Bienvenidos a una nueva edición de El Rincón del Cronista, en donde, como ya sabéis, alternamos entre personajes, sucesos, lugares e instituciones del mundo creado por George R. R. Martin con la idea de presentar un espacio de discusión y debate en el que la acción está en los comentarios. Vuelvo para hablaros de nuevo de esos personajes que pasan más o menos desapercibidos en el torbellino de historias que conforman la Canción de Hielo y Fuego que tanto admiramos, pero no por ello han de ser olvidados. Esta vez os hablaré de Edmure Tully.

Edmure Tully, el Lord modelo

Edmure Tully es el tercer hijo y único varón de Lord Hoster Tully, Señor Supremo del Tridente y las Tierras de los Ríos, y Minisa Whent, de los Whent de Harrenhall, que falleció poco después de su nacimiento. Tiene los rasgos típicos de los Tully: alto, de ojos azules y pelo pelirrojo, al igual que sus hermanas, Catelyn y Lysa. Tiene un temperamento jovial y alegre, en ocasiones fiero, pero también es conocido por su buen corazón, para bien o para mal. De hecho esa es la primera noticia que se tiene de él en Juego de Tronos, cuando las fuerzas de los Lannister invaden sus tierras:

—Ser Edmure ha enviado hombres a todo pueblo y aldea a menos de un día a caballo de la frontera. Los próximos atacantes no lo tendrán tan fácil —explicó ser Karyl.
«Que es probablemente lo que quiere lord Tywin —se dijo Ned para sus adentros—: mermar las fuerzas de Aguasdulces, engañar al chico para que disperse a sus hombres» . El hermano de su esposa era joven, y más valeroso que inteligente. Intentaría defender cada palmo de sus tierras, a cada hombre, mujer y niño de los que lo llamaban señor, y Tywin Lannister, astuto como era, lo sabría.

juego de tronos, eddard xi

 

Edmure Tully, por Amoka

Aunque Edmure no destaca especialmente por su inteligencia frente a otros como Lord Tywin, si que destaca su bondad: Edmure dispersa sus fuerzas con tal de defender a los vasallos de los Tully, la obligación de todo señor feudal que se considere digno de llamarse tal y que muchos otros suelen olvidar.  Sin embargo, como aclara Eddard Stark, eso mermará sus fuerzas ante el avance de los Lannister, por lo que el si pueden calificarse como “buenas” sus acciones es algo que deberemos analizar nosotros.

Dado que su padre se encuentra en estado de avanzada enfermedad, es a Edmure quien corresponde liderar las fuerzas de los señores ribereños desde el comienzo de la que luego se llamará “Guerra de los Cinco Reyes”.  Después de que Jaime Lannister derrote a las fuerzas que envió para defender la frontera entre sus tierras y las tierras del Oeste, Edmure decide enfrentarse directamente a Ser Jaime en la Batalla de Aguasdulces. Para su desgracia, Jaime le derrotará fácilmente y le tomará prisionero. Edmure pierde su prestigio como guerrero en “su estreno” como líder militar.

Por suerte para él, más tarde las fuerzas de Robb Stark derrotarán a las de los Lannister en la Batalla de los Campamentos, y le liberan, a la vez que toman prisionero a Ser Jaime, que permanecerá cautivo en las mazmorras de Aguasdulces. Las fuerzas de las Tierras de los Ríos se unen a las de los Stark contra los Lannister, y no solo eso: los señores norteños aclaman a Robb como su nuevo rey, independizándose del resto del reino. Los señores del río también se les unen, en busca de un protector frente a las inclemencias de los enemigos. No es de extrañar: las Tierras de los Ríos se encuentran en el centro del reino; siempre que hay una guerra civil, es de los primeros lugares donde se sufrirán las batallas. Robb había demostrado talento en el campo de batalla, y estaba de su lado: podía confiarse en él para proteger el Tridente de cualquier enemigo.

Robb Stark defendiendo el Tridente, por Magaly Villeneuve

El rey Robb marchará al oeste con su ejército norteño, y encarga a Edmure la defensa de las Tierras de los Ríos. Los Lannister se dedican a asesinar a sus vasallos, violar a las mujeres y desolar sus tierras. los vasallos de los Tully están atemorizados y se extiende la idea de que sus señores no pueden defenderlos del ejército enemigo, algo que sin duda enfurece a Edmure, que, debido a la falta de hombres suficientes para plantar batalla (pues muchos señores se dispersaron para proteger sus tierras), debió quedarse en Aguasdulces. Al menos logró evitar un complot urdido por Tyrion Lannister para rescatar a su hermano. De nuevo podemos ver como Edmure trata de cumplir sus obligaciones como “señor de facto” del Tridente, aunque de nuevo puede ser objeto de debate:

—Catelyn recorrió el puente levadizo y dejó atrás la macabra hilera de Lannister muertos. El caballo de su hermano trotó junto a ella. Cuando llegaron al bullicio del patio de Aguasdulces, un niño desnudo se cruzó gateando en el paso de los caballos. Catelyn tiró de las riendas con energía para no arrollarlo, y miró a su alrededor con desaliento. Habían dejado entrar en el castillo a cientos de campesinos, a los que se había dado permiso para erigir refugios rudimentarios contra los muros. Había niños descalzos por doquier, y el patio estaba lleno de vacas, ovejas y pollos.
—¿Quiénes son estos?
—Mi pueblo —respondió Edmure—. Tenían miedo.
«Solo a mi querido hermano se le ocurriría llenar el castillo de bocas inútiles cuando están a punto de asediarnos» Catelyn sabía que tenía el corazón blando y a veces pensaba que tenía la cabeza más blanda todavía. Aquello hacía que lo quisiera más, pero en algunos momentos…

choque de reyes, catelyn v

 

Edmure tendrá ocasión para redimir su fracaso ante ser Jaime y vengarse de los Lannister enfrentándose directamente a Lord Tywin cuando pretenda avanzar hacia las Tierras del Oeste: encarga a Lord Vance y Lord Mallister la defensa de los vados al norte de Aguasdulces para impedirle el paso, a la vez que esconden arqueros en los bosques cercanos. Edmure también tendrá la prudencia de mantener a sus mejores caballeros como reserva, para enviarlos a donde fueran más necesarios durante la batalla. El plan parece magnífico (tiene mérito poner de acuerdo a Lord Bracken y Lord Blackwood), pero aun habrá quien tenga sus dudas de Edmure como estratega:

—La voz de su hermano estaba impregnada de confianza arrolladora, pero Catelyn empezaba a desear que Robb no se hubiera llevado hacia el oeste a su tío Brynden. El Pez Negro era veterano de cien batallas. Edmure solo era veterano de una, y la había perdido.

choque de reyes, catelyn v

 

La Batalla de los Vados es todo un éxito: el avance de experimentados capitanes como Gregor Clegane, Ser Flement Brax y Ser Addam Marbrand fueron rechazados; Leo Lefford murió ahogado, y Ser Lyle Crakehall fue capturado. Lord Tywin se ve obligado a quedarse en las Tierras de los Ríos, sin poder impedir que los norteños conquisten las fortalezas occidentales. Sin embargo, la victoria de Edmure desbaratará los planes del rey Robb en el Oeste, (algo que Edmure no tenía manera de saber).

—Ya estoy harto de oír cómo te vanaglorias, sobrino.
—¿Cómo me vanaglorio? —Edmure se quedó boquiabierto—. ¿Qué quieres decir?
—Quiero decir —replicó el Pez Negro— que tendrías que estar agradecido a su alteza por su magnanimidad. Ha representado esa farsa en la sala principal para no humillarte delante de los tuyos. Si hubiera dependido de mí, en vez de alabarte por esa locura de los vados te habría hecho despellejar.
—Tenías orden de defender Aguasdulces, Edmure —dijo el Pez Negro—. Nada más.
—Defendí Aguasdulces y además le di una bofetada en la cara a lord Tywin…
—Exacto —dijo Robb—. Pero con bofetadas no vamos a ganar esta guerra. ¿No te paraste a pensar por qué nos quedábamos en el oeste tanto tiempo después de lo de Cruce de Bueyes? Sabías que no tenía suficientes hombres para atacar Lannisport ni Roca Casterly.
—Pues… porque había otros castillos…, oro, ganado…
—¿Pensaste que nos estábamos dedicando al saqueo? —Robb lo miró, incrédulo—. Yo quería que lord Tywin viniera al oeste, tío.
—Nosotros íbamos a caballo —dijo ser Brynden—. El ejército Lannister iba en su mayor parte a pie. Nuestro plan era acosar a lord Tywin a lo largo de la costa y obligarlo a seguirnos, y luego situarnos en su retaguardia y ocupar una posición defensiva fuerte de lado a lado del camino Dorado, en un lugar que habían encontrado mis exploradores, y donde el terreno nos favorecería en gran medida. Si se hubiera enfrentado a nosotros allí, habría pagado un precio muy alto. Pero si no atacaba habría quedado atrapado en el oeste, a mil leguas de donde hacía falta su presencia. Y durante todo ese tiempo nos alimentaríamos de sus tierras, en vez de alimentarse él de las nuestras.
—Lord Stannis estaba a punto de caer sobre Desembarco del Rey —dijo Robb—. Tal vez nos hubiera librado de Joffrey, de la reina y del Gnomo, todo de un golpe. Y entonces quizá hubiéramos podido firmar la paz.
—No me lo dijisteis. —Edmure miraba alternativamente a su tío y a su sobrino.
—Te dije que defendieras Aguasdulces —le espetó Robb—. ¿Acaso no estaba clara la orden?

tormenta de espadas, catelyn ii

Aguasdulces, el asentamiento de la Casa Tully, por Ted Nasmith

 

Robb le echa en cara a su tío, en otras palabras, no haber conocido sus planes, los cuales ni siquiera le había comunicado (¿tanto cuesta mandar un cuervo?). De hecho le echa en cara también la victoria de los Lannister sobre Stannis en Desembarco del Rey, algo que apenas tiene relación con la batalla de Edmure. Incluso se atreve a culpar a Edmure de que  Stannis no se haya coronado rey y por ello aun no haya paz entre el reino del Norte y el Tridente y el resto de reinos. En mi humilde opinión, Robb se desahoga con Edmure y paga con él todos los infortunios que se dan sobre su causa, pues ahora, tras la alianza de los Lannister con los Tyrell y la derrota de Stannis Baratheon, y la boda de Robb con los Westerling, perdiendo a los Frey, su victoria es cualquier cosa menos segura. Cosas de las que Edmure no tiene la culpa.

Aun así será obligación de Edmure reparar “su error” casándose con Lady Roslin, una de las hijas de Lord Walder Frey para restituir su alianza con Robb. En otras palabras, Edmure ha de reparar la cagada de Robb. Y aunque al principio sea algo a lo que se niegue, es algo que hace sin acritud, sin “malos rollos”, pues Edmure es fiel a su rey y tiene buen corazón:

—Sobrino —intervino el Pez Negro—, soy el último hombre de los Siete Reinos con derecho a decirle a nadie con quién se tiene que casar. De todos modos, te recuerdo que dijiste que querrías hacer algo en reparación por tu batalla de los Vados.
—Estaba pensando en otro tipo de reparación. Batirme en combate singular con el Matarreyes. Una penitencia de siete años como hermano mendicante. Cruzar a nado el mar del Ocaso con las piernas atadas. —Al ver que ninguno de los presentes sonreía, Edmure levantó las manos—. ¡Los Otros se os lleven a todos! Vale, vale, me casaré con esa moza. A modo de reparación. Vaya reparación.

tormenta de espadas, catelyn iv

 

En estas circunstancias Edmure se convierte en el nuevo Lord Tully, tras la muerte de Lord Hoster tras una larga agonía. Es de esperar que Edmure se conciencia a si mismo para cumplir con su deber para con sus vasallos, no solo con su rey. Pues así es él.

Aunque en principio pareciera la salvación del reino de Robb, la boda entre Edmure y Roslin Frey será su perdición, tanto como para la Casa Stark, la Casa Tully y muchas otras. el finado Lord Frey, conjurado con Roose Bolton y Tywin Lannister, traiciona a su rey y a las leyes de hospitalidad, y asesina a Robb, a Catelyn y a muchos otros señores norteños y ribereños durante la boda, que pasó a llamarse “la Boda Roja”. Lord Edmure quedará como prisionero de su propio suegro, Lord Frey, Aguasdulces, que había pertenecido a los Tully desde hacía siglos, será otorgado por decreto real a Emmon Frey, el segundo hijo de Walder Frey. La única ayuda con la que podría contar, su hermana Lysa, morirá poco más tarde asesinada por su propio marido, Lord Petyr Baelish.

Edmure Tully como prisionero. Por Tom Horn

Sin embargo, no todos los Tully han caído: su tío Ser Brynden, que se había quedado en Aguasdulces para proteger las Tierras de los Ríos, continuará en rebeldía frente al asedio del castillo por las fuerzas de los Frey, a la vez que otros vasallos (Lord Blackwood, o Lord Mallister). El Pez Negro, muy distinto a Edmure, expulsa a todos los aldeanos del castillo y se preparó para el asedio, reuniendo todos los alimentos y armas que pudo. En un torpe intento de forzar su redención, Ser Ryman Frey construye un cadalso y amenaza con colgar a Edmure…cada día, por lo que no hace más que el ridículo. Para solucionar la situación (ya que Ser Brynden jamás se rendiría ante los Frey), la Corona envía a su Guardián del occidente, Ser Daven Lannister, a hacerse cargo del asedio, apoyado a regañadientes por antiguos vasallos de los Tully, como los Vance o los Piper. Tampoco tuvo más éxito que Ser Ryman.

El nuevo enviado de la Corona, ni más ni menos que Ser Jaime Lannister, expulsará a Ryman Frey y asumirá el mando del asedio. Tras comprobar que Ser Brynden moriría antes de rendir el castillo, y sabiendo que un asalto contra Aguasdulces causaría numerosas bajas, decidió que sería otro quien diera por finalizado el asedio: el mismísimo Lord Tully, Edmure, a quien Ser Brynden debe obediencia. A cambio, Jaime le ofrece unas generosas condiciones. Pero Edmure ya no es la misma persona que conocimos antes, amable y bonachón, ni mucho menos con el Matarreyes.

—El destino de Aguasdulces está en vuestras manos. Edmure se quedó mirándolo.
—El destino de Aguasdulces…
Rendid el castillo y no morirá nadie. Vuestros hombres pueden irse en paz o quedarse al servicio de Lord Emmon. A Ser Brynden se le permitirá vestir el negro, y con él, a todos los hombres de su guarnición que quieran seguirlo. Vos también, si el Muro os atrae. O podéis venir a Roca Casterly como prisionero mío y disfrutar de toda la comodidad y cortesía que corresponden a un rehén de vuestra alcurnia. Si lo deseáis, vuestra esposa se reunirá con vos. Si nace un niño, servirá a la Casa Lannister como paje y escudero, y cuando llegue a ser caballero le asignaremos algunas tierras. Si Roslin os da una hija, nos encargaremos de su dote cuando tenga edad para casarse. Puede que vos mismo quedéis en libertad cuando termine la guerra. Sólo tenéis que rendir el castillo.

festín de cuervos, jaime vi

 

Edmure también es un hombre orgulloso, y nadie estaría dispuesto a entregar el castillo de su familia a quienes la han traicionado y asesinado. De hecho, a Edmure no le queda nada que le motive para renunciar a su orgullo…excepto un hijo en camino con Roslyn. Edmure deberá pensar en el bien de su familia, asi como en sus anteriores vasallos -de nuevo, el punto débil de Edmure-, ante la amenaza de Jaime:

—¿Y si no lo rindo?
«¿Tiene que obligarme a decírselo? —Pia estaba en la entrada con un montón de ropa en las manos.Los escuderos escuchaban con atención, igual que el bardo—. Que escuchen —pensó Jaime—. Que el mundo se entere. No importa.»
—Ya habéis visto cuántos somos, Edmure. —Se obligó a sonreír—. Habéis visto las escalas, las torres de asalto, los trabuquetes, los arietes… Basta con que dé una orden, y mi primo tenderá un puente para salvar el foso y derribará las puertas. Morirán cientos de hombres, sobre todo de los vuestros. Los que fueron vuestros banderizos irán en la primera oleada de ataque, así que empezaréis por matar a los padres y hermanos de los hombres que dieron la vida por vos en Los Gemelos. La segunda oleada la compondrán los Frey; de esos tengo muchos. Mis hombres irán después, cuando vuestros arqueros estén casi sin flechas, y vuestros caballeros, tan agotados que casi no puedan levantar las espadas. Cuando caiga el castillo pasaré por la espada a todos los que queden vivos. Sacrificaré el ganado, talaré el bosque de dioses, y prenderé fuego a los edificios y las torres. Demoleré las mismísimas paredes, y el Piedra Caída correrá entre las ruinas. Cuando termine, nadie creerá que allí hubo alguna vez un castillo. —Jaime se puso en pie—. Puede que vuestra esposa dé a luz antes. Supongo que querréis conocer a vuestro hijo. Os lo enviaré en cuanto nazca. Con una catapulta.

festín de cuervos, jaime vi

 

Edmure cumplirá por ultima vez con su deber como señor de las Tierras de los Ríos, humillándose y entregando a los Frey y los Lannister el castillo en el que se crió. Pero el propio lema de su Casa lo dice: antes del honor y el deber, está su familia: no lo hará traicionando a su propia familia. Edmure retrasará la entrega del castillo durante el tiempo suficiente para que su tío escape de las fuerzas enemigas:

—¿De qué se me acusa? […]. Hice todo lo que se me pidió.

—Ah, ¿sí? —Jaime Lannister no había dormido desde que Aguasdulces les abriera las puertas, la cabeza le retumbaba—. No recuerdo haberos pedido que dejarais escapar a Ser Brynden.

—Me ordenasteis que entregara el castillo, no a mi tío. ¿Acaso tengo la culpa de que vuestros hombres le permitieran cruzar las líneas de asedio?

[…]

Se fue nadando —dijo Edmure con tono hosco. Tenía los mismos ojos azules que su hermana Catelyn, y Jaime vio en ellos el mismo desprecio con que lo había mirado la dama—. Levantamos el rastrillo de la Puerta del Agua. No del todo; sólo una vara o así, lo justo para que hubiera un hueco bajo el agua y la puerta siguiera pareciendo cerrada. Mi tío es un buen nadador. Cuando oscureció, se escurrió entre las púas.

festín de cuervos, jaime vii

 

Edmure, de quien siempre se había dudado de su ingenio, se marca “un zasca” glorioso antes de tener que renunciar a su vida más que merecida como señor de Aguasdulces, y engaña a todos para garantizar no solo que su tío escape, sino también garantiza una venganza sangrienta contra los Frey más adelante. Y quien sabe que más: los Tully perdieron su asentamiento a causa de perder una guerra, pero los Siete Reinos actuales no se caracterizan por su estabilidad, y quien sabe que será de los Tully en el futuro. De momento solo sabemos que ha ocurrido con Edmure:

—Blackwood se sentó en una silla de respaldo alto—. El honor exige que pregunte por mi señor.
Ser Edmure está de camino a Roca Casterly, en condición de prisionero. Su esposa se quedará en Los Gemelos hasta dar a luz, y luego se reunirá con su marido, acompañada por el bebé. Mientras no intente escapar ni rebelarse,
—Edmure tendrá una vida larga.
Larga y amarga. Una vida sin honor. Hasta el día de su muerte, los hombres dirán que tuvo miedo de luchar.

«Injustamente —pensó Jaime—. Temía por su hijo. Sabía de quién soy hijo yo; lo sabía mejor que mi propia tía»

danza de dragones, jaime

 

Pues este es Edmure Tully: un buen hombre que hace lo mejor que puede contra todas las adversidades que amenazan tanto a su familia como a sus vasallos, del que mucha gente -especialmente su hermana Cat- duda sobre sus capacidades. Pero para mí no solo es un hombre capaz, sino que es un modelo a seguir por muchos otros (aunque habrá quien le reproche una falta de escrúpulos).

Ahora es vuestro turno: ¿Qué opináis de Edmure Tully?¿Defendéis sus actos o, por el contrario, creéis que le hace falta más estómago?¿Que será del futuro de los Tully?¿Creéis que Edmure aun jugará algún papel en el Poniente más próximo?

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif