Análisis de Sansa VI con su posición como rehén y encuesta por el mejor capítulo

Por fin hoy podemos decir que ha llegado el día de la primera eliminatoria del Campeón del Torneo. Después de que los leales hayáis escogido el mejor capítulo de Sansa Stark, hoy someteremos a elección los mejores de Juego de tronos. Todos nuestros contendientes se enfrentarán en la liza con sus respectivos campeones cual “juicio a siete”. Esto no habría sido posible sin vosotros, así que reiteramos nuestra gratitud por vuestra participación en cada una de las ediciones. Y para aquellos que se hayan incorporado recientemente a filas recordemos que el fin de esta sección es elegir el capítulo mejor valorado de Canción de Hielo y Fuego por la comunidad.

Sansa VI, Juego de Tronos

Eliminatoria Juego de Tronos

Resultados de Sansa Stark en Juego de Tronos

A diferencia del triple empate que hubo en la edición anterior, esta vez el capítulo ganador ha obtenido una amplia mayoría respecto al segundo. Así, Sansa VI se ha alzado con el respaldo de más de la mitad de la comunidad. En este capítulo, por fin veremos cómo al morir su padre Sansa despierta bruscamente del sueño en el que estaba sumida. Tanto la hija de Ned Stark como el lector, que ha visto confirmados sus peores temores, comprueban que las cosas no son lo que parecen. La hija de un traidor ha descubierto que la realidad del mundo que la rodea es muy distinta a la de las canciones. El lector constata que la historia de esta saga no es convencional. Resulta inconcebible que en el primer libro muera uno de los protagonistas principales y de la manera más deshonrosa posible.

El capítulo comienza con Sansa confinada en el Torreón de Maegor y en sus sueños. Encerrada en su habitación, come y duerme poco. Cuando lo hace, sueña con la muerte de su padre en el Septo de Baelor. Rememora su ejecución a manos de ser Illyn Payne, que había desenvainado a Hielo para decapitarlo. Pero lo único que recuerda es la violencia con la que se sacudieron las piernas de su padre cuando la hoja de acero valyrio descendió. El sufrimiento de Sansa es tal que incluso se plantea quitarse la vida lanzándose desde la ventana.

Después de que la realidad la haya golpeado tan duramente, aún sorprende hasta qué punto llega su ensoñación. Sansa imagina que tras su trágica muerte los bardos cantarían canciones sobre su dolor. Incluso llega a pensar ingenuamente que su cadáver ensangrentado sería la vergüenza de quienes la traicionaron. Pero el miedo le puede más que la pena y decide volver a su presidio mental. Y es aquí donde se hace patente que, después de lo sucedido, Sansa aún confunde la realidad con los sueños. Al otro lado de la puerta oye las pisadas del que podría ser su asesino. Aunque sólo suceda en su mente, piensa que ser Illyn entrará en cualquier momento para cortarle la cabeza con Hielo.

Eliminatoria

Sansa and the Hound, por Arantza Sestayo/Penguin Random House

Cuando Joffrey y el Perro la visitan en sus aposentos, es obligada a vestirse por la fuerza. Aunque su compromiso con Joffrey sigue vigente, Sansa se pregunta cómo pudo llegar a enamorarse de él y lo repudia. Sufre la crueldad del rey cuando recibe los golpes de Meryn Trant, pero también se da cuenta de la gentileza del Perro, que la ayuda a levantarse del suelo. Y no será la última vez que Sandor acuda en su rescate, como luego comprobaremos.

Una vez en la sala del trono, Sansa constata una vez más la brutalidad del rey. En la mayoría de los casos Joffrey muestra indiferencia, pero cuando imparte justicia la condena siempre acaba en muerte. Durante la audiencia, Sansa también observa a Janos Slynt, el hombre que había participado en la ejecución de su padre.

Lord Slynt estaba sentado a la cabeza de la mesa del Consejo, con su cara de sapo; llevaba un jubón de terciopelo negro y una deslumbrante capa de hilo de oro, y asentía con aprobación cada vez que el rey pronunciaba una sentencia. Sansa miró con odio aquel rostro tan poco agraciado, recordando cómo había tirado al suelo a su padre para que Ser Ilyn lo decapitara. Deseaba con todas sus fuerzas hacerle daño, deseaba que algún héroe lo tirase a él al suelo y le cortara la cabeza.

«Ya no quedan héroes», susurró una vocecita en su interior, y recordó lo que Lord Petyr le había dicho en aquel mismo lugar: «La vida no es una canción, querida. Algún día lo descubrirás, y será doloroso».

«En la vida real, los monstruos vencen», se dijo, y volvió a oír la voz del Perro, un sonido frío de metal contra piedra: «Ahorraos un poco de dolor, niña. Dadle lo que quiere».

Juego de Tronos, Sansa VI

 

Aquí sorprende el contraste entre dos personas estrechamente vinculadas a ella, quizá como una premonición del sueño de Bran. De algún modo u otro, como ya sucediera de forma análoga en el Torneo de la Mano, a la mente de Sansa acuden los consejos del Perro y Meñique. Sin embargo, lo que llama poderosamente la atención es el acto de justicia poética que George R. R. Martin nos ofrece. Pues cumpliéndose los deseos de Sansa, Jon Nieve es el héroe que decapita a Janos Slynt en Danza de dragones. Aunque ya conocemos sus virtudes en la reescritura, Martin no deja de sorprendernos con conexiones entre libros tan dispares y lejanos en el tiempo.

Al finalizar la audiencia, Joffrey va en busca suya para que lo acompañe a dar un paseo. Sansa recurre otra vez a las palabras de Sandor para verse realmente a sí misma: un pajarito enjaulado que repite las palabras que le han enseñado. Cuando llegan a las almenas, averigua adónde la llevan. El peor baño de realidad que Sansa jamás podría llevarse lo espera en el baluarte, donde las cabezas de su padre y la septa Mordane reposan clavadas en picas. Aquí resulta curioso (o no tanto) cómo en su modo de apreciar la realidad Sansa aprende a mirar sin ver cuando Arya había aprendido de Syrio Forel justo lo contrario.

«Puede obligarme a mirar las cabezas —se dijo—, pero no puede obligarme a verlas.»

—Éste es tu padre —dijo—. Éste de aquí. Perro, dale la vuelta para que lo vea.

Sandor Clegane cogió la cabeza por el pelo y la giró. La habían bañado en brea para que se conservara más tiempo. Sansa la miró con tranquilidad, sin verla. En realidad no parecía su padre. Ni siquiera parecía real.

Juego de Tronos, Sansa VI

 

Sin embargo, después de que Joffrey amenazase con entregarle la cabeza de Robb como regalo de bodas, Sansa olvida las lecciones que le enseñó su septa y se desprende de su armadura de cortesía. Repitiendo como un pajarito las palabras del rey, le devuelve la amenaza diciéndole que tal vez sea su hermano quien le entregue su regia cabeza. Ser Meryn vuelve a propinarle dos guantazos de izquierda a derecha como castigo, partiéndole el labio. Es entonces cuando Sansa hace acopio de toda aquella valentía que no tuvo para suicidarse y sopesa empujar a Joffrey desde el adarve.

El parapeto exterior le llegaba a la mandíbula, pero en el lado interior del adarve no había nada, nada excepto una caída libre hasta el patio, veinte o veinticinco metros más abajo. Se dijo que sólo tenía que darle un empujón. Estaba justo allí, justo allí, sonriendo con aquellos labios gordos como gusanos.

«Puedes hacerlo —se dijo—. Puedes hacerlo. Ahora.» Ni siquiera le importaba caer con él. No le importaba lo más mínimo.

—Miradme, niña. —Sandor Clegane se había arrodillado ante ella, ¡entre ella y Joffrey!

Con una delicadeza sorprendente en un hombre tan corpulento, le secó la sangre que manaba del labio roto.

—Os lo agradezco —dijo Sansa con la vista baja. Había perdido la ocasión. Era una niña buena, y siempre cuidaba sus modales.

Juego de Tronos, Sansa VI

 

Haciendo gala del desarrollo cíclico que caracteriza a este capítulo, el Perro vuelve a socorrerla como ya hizo al principio. Pero es de digno reconocimiento la valentía que demuestra una niña tan joven en una situación así, hasta el punto de ni siquiera importarle caer con Joffrey. Una valentía apenas vista en ella y sincera, pues lamenta haber perdido la ocasión. A Sansa no se le presentará otra oportunidad como esa; pero, por suerte, Joffrey no se percata de sus intenciones. Ello le permite finalizar su andadura en Juego de tronos recomponiendo su armadura de cortesía, lo que a larga le servirá para sobrevivir en una corte de mentirosos y aduladores.

Eliminatoria de Juego de Tronos

Han sido cuatro meses de votaciones y grandes discusiones, pero por fin tendrá lugar la primera fase eliminatoria de nuestro torneo particular. Como de costumbre, a continuación encontraréis los resúmenes de los capítulos ganadores de Juego de Tronos. Aunque, como siempre, os sugerimos que los complementéis con las extensas sinopsis de Hielo y Fuego Wiki. Y si os apetece, esta es la oportunidad perfecta para releer los capítulos mejor valorados por la comunidad. Además, la fidelidad a los libros durante la primera temporada fue elevada, de modo que los no lectores también podrán votar.

  • Bran iii: mientras Bran sigue inconsciente, oye una voz en sueños que proviene de un cuervo con tres ojos que le pide que vuele. Alternándose con otras visiones de índole profética, el niño observa a su familia y otros lugares del mundo. Bran sigue cayendo y el cuervo le dice que, si no vuela, morirá. Cuando Bran observa la amenaza que hay al norte, el cuervo le dice que ya sabe por qué debe vivir. Finalmente, decide volar y por fin despierta, encontrando un nombre para su huargo: Verano.

  • Catelyn xi: Catelyn y Robb entran en Aguasdulces, donde son recibidos por el futuro heredero de los Tully y hermano menor de Cat, Edmure. La mayor de los Tully acude a ver a su padre, quien se encuentra moribundo. Después, llega la noticia de la coronación de Renly Baratheon y, como consecuencia, Robb es proclamado Rey en el Norte por Gran Jon Umber, que hasta ese momento había dudado del chico. Todos los demás vasallos se unen a la proposición gritando al unísono: ¡El Rey en el Norte!

  • Daenerys x: Daenerys libera al resto de su khalasar y nombra a Rakharo, Aggo y Jhogo sus jinetes de sangre. Asimismo, Jorah se convierte en Lord Comandante de la Guardia de la Reina. En la pira funeraria de Drogo se encuentra amarrada Mirri Maz Duur junto con los tres huevos de dragón. Tras aparecer un cometa rojo, Dany ordena encender la pira para quemar a la maegi y entrar ella misma. Cuando la hoguera se extingue, Jorah descubre a Dany con vida entre las cenizas, acompañada de tres dragones recién nacidos. Todo su khalasar se arrodilla ante ella, jurando lealtad.

  • Eddard x: desvanecido por la leche de la amapola, Ned sueña con lo acontecido en la Torre de la Alegría y su hermana Lyanna. Transcurridos seis días de inconsciencia, los reyes van a verle. Robert le reprocha que Cat haya apresado a Tyrion y le ordena que lo libere. Cersei lo acusa de haber atacado a Jaime tras salir borracho de un burdel. Pero Ned revela el verdadero motivo de su visita al burdel. Además, solicita al rey traer de vuelta a Jaime, que ha escapado, para ajusticiarlo. Aunque el rey se niega, Cersei sigue presionándole y Robert le da una bofetada. Cuando Cersei los deja solos, Ned le comunica que regresará a Invernalia. Pero el rey le informa que se va de caza y que Jaime será la Mano si vuelve a renunciar.

  • Jon vii: envían una expedición para averiguar de quién es la mano que encontró Fantasma. Los exploradores hallan los cuerpos de dos de los seis hermanos que acompañaban a Benjen Stark. Dado que las evidencias de la muerte de los cadáveres son muy contradictorias, se llevan los cuerpos para que Aemon pueda examinarlos. Ya en el Muro, Jon descubre que su padre ha sido encarcelado por traidor y que Catelyn ha secuestrado a Tyrion. El bastardo se va a dormir y se despierta ante la alerta de Fantasma, en medio de un frío antinatural. Sube a la habitación de Mormont y descubre que los cadáveres se han levantado. Están atacando al Viejo Oso, pero Jon los detiene con ayuda del huargo y el fuego. Su mano derecha recordará siempre el incidente.

  • arya v: Arya había estado buscando una manera de salir de Desembarco del Rey, pero todas las puertas estaban cerradas y vigiladas. No le queda más remedio que malvivir a base de intercambiar palomas por comida caliente en el Lecho de Pulgas. Mientras intentaba sobrevivir, las campanas del Septo de Baelor empiezan a repicar sin parar. La gente comienza a dirigirse hacia allí y Arya decide seguir a la multitud. A las afueras del Septo y frente a la multitud, estaban su padre, Sansa, Joffrey, Cersei y varios miembros de la corte. Su padre confiesa haber cometido traición. Pero el niño rey, en lugar de perdonarle la vida como estaba previsto, hace que lo ejecuten. Antes de que suceda Yoren la captura, la lleva a un callejón y le corta el pelo. A partir de ahora ha de ser un chico.

  • tyrion v: Tyrion se encuentra prisionero en las curiosas celdas del Nido de Águilas mortificado por el carcelero. Lysa le ha acusado también de la muerte de su marido y si no llegar a ser por la intervención de Cat le hubieran hecho volar. Durante su encarcelamiento se pregunta quién de sus hermanos es responsable de aquellas acciones que le imputan a él. Decidido a salir de allí, intenta persuadir al carcelero con promesas de dinero y firma un escrito con el trato. Cuando lo vuelven a llevar ante Lysa, Tyrion se niega a confesar crímenes que no ha cometido. Lysa ordena que se le vuelva a apresar y es entonces cuando el gnomo demanda un juicio por combate. Su campeón será Jaime. Lysa, que no quiere demorar el combate, se lo niega. Sin embargo, con su ingenio Tyrion consigue que Bronn se ofrezca como su campeón.

  • sansa vi: devastada por la muerte de su padre, Sansa no sale de la cama, apenas duerme y no prueba la comida. Joffrey la visita y la obliga a asistir a las audiencias, donde Sansa constata la brutalidad e inhumanidad del rey. Después le pide que lo acompañe a dar un paseo por los exteriores del Torreón de Maegor, en las murallas. Pronto entiende que lo que pretende es mostrarle las cabezas de su padre y la septa Mordane clavadas en picas. Cuando el rey le dice que hará lo mismo con Robb, Sansa le espeta que podría pasar justo lo contrario. Por ello recibe como castigo una bofetada de Meryn Trant. Antes de cometer una locura más desde el muro, el Perro la detiene limpiándole la sangre de la cara.

La encuesta permanecerá abierta durante una semana, así que podéis tomaros vuestro tiempo para madurar la decisión. En catorce días sabremos qué capítulo ha sido el ganador y comenzará la votación honorífica del mejor arco argumental de Juego de Tronos.

¿Qué opinión os merece el capítulo ganador de Sansa? ¿Pensáis que la muerte de su padre marcó un punto de inflexión en su forma de ser o, por el contrario, creéis que sigue siendo la misma? ¿Volverá a reencontrarse con Sandor Clegane? Y que no se nos olvide… ¿Tienes ya claro cuál es tu capítulo favorito de Juego de Tronos?

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif