A Lord Robert le empezaron a temblar los labios.
¡Lo has matadooo! —aulló.

tormenta de espadas, sansa vii

 

Con Robert Arryn muerto, Harrold Hardying se convierte en Lord Harrold Arryn del Valle. Esto sería demasiado pronto para gusto de Meñique. Tiene dos opciones: intentar huir con Sansa o forzar el matrimonio. Lo primero llevaría inmediatamente a una confrontación entre Sansa y Petyr Baelish. Sin embargo, se podría intentar más tarde. La segunda opción parece también una opción válida. Sansa clava la cabeza del gigante y su confianza en una estaca. El tirar nieve a la cara de Meñique indica que Sansa tiene o cree poseer un rol de autoridad. Como Lady Arryn, así sería. Me gustaría también referirme la flor. Las cosas tienden a venir en árboles (el número de victorias de Loras). A menos que sepamos de una tercera doncella llevando el bastardo de Harry, hasta donde sabemos actualmente Harrold Hardying ha tomado la virginidad de dos doncellas. Con la rosa roja que podría ser una noche de bodas. Pero a la larga, esto podría crear problemas para Sansa: habiendo perdido su virginidad, sería difícil concederle una anulación de su matrimonio con Tyrion. En cualquier caso, noticias alarmantes llegan a las arruinadas Puertas de la Luna de que los clanes de la montaña, liderados por los Hombres Quemados, amenazan la Puerta de la Sangre que ha sido dañada; con Harry valientemente cabalgando al paso a defender el Valle para nunca volver.

Lo que pasa más adelante sigue siendo especulativo, más allá de la muerte de Meñique. Este puede ser otro momento en que Meñique intente convencer a Sansa de abandonarlo todo y se lance a ella, confesando sus mentiras. Pero todo lo que hace es provocar que ella ordene que le maten. Sansa podría acabar siendo secuestrada por Shadrich y sus acompañantes, podría lograr huir gracias a Yohn Royce, o quedar en manos de los Hombres Quemados. El implícito despegamiento de Sansa del Valle en el párrafo justo después de la muerte de Ser Hugh señala fuertemente que acabará en manos de Shadrich para ser sacada del Valle.

Cuando salga Vientos de Invierno y veamos otro torneo en ojos de Sansa, entonces leed detenidamente y observad a Shadrich.

Conclusión

Los dos párrafos relatando tanto la muerte de Ser Hugh como la justa de Loras donde acaba dando una rosa roja a Sansa durante el Torneo de la Mano y el capítulo del castillo de nieve en relación al arco de Sansa en el Valle presagian desastre y fatalidad de la siguiente forma:

  • Una masacre en las Puertas de la Luna por una avalancha de la Lanza del Gigante, causada por un terremoto (gigantes despertados por el cuerno del invierno). Parece que Robert Arryn morirá en ese desastre.

  • Los Hombres Quemados lideran a tres mil hombres de los clanes de la montaña para conquistar la dañada Puerta de la Sangre. Timett hijo de Timett sea probablemente el nieto de Alys Arryn, cuya cuarta hija fue secuestrada por Hombres Quemados. Esta parece ser la localización más lógica en la cual el Señor del Valle, Harrold Arryn, conozca su fatal destino. Con él termina la Casa Arryn.

  • Sansa experimentará momentos difíciles con Harry el Heredero, pero al final conseguirá sus afectos. El compromiso se hará oficial. Hay altas probabilidades de que tenga su primer beso de amor con un caballero. Sin embargo, el beso probablemente provocará que Robalito huya, justo al comienzo del terremoto.

  • Debido a la muerte de Robalito, Meñique podría querer asegurar la lealtad de Harry haciendo que se case con Sansa. Esto la haría Lady Alayne del Valle, pero también una viuda sin su virginidad, lo cual dará problemas más adelante para anular su matrimonio con Tyrion.

  • Sansa enfrentará a Meñique en algún momento durante estos desastres y estará en posición de mandarlo decapitar. Su cabeza estará en una pica en el castillo.

  • Sansa cae ya bien en manos de los Hombres Quemados, logra huir con Yohn Royce o es tomada por Shadrich. Por varios motivos, parece más probable que opte por huir con Shadrich.

Por lo que mientras que Meñique y Lysa salvaron las fuerzas del ejército del Valle manteniéndolos fuera de ninguna guerra, posiblemente un gran número de herederos, caballeros y señores simplemente mueran por nada en la avalancha, y después luchando contra los clanes de la montaña. El Valle tal y como lo conocemos se desmoronará y se dividirá entre Yohn Royce y los clanes de la montaña, o estas dos facciones podrían encontrar un compromiso marital.

Fuente original: Sansa and the Giants

Traducción por: Ashara Brox

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

  1. En la versión original, en inglés, se habla en numerosas veces de una “horned moon”. Aunque en español se traduce siempre como “luna creciente” (o a veces ni se acompaña de un adjetivo), el adjetivo “horned” en inglés implica algo en forma de cuerno.
  2. Este es uno de esos casos en que en la versión original se describe a la luna con forma de cuerno.
  3. Aquí, de nuevo, la versión original define a la luna con forma de cuerno.
  4. En una de las secciones suprimidas, el autor cree que los clanes de la montaña se aprovecharán de la desgracia de la avalancha para atacar el Valle y acabar con los supervivientes.