Presentación de Jon Nieve. ¡Vota por tu capítulo favorito en Tormenta de Espadas!

Volvemos un jueves más con otra edición de El Campeón del Torneo, la sección donde esperamos encontrar el capítulo de Canción de Hielo y Fuego más valorado por esta comunidad. Nuestro protagonista baja a la arena cargado de promesas y expectativas que cuesta mucho convertir en realidad. Si siempre ha tenido dudas sobre quién es y cuál es su lugar en el mundo, ahora mismo todo es todavía más complicado. Sus ropas son negras, pero viene rodeado de numerosos salvajes que no le quitan el ojo de encima. Hoy, con todos nosotros, Jon Nieve, el bastardo de Invernalia.

Jon Nieve, Tormenta de Espadas

Jon Nieve se encuentra cumpliendo la última misión que le encomendó Qhorin Mediamano, el legendario explorador de la Guardia de la Noche: infiltrarse entre los salvajes para averiguar qué es lo que están tramando. Sin embargo, Jon pronto se da cuenta de que la tarea no es tan sencilla como en un principio podría parecer, y no solo por el peligro que entraña mentir al Pueblo Libre. Lo complicado para el joven, en realidad, es mantener esa doble personalidad: ¿cómo aparentar ser un desertor sin ser un verdadero cambiacapas?

Esto en cierto modo le llevará a rememorar su infancia en Invernalia. Ahora, de nuevo, ve que también se encuentra apartado de su nueva familia, la Guardia, del mismo modo que siempre estuvo apartado de la verdadera familia Stark. De hecho, su condición de bastardo será la clave para que Mance crea que su deserción es verdadera. Dicen que las mejores mentiras tienen siempre una pizca de verdad y, en este caso, Jon aprovecha el tormento que le provoca su condición para cumplir con su deber.

Todo será más doloroso para Jon Nieve cuando descubra, además, que el Pueblo Libre es muy diferente, pero que tiene su propio encanto: hará amigos, enemigos y también se enamorará. Ygritte aparece aquí como el contrapunto ideal para Jon, ofreciendo al lector dos visiones del mundo completamente enfrentadas que, en cualquier caso, parecen enraizar en determinados lugares comunes. En ese sentido, son muchas las historias compartidas que difieren solo en el punto de vista, y hasta la joven salvaje le recuerda a Jon a su pequeña hermana Arya. Martin trabaja aquí muy bien la alteridad que representa el Pueblo Libre, puesto que siembra las bases para poder superarla posteriormente gracias a estos nexos comunes y a la propia relación que Jon consigue forjar con diversas personalidades salvajes. De hecho, el escritor consigue mostrar que no solo son los arrodillados los que ven diferentes a los salvajes, sino que también el Pueblo Libre reduce toda la vida de los sureños a sus propios esquemas, como manifiesta Ygritte cada vez que alude a lo que para ella fue un secuestro en toda regla.

Jon y Ygritte se conocen, por M. Luisa Giliberti

No obstante, Jon se reencuentra consigo mismo, y acaba por reconocer cuál es su verdadera familia, aunque buena parte de esta albergará dudas sobre su verdadera naturaleza. Por ello, pondrá todos sus empeños en salvar a sus hermanos y mantener en pie el Muro. Pero este dilema no será fácil de resolver, sobre todo teniendo en cuenta que prácticamente al mismo tiempo Stannis le ofrece la posibilidad de dejar a esa familia atrás y convertirse en un Stark de pleno derecho. Así las cosas, parece que la historia se repite continuamente: y que el sino de Jon es mantenerse constantemente a prueba, como si no fuera suficiente con haber superado su bastardía ingresando en la Guardia. La elección de Jon, en cualquier caso, se precipita por los tejemanejes de sus amigos, que consiguen nombrarlo Lord Comandante de la Guardia de la Noche.

Pero esto también nos sitúa en un horizonte interesante. Es decir, Jon, en esta nueva disyuntiva a la que se enfrenta durante Tormenta de Espadas, consigue reconciliarse con sus últimos actos y verse como un verdadero hermano de la Guardia, a pesar de haber roto varios votos. De forma paralela, Stannis aparece para ofrecerle lo que más ha anhelado Jon siempre. Sin embargo, tras mucho pensarlo y a pesar de lo crudas que son las expectativas, declina la oferta de ser el señor de Invernalia. A pesar de lo que ha vivido con los salvajes y de haber amado a Ygritte, el honor es algo inquebrantable para Jon, y una promesa es una promesa. Pero, al mismo tiempo, también podemos atisbar en el rechazo cierta sensación de inferioridad. Jon se fustiga con su condición, como si su bastardía no fuera una cuestión que pudiera arreglarse con unos cuantos papeles, una nueva religión y el beneplácito de un rey. En la mente de Jon, parece que todo eso no lo hace digno de ocupar Invernalia, la cual en su mente es algo más que un simple castillo y que un hogar: es el símbolo de una familia a la que él siente que no pertenece, aun cuando en este arco Jon emula cada vez más a su padre, Lord Eddard Stark. Así que, dejando volar un poco la imaginación, ¿qué significa esto? ¿Que podrá reconciliarse algún día con su pasado Stark, sin haber llegado todavía ese momento, o que en realidad no es un auténtico lobo? Eso es algo que todavía está pendiente de resolverse en Vientos de Invierno.

A continuación y como es costumbre, vamos con los resúmenes de los capítulos de Jon en Tormenta de Espadas. Como siempre, podéis ampliarlos con la Wiki de Hielo y Fuego o, mejor todavía, con la relectura. El arco de Jon en Tormenta de Espadas está repleto de acción y su final es tan feliz como agridulce, una buena muestra quizá de lo que nos espera en los próximos libros.

  • jon i: el grupo de Casaca de Matraca conduce a Jon hasta Mance Rayder. El cuervo observa atento el campamento salvaje, y se da cuenta de que a pesar de su increíble número, el Pueblo Libre es desordenado y poco metódico, siendo un blanco fácil para los exploradores de la Guardia. Cuando entra a la tienda, Jon confunde a Mance con el Styr, el Magnar de Thenn, algo de lo que se ríen los presentes: Dalla, esposa de Mance, Val, hermana de esta y amante de Jarl, quien también está presente; y Tormund Matagigantes. Mance comienza el interrogatorio, y pronto despacha a todos para hablar a solas con Jon. En ese momento, el Rey Más Allá del Muro le revela que ya lo ha visto en dos ocasiones: una cuando Jon todavía era pequeño y Mance escoltó a Lord Mormont hasta Invernalia formando parte de la Guardia, y otra durante el banquete ofrecido por la llegada de Robert al castillo de los Stark. Luego Mance le cuenta por qué abandonó la Guardia y, cuando acaba, es el turno de Jon. Este piensa que el único motivo por el que Mance podría creer que ha decidido desertar es por su condición de bastardo, así que le dice que recuerde dónde estaba él sentado cuando llegó disfrazado de bardo a Invernalia para ver al rey Robert.
  • jon ii: Jon decide separarse del grupo de Casaca de Matraca, e Ygritte y unos cuantos salvajes hacen lo propio, uniéndose todos al de Tormund, un fanfarrón con buen corazón con el que Jon hace muy buenas migas desde un principio. El descenso por el Agualechosa continúa, y Jon ve por primera vez a los gigantes, que montan en mamuts y que no son tal y como las historias cuentas, aunque sí es verdad que su tamaño es descomunal. Cuando llegan al Puño de los Primeros Hombres, las mentiras de Jon quedan patentes, y Mance le exige la verdad. Tras contarles la expedición del Viejo Oso, algunos salvajes como Casaca de Matraca siguen deseando la cabeza de Jon, pero Ygritte lo defiende diciendo que es un cambiacapas y que se ha acostado muchas veces con ella. A continuación, Mance manda a Jon junto con Ygritte para escalar el Muro.
  • jon iii: Jon ha llegado casi a la base del Muro y aprovecha un momento para despedirse de Fantasma, dado que el huargo no puede ascender la inmensa pared de hielo. Antes de comenzar la escalada, Styr y Jarl, los hombres al mando de la expedición, le piden información sobre las guardias que los cuervos llevan a cabo sobre el Muro. Jon les dice todo lo que sabe y se va en busca de Ygritte, quien se ha metido a una cueva. Aunque ya habían hecho el amor varias veces, Jon e Ygritte se ven desnudos por primera vez, y vuelven a disfrutar de sus cuerpos juntos. También hablan sobre viejas leyendas norteñas y del Pueblo Libre, conocidas por ambos pero con finales diferentes. Mientras Ygritte se lamenta de que no puedan permanecer eternamente en las cuevas como los hijos de Gendel, Jon piensa por qué el sexo es tan malo si al mismo tiempo los dioses lo hicieron tan placentero.
  • jon iv: comienza el ascenso de los salvajes al Muro, aprovechando un punto donde la elevación del terreno hace que la pared de hielo a escalar sea menos larga que en otros sitios. Poco a poco los equipos van subiendo, y a mediodía el de Jarl se desprende, matándolos a todos. Los salvajes que alcanzan la cima poco después lanzan escalas para que suba el resto. Es el turno de Jon e Ygritte, quienes lo coronan a medianoche. Una vez arriba, Ygritte muestra su odio hacia el Muro, y se lamenta de no haber encontrado el Cuerno de Joramun y de haber abierto medio centenar de tumbas buscándolo.
  • jon v: los salvajes, y Jon con ellos, atraviesan el Agasajo para atacar el Castillo Negro por la retaguardia. Dado que no hay murallas y tras lo sucedido en el Puño de los Primeros Hombres, el desastre sería mayúsculo para la Guardia. Jon, por tanto, intenta por todos los medios escapar cuanto antes, y el grupo vuelve a dudar de él cuando se niega a matar a un anciano que podría dar la voz de alarma. Ygritte le rebana el cuello y Styr manda capturar al cuervo, pero un rayo deslumbra a todos y un huargo de pelaje gris irrumpe en escena, momento que Jon aprovecha para subirse al caballo y desenfundar a Garra. A cierta distancia se da cuenta de que lleva una flecha clavada en la pierna y cuando la examina mejor se da cuenta por las plumas de que es de Ygritte. Jon, medio inconsciente, se dirige al Castillo Negro.
  • jon vi: Jon llega a Villa Topo y alerta a todos los habitantes de que los salvajes se acercan. Cuando llega al Castillo Negro, Jon descubre que la estratagema de Mance ha funcionado, y que la mayor parte de sus hermanos se han dispersado a lo largo del Muro. Según le dice Noye, el fuerte está en manos de Stout, un caballero demasiado anciano que ha perdido la cabeza. Poco después acude el maestre Aemon y le informa de que el Viejo Oso ha muerto y solo 12 hermanos han sobrevivido a la expedición. Jon, a cambio, habla también sobre el Cuerno de Joramun y sobre Ygritte, pero poco después cae rendido por el dolor de la cura que le practica Aemon. Cuando despierta, Jon habla con Pyp, quien le dice que Sam se quedó en el Torreón de Craster, aunque antes de llegar mató a un Otro, como él vio con sus propios ojos. Después, sus amigos le cuentan que Invernalia ha sido arrasada hasta los cimientos por los Greyjoy y que sus hermanos Bran y Rickon han muerto. Jon duda por un momento, ya que cada vez está más convencido de que el huargo que le salvó la vida fue el de su hermano Bran, y al final piensa si el chico seguirá viviendo en su lobo. Al final Jon vuelve a caer rendido, y sueña con Ygritte, quien le dice, en el estanque de Invernalia, que no sabe nada cuando Jon dice que nunca engendrará un bastardo.
  • jon vii: Jon y Noye han preparado las defensas del Castillo Negro lo mejor que han podido, una tarea difícil dado que el fuerte no tiene ningún tipo de fortificación hacia el sur, ya que nunca se pensó que fuera necesario. La batalla es cruda, y Jon está junto a Seda disparando flechas. Tras mucho esfuerzo, aceite hirviendo y una placa de hielo que se desprende del Muro, los salvajes son repelidos. Jon, que ya había visto a Ygritte y la había tenido en su punto de mira sin ser incapaz de dispararle, se encuentra a la salvaje pelirroja moribunda. Ygritte le pregunta por si el fuerte de la Guardia es un castillo de verdad, dado que no quería morir sin ver uno. Jon le dice que se recuperará, que el maestre Aemon la curará y que verá cien castillos. Ygritte, quien le dice que no deberían haber salido nunca de la cueva, exhala sus últimas palabras, un nuevo y último no sabes nada, Jon Nieve.
  • jon viii: aunque esta ha sido una gran batalla para los cuervos, para el Pueblo Libre no ha sido más que una pequeña escaramuza. Ahora toca enfrentarse a Mance Rayder desde el Muro. La lucha es otra vez épica y los cuervos consiguen repeler a los salvajes, aunque Noye muere combatiendo a Mag el Poderoso en el pasadizo que conecta ambos lados del Muro, costándole la vida también al rey de los gigantes. Después de la muerte del herrero, Aemon le dice que el Castillo Negro está en sus manos, dado que Ser Wynton Stout es un caballero demasiado anciano.
  • jon ix: los salvajes atacan esta vez desde una tortuga móvil, resguardándose así de las flechas. Sin embargo, Jon decide tirar barriles llenos de hielo y grava para destrozar el ingenio, como así sucede. Luego se va a descansar, pero de repente llegan varios hermanos de Guardiaoriente del Mar y lo despiertan. Entre ellos están Thorne y Slynt, quienes lo acusan de ser un cambiacapas y de matar a Mediamano, para lo que cuentan con el testimonio de Casaca de Matraca, quien ha sido capturado. Jon pierde los papeles cuando Slynt habla de su padre como un traidor, y este lo manda encerrar en una celda de hielo a la espera de ser ahorcado.
  • jon x: Slynt y Thorne envían a Jon a una misión suicida: parlamentar con Mance Rayder. Jon les dice que él es la persona menos indicada, no solo porque desconfió de él desde un principio, sino también porque ya ha traicionado una vez a los salvajes. Pronto se da cuenta, no obstante, que la misión es en realidad asesinar al Rey Más Allá del Muro, y Jon acata la decisión sabiendo que eso también significará su muerte. Tormund va a recogerle para escoltarlo hasta Mance, y muestra su respeto y su amistad con el joven, brindando incluso por Ygritte. Cuando llegan hasta Mance, este le enseña un enorme cuerno, diciendo que se trata en realidad del Cuerno de Joramun, pero que solo los más cercanos al rey sabían de su existencia. Jon no puede matar a Mance en la tienda, puesto que además se encuentra junto a su mujer, quien está a punto de dar a luz. Comienzan a hablar de un pacto por el cual Mance deberá entregar el Cuerno y obedecer las leyes, pero el rey le señala que el Pueblo Libre continuará siendo libre al cruzar el Muro. De repente se oyen gritos y cuernos de guerra y todos menos Jon, Val y Dalla abandonan la tienda. Aunque al principio pensaban que era un ataque de los espectros, en realidad se trata del rey Stannis Baratheon, que ha destrozado las filas de los salvajes con su caballería pesada.
  • jon xi: Melisandre convoca a Jon frente al rey Stannis. Este duda de que Jon sea un traidor, ya que conoce tanto a Slynt como a Ned Stark. Stannis comienza a relatar las diversas acciones más o menos gloriosas de Jon, y este apuntilla todo el rato al rey, incluso le dice que Mance Rayder sigue siendo un hombre honorable. Luego Stannis le sugiere ser el Señor de Invernalia y casarse con Val, la princesa de los salvajes, puesto que así Stannis podría contar con el Pueblo Libre y con la Casa Stark para conquistar el Norte frente a la gran batalla que se avecina. Jon le pide un tiempo para digerir todo y decidirse.
  • jon xii: Jon recuerda, mientras entrena, que siempre ha deseado Invernalia, y las noticias de las votaciones para conseguir un nuevo Lord Comandante no son halagüeñas, pues parece que Slynt es el favorito. Jon cruza el Muro para tratar de pensar un poco y ordenar sus ideas, y de pronto se encuentra con Fantasma. Luego acude a la sala donde están todos los hermanos votando, y se da cuenta de que su nombre ha salido en las votaciones. Yarwick pasa su apoyo a Jon Nieve y se retira de la siguiente votación, y luego el cuervo de Mormont parece elegirlo al posarse sobre él y piar su apellido. En la siguiente votación, Jon se convierte en el Lord Comandante 998, pensando que tiene que ir a hablar con Stannis.

[socialpoll id=”2499006″]

Y ahora, vuestro turno: ¿qué momentos destacaríais del arco de Jon Nieve en Tormenta de Espadas? ¿Os pareció coherente su nombramiento como Lord Comandante? ¿Por qué creéis que Jon rechazó convertirse en Lord Stark? Y, por supuesto… ¿sabes ya cuál es tu capítulo favorito de Jon Nieve en Tormenta de Espadas?

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif