Tenemos por aquí a @Ygritte la salvaje del Pueblo Libre (@Yritte_Snow en Twitter), que se alistó recientemente a la Compañía Libre de Braavos. Y viene con su peculiar cultura, si es que a “eso” se puede llamar cultura… Será interesante leer una reseña de aquella que acusaba a Jon de no saber nada. Estamos deseosos de ver su reacción al Jonerys porque tenemos entendido que los shipea a hierro. ¡Vamos allá!


7×06: Más Allá del Muro

Ygritte —


Desde que me apunté a esta misión y me tocó el episodio 6 estoy nerviosa ante la idea de no dar la talla. Así que intentaré hacer este análisis lo mejor que mi imaginación y mis capacidades mentales me permitan dando siempre mi toque personal. Agradecimientos a HBO España o Nordic por filtrar el capítulo y darme más tiempo para hacer mis deberes.

He decidido analizar el episodio por tramas en vez de ir progresivamente por escenas, centrándome en los detalles de cada trama que me han llamado la atención en vez de describir el episodio escena por escena. Si me dejo algo interesante siempre podemos discutirlo luego en los comentarios. Espero que os guste mi particular visión de este episodio. ¡Leal con los leales!

Beyond the Wall

Escrito por Demente & Destructor (David Benioff & D.B. Weiss), dirigido por Alan Taylor y con una duración de 71 minutos (el segundo más largo de la serie sólo superado por el 7×07), el sexto episodio de la séptima temporada sólo recoge tres tramas: Invernalia, Rocadragón y la de Más-Allá-del-Muro, que es la que da nombre al episodio.

El lobo solitario muere, pero la manada sobrevive

La trama de Invernalia se centra en las diferencias de las hermanas Stark. Si los libros y la serie ya nos dejaron claro que Sansa y Arya son como el día y la noche, este episodio nos lleva esas diferencias al extremo, hasta el punto de temer por la vida de Sansa a manos de su hermana.

El reinado de Jon, la cuestión de a quién se le da mejor gobernar el Norte y quién tiene más derecho (si Jon o Sansa) tan debatido en las redes sociales desde que el Norte coronó al bastardo (o no) Jon Snow como Rey en el Norte por delante de su legítima hermana Sansa Stark (episodio 6×10) es el generador del conflicto entre ambas hermanas.

La primera escena de esta trama nos muestra a una melancólica Arya recordando como su padre Ned Stark la observaba mientras esta daba sus primeros pasos para convertirse en una Lyanna Stark 2.0. Por muy fanservice que sea nombrar a Ned, yo agradezco todo recordatorio a este emblemático personaje.

Arya no tarda en sacarse de la manga el pergamino que le robó a Meñique-mete-mierda en el episodio pasado, que resulta ser la carta que le escribió Sansa a Robb (obligada por Cersei) en la primera temporada. Carta que la pequeña de los Stark utiliza para acusar a su hermana de ayudar a los Lannister a acabar con la vida de su padre.

Este episodio deja más que claro las intenciones de Meñique-mete-mierda en esta temporada. Enfrentar a las hermanas Stark (y de forma indirecta a Sansa con Jon), que Sansa sólo confíe en él, y convencer a los señores norteños que Sansa sería mejor Reina en el Norte que Jon. El típico “divide y vencerás” que te enseñan en primero de Ciencias Políticas. Ojo, yo soy de las que piensa que Sansa se merece y sería mejor Reina en el Norte que Jon; pero estas no son las formas.

Destacable la discusión que tienen Sansa y Arya echándose en cara todo lo que han hecho y no han hecho cada una. Personalmente creo que ambas tienen razón y ninguna tiene razón. Las dos son fuertes a su manera, y han sobrevivido gracias a sus virtudes. La triste realidad es que ni Sansa hubiera sobrevivido a la historia de Arya, ni Arya hubiera sobrevivido a la historia de Sansa. Las dos hicieron lo que pudieron y si hubieran actuado de otra manera no serían quienes son ahora. No creo que sea hora de enfrentarse cuando más unidas tienen que estar, porque como bien dijo su padre Ned Stark, “Cuando cae la nieve y sopla el viento blanco, el lobo solitario muere pero la manada sobrevive”.

El problema que veo entre ellas dos es que Arya sigue juzgando a Sansa como si no hubiera cambiado, como si aún estuvieran en la primera temporada. No es consciente de que su hermana ha evolucionado, sigue pensando que es la niña tonta que soñaba con casarse con un príncipe azul. Cuento los días para que Jon vuelva a Invernalia, le dé una colleja a Arya y le baje los humitos.

De las escenas de Meñique-mete-mierda tengo poco que comentar. Sólo que este personaje que tanto juego daba en temporadas anteriores se ha convertido en una caricatura de sí mismo, qué pena. Ojalá tenga los capítulos contados, y sea Sansa la que acabe con su vida. Por cierto, ¿dónde está Bran? Ahora que lo sabe todo ya podría hacer de casco azul entre sus hermanas y quitarle la careta a Meñique-mete-mierda de una vez.

Durante la última escena que las hermanas Stark comparten, Arya confiesa a Sansa su habilidad como Hombre/Mujer-Sin-Rostro mientras la amenaza con robarle su cara. Mentiría si no dijera que he temido por la vida de la loba pelirroja. Por suerte la cosa ha quedado sólo en una amenaza, o una muestra de habilidades que su hermana podría usar para librar a la familia norteña de las garras de Meñique-mete-mierda y de algún que otro enemigo.

Cierro esta trama con la sospechosa invitación que recibe Sansa de Desembarco del Rey que no tengo ni idea de por dónde pueden salir los tiros. ¿Es una trampa de Cersei? ¿Una invitación para presenciar al Otro que el Escuadrón Suicida de Jon tiene que llevar a la capital? Ni idea. Supongo que lo descubriremos en el siguiente episodio. Lo bueno es que Sansa no irá en persona (sabia decisión) y manda a Brienne en su nombre. Ojalá tenga un encuentro con Jaime y le haga evolucionar un poco al Jaime Lannister de los libros que me hizo el chochete pepsicola.

No quiero que seas un héroe

La trama de Rocadragón concentra una de las conversaciones más interesantes entre dos de los personajes más populares, Daenerys Targaryen y Tyrion Lannister.

No me quejo, yo soy fan de las escenas de conversaciones más que las de acción con millones de dólares en efectos especiales. Es en este tipo de escenas en las que se conoce a los personajes.

La escena empieza con una amena conversación entre la Reina Dragón y su Mano junto al calor de la chimenea acompañada con un poco de vino. Daenerys le confiesa que lo que le gusta de él es que no es un héroe que hace cosas estúpidas y muere; como Drogo, Jorah, Daario o Jon Snow… A lo que Tyrion añade que esa lista no sólo corresponde a los hombres que compiten (o han competido) por ser los más valientes, sino también los que compiten por su amor. Y agrega que “supongo que os contempla con ensoñación porque espera el éxito de la alianza militar”. ¿Esto qué es, HBO? ¿Un guiño a la posible futura boda Jonerys? Espero que no.

A continuación pasan a comentar la próxima reunión que tendrán con Cersei Lannister en Desembarco del Rey y las posibles trampas que la Reina Leona les tenga preparadas. Una de ellas, como bien señala Tyrion, provocar a Daenerys para que le salga el gen Targaryen de su padre. El pequeño de los Lannister le recuerda la última vez que alguien despertó al dragón y Randyll Tarly y su hijo Dickon acabaron peor que una Falla la nit de la cremà en València. Algo que Daenerys no se toma demasiado bien. ¿Habrá influido algo el moño de Fallera Mayor que lleva la Reina Dragón?

Imagen exclusiva de Daenerys después de quemar a Randyll y Dickon Tarly

El último tema en esta conversación es la sucesión al Trono de Daenerys. ¿Quién será su heredero? ¿Cómo se elegirá al sucesor? Tyrion le recuerda que ella no puede engendrar más hijos, así que la opción de seguir con la Monarquía Feudal en la que se basa Poniente está descartada. Su consejero sugiere que podrían usar el método con el que la Guardia de la Noche elige a su Lord Comandante o con el que los Hijos del Hierro eligen a su Rey. ¿Está sentando Tyrion las bases para la primera Democracia de Poniente? No lo sabemos, ya que Daenerys decide aplazar esa decisión para después de su coronación.

Los Goonies nunca dicen muerto

Pasamos a la última trama, la más larga, la que da nombre al episodio y la que más dará que hablar.

El capítulo empieza con La Comunidad del Anillo de Poniente recorriendo los gélidos paisajes del norte del Muro. De esta trama también destacaré las conversaciones por encima de la acción, ya que algunas son canelita en rama.

Comenzamos por un Jon Snow preocupado por el frío que pueda estar pasando su nuevo amigo Gendry. Yo ya los shippeo muy fuerte a estos dos. Han tenido más química juntos en las pocas escenas que han compartido que el Jonerys en toda la temporada. Destacable la pedorreta que hace Tormund cuando Jon le dice que Invernalia es el Norte, y sus consejos para mantenerse caliente entre tanto hielo: caminar, pelear y follar… Y si no hay una mujer cerca te conformas con lo que tienes. El mítico “en tiempo de guerra cualquier agujero es trinchera”. Esto ya parece “Brokeback Mountain” y me encanta (nunca hay suficientes personajes LGTBI). La cara de Gendry a esa sugerencia no está pagada.

Clases para sobrevivir al norte del Muro

Pasamos a una conversación entre Jon y Tormund, donde este último afirma que Jon ha pasado mucho tiempo con el Pueblo Libre y ya no le gusta arrodillarse. Bueno, no estoy del todo de acuerdo. Si Ygritte está cerca, al bastardo le falta tiempo para hincar la rodilla. Destacable la mención de Tormund a mi único Rey, Mance Rayder. La frase de “¿cuántas de esas personas murieron por culpa de su orgullo?” es calcada a la que Daenerys le dijo a Jon cuando le pidió que se arrodillara en la cueva de Rocadragón al principio de la temporada, y también a la que Jon le dijo al propio Mance Rayder cuando este se negó a arrodillarse ante Stannis Baratheon allá por el principio de la temporada 5. Guiños que nos hace nuestra querida HBO a otras temporadas.

Siguiente conversación interesante que tiene esta vez Jon Snow con Jorah Mormont sobre los padres de ambos protagonistas. Los dos parecen encantados de haberse conocido y de admirar al padre del otro. Me gustaría destacar que por fin le han aclarado a Jorah que su padre no murió a manos del Pueblo Libre como el propio Jorah acusó a Tormund en el episodio pasado, sino a manos de sus propios hombres amotinados. Gracias, de verdad. Me sentó muy mal cuando oí esa falsa acusación hacia mi pueblo en el capítulo anterior. Pero vamos a centrarnos en lo importante de esta conversación, la intención de Jon de devolver a Garra a Jorah. Este se niega a reclamar la espada que perteneció a su familia entregándosela de nuevo a Jon para que “le sirva bien a él y a sus hijos después de él”. Jorah pone una cara cuando dice esa frase que bien podía haber dicho “a ti y a los hijos de Daenerys”. ¿Qué es esto, HBO? ¿Otro guiño al futuro que nos deparará el Jonerys en la octava temporada? Jon se ve que no lo ha pillado a juzgar por la cara de “panquemao” que pone al oír nombrar a sus futuros hijos. Me gustaría añadir que si Jon de verdad quisiera devolver a Garra a los Mormont también podría habérsela dado a Lyanna Mormont.

La trama del Equipo A de Poniente nos ha regalado conversaciones que seguramente serán el principio de una gran amistad, como la que tienen Sandor Clegane y Tormund Matagigantes. Mini-punto para Tormund por el chiste de que Clegane está besado por el fuego sin ser pelirrojo. Tormund parece disfrutar chinchando al Perro y sigue hasta que este le confunde con los diferentes términos del órgano sexual masculino. Sólo le ha faltado cantarle “Tiene nombres mil, el miembro viril”. De las pollas pasan a hablar de coños, en concreto del coño del amor platónico de nuestro salvaje favorito. Y es que el Pueblo Libre seremos todo lo salvajes que queráis, pero en el fondo somos unos románticos. Basta con verle la cara a Tormund mientras sueña despierto con los hijos que quiere tener con Brienne de Tarth. ¡El Brienmund vive, la lucha sigue!

Dejamos a esta encantadora pareja de nuevos amigos (necesito un spin-off de ellos dos juntos) para pasar a otros dos personajes. Esta vez se trata de los dos resucitados de este Escuadrón Suicida, Jon Snow y Lord Beric Dondarrion. El diálogo se centra en la vida, la muerte, los dioses, la resurrección y el sentido de la vida que ambos renacidos tienen. Nada destacable salvo por el comentario inicial del Señor del Relámpago hacia Jon, “no te pareces mucho a tu padre (Ned Stark)”. Mare meua, HBO. Lo tuyo ya no son guiños, es que tienes un tic en el ojo.

A continuación vemos como es el propio Sandor Clegane el que indica que van en la dirección correcta al señalar una montaña con la cima como la punta de una flecha que ya nos debería de resultar familiar. Le va a salir rentable el curso intensivo de mirar las llamas y descifrar el mensaje de R’hllor.

A partir de ahora dejamos las conversaciones y pasamos a la acción en esta trama. Los Goonies se encuentran en medio de una tormenta de nieve cuando son atacados por un oso polar cadáver con los ojos azules, es decir, un Otro en forma animal. Entre todos logran acabar con semejante bestia pero Thoros-perroflauta-podemita-de-Myr resulta gravemente herido en el pecho.

Poco después, nuestros queridos aventureros se encuentran un grupo de cadáveres andando en fila india guiados por uno de los Caminantes Blancos con pelo Pantene. Después de prepararles una trampa, Jon mata al Caminante Blanco con su espada de acero valyrio y como consecuencia el resto de cadáveres se desintegran. Corregidme si me equivoco, pero esta conexión entre Caminante y cadáveres que controla es la primera vez que nos lo muestra la serie. ¿Será porque ese es el Caminante que los ha resucitado? Sea como fuere, uno de los cadáveres no se desintegra y consiguen capturarlo prisionero. Por desgracia, antes de que consigan tapar su boca, pega un grito tan agudo que sirve de señal de alarma para el resto de cadáveres.

Jon x Gendry OTP

Después de pasar la noche en esa pequeña isla de hielo rodeados de muertos, nuestro Escuadrón Suicida favorito se despierta encontrando muerto a Thoros-perroflauta-podemita-de-Myr. Una pena, a mí este personaje me encantaba con sus pintas de recién llegado de Malasaña.

10 puntos menos para la Casa Clegane porque Sandor en vez de utilizar el martillo de Gendry para volver a romper el hielo y conseguir más tiempo, se dedica a jugar a tirar piedras a los muertos.

Y 100 puntos más para la Casa Clegane por salvar a Tormund de ser devorado vivo por los muertos. Os dije que esto era el principio de una gran amistad. En serio, lo he pasado realmente mal en este momento. Si la serie pierde a Tormund, el Pueblo Libre perderá la única cara reconocible que le queda y con ello, su esencia.

Y cuando creíamos que estaba todo perdido para el Equipo A, llega Daenerys a salvarlos. Todos suben a lomos de Drogon menos Jon, que parece que ha oído la conversación que ha tenido Daenerys con Tyrion y se ha enterado que le gustan los héroes que hacen cosas estúpidas como enfrentarse a un ejército él solo (otra vez). Del abrigo nuevo de Daenerys poco que comentar salvo que parece que se lo ha hecho con la piel de Fantasma al más puro estilo Cruella de Vil. ¿Alguien me puede explicar por qué lleva la cadena esa de plata si no lleva la capa?

Se ve que los Caminantes Blancos se habían leído los guiones filtrados de esta temporada y sabían que Daenerys iba a ir al norte con sus tres dragones, por eso han venido preparados con lanzas de hielo como la que consigue herir a Viserion (dragón color crema) y matarlo. Nunca imaginé que un dragón sangraría como un cerdo al matarlo. Me gustaría destacar el detalle que cuando le da la lanza le sale de la herida fuego, como si fueran bolitas llenas de fuego y al pincharlas saliera todo.

Jon saliendo del agua congelada después de haber acabado con los tres muertos que le han metido ahí, y con lo que debe de pesar el abrigo que lleva mojado, me parece ya desproporcionado. Pero no tanto como que en el último momento, al verse realmente solo y casi congelado frente al ejército de los muerto, lo salve el “Aaancle” Benjen. Recurso totalmente sacado de la manga. Por suerte ya no volverán a utilizarlo de esta forma tan patética, ya que el pobre Benjen da su vida y su caballo para salvar a su sobrino.

La cara de Daenerys en lo alto del Muro más triste porque no llega Jon que por haber perdido a uno de sus dragones es hasta insultante para los fans de este personaje (el de los libros, no el sucedáneo de la HBO). La cara de Jorah asumiendo que nunca estará con ella y que ya está completamente enchochada de Jon es un poema.

Como podéis adivinar, Davos cuidando de Jon es la única escena que me ha gustado del barco. A este hombre le encanta adoptar bastardos. ¿Y le deja a pechera descubierta para que Daenerys mire sus atributos? Déu sant, Davos. Ponle una manta hasta la barbilla que está congelado.

Con respecto a la escena Jonerys del barco he de admitir que no lo pasaba tan mal desde que vi el final de Toy Story 3. He rechinado los dientes más que Stannis en toda su vida. Estos dos tienen menos química que Anakin Skywalker y Padmé Amidala. Ha habido un momento en el que no sabía si Jon le estaba poniendo ojitos a Daenerys o le estaba dando un ictus.

Nuevo recordatorio de Daenerys de que no puede engendrar más hijos (el segundo en este episodio). El momento de Jon llamándola “Danny” no sé si es un nuevo guiño de la HBO recordándonos que sólo la familia (su hermano Viserys) la llama así. Lo peor no es que la HBO nos esté vendiendo el Jonerys, lo peor es que nos está intentado vender el incesto. La serie se ha reducido a dos bandos claramente diferenciados que promueven el incesto: el bando de Cersei-Jaime, y ahora el de Daenerys-Jon. ¡Puaj!

Pero aquí no acaba todo, en esta misma escena Jon pasa de ser Carles Puigdemont a Joan Manuel Serrat. Jon, la independencia del Norte ni se vende ni se regala. Ya veremos cómo reaccionan los señores norteños y el Pueblo libre cuando se enteren de que Jon ha parado el Procés por un polvo.

Y aquí llegamos a la última escena de este largo capítulo. Los Otros con la ayuda de unas grandes cadenas sacan el cadáver sin vida de Viserion del agua para que el único Caminante Blanco que no ha sido modelo de pelo Pantene (el que corta realmente el bacalao) lo resucite con unos preciosos ojos azules.

Conclusiones

Ha sido el fanservice hecho capítulo, predecible hasta decir basta. A mí me ha recordado mucho a la tercera parte de El Hobbit, La batalla de los Cinco Ejércitos. Es decir, que nos han metido millones de dólares en CGI pero que no contrarrestan un guion que hace aguas cada minuto. ¿Qué decir sobre los saltos temporales de esta temporada que no se haya dicho ya? Un mareo. No sabes si entre las diferentes escenas pasa un día, una semana o un mes.

Parece que Demente & Destructor nos están metiendo algunas pinceladas de lo que veremos en la octava y última temporada de la serie. Me refiero a la continua referencia de los futuros hijos del Jonerys. Me explico.

  • Tyrion recordándole a Daenerys que ella ya no puede engendrar más hijos.
  • Daenerys diciéndole a Jon que los dragones son los únicos hijos que puede tener.
  • Jorah devolviéndole Garra a Jon mientras le dice que le servirán bien a sus hijos.

Yo me juego mi arco de mujer del Pueblo Libre que, si estos dos tienen relaciones sexuales en el 7×07 o en los primeros capítulos de la siguiente temporada, habrá milagrito de Lourdes, Fátima o R’hllor y Daenerys podrá engendrar hijos otra vez. Quizá me equivoque, ojalá. Pero cuando la HBO te repite algo tanto es por algo, porque esta gente podrán ser muchas cosas pero sutiles, no. Recordemos la temporada pasada cuando teníamos el nombre de Lyanna (ya sea por la Stark o la Mormont) hasta en la sopa sólo para sacarnos en el capítulo final la escena de la Torre de la Alegría.

Para finalizar este análisis me gustaría recordar a los hombres random del Pueblo Libre que acompañaban al Escuadrón Suicida al norte del Muro y murieron en acto de servicio. Que la tierra os sea leve, compañeros.

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif