A sabiendas de que, a estas alturas, cualquier noticia sobre Vientos de Invierno que no sea su publicación genera más frustración en el fandom que otra cosa, en la Compañía hemos creído que esta noticia se merecía una entrada.

El pasado 23 de Junio el autor de Canción de Hielo y Fuego publicaba en su ya conocido por todos Not a blog una nueva entrada titulada “Writing, Reading, Writing” (Escribiendo, Leyendo, Escribiendo). La importancia de esta nueva publicación, obviamente, no radica en que se nos dé una fecha concreta en la que por fin podremos leer el tan ansiado sexto libro; sin embargo, si creemos en la palabra del autor, nos indica un plazo aproximado.

Os dejamos aquí la traducción del post para que juntos pongamos en común qué nos hacen pensar las palabras del escritor.

Writing, Reading, Writing

Tengo que confesar que, después de medio año de pandemia, cuarentena y distanciamiento social, estoy mostrando signos de fiebre de la cabaña (síndrome de la cabaña)… la mitad de lo cual es bastante literal en mi caso. Sí, estoy en una cabaña real en las montañas. No, no tengo fiebre. ¡Yay! Al menos por el momento, estoy sano… para un tipo fuera de forma de 71 años, al menos… y haciendo todo lo posible para mantenerme así.

En todo caso, el aislamiento forzado me ha ayudado a escribir. Estoy pasando largas horas todos los días en Vientos de Invierno y haciendo progresos constantes. Ayer terminé un nuevo capítulo, otro hace tres días, otro la semana anterior. Pero no, esto no significa que el libro se termine mañana o se publique la próxima semana. Será un libro enorme, y todavía me queda un largo camino por recorrer. Por favor, no deis crédito a ningún cebo (Click-bait) de esas páginas web (¿¿se referirá a nosotros???) que les gusta analizar cada palabra de mis publicaciones como si fuera un mensaje papal con significado divino oculto.

Me rompió el corazón cuando ConZealand (la Worldcon 2020) se vio forzada a ser virtual y tuve que cancelar mis planes (excitantes) de un largo viaje a Wellington con Parris y mis minions…pero hay un resquicio de esperanza para el futuro. Lo último que necesito ahora es una larga interrupción que me alterarse este momentum que he construido. Siempre puedo visitar Wellington el año que viene, cuando espero que tanto Covid19 como VIENTOS DE INVIERNO estén acabados.

Aún planeo ser el anfitrión de los premios Hugo y cumplir con el resto de mis tareas como toastmaster para la Worldcon, así que he empezado a pregrabar fragmentos para la ceremonia (sabia precaución, ya que soy inútil en Zoom, Skype y esas cosas), pero eso consume menos tiempo y no distrae como un viaje al otro lado del mundo. Entre grabaciones, vuelvo a Poniente… Últimamente he estado visitando a Cersei, Asha, Tyrion, Ser Barristan, y Areo Hotah. Me pasaré por Braavos la semana que viene (Jorge viene a casa). Tengo malos días, que me desaniman, y buenos días que me animan, pero con todo, estoy satisfecho con la manera en que van las cosas.

Me gustaría ir más rápido, por supuesto. En 1999, cuando estaba en lo más profundo de la escritura de Tormenta de Espadas, mi media era de 150 páginas de manuscrito al mes. Temo que nunca pueda volver a tener ese ritmo. Mirando hacia atrás, no estoy seguro de cómo lo hice entonces. Debía ser un síndrome.

En cualquier caso… cuando no estoy escribiendo, o pensando en escribir, veo la televisión y leo. Los editores me envían enormes pilas de libros, por lo que mi pila de “para leer” está siempre creciendo.no many how many books I consume. Por supuesto, también compro libros. No puedo evitarlo soy un yonki. La nueva colección de Stephen King IF IT BLEEDS es una de mis preferidas. Me encantan estas colecciones con las que King sale de vez en cuando entre sus novelas. Este presenta una nueva historia de Holly Gibney, y siempre es genial ver a ese personaje otra vez … pero también hay una historia llamada “Rata” sobre un escritor tratando de terminar una novela en una cabaña aislada que … ah … me llegó bastante fuerte por alguna razón. Una dato, donde el escritor se descarriló tratando de averiguar cuántas mecedoras podía acomodar un sheriff en su porche, fue una representación directa del tipo de cosas por las que paso yo todo el tiempo. El protagonista de Steve recibe ayuda cuando una rata muerta se convierte en su musa. Hasta ahora, no hay ratas en mi cabaña. Sid atrapó un par de ratones el año pasado, pero ella los convirtió en mascotas. Y Timmy y TomTom no fueron de ninguna ayuda con WINDS. (Por favor, no me envíen correos electrónicos largos sobre los peligros de los ratones, sabemos todo eso).

Otro libro reciente que me noqueó recientemente THE GLASS HOTEL, el último de Emily St. John Mandel. Hace unos años, ella escribió una (ejem) novela post pandemia de ciencia ficción llamada STATION ELEVEN, que me encantó en ese momento y ahora francamente la esperanza no va a resultar profética. Fue mi novela favorita de ese año, y pensé que merecía ganar el Hugo y la Nebulosa. Lo cual no fue así, por desgracia. Pero tuve a Emily en mi teatro para un evento de autor, que fue genial, y me lancé sobre sus tres novelas anteriores. Realmente me gustaron esas también. Ahora llega su último libro, THE GLASS HOTEL. No, este no es ciencia ficción o fantasía. De hecho, sería difícil decir qué es, excepto una maldita novela. Se trata de un hotel en una ubicación remota, las personas que trabajan allí, las personas que se quedan allí, se trata de un esquema Ponzi, y el arte, la música, y una familia disfuncional, y … oh, bueno, no sé de qué se trata, pero sé que una vez que comencé a leer, no pude parar. Cuando las personas describen un libro como un “page turner”, por lo general, están hablando de novelas que tienen mucho argumento, lo que Mandel definitivamente no tiene, pero de alguna manera ella me mantiene pasando las páginas de todos modos. Y escribe maravillosamente. Su prosa no es exagerada ni excesivamente adornada, como es el caso de muchos escritores conocidos como “estilistas”, pero … es simplemente encantadora, inquietante, sugerente e inmersiva … Creo que se puede decir que soy un gran Emily St. John Mandel fanboy. Estoy esperando lo próximo que escriba.

También hay otras cosas en mi vida. Compré un ferrocarril … bueno, compré un tercio de un ferrocarril. Ver la siguiente publicación. Hollywood se ha ralentizado gracias a la pandemia, pero THE HOUSE OF THE DRAGON sigue volando maravillosamente, gracias a Ryan Condal y sus escritores, y al incansable Ti Mikkel. Con mi sombrero de productor puesto, todavía estoy involucrado en tratar de llevar a la pequeña pantalla la brillante OMS de MIEDO DE MUERTE de Nnedi Okorafor, y relanzar el proyecto de televisión WILD CARDS. Tenemos largometrajes en desarrollo adaptados de mis historias “Sandkings” y “The Ice Dragon” y “The Lost Lands”, programas de televisión en desarrollo basados ??en obras de Roger Zelazny y Tony Hillerman, están los cortos secretos que estamos haciendo. … bueno, no, si dijera eso, no sería secreto.

Pero aquí arriba, en la montaña, todo eso parece muy distante, y gran parte se ha parado en cualquier caso, hasta que Covid se vaya.

Principalmente, estoy solo yo y Westeros, con viajes secundarios ocasionales a otros lugares en las páginas de un gran libro.

Ahora tendréis que disculparme. Arya está llamando. Creo que quiere matar a alguien.

Modo actual: contemplativo.

 

¿Sois positivos con respecto a que el libro estará finalizado el año que viene? ¿Pensáis que es otra fecha más que solo sirve para apaciguar a sus lectores?

Nos ha mencionado varios Povs con los que ha trabajado últimamente, Cersei, Asha, Tyrion, Ser Barristan, Areo Hotah y Arya. ¿Por cuál de estos sentís más ansias de leer? ¿Os atreveis a pronosticar un número de capítulos?¿Y un número de páginas? ¿Hacemos una porra?