Las visiones del sueño de Daenerys

Se está acabando el verano y, con su fin, llega el retorno de la Compañía después de unas buenas vacaciones. Así pues, en los albores de la tempestad otoñal volvemos a vosotros, queridos leales, y lo hacemos con una sección en la que sois los principales protagonistas.

Como sabéis, el Consulta en los Fuegos es una sección en la que tratamos de resolver los misterios de Canción de Hielo y Fuego que nos hacéis llegar a través de vuestros curevos. En primer lugar, como siempre, queremos agradecer vuestra participación en esta sección, ya que sin vuestra colaboración sería imposible; y, en segundo lugar, os recordamos que su existencia depende exclusivamente de las consultas que nos enviéis. La pajarera de la Compañía está algo vacía, así que os animamos a participar enviando un cuervo a clbraavos@gmail.com siempre que tengáis alguna duda o pregunta relacionada con la saga. Ahora, sin más preámbulos, acerquémonos todos a las llamas, pues…

¡¡¡TODOS SOMOS EXPERTOS EN MAYOR O MENOR MEDIDA!!!

Consulta enviada por Anguy Tormenta

Mi consulta gira en torno a una suerte de sueño-visión que tiene Daenerys en su penúltimo capítulo en Juego de Tronos (Daenerys IX). En él, la última Targaryen viva que se conoce deambula por un mundo de sueños, anhelos y recuerdos. Se encuentra en su tienda, luego de haber sufrido las consecuencias del parto malogrado de Rhaego y del ritual de magia de sangre de Mirri Maz Duur.

En esta especie de sueño febril, Daenerys visualiza la famosa puerta roja a lo lejos, sintiendo un aliento gélido en su espalda. Ve muros a sus costados y unas figuras que me llaman muchísimo la atención. Preciso que los fuegos nos iluminen a todos para develar qué pueden ser o quiénes. Cito a continuación el pasaje:

A lo largo de los muros había fantasmas, ataviados con vestimentas descoloridas de reyes. Tenían en las manos espadas de fuego pálido. Los cabellos eran de plata, de oro o de platino, y los ojos, de ópalo, de amatista, turmalina y jade.

juego de tronos, daenerys ix

 

Seguidamente, dichas figuras apuran a Dany y le instan a que se dé prisa, en un solo grito. A su vez, Daenerys grita y se lanza hacia adelante.

Más allá de que creo interpretar correctamente a la puerta roja como un símbolo de hogar y de anhelo por un lugar confortable para Dany, me llama profundamente la atención estas figuras que la animan a apurarse, a darse prisa. Daenerys los ve como fantasmas. ¿Será gente muerta? ¿Qué vínculo pueden tener con ella? Se nos dice que sus vestimentas son de reyes, por lo cual intuyo que pueden ser antepasados suyos, y más aún cuando se nos describen con cabellos con colores propios de la familia Targaryen.

Por otra parte, están las espadas de fuego pálido. ¿A qué creen que hacen referencia? Lo primero que se me viene a la mente es Dueña de Luz y la profecía de Azor Ahai, como si estos reyes tuvieran espadas legendarias que irradian fuego (sí, también se aclara que dicho fuego es “pálido”, como tenue). Además, Dany parece estar huyendo de un frío glacial que la persigue a sus espaldas, y estos fantasmas parecen custodiarla por un largo pasillo con sus espadas, y al final (si es que Dany se apura) encuentra la salvación: la puerta roja, hacia la cual salta con un grito.

La puerta roja en Braavos, por WaterSorcerer

Último detalle sobre el cual me encuentro en duda: la mención a los ojos de los fantasmas. Por lo que pude ver, los mismos hacen referencia a piedras preciosas. El ópalo puede ser prácticamente de cualquier color, hasta translúcido, y comúnmente se lo vincula con propiedades limpiadoras y rejuvenecedoras. La amatista puede ser de un gran abanico de tonos violetas, y se la vincula a propiedades tranquilizadoras y curativas, tanto de dolores físicos como emocionales. La turmalina, por su parte, puede ser casi de cualquier color, y se le atribuyen cualidades de dispersión de energías negativas, limpieza y purificación. Por último, el jade es una piedra preciosa de tonalidades generalmente verdes, también se le asignan propiedades sanadoras, simbolizando además el conocimiento y la buena fortuna.

Espero sus reflexiones acerca de estos fantasmas, su posible significado, las piedras preciosas de sus ojos y sus espadas de fuego pálido. ¡Que el Dios Rojo los ilumine!