1. Reforja de Hielo 2. Huargos frente a Tyrion 3. Huevos de dragón en la pira

Hoy os traemos la cuarta entrega de nuestra Consulta en los Fuegos, en la que, ordinariamente, publicamos tres de vuestras preguntas para que sean respondidas por la comunidad, ya que:

¡¡TODOS SOMOS EXPERTOS EN MAYOR O MENOR MEDIDA!!

Así que, allá vamos:

Hubo un tiempo en que la oscuridad cubría el mundo con un manto pesado. Para enfrentarse a ella, el héroe necesitaba una espada de héroe, una hoja como no se había visto jamás. Así que durante treinta días y treinta noches, Azor Ahai trabajó en el templo sin descanso, forjando una espada en los fuegos sagrados. Calentaba, martilleaba, plegaba, calentaba, martilleaba, plegaba… y así hasta que tuvo la espada. Pero, cuando la metió en agua para templar el acero, saltó en pedazos.
Como era un héroe, no podía encogerse de hombros y marcharse, de modo que empezó de nuevo. La segunda vez tardó cincuenta días y cincuenta noches, y la espada parecía aún mejor que la primera. Azor Ahai capturó un león para templar la hoja clavándola en el corazón rojo de la fiera, pero una vez más el acero se quebró. Grande fue su pesar y mayor aún su pena, porque comprendió lo que debía hacer.
Cien días y cien noches trabajó en la tercera espada, y brillaba al rojo blanco en los fuegos sagrados cuando llamó a su esposa. “Nissa Nissa, desnuda tu pecho y recuerda que te amo por encima de todo lo que hay en este mundo.” Ella obedeció y Azor Ahai le clavó en el corazón palpitante la espada al rojo. Se dice que el grito de aflicción y éxtasis de Nissa Nissa abrió una grieta en la cara de la luna, pero su alma, su fuerza y su valor pasaron al acero. Tal es la historia de la forja de Dueña de Luz, la Espada Roja de los Héroes.

Choque de Reyes, Davos I

 

Casi todos hemos mencionado ya candidatas al título de Dueña de Luz o Portadora de Luz y no cabe duda de que es una de las leyendas más interesante y misteriosas que podemos encontrar en la saga. Ni siquiera sabemos si habrá una espada o si será suficiente para frenar lo que viene. Todas y cada una de ellas tienen “rasgos característicos” que las convierten en posibles candidatas: Garra, Hermana Oscura (aunque en paradero desconocido) o quizás alguna que aún no se ha forjado, nacida de la “estrella sangrante” o cometa rojo y todavía por aparecer en la saga como, por ejemplo, Albor y algunas otras. Todos, creo, hemos contemplado a Guardajuramentos como una de ellas, y a Lamento de Viuda como otra.

Hielo reforjada, HBO

Pero, ¿qué me decís de las dos juntas? ¿Habrá alguien capaz de reforjarlas como una sola? ¿Podríamos volver a ver a Hielo y esta vez como la “espada roja de los héroes”? 


— Consulta enviada por Timett


 

En aquel momento se abrieron de golpe las puertas que daban al patio. La luz del sol entró a raudales en la sala mientras Rickon, jadeante, se precipitaba hacia el interior. Los lobos huargo lo seguían. El niño se detuvo en la puerta con los ojos muy abiertos, pero los lobos entraron. Clavaron las miradas en Lannister, o quizá captaron su olor. Verano fue el primero en empezar a gruñir. Viento Gris lo imitó. Se acercaron amenazantes al hombrecillo, uno desde la derecha y otro desde la izquierda.
—A los lobos no les gusta vuestro olor, Lannister —comentó Theon Greyjoy.
—Ya va siendo hora de que me marche —asintió Tyrion.
Dio un paso hacia atrás… y en aquel momento, a sus espaldas, Peludo salió de entre las sombras, gruñendo. Lannister retrocedió, y Verano se lanzó contra él desde el otro lado. El enano se tambaleó inseguro, y Viento Gris le lanzó una dentellada al brazo que le arrancó un trozo de tela de la manga.
—¡No! —grito Bran desde su trono, mientras los hombres de Lannister desenfundaban las espadas—. ¡Ven, Verano! ¡Aquí!
El lobo huargo oyó la voz, miró a Bran y, a continuación, miró de nuevo a Lannister. Retrocedió sin apartar los ojos del hombrecillo, y por último se tendió bajo los pies colgantes de Bran.
Robb había estado conteniendo el aliento. Lo dejó escapar con un suspiro.
—¡Viento Gris! —llamó. Su lobo volvió con él, rápido y silencioso. Ya sólo quedaba Peludo, que seguía gruñendo al hombrecillo y mirándolo con unos ojos que eran como llamaradas verdes.
—¡Llámalo, Rickon! —gritó Bran a su hermano pequeño.
—¡A casa, Peludo, vamos a casa! —gritó Rickon al recuperarse de la sorpresa.
El lobo negro gruñó por última vez a Lannister y corrió hacia Rickon, que se le abrazó con fuerza al cuello.
—Qué interesante —comentó con voz átona Tyrion Lannister.

Juego de Tronos, Bran IV

 

Peludo, por Thaldir para @Fantasy Flight Games

Esta escena siempre ha llamado mi atención. Peludo es el más indómito de lo lobos, siempre se muestra agresivo ante los cambios de humor de Rickon, y el resto de huargos también muestran semejantes conductas ante el miedo, enfado de sus dueños, etc.

Pero en esta escena en concreto los tres manifiestan la misma actitud ante Tyrion. ¿Por qué?


— Consulta enviada por María Stark


 

Gracias a las relecturas para la sección El Campeón del Torneo, edición Daenerys en Juego de Tronos me he topado con una cita muy interesante en su último capítulo :

Ella misma trepó a la pira para colocar los huevos en torno a su sol y estrellas. El negro, junto al corazón, bajo el brazo. El verde, junto a la cabeza, rodeado por su trenza. El de color crema y oro, abajo, entre las piernas. Dany lo besó por última vez, y sintió el dulzor del aceite en los labios.

Juego de Tronos, Daenerys X

 

Drogo´s pyre, por Felicia Cano para @Fantasy Fligth Games

No sé qué os parecerá a vosotros pero no creo que la posición de los huevos sea baladí. Primero pensé qué podían significar los lugares donde los coloca: cabeza, corazón, entrepierna. Tal vez inteligencia, emoción, fertilidad. Y luego pensé si tendría algo que ver con la tan extendida teoría de los Tres Jinetes de Dragón y si ese lugar representaría la característica que predominaría o haría singular al jinete para cada uno de los dragones. ¿Qué pensáis vosotros? Y, si no estáis de acuerdo con el planteamiento, ¿le disteis a la cita otro significado?


— Consulta enviada por Briana Storm


Muy interesantes cuestiones las que se nos plantean en esta ocasión. No olvidéis enviar vuestras preguntas para ser puestas a debate a la dirección consultaenlosfuegos@gmail.com

Ahora, contadnos… ¿Qué veis en las llamas?

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif