El mundo creado por George R. R. Martin en Canción de Hielo y Fuego está plagado de antiguas leyendas. Muchos fans están seguros de que estas leyendas tienen importancia en el presente de la historia, pues parecen estar repitiéndose. Desde esta posición, por lo tanto, analizar estos mitos es una buena forma de encontrar paralelismos e indicios con los que deducir cómo va a desarrollarse la saga.

Pero, ¿sería posible que algunas de estas leyendas, fraguadas en sociedades y tradiciones diferentes, hicieran referencia a los mismos eventos? ¿Pueden referirse al mismo acontecimiento tanto las historias  de Nagga como las leyendas dothrakis sobre las dos lunas? Esto es lo que plantea el autor de la serie de tres ensayos que presentamos hoy. En esta primera parte del Compendio Sanguinario, el bloguero que responde por el nombre @Lucifer Means LightBringer presenta un posible escenario en el que un desastre natural astronómico provocaría los tiempos de oscuridad que se conocen como la Larga Noche.

No obstante, debemos poneros sobre aviso. El texto es largo, muy largo, y las reiteraciones son quizá demasiado numerosas. No estamos ante una lectura fácil, ni siquiera a la hora de digerirla. Pero se trata de un trabajo que goza de un importante reconocimiento entre los fans angloparlantes y que ofrece, al mismo tiempo, una forma diferente de abordar la saga. Creemos, por lo tanto, que es un nuevo enfoque bastante interesante que puede aportar un nuevo punto de vista pocas veces cuestionado.


El Compendio Sanguinario I

La astronomía explica las leyendas de Hielo y Fuego

— Lucifer Means LightBringer —


La Larga Noche es como un invierno nuclear

La Larga Noche es el acontecimiento más importante en la historia del mundo de Canción de Hielo y Fuego, y aún así apenas tenemos información sobre qué la causó y sólo vagas ideas de cómo terminó. Sin embargo, creo que George R. R. Martin ha escondido ingeniosamente la causa de la Larga Noche y los sucesos importantes de la Batalla por el Amanecer dentro del folklore y de las leyendas locales. Mi hipótesis es que cuando comparamos las historias de Azor Ahai, el Rey Gris, Durran Pesardedioses y algunas otras, empieza a brotar una historia coherente. Es una historia sobre cometas, meteoros que caen, terremotos, inundaciones y un invierno nuclear; y sobre los humanos que estaban vivos entonces y lo que hicieron para sobrevivir y superar la oscuridad. Estas leyendas representan una especie de “verdad del bardo” y creo que se pueden entender si las consideramos metáforas referentes a hechos reales.

Parece que George ha dado un paso más allá. Yo propongo que la acción principal del texto a menudo está escrita en forma de metáforas simbólicas, al igual que los antiguos mitos de la historia. Estas escenas metafóricas en el texto principal a su vez se refieren correspondientemente a un acontecimiento legendario en la Era del Amanecer. Hablando claro: cuando alguien como Stannis o Beric o Jon Nieve empuña una espada llameante, están probablemente actuando en el rol prototipo de Azor Ahai y contándonos algo sobre qué hizo y quién fue. Cuando estamos leyendo un capítulo de Theon, seguramente tengamos metáforas que se refieren a eventos pasados sobre las Islas del Hierro y el Rey Gris.

George, aparentemente, ha usado esta técnica a lo largo de toda la saga. He llegado a creer que la mayoría de los personajes principales de la historia son, de hecho, arquetipos de roles ambientados en la Era del Amanecer que se repiten o que están repitiendo alguna parte de un evento importante de aquella época. Esto significa que podemos comparar las metáforas en la acción principal con las leyendas antiguas para descifrar el resultado final. Encontrando estos arquetipos y sucesos recurrentes, podemos descubrir lo que los héroes y anti-héroes de nuestra historia podrían necesitar para restaurar la armonía y el equilibrio en la Canción de Hielo y Fuego.

Arianne Martell nos da el mecanismo en Festín de Cuervos, describiendo el blasón de la Casa Roland, un dragón comiéndose su propia cola:

El dragón es el tiempo. No tiene principio ni fin, así que todo transcurre en círculo.

Festín de Cuervos, El Caballero Manchado

 

El Compendio Sanguinario es mi colección de ensayos tratando de descubrir este trasfondo astronómico. Como pronto veréis, el alcance de estos acontecimientos es completamente trascendental y afecta al mundo entero. La verdadera complejidad de la mente de George R. R. Martin se ve en el tapiz de eventos pasados y futuros que está tejido simultáneamente en ambos lados.

Para los hombres, el tiempo es un río. Estamos atrapados en su corriente; nos precipitamos del pasado al presente, siempre en la misma dirección. Las vidas de los árboles son diferentes. Echan raíces, y crecen y mueren en el mismo sitio, y ese río no los arrastra. El roble es la bellota; la bellota es el roble. Y el arciano… Para un arciano, mil años humanos son apenas un momento, y es por esas puertas por las que tú y yo podemos observar el pasado.

Danza de Dragones, Bran III

 

El mundo que George R. R. Martin ha creado, Planetos1 si queréis, es definitivamente mágico. Por lo tanto, se debería pensar en todos estos desastres como versiones mágicamente mejoradas de desastres naturales, como la Maldición de Valyria era una versión mágicamente “mejorada” de una erupción volcánica masiva. La magia de Canción de Hielo y Fuego se basa en fuerzas naturales, como hielo y fuego, agua y aire; tierra, piedra y árbol; luz, oscuridad y sangre; soles, lunas, estrellas y cometas. Por lo tanto, es normal que los desastres como terremotos, caídas de meteoritos e inundaciones tengan orígenes mágicos y consecuencias mágicas.

Lo que no haremos será tratar de explicar los misterios de Canción de Hielo y Fuego con ciencia o astrofísica. “Astronomía mitológica” significa mitología basada en la observación de la naturaleza y el cielo. La definición más básica de “astronomía” es simplemente eso: observación de los cielos. El hombre siempre ha usado la mitología y la religión para tratar de entender las fuerzas del universo, y George ha recreado este fenómeno con antiguas leyendas en Canción de Hielo y Fuego.

Cometas, dragones y espadas llameantes

El cometa rojo en Game of Thrones, HBO

Aquí está la leyenda de la forja de Dueña de Luz, la Espada Roja de los Héroes:

Cien días y cien noches trabajó en la tercera espada, y brillaba al rojo vivo en los fuegos sagrados cuando llamó a su esposa. “Nissa Nissa —gritó, porque tal era su nombre—, desnuda tu pecho y recuerda que te amo por encima de todo lo que hay en este mundo.” Ella obedeció, no sabría deciros por qué, y Azor Ahai le clavó en el corazón palpitante la espada al rojo vivo. Se dice que el grito de aflicción y éxtasis de Nissa Nissa abrió una grieta en la cara de la luna, pero su alma, su fuerza y su valor pasaron al acero. Tal es la historia de la forja de Portadora de Luz, la Espada Roja de los Héroes.

Choque de Reyes, Davos I

 

Con esto en mente, la historia de la segunda luna:

[…] Mientras que en Qarth las fábulas sostienen que antaño hubo en el cielo una segunda luna, que escaldada por el sol se agrietó como un huevo, y de la que salieron un millón de dragones.

El Mundo de Hielo y Fuego, Historia Antigua, La Ascensión de Valyria

 

Ahora, la versión original de la leyenda de Qarth, contada a Daenerys por una doncella lysena:

—Una vez, un mercader de Qarth me dijo que los dragones venían de la luna —comentó la rubia Doreah mientras calentaba una toalla ante el fuego.

[…]

¿De la luna? —Dany volvió la cabeza con curiosidad, y los mechones húmedos, blancos como la plata, le cayeron sobre los ojos.

—Me dijo que la luna era un huevokhaleesi —asintió la joven lysena—. Antes había dos lunas en el cielo, pero una se acercó demasiado al sol, y con el calor se cascó. De ella salieron mil millares de dragones, y bebieron el fuego del sol. Por eso los dragones respiran llamas. Algún día la otra luna también besará el sol, se romperá, y volverán los dragones.

Las dos chicas dothrakis se echaron a reír.

—Eres una esclava tonta con pelo de paja —dijo Irri—. La luna no es ningún huevo. La luna es una diosa, la esposa del sol. Lo sabe todo el mundo.

—Lo sabe todo el mundo —corroboró Jhiqui.

Juego de Tronos, Daenerys III

 

Aquí tenemos una asociación entre la forja de Dueña de Luz y los orígenes de los dragones a través del vínculo común del chasquido de la luna. En una historia, la luna se agrietó con el lamento mortal de Nissa Nissa; mientras que en la otra, fue el calor del sol lo que agrietó la luna como un huevo. En una historia, nace Dueña de Luz. En la otra, nacen los dragones.

Ahora, una cita de Xaro Xoan Daxos hablando con Daenerys:

Cuando vuestros dragones eran pequeños, eran portentos. Adultos son la muerte, la destrucción, una espada llameante que pende sobre el mundo.

Danza de Dragones, Daenerys III

 

Así que los dragones pueden ser un símbolo de una espada llameante; específicamente, una colgando sobre el mundo en postura amenazante. ¿Hay algo más que haya sido comparado con una espada llameante sobre el mundo? Aquí, Gendry hablando con Arya:

El cometa era espléndido y aterrador a la vez. El Toro lo llamaba la Espada Roja, decía que parecía una espada recién salida de la forja, con la hoja todavía al rojo vivo. Si entrecerraba los ojos a Arya también le parecía una espada, pero no una espada nueva: era Hielo, el mandoble de su padre, de ondulante acero valyrio, y el color rojo se lo daba la sangre de Lord Eddard después de que Ser Ilyn, la Justicia del Rey, le cortara la cabeza.

Choque de Reyes, Arya I

 

El cometa puede ser visto como una espada llameante o como una espada ensangrentada; lo cual es interesante, ya que Azor Ahai creó su espada llameante, Dueña de Luz, cubriéndola de sangre. Sangre y fuego, sangre y fuego… Las palabras de la Casa Targaryen, la sangre del dragón. Marwyn el Mago nos cuenta que toda la magia valyria está basada, de hecho, en sangre y fuego. El cuerno “atadragones” que Euron Ojo de Cuervo le dio a Victarion está impreso con jeroglíficos valyrios que dicen sangre por fuego, fuego por sangre. Esto es básicamente la receta que se nos da para Dueña de Luz, la espada llameante: sangre por fuego. Los dragones y las espadas llameantes comparten bastante del mismo simbolismo, por lo que no creo que sea una coincidencia que George compare el cometa con una espada llameante y con una espada ensangrentada en el mismo pasaje.

La primera frase de Choque de Reyes relaciona la cola del cometa con una herida de espada, con Rocadragón de fondo:

La cola del cometa rasgaba el amanecer; era una brecha roja que sangraba sobre los riscos de Rocadragón como una herida en el cielo rosa y púrpura.

Choque de Reyes, Prólogo

 

La primera frase de un capítulo, libro, obra u otro tipo de historia se considera, generalmente, significativa; como estableciendo el tono del libro por venir. Y aquí vemos el cometa, sangrando en el cielo sobre Rocadragón. Un párrafo después, leemos:

El maestre no creía en las profecías. Aun así, pese a su avanzada edad, Cressen nunca había visto un cometa ni la mitad de brillante que aquél, ni de aquel color, aquel color espantoso, el color de la sangre, las llamas, los ocasos

Choque de Reyes, Prólogo

 

Sangre, llamas y ocasos: todos del mismo rojo; y ese es el rojo del cometa, el cual se describe como ardiente o sangriento en varias escenas. La inclusión de ocaso en esta lista de cosas ominosamente rojas parece ser una referencia a la Larga Noche, cuando el sol se puso durante mucho tiempo. Esto sugiere una asociación entre el cometa y la Larga Noche. Dueña de Luz fue forjada durante la Larga Noche y se relaciona con el cometa, por lo que de momento parece encajar.

Evidentemente, Melisandre ve que el cometa y Dueña de Luz están conectados:

Stannis Baratheon es Azor Ahai revivido, el guerrero de fuego. En él se cumplen las profecías. El cometa rojo surcó los cielos para anunciar su llegada y esgrime a Dueña de Luz, la Espada Roja de los Héroes.

Tormenta de Espadas, Sam V

 

Melisandre otra vez, en un capítulo de Jon:

Lo he visto en mis fuegos; lo he leído en una antigua profecía. Cuando sangre la estrella roja y reine la oscuridad, Azor Ahai volverá a nacer entre humo y sal para despertar a los dragones de piedra. El lugar del humo y la sal no es otro que Rocadragón.

Danza de Dragones, Jon X

 

Entre estas dos citas podemos ver que Azor Ahai, guerrero de fuego, y Dueña de Luz, la espada llameante, se asocian con estrellas sangrientas y con despertar a los dragones de la piedra. Cometas, dragones y espadas llameantes: esta es la canción que estamos cantando.

Por supuesto, tenemos que escucharlo de la fuente más fiable de Poniente: la vieja Tata. Evidentemente, la vieja Tata sabe qué pasa con el cometa:

Dragones —dijo, al tiempo que alzaba la cabeza y olisqueaba el aire. Estaba casi ciega y no veía el cometa, pero aseguraba que lo podía oler—. Son dragones, chico.

Choque de Reyes, Bran I

 

Ni siquiera nos preguntamos cómo lo sabe, simplemente lo sabe.

Ahora, en caso de que falten metáforas sobre cometas siendo dragones, tenemos esta interpretación de Osha, de nuevo en Choque de Reyes. Acaba de escuchar la sugerencia del maestre de que los lobos creen que el cometa es la luna y, de repente, se encuentra con el lema de la casa Targaryen en la boca:

—Tus lobos tienen más cerebro que el maestre —dijo la salvaje—. Saben cosas que el hombre ya ha olvidado. —Su manera de decirlo le provocó escalofríos, y le preguntó qué significaba el cometa—. Sangre y fuego, chico. Nada bueno.

Choque de Reyes, Bran I

 

La persona para la que el cometa tiene el mayor significado es, sin duda, Daenerys Targaryen:

Jhogo fue el primero en verla.

—Allí —dijo en un susurro.

Dany alzó la vista y la vio, muy baja en el cielo del este. La primera estrella de la noche era un cometa, un cometa rojo. Rojo sangre, rojo fuego, con cola de dragón. Era la señal más poderosa que podía imaginar.

Juego de Tronos, Daenerys X

 

De nuevo vemos que el cometa es simbólicamente equivalente a un dragón. También encontramos otra confirmación de que el rojo sangre y el rojo fuego son el mismo color, el rojo dragón, y por lo tanto tienen una relación simbólica. Fuego y Sangre son exactamente las palabras adecuadas para la Casa Targaryen, la sangre del dragón. Y de hecho, los dragones nacen inmediatamente después de que la estrella sangrienta aparezca. Ciertamente, es la señal más poderosa que pudiéramos imaginar.

Por lo tanto, cometas, dragones, espadas llameantes… Todo parece estar relacionado. Específicamente, la forja original de Dueña de Luz parece estar asociada con el estallido de la segunda luna y el origen de los dragones; el cometa es comparado con los dragones, con Dueña de Luz y con las señales del retorno de Azor Ahai. Hay más citas de este tipo, pero volvamos a la idea del chasquido de la segunda luna como un huevo después de ser escaldado por el sol, y la consecuente salida [del huevo] de un millón de dragones.

Dragón marino chino, por House of Chabrier

Los dragones se asocian con cometas y meteoritos alrededor del mundo (estamos hablando del planeta Tierra). La mitología china está repleta de esto. Normalmente representan a sus dragones como seres más bien parecidos a los peces y parcialmente inmersos en el océano, ya que les preocupaba los impactos de cometas y meteoritos en el Océano Pacífico que podían provocar tsunamis a lo largo de su gran litoral. Un dragón que cae en el agua. Un dragón marino, si queréis.

El héroe fundador de los Hijos del Hierro fue el Rey Gris, quien supuestamente mató a un dragón marino en la Era del Amanecer. Ese dragón marino, Nagga, se dice que en su furia hundió islas enteras. Un dragón marino que hunde islas… Esto suena bastante al impacto de un meteorito, de la misma forma que los gigantes despertando en la tierra suena bastante a un terremoto. Estos son dos grandes ejemplos de lo que quiero decir con la expresión “astronomía mitológica”, mitos y leyendas basados en la observación de los cielos y la naturaleza.

La famosa serpiente emplumada, Quetzalcoatl en varias leyendas mesoamericanas, se asocia tanto con un cometa como con Venus, la Estrella del Alba. La pluma sería la cabeza del cometa, como la melena de un león; y la cola de la serpiente es la cola del cometa, y por ello Dany la ve como la cola de un dragón y Edmure como la cola de un pez. Quetzalcoatl se representa a veces como la estrella humeante, sugiriendo aún más su asociación con los cometas. La conexión con la Estrella del Alba es importante porque la palabra latina “lucifer” se traduce o bien como portador de luz, o como lucero del alba; y se usaba para referirse al planeta Venus. Estas relaciones son, de hecho, tan importantes que tengo un pequeño ensayo dedicado a ellas, llamado Lucifer Significa Portadora de Luz.

Es fácil entender por qué los cometas se ven como dragones, en especial los meteoritos cayendo; ya que se prenden en la atmósfera durante su descenso al planeta, y a veces se estrellan con un poderoso rugido y un fuerte impacto. También es fácil ver por qué se asocian con lo divino o lo sobrenatural, ya que son literalmente estrellas (meteoritos) descendiendo de los cielos a la tierra. Viene a la mente el mito griego de Prometeo robando el fuego de los Dioses en la cima del Monte Olimpo; y su equivalente en Canción de Hielo y Fuego del Rey Gris robando el fuego del Dios de la Tormenta y su poderoso rayo. El Rey Gris también es alguien asociado con matar al dragón marino y poseer su fuego, por lo que podemos tener dos versiones de la misma historia. Esta persona está invocando cosas ardientes del cielo, y este fuego de los dioses que posee puede perfectamente haber tomado la forma de un cometa o meteorito.

Con todo este en mente, consideremos de nuevo la historia qarthiense de una luna quebrándose como un huevo después de ser quemado por el fuego del sol. Un millar de dragones saliendo, todos a la vez, es una interpretación mitológica perfecta de una lluvia de meteoritos. Una lluvia de meteoritos lunares.

Lluvia de estrellas

Hay evidencia de la idea de una lluvia de meteoritos siendo simbólicamente equivalentes a dragones volando justo antes de que Daenerys escuche esta leyenda qarthiense por su doncella, Doreah. Es del mismo capítulo:

Pero Dany no estaba pensando en las llanuras. Pensaba en Desembarco del Rey y en la gran Fortaleza Roja que había construido Aegon el Conquistador. Pensaba en Rocadragón, donde había nacido. En su imaginación, ambos lugares brillaban con un millar de luces, había una chimenea tras cada ventana. En su imaginación todas las puertas eran rojas.

Juego de Tronos, Daenerys III

 

Si estos dragones del mito de Qarth eran realmente meteoritos en llamas, trozos de la propia luna que bebieron el fuego del sol, entonces pueden ser fácilmente descritos como rocas dragón. La luna se quebró como un huevo para que nacieran los dragones, así como los dragones de Dany despertaron de huevos de piedra. Ciertamente, creo que George está usando la fortaleza de Rocadragón para simbolizar la segunda luna destrozada, en esta escena y en tantas otras. Aquí vemos que Rocadragón tiene miles de luces dentro que brillan como las llamas del fuego. La luna de roca-dragón también tenía miles de fuegos dentro, esperando nacer. Volveremos a esta idea en un momento.

Los fuegos llameando en las ventanas también están simbólicamente conectados con la puerta roja. En el sueño de Daenerys donde finalmente despierta al dragón, despierta al dragón cuando cruza el umbral de la puerta roja. En el prólogo de Choque de Reyes, esta idea se repite, así que volvamos a las últimas horas del pobre valiente Maestre Cressen:

El viento nocturno soplaba a través de los grandes ventanales, impregnado de olor a mar. Las llamas de las antorchas se agitaban a lo largo de los muros de Rocadragón, y en el campamento al otro lado de las murallas, se divisaban cientos de hogueras para cocinar, como si un manto de estrellas hubiera caído sobre la tierra. En el cielo, el cometa brillaba, rojo, malévolo.

[…]

Un par de guardias abrieron ante él las pesadas puertas rojas, dejando salir una ráfaga de luz y ruido. Cressen entró en las fauces del dragón.

Choque de Reyes, Prólogo

 

Este párrafo lo tiene todo: un cometa rojo, antorchas, mantos de pequeños fuegos como si estrellas hubieran caído a la tierra, puertas rojas y fauces de dragón, y una repentina ráfaga de luz y ruido. Suena como una explosión de dragón, brillante, ruidosa y llameante. Igual que los miles de fuegos centelleantes y las puertas rojas de Rocadragón representan a los miles de dragones que salieron de la segunda luna, vemos que la puerta roja es simbólica de la boca del dragón, abierta y rugiendo.

Me gustaría destacar una técnica en concreto que George está usando aquí, ya que es una que usa a menudo para mostrarnos asociaciones simbólicas. Varias cosas que, se supone, representan el mismo concepto se presentan en una rápida sucesión, una después de otra. Antorchas parpadeantes, Rocadragón y cientos de fuegos; luego, un manto de estrellas caídas sobre la tierra. Y encima, el cometa, rojo y malévolo. El manto de estrellas caídas en la tierra es una de las pistas más claras sobre la lluvia de meteoritos lunares. Eso es exactamente lo que fue, estrellas fugaces (meteoritos) cayendo a la tierra. Las estrellas caídas eran rocas draconianas y están directamente unidas al cometa rojo.

Volvamos al capítulo de Daenerys donde escucha la historia de los orígenes de los dragones:

Dany dejó a la Plata al cuidado de los esclavos, y entró en la tienda. Las sedas la hacían fresca y umbría. Justo cuando dejaba caer a sus espaldas la tela que hacía las veces de puerta, vio un dedo de luz roja que parecía tocar sus huevos de dragón, al fondo de la tienda. Durante un momento fue como si un millar de gotas de fuego escarlata le revolotearan ante los ojos. Parpadeó, y desaparecieron.

«Piedra —se dijo—. No son más que piedra, hasta Illyrio me lo dijo, todos los dragones han muerto».

Acarició el huevo negro con la palma de la mano, recorrió con los dedos la curva de la cáscara. La piedra estaba tibia. Casi caliente.

—El sol —susurró Dany—. Los ha calentado el sol por el camino.

Juego de Tronos, Daenerys III

 

En este segundo párrafo, un dedo de luz roja (ahí está nuestro cometa rojo) tocó los huevos de dragón, y un millar de gotas de fuego revolotearon ante sus ojos. Esta es otra pista de que una multitud de dragones ardientes pueden venir de un huevo de dragón de piedra (la luna). Poco después de esto, tenemos la cita concluyente:

Antes había dos lunas en el cielo, pero una se acercó demasiado al sol, y con el calor se cascó. De ella salieron mil millares de dragones, y bebieron el fuego del sol. Por eso los dragones respiran llamas. Algún día la otra luna también besará el sol, se romperá, y volverán los dragones.

Juego de Tronos, Daenerys III

 

Más tarde en Juego de Tronos, justo después de ver el cometa rojo por primera vez y justo antes de encender la pira de Khal Drogo, tenemos el mismo tema:

Se dijo que había poderes más fuertes que el odio, y hechizos más antiguos y verdaderos que los que la maegi había aprendido en Asshai. La noche era negra, sin luna, pero sobre ella parpadeaban un millón de estrellas. Lo consideró un presagio.

Juego de Tronos, Daenerys IX

 

Lo que hay que sacar de aquí es que un millón de estrellas parpadeaban cuando la luna desapareció. Esto es porque un millón de estrellas simbolizan el millón de dragones de la lluvia de meteoros, y aparecen cuando la luna fue destruida durante la Larga Noche. Una noche sin luna, ciertamente.

¡Debió haber sido una gigantesca lluvia de meteoritos! Pero entonces nos cuentan que solíamos tener una segunda luna, la cual explotó. Esto tiene sentido: si puedes conseguir que una luna explote, muchos de los escombros se precipitarían en el planeta al que orbita. La mayoría de los pedazos arderían en la atmósfera, como dragones llameantes… Y un par de grandes trozos lograrían llegar a tierra, causando enormes detonaciones; algunas capaces de hundir islas enteras, como el dragón marino al que el Rey Gris mató en la Era del Amanecer, o como el Martillo de las aguas que los Hijos del Bosque supuestamente usaron para romper el Brazo de Dorne (no estoy seguro de que los Hijos hicieran esto).

De hecho, tan solo es necesario el impacto de un meteorito de tamaño considerable para causar bastante daño; y si es un impacto mayor, bueno, las luces se apagan: tantos escombros vuelven a la atmósfera que los cielos pueden tornarse negros durante años. Esto se conoce como un invierno nuclear, y se corresponde con la descripción de la Larga Noche. Esta explicación encaja, pero solo si uno o más fragmentos grandes de la explosión de la luna llegaron hasta la superficie de Planetos. Sin lugar a dudas, hay evidencia de esto, como les mostraremos.

Por lo tanto, hasta el momento nuestra teoría es que la historia de los dragones saliendo de la explosión de una luna es, de hecho, una ingeniosa descripción mitológica de la destrucción de una pequeña luna estallando en el cielo e impulsando objetos hacia el planeta, algunos de los cuales ardieron en la atmósfera como una enorme tormenta de fuego/lluvia de meteoritos; mientras que otros impactaron en la superficie de Planetos. Los desechos resultantes de las explosiones e impactos oscurecieron el cielo durante varios años, causando el acontecimiento recordado como la Larga Noche. Este suceso parece estar conectado con la forja de Dueña de Luz, según lo cual el lamento de Nissa Nissa sería lo que agrietó la luna y así tendríamos el intercambio simbólico entre dragones, cometas y Dueña de Luz. Intentaremos corroborar estas conexiones según avancemos. Pero debo decir: pareciera como si Benerro, Sumo Sacerdote del Templo del Señor de la Luz de Volantis, supiera algo sobre la destrucción de esta antigua luna:

—El templo rojo los compra de niños y los hace sacerdotes, guerreros o putas —convino el caballero—. Mira. —Señaló los peldaños, donde una hilera de hombres con armadura ornamentada y capa naranja montaban guardia ante las puertas del templo. Las lanzas que esgrimían tenían la punta en forma de llama—. La Mano de Fuego, los soldados sagrados del Señor de Luz, defensores del templo.

«Caballeros de fuego

—¿Cuántos dedos tiene esta mano?

Un millar. Nunca más y nunca menos. Cada vez que se apaga una llama se enciende una nueva.

Benerro agitó un dedo en el aire, cerró el puño y extendió los brazos con las manos abiertas. Cuando alzó la voz, de los dedos salieron llamaradas que arrancaron gritos de la multitud. El sacerdote se las arregló incluso para dibujar letras de fuego en el aire.

«Glifos valyrios.» Tyrion reconocía uno o dos de cada diez. Uno significaba «maldición», y el otro, «oscuridad».

Danza de Dragones, Tyrion VII

 

Si estuvierais intentando explicar esta teoría en un juego de mímica, no podríais haberlo hecho mejor. No está claro si Benerro está enseñando a la gente la destrucción de la antigua luna o profetizando la destrucción de la que queda, pero cualquier caso apoya nuestra teoría. La destrucción de la luna por el fuego llevó a la maldición y  a la oscuridad; esto es fácil de entender, incluso con nuestro limitado conocimiento de Alto Valyrio. Aparentemente, el motivo de sacar el tema de la antigua destrucción de la luna sería advertir de la posibilidad de que vuelva a ocurrir, por lo que ese debe ser el objetivo. Ciertamente, el discurso de Benerro causa una gran conmoción en la multitud, ya que surgen gritos, las mujeres sollozan y los hombres alzan sus puños. Tyrion piensa para sí mismo tengo un mal presentimiento. Bastante acertado, Tyrion. A nadie le gustan las maldiciones y la oscuridad. Bueno, a la mayoría de la gente no les gustan las maldiciones y la oscuridad, pero hay algunos otros a quien sí…

Observemos también aquí un par de nuevos símbolos sobre la lluvia de meteoritos: una mano de fuego con un millar de dedos. Los dedos de la Mano de Fuego son los soldados del Templo Rojo, quienes empuñan lanzas en llamas. Un millar de lanzas llameantes, un millar de dragones ardientes, un millar de dedos abrasadores… Todo tiene el mismo simbolismo. Cada vez que vemos un millar (o un millón) de cosas llameantes, deberíamos pensar en la lluvia de meteoritos y empezar a buscar en los alrededores algún otro simbolismo de Dueña de Luz. Benerro señala a la luna2 y hace un puño con la mano, para mostrarnos que el puño cerrado representa a la luna antes del impacto. Cuando su mano se abre y salen llamas de sus dedos, deberíamos imaginar que el millar de dedos ardientes salen de la explosión de la luna como lanzas llameantes, o como dragones fogosos.

La luna: duende servicial, madre (abuela)3 de dragones

Noche con dos lunas, por nils

Hablemos un momento de Nissa Nissa. Creo que Nissa Nissa juega el papel de la luna en la leyenda de Dueña de Luz, por diferentes motivos. La luna fue la madre de mil millares de dragones, muriendo al dar a luz. Nissa Nissa fue, de alguna forma, la madre de Dueña de Luz, y ella también murió dándole luz. Dueña de Luz  y los dragones son simbólicamente equivalentes, como ya hemos visto, por lo que poner a Nissa Nissa en el rol de la luna tiene bastante sentido.

Si me dejan desviarme un poco del universo de Canción de Hielo y Fuego, me gustaría echar un vistazo a algunas de las traducciones en el mundo real de la palabra Nissa, ya que me parecen relevantes para el tema que nos ocupa. “Nissa” es una palabra noruega que significa duende servicial/útil o duende travieso. Es una palabra muy conocida en los países escandinavos, parte de su mitología navideña; por lo que cuando tenemos en cuenta la gran influencia de mitología nórdica en los libros, parece probable que George fuera consciente de este significado, y puede que la primera vez que la oyera [la palabra] fuera en este contexto.

“Nisha” es un común apellido sánscrito  femenino que significa noche, mientras que en arábigo significa, simplemente, mujer. Además de la mitología nórdica (y muchas otras), George también ha sacado algunas ideas de las leyendas hindúes de los Vedas, por lo que es probable que sea consciente también de estas traducciones de Nisha. Esto funciona de momento: la luna es ciertamente una “mujer nocturna”, y podrías ver una luna como una especie de “planeta duende”, una versión más pequeña del planeta. Nissa Nissa ayudó a forjar Dueña de Luz pero, me pregunto, ¿fue esto un acto servicial o una travesura? Tendremos que ver si conseguimos averiguarlo.

Otra idea que podemos guardarnos en el bolsillo de momento es la implicación de que Nissa Nissa pudo haber sido un duende servicial en el sentido de que fuera, de hecho, un duende: uno de los Hijos del Bosque, quizás. No puedo evitar pensar en la historia del Último Héroe y su espada rota. Nos cuentan que recibió algún tipo de ayuda crucial de los Hijos del Bosque para vencer a los Otros, y en los anales de la Guardia de la Noche se habla del Último Héroe blandiendo acerodragón contra los Otros, y de que no podían hacerle frente. Bran el Constructor también recibió ayuda de estos duendes serviciales, por lo que igual es algo común.

También he encontrado algo navegando por varios sitios de Internet llamado Seneca Moon Song, que afirma traducir la palabra Nissa como abuela luna en el lenguaje de la tribu nativo-americana de los Seneca, originarios de la zona donde están ahora Nueva York y Ontario. Esta es una traducción muy jugosa, abuela luna, por lo que tengo que mencionarla; pero tengo que avisar de que no he sido capaz de verificar la autenticidad de esta traducción, por lo que debemos tomarla con escepticismo. Sea o no precisa, la canción en sí misma parece llevar por ahí bastante tiempo, por lo que quizás George la conoce. A pesar de todo, las traducciones de duende servicial, noche y mujer son bastante sugerentes.

“Nissan” es también el nombre de uno de los meses del calendario hebreo (un calendario lunar, tengamos en cuenta). Lo que es significativo aquí en relación a nuestra cuestión es que la Pascua judía cae en el mes de Nissan. La Pascua judía celebra la historia de la justicia de Dios siendo repartida a los egipcios a través de una serie de plagas horripilantes, que culminan con la muerte de los primogénitos varones de los egipcios. El ángel de la muerte de Dios pasa por alto4 las casas de los hebreos, salvándolos. Lo que hay que coger de aquí es la asociación entre Nissa y Nissan y las plagas y desastres divinos

Nissa NissaNissa Nissa ya estaba unida al estallido de la luna, por lo que estas traducciones parecen confirmar lo que ya sospechábamos: Nissa Nissa es una doncella lunar, una doncella que simboliza la luna. Tal como esta segunda luna que fue quemada por el fuego y reducida a escombros (a un millar de piezas, para ser exactos), Nissa Nissa fue completamente destrozada por Dueña de Luz. No solo matada: su alma, su fuerza y su valor pasaron al acero. Dueña de Luz absorbió su sangre y su alma; y si esto suena ominoso, estamos en el mismo barco, amigos. Fue frita, cocinada, incinerada; tal como la segunda luna fue escaldada y quebrada como un huevo. Si este restallido de la segunda luna tuvo algo que ver con el origen de los dragones actuales o con la magia necesaria para domarlos, entonces fue la madre de dragones original. Esto encaja bien con la idea de la luna siendo un huevo del que nacen cosas, así como siendo una abuela luna.

Ya que los cometas y los meteoritos se pueden ver como dragones o como espadas llameantes, quizás esos meteoritos tuvieron algo que ver con la forja de la Portadora de Luz de Azor Ahai, el prototipo para el acerodragón. En este caso, la segunda luna es también la madre de las espadas de dragón, lo que coincidiría con mi idea de que la historia qarthiense del origen de los dragones y la historia de Dueña de Luz se están refiriendo realmente a la misma serie de acontecimientos. Nissa Nissa murió para crear Dueña de Luz, por lo que si Nissa Nissa es la luna, hacer a Dueña de Luz con meteoritos lunares tendría lógica. Ya tenemos una historia visible sobre una espada mágica hecha de una estrella caída, por lo que esta idea no está precisamente fuera de juego. Dueña de Luz y estos meteoros lunares serán el tema principal de varios ensayos por venir de una forma u otra, por lo que volveremos a esta idea.

Para terminar con todo lo de Nissa Nissa, creo que el que George haya repetido la palabra “Nissa” dos veces en su nombre puede estar hecho para incitar la idea de que hay dos lunas, o al menos, había dos lunas. También creo que la connotación del duende puede implicar que esta luna que explotó era más pequeña que la restante, una idea que hace que la lógica en el escenario general que propongo sea un poco más plausible. Una luna más pequeña es más fácil de explotar, ya que una luna más grande podría haber creado meteoritos lo bastante grandes para erradicar toda vida en el planeta. No estoy preocupado por la lógica científica, y no creo que George tampoco lo esté: como dije al inicio, es una historia de fantasía, no de pura ciencia ficción; y George ha dicho que estos problemas con las estaciones no se pueden resolver con ciencia racional. Aun así, una luna más pequeña tiene más sentido y parece estar implícita, por lo que estoy teorizando una luna más pequeña y más lejos [del planeta] que la que sobrevivió.

Por lo tanto, Nissa Nissa es una analogía de la luna más pequeña que explotó. Dueña de Luz mató a Nissa Nissa; entonces, ¿quién mató a la segunda luna? ¡Dueña de Luz el cometa, por supuesto! Pero esperad, la leyenda dice que la luna se quebró porque se acercó demasiado al sol. Esto, sin embargo, no tiene mucho sentido: las lunas no se desvían de sus órbitas sin más. Entonces, ¿cómo se llegó a percibir al sol como responsable del estallido de la luna? Bueno, la espada Dueña de Luz no mató a Nissa Nissa por sí sola: fue forjada y blandida por Azor Ahai, el Guerrero de Fuego. Si colocamos a este guerrero de fuego, Azor Ahai, en la posición del sol, creo que podemos extrapolar un alineamiento celeste que genere ambas imágenes: la de la luna acercándose demasiado al sol y la del sol apuñalando a la luna con un cometa.

En el momento del impacto, el cometa parecería ciertamente una espada a punto de apuñalar a la luna5. Si la segunda luna estaba en posición de eclipse, superpuesta sobre el sol, realmente parecería como si la luna se hubiera acercado demasiado al sol y hubiera explotado. También parecería como si el cometa, sobresaliendo como una espada de la combinación del sol y la luna, estuviera siendo blandido por el sol. Hay de hecho buenas evidencias de un alineamiento así por todos lados: en la leyenda de Serwyn del Escudo Espejo, en la historia de los verdevidentes trayendo el Martillo de las Aguas del Ojo de Dioses, y en muchas escenas metafóricas a lo largo de la saga. No quiero decir mucho de un futuro ensayo dedicado a estos temas, por lo que por ahora lo dejaré aquí. Pero esto es lo que propongo: la leyenda de Dueña de Luz representa a un rey solar apuñalando a su esposa lunar con una espada-cometa, lo que se traduce en el cielo como un cometa chocando contra la segunda luna mientras estaba en posición de eclipse, provocando una fogosa explosión de meteoros draconianos. Como dicen los dothraki: la luna es una diosa, esposa del sol.

El sol traicionero. Rompedor de cometas

¿Puede el impacto de un cometa provocar la explosión de una luna? Bueno, en la vida real es mucho decir, aunque una luna más pequeña es sin duda un buen sitio para empezar. El cometa tuvo que haber sido inmenso, tal vez tan grande como un cuarto o incluso la mitad del tamaño de la luna, para haberla podido destruir. Quizás este cometa era así de extravagantemente grande. El tamaño y brillo del cometa rojo es algo que se remarca varias veces en el libro. Ahora, añadamos algo de magia a la ecuación, y podríamos estar jugando con gas cerca del fuego. Esta es realmente la clave. Incluso en el caso de que George esté usando ideas astronómicas y catástrofes naturales como punto de partida para este desastre que es la Larga Noche, no podemos basar sus mecanismos en estándares científicos. Usaré de nuevo la Maldición de Valyria como ejemplo: no importa cómo de grande eran realmente los volcanes, ni cuánto daño harían catorce volcanes masivos erupcionando a la vez en la vida real (una pista: todo ser vivo moriría). Es un volcán mágico, y hace lo que George quiere que haga. Aquí, es la misma idea.

En otras palabras (científicos, cúbranse un momento los oídos), un cometa mágico puede, sin lugar a dudas, destruir una luna. Pero aquí está el problema: si Dueña de Luz fue un cometa que chocó contra la luna, ¿cómo es que está de vuelta? ¿Cómo ha regresado? Presuntamente, es el mismo cometa; o si no, ¿por qué provocaría el renacimiento de Azor Ahai? Claramente, si golpeó y mató a una luna la última vez, no quedaría nada a lo que volver en la historia principal.

Creo que la respuesta está escondida en el hielo. Incluso aunque un cometa parezca ser una centelleante bola de fuego desde fuera, es básicamente una bola enorme de hielo, tierra y roca (normalmente hierro), a menudo con algunos elementos y microminerales útiles, como el níquel o el fósforo. Arriba en el espacio, el cometa es frío y oscuro; pero cuando entra en el interior del sistema solar adquiere una cola (dos colas, para ser exactos: la cola de polvo que parece blanca, y la cola iónica que parece azul). A veces, cuando los cometas pasan cerca de un gran cuerpo celeste, como un planeta o un sol, se fragmentan debido a la fuerza de la gravedad de este. Los cometas orbitan el sol como los planetas, pero tienen órbitas muy elípticas, hasta el punto más lejano del sistema solar, y a veces pasan muy cerca del sol en su camino de vuelta (el momento en el cual la órbita de un objeto celeste pasa por el punto más cercano al sol se llama perihelio; y sí, estoy intentando ganarme de nuevo a los científicos).

¿Y si nuestro cometa Dueña de Luz se dividiera en dos mientras orbitaba el sol y, en su camino de vuelta, una de las mitades fuera culpable de la colisión con la luna? De nuevo, si la segunda luna estaba en posición de eclipse, el cometa habría parecido estar viniendo del sol, aparentemente en llamas con su fuego. Se sumerge de lleno en el corazón de la luna, incendiando todo con una llameante bola de fuego, y haciendo salir la lluvia de meteoritos que es el millar de dragones, así como un par de grandes pedazos de la luna explotada. Esto tiene sentido lógico, pero necesitamos confirmación en el texto.

Fundición de Hielo

Fundición de Hielo en Game of Thrones, HBO

De nuevo, la encontramos en el hielo: la espada de Ned, Hielo. La Hielo de Ned es comparada directamente con el cometa rojo por Arya, quien ve el cometa como la espada de Ned, rojo con sangre. Hielo fue dividida en dos por… Tywin, la “cabeza del león” de la Casa Lannister. Y, por supuesto, los leones son, de lejos, el símbolo más común del sol en la mitología. Las dos nuevas espadas hechas a partir de Hielo son Lamento de Viuda, refiriéndose al grito de aflicción y éxtasis de Nissa Nissa; y Guardajuramentos, la cual creo que augura una promesa cumplida: el retorno de la mitad del cometa que sobrevivió. La leyenda qarthiense profetiza que un día, nuestra luna restante se quebrará y volverán los dragones al mundo. ¡Esto es una gran promesa que cumplir!

No puedo evitar darme cuenta de que Joffrey, dueño de Lamento de Viuda, está muerto, al igual que la mitad del cometa que destruyó la segunda luna, y como la propia Nissa Nissa. Cuando Melisandre informa de la muerte de Joffrey a Stannis en Tormenta de Espadas, dice que oyó el lamento de su madre en las llamas. Cersei era una viuda en este momento, por lo que tenemos un lamento de viuda en un fuego. Esta escena tiene varios símbolos de la forja de Dueña de Luz, concluyendo con Stannis sacando a Dueña de Luz, por lo que no creo que sea coincidencia que el grito de angustia de Cersei la viuda se describa como un lamento en un fuego. Nissa Nissa no era viuda, pero el tema de un cónyuge muerto está ahí en su historia. Realmente, el sol y la luna se matan mutuamente, ya que la luna destrozada tiene el efecto de bloquear el sol durante años y dejar el planeta frío y oscuro. Hay otros casos de un lamento de viuda en la historia que parecen referirse a Dueña de Luz, y veremos algunos de ellos conforme avancemos.

Brienne, por otro lado, portadora de Guardajuramentos y guardiana de promesas, aún está viva, basándonos en las últimas palabras al respecto: sword (espada)6, como GRRM confirmó en una entrevista. Está viva, al igual que la mitad del cometa “guardajuramentos” y la luna que perduró. De forma interesante, también está ofreciendo sangre a los arcianos con Guardajuramentos, justo como hizo Ned con Hielo en el lago negro del bosque de dioses de Invernalia. Cuando Brienne mata a un par de los Titiriteros Sangrientos restantes con Guardajuramentos en Los Susurros, hace su matanza enfrente de un arciano, e incluso entierra al viejo Dick Crabb el Ágil justo debajo del árbol. El último lugar donde la vimos fue dirigiéndose a la guarida de Corazón de Piedra, acompañada de Jaime. Es bastante probable que muera allí más gente por Guardajuramentos, y que las raíces del arciano en la cueva vuelvan a beber la sangre. Volveremos a esta idea en un ensayo futuro, pero lo principal aquí es que no solo Hielo puede simbolizar el cometa rojo y, por lo tanto, a Dueña de Luz; Lamento de Viuda y Guardajuramentos también están asociadas con Dueña de Luz y su familia de simbolismo.

Hay otra conexión entre la espada de Ned y los meteoritos de la lluvia de meteoritos del mil millar de dragones que encontramos cuando se muestran Guardajuramentos y Lamento de Viuda. Esto es de un capítulo de Tyrion en Tormenta de Espadas. Tengan en cuenta que el sol es lo que (hipotéticamente) dividió el cometa, por lo que presten atención a los rayos del sol en la espada.

—Los colores son extraños —comentó mientras inspeccionaba la espada a la luz del sol. Casi todo el acero valyrio era de un gris tan oscuro que casi parecía negro, y aquella espada también. Pero en los dobleces había un rojo tan oscuro como el gris. Los dos colores se besaban sin siquiera tocarse, cada ondulación era diferente, como oleadas de noche y sangre que lamieran una orilla acerada—. ¿Cómo lo habéis hecho? No había visto nunca nada igual.

—Yo tampoco, mi señor —dijo el armero—. He de confesar que esos colores no son los que buscaba, y no sé si podría volver a producir el mismo efecto. Vuestro señor padre me pidió el escarlata de vuestra Casa y ése era el color que preparé para infundir en el metal. Pero el acero valyrio es testarudo. Se dice que estas viejas espadas tienen memoria y no cambian con facilidad. Lo trabajé con medio centenar de hechizos y aclaré el rojo una y otra vez, pero el color siempre se oscurecía, como si la hoja la estuviera bebiendo el sol. Y algunos pliegues no admitían el rojo en absoluto, como podéis ver.

Tormenta de Espadas, Tyrion IV

 

Vemos que Guardajuramentos ahora carga los colores de la Casa Targaryen, la sangre del dragón. Comparemos ese lenguaje sobre el sol bebiendo con esta cita del cuento de la lluvia de meteoros que fueron los dragones:

De ella salieron mil millares de dragones, y bebieron el fuego del sol.

Juego de Tronos, Daenerys III

 

¿Recuerdan el dedo de luz roja que tocaba los huevos de dragón e hizo que un millar de gotas de fuego escarlata aparecieran? Esto lo vemos de nuevo cuando Brienne ve Guardajuramentos por primera vez:

Cogió el tesoro con timidez, cerró los dedos en torno al puño de cuero y, muy despacio, desenvainó la espada. Las ondulaciones brillaban de color sangre y negro. Un dedo de luz se reflejaba a lo largo del filo.

Tormenta de Espadas, Jaime IX

 

Antes, en la escena donde Tyrion ve por primera vez Lamento de Viuda y Guardajuramentos, tenemos esta descripción:

—Es un regalo de bodas para Joffrey.

La luz que entraba a raudales por los cristales en forma de rombo arrancaba destellos negros y rojos de la hoja a medida que Lord Tywin la giraba para examinar el filo, mientras que el pomo y los gavilanes centelleaban dorados.

—He pensado que, con tantas tonterías como se están diciendo sobre Stannis y su espada mágica, sería buena idea regalarle a Joffrey algo también extraordinario. Un arma digna de un rey.

Tormenta de Espadas, Tyrion IV

 

Lamento de Viuda

La luz que entra a raudales por los cristales en forma de rombo: los diamantes evocan los conceptos de la luz parpadeante de las estrellas, bordes afilados y cortantes y las propias estrellas. El cristal también recuerda a bordes afilados y cortantes, y aún más trae a la mente el vidriagón y las ventanas con luces flameantes en Rocadragón que simbolizaban la lluvia de meteoros. Tenemos incluso una comparación directa con la “Dueña de Luz” de Stannis. Fijémonos en el lenguaje de los gavilanes centelleaban dorados y echemos un vistazo a estas citas, una con la espada llameante de Stannis y otra con la de Beric Dondarrion, ambas de las cuales están claramente simbolizando Dueña de Luz:

La Doncella yacía cruzada sobre el Guerrero, con los brazos extendidos como si quisiera abrazarlo. La Madre casi parecía estremecerse a medida que las llamas ascendían para lamerle el rostro. Alguien le había clavado una espada en el corazón, y la empuñadura de cuero estaba ardiendo.

Choque de Reyes, Davos I

 

Lord Beric, en cambio, estaba en silencio, tranquilo como las aguas en calma, con el escudo en el brazo izquierdo y la espada llameante en la mano derecha.
«Mátalo —pensó Arya—. Por favor, lo tienes que matar». Su rostro, iluminado desde abajo, era como una máscara de muerte, el ojo que le faltaba parecía una herida roja y furiosa. La espada ardía desde la punta hasta la cruz, pero Dondarrion no parecía sentir el calor. Estaba tan inmóvil que parecía tallado en piedra.

Tormenta de Espadas, Arya VI

 

Las descripciones de estas tres espadas son notablemente similares. Como podemos ver, parece haber mucho lenguaje y simbolismo común entre Dueña de Luz y las Lamento de Viuda y Guardajuramentos de la de Hielo de Ned, el cual en todos los casos refuerza la idea de que la división de Hielo se debe asociar con el cometa Dueña de Luz.

La verdad es que he escondido la punta del hilo. En la historia de Azor Ahai y la forja de Dueña de Luz, hay tres intentos para atemperar la espada: uno en agua, una segunda vez en el corazón de un león y el tercer y funesto atemperamento en el corazón de Nissa Nissa. El lenguaje del segundo intento de la forja, en el corazón del león, es interesante: el acero se quebró. El primer intento también falla, pero la palabra quebrar7 se usa sólo para el atemperamiento del león. Uniendo esto a que Tywin el León dividió a Hielo, creo que podemos estar ante algo importante.

La idea del cometa separándose tiene sentido desde un punto de vista meramente racional, ya que necesitamos una forma de que el cometa destruya una luna hace ocho mil años y que, aún así, vuelva a la historia; y nos encontramos con que esto se apoya en el texto. He encontrado también otras escenas en las que aparecen metáforas de la forja de Dueña de Luz que parecen representar la división del cometa. Profundizaremos más en este tema en un futuro ensayo dedicado a buscar ejemplos del patrón de tres intentos para forjar y atemperar Dueña de Luz. La división del cometa por el sol parece encajar bien con el segundo intento de atemperar Dueña de Luz en el corazón de un león; y, por supuesto, la colisión de la luna constituiría el tercer y exitoso atemperamiento de Dueña de Luz, cuando se iluminó con fuego rojo.

Ahora consideremos la transformación del color. Cuando Azor Ahai introduce la espada en Nissa Nissa, se describe como al rojo vivo8 y humeante, tornándose roja una vez la sacó de su corazón, manchada con su sangre. La espada de Ned destaca el tono estándar del acero valyrio: muy oscuro y gris ahumado; pero cuando Hielo se funde y es reforjada, por no mencionar profanada con la sangre de Lord Eddard, las dos nuevas espadas resultan ser negras y rojas, como olas de noche y sangre. Cuando el revivido Lord Beric prende fuego a su espada antes del duelo con el Perro, lo hace untando la hoja con su propia sangre. Fuego y sangre, como dicen. La inscripción en el cuerno atadragones de Euron, que viene supuestamente de Valyria, es aún más específico. Pone sangre por fuego, fuego por sangre. Esto parece ser lo que Dueña de Luz quiere: estar cubierta de sangre, para poder hacer lo suyo. Es magia de sangre, tal como la historia original sugiere. Si el cometa Dueña de Luz original siguió este modelo, no debería haberse vuelto rojo hasta después de que la luna explotara.

Cometa Hyakutak de la Nube de Ort, fotografía por Fred Burger para NASA

Los cometas regulares no mágicos no tienen colas rojas, sino que son más bien colas azules y blancas (con excepciones ocasionales debido a condiciones atmosféricas). Expliquemos esto de forma clara: por razones científicas, los cometas rojos no existen y no pueden existir. El color rojo del cometa probablemente indica que es un cometa sobrenatural, y que ha sido alterado. En alquimia, el rojo es el color de la transformación, por lo que el cometa modificado aparece rojo. De hecho, este es seguramente el motivo por el que George lo hizo rojo: para decirnos que este no es un cometa normal, que algo especial le ha pasado. La transformación es un concepto muy importante: es básicamente el corazón rojo de la historia de Dueña de Luz. Mientras examinamos la escena del despertar de los dragones al final de Juego de Tronos, cosa que haremos a continuación, descubriremos quién se está transformando en qué e intentaremos no hacer ningún chiste malo sobre Transformers.

Lo último que diré sobre las colas de los cometas es esto: la cola del cometa es lo que lo hace ver como una espada. Por lo tanto, creo que la forma lógica de ver estos tres intentos de forjar y atemperar Dueña de Luz relativos al cometa es considerando su cola. Si la primera cola era blanca y azul, como la de un cometa normal, esto podría representar el primer atemperamiento en agua fría. Cuando la órbita de un cometa lo lleva al centro del sistema solar, empieza a romperse, perdiendo hielo y roca y dejando detrás de sí un rastro de escombros. Cuando el planeta pasa a través de uno de estos campos de desechos, experimentamos una lluvia de meteoritos.

No puedo evitar preguntarme si el meteorito de piedra clara de la que supuestamente está hecha la espada blanca Albor pudo haber venido de un trozo del cometa original que se desprendió antes de que impactara contra la luna. Albor, la espada blanca que es tan pálida como la leche y está llena de luz parece una buena simbología que encaja con la forja en el agua, la cola del cometa azul y blanca, y la descripción de la humeante y blanca [debido al calor] Dueña de Luz antes del apuñalamiento a Nissa Nissa. Albor es también el primer momento del día, por lo que asociarla con la primera forja tiene bastante sentido. Estamos a punto de ver que los meteoritos draconianos llameantes de la destrucción de la luna seguramente fueron negros, y asociados con la oscuridad y la sombra, con beber la luz en lugar de ceder a ella. La idea de que el meteorito de Albor venga del cometa antes del impacto con la luna da una explicación de por qué es blanca y llena de luz. Estamos a punto de mirar más de cerca la escena en que Daenerys despierta a sus dragones de los huevos de piedra en la pira funeraria de Khal Drogo; y en esa escena, el primer huevo en abrirse manda parte de su cáscara rodando fuera de la pira, y se describe como un trozo de roca redondeada, color crema con vetas de oro, humeante. No estoy seguro de si el nacimiento de los tres dragones es paralelo a los tres intentos de forjar Dueña de Luz, pero parece posible; y, si es así, es interesante que el primer huevo en abrirse estuviera hecho de piedra blanca, precisamente como Albor estaba hecha de un meteorito de piedra blanca.

Confirmaciones en el texto

Hay una pequeña gran versión de este escenario en el que el cometa se divide en el epílogo de Festín de Cuervos, cuando Sam está entrando por las puertas de Antigua por primera vez.

Era un día húmedo, con lo que los adoquines del suelo estaban resbaladizos, y las callejuelas, envueltas en niebla y misterio. Sam trató de evitarlos y siguió el camino del río que serpenteaba junto a la orilla del Vinomiel cruzando el corazón del casco viejo.

[…]

Las puertas de la Ciudadela estaban flanqueadas por una pareja de gigantescas esfinges verdes, con cuerpo de león, alas de águila y cola de serpiente. Una tenía rostro de varón, y la otra, de mujer. Al otro lado estaba el Hogar del Escriba, adonde acudían los antigüeños para que los acólitos les escribieran testamentos y les leyeran cartas. Había media docena de escribas aburridos sentados en tenderetes al aire libre, a la espera de clientes. En otros tenderetes se compraban y vendían libros. Sam se detuvo ante uno que ofrecía mapas y examinó uno de la Ciudadela para averiguar la forma más rápida de llegar al Tribunal del Senescal.

El camino se dividía en el punto donde se alzaba la estatua del rey Daeron I a lomos de un alto caballo de piedra, con la espada alzada en dirección a Dorne. El Joven Dragón tenía una gaviota posada en la cabeza y otras dos en la hoja del arma. Sam tomó la bifurcación de la izquierda, la que seguía el curso del río. En el atracadero de los Sollozos vio a dos acólitos que ayudaban a un anciano a subir a un bote para el corto viaje hasta la isla Sangrienta. Tras él subió una joven madre, de la edad de Elí, con un bebé lloroso en brazos. Bajo el atracadero, unos pinches de cocina vadeaban las aguas para recoger ranas. Un grupo de novicios de mejillas sonrosadas pasó corriendo en dirección al septrio.

Festín de Cuervos, Epílogo

 

Lo importante a destacar aquí: la carretera del río lleva al “corazón” de la ciudad. Esto es una pista de que estamos hablando de alguna forma de la forja de Dueña de Luz. El camino se separa ante la espada de un guerrero capaz. Hemos visto que un cometa puede ser una espada llameante, y un guerrero blandiendo una espada es la viva imagen de Azor Ahai sosteniendo a Dueña de Luz. Tal como Azor Ahai, la estatua del Rey Daeron representa al sol, y aquí es donde el camino se divide. Las dos gaviotas posadas en la hoja corroboran aún más la idea de que el cometa se dividió en dos, con cada mitad ligándose a cada luna. La de la cabeza podría ser el fragmento del cometa que aterrizó en Campoestrella, una idea a la que volveré.

Yendo a la izquierda, Sam se encuentra el atracadero de los Sollozos (sollozos siendo similar a lamentaciones, significando la mitad del cometa que azotó a la luna duende, Nissa Nissa). De hecho, la mujer subiéndose al bote podría ser una viuda, ya que ella y el bebé están acompañadas solo por un hombre viejo, posiblemente su padre. Están navegando por la Isla Sangrienta, lo que quiera que sea eso, otra connotación sobre la muerte. Recordemos que algunos de los escribas estaban ahí para escribir testamentos. Además, un grupo de tres.

Otro ejemplo de la imaginería del cometa dividiéndose aparece en el prólogo de Festín de Cuervos, de nuevo en Antigua. Alleras la Esfinge está disparando manzanas con su arco y flecha mientras que Pate revisa de forma nerviosa sus propias decisiones y piensa en Rosey. He incluído parte del texto antes de la manzana siendo cortada porque está cargada de habladurías sobre los dragones, lo cual es importante para la astronomía siendo simbolizada.

—Dragones —dijo Mollander.

Cogió del suelo una manzana arrugada y se la pasó de una mano a otra.

—Lánzala —le dijo Alleras el Esfinge, apremiante.

Sacó una flecha del carcaj y la centró en la cuerda del arco.

—Cuánto me gustaría ver un dragón. —Roone era el menor de todos, tan sólo un chiquillo regordete al que aún le faltaban dos años para llegar a la edad viril—. No sabéis cuánto me gustaría.

Festín de Cuervos, Prólogo

 

Después de un rato más pensando en la Hermosa Rosey, Pate piensa:

Le resultaría más fácil empollar un dragón de verdad que ahorrar monedas suficientes para obtener uno de oro.

—Si querías dragones, naciste demasiado tarde, chaval —le dijo Armen el Acólito a Roone. Armen llevaba en torno al cuello una tira de cuero engarzada con eslabones de peltre, cinc, plomo y cobre, y por lo visto pensaba, como la mayoría de los acólitos, que lo que tenían los novatos sobre los hombros era un nabo, no una cabeza—. El último murió durante el reinado de Aegon III.

—El último de Poniente —insistió Mollander.

—Tira la manzana —volvió a apremiarlo Alleras.

El Esfinge era un joven atractivo. Todas las mozas lo mimaban y consentían. Hasta Rosey le rozaba a veces el brazo cuando le servía vino, y Pate tenía que apretar los dientes y fingir que no se daba cuenta.

—El último dragón de Poniente fue el último dragón, y punto —insistió Armen—. Eso lo sabe cualquiera.

—¡Venga, esa manzana! —pidió Alleras—. ¿O te la vas a comer?

—Venga.

Arrastrando el pie zambo, Mollander dio un saltito, giró sobre sí mismo y lanzó la manzana hacia la bruma que pendía sobre el Vinomiel. De no ser por el pie habría sido caballero, igual que su padre. Fuerza para ello le sobraba, como demostraban aquellos brazos gruesos y hombros anchos. La manzana voló lejos, veloz…

… pero no tanto como la flecha que surcó el aire tras ella: cuatro palmos de vara de madera dorada con plumas de color escarlata. Pate no la vio acertar a la manzana, pero sí oyó el impacto, un ligero chunk que despertó ecos al otro lado del río antes de que llegara el ruido de la fruta contra el agua.

Mollander silbó.

—Le has sacado el corazón. Qué belleza.

Festín de Cuervos, Prólogo

 

Varias páginas después, tenemos la segunda manzana. En medio, hay una charla interesante sobre alquimia, sobre transformar el hierro en oro, y la moneda de oro brillando a la luz de la luna la cual el Alquimista enseñó a Pate y que tiene un dragón de tres  cabezas en una cara y un rey muerto en la otra. También debaten sobre los rumores de Daenerys Targaryen y sus dragones. La segunda manzana:

—Tienes otra manzana al lado del pie —le indicó Alleras a Mollander—, y aún me quedan dos flechas en el carcaj.

—A tomar por culo el carcaj. —Mollander recogió la fruta—. Esta tiene gusanos —se quejó; de todos modos, la lanzó al aire. La flecha acertó en la manzana justo cuando empezaba a descender y la partió limpiamente en dos. Una de las mitades cayó en el tejado de una torreta, rodó hasta otro tejado inferior, rebotó y no golpeó a Armen por un palmo—. Si partes por la mitad un gusano, te salen dos gusanos —los informó el acólito.

Festín de Cuervos, Prólogo

 

Cuando divides un cometa en dos, obtienes de hecho dos cometas. Un gusano se puede referir por supuesto a una serpiente o a un dragón, como en el término “gusanos de fuego” (firewyrm). Gracias a toda la conversación sobre los últimos dragones y los nuevos dragones, tiene sentido hacer referencia al cometa separándose aquí por una ingeniosa metáfora. El tema queda patente en el lenguaje: la partió limpiamente en dos. El hecho de que una mitad desapareciera y otra mitad chocara con un edificio (nada menos que una torre, torres llameantes vendrán más adelante) refleja las dos mitades del cometa, una que choca contra algo y otra que sigue su camino. Un pequeño detalle es que Alleras acierta en la manzana justo cuando empieza a caer: justo en la punta. Este es el momento exacto en que el cometa se debe haber dividido, en el momento de su órbita en que estaba más cerca del sol, como si viniera desde atrás.

Hay todavía más ejemplos de esto, pero madre mía, sigamos avanzando. Es suficiente decir que creo que la idea del cometa dividiéndose es bastante fuerte: explica el escenario propuesto a la perfección y parece corroborarlo con simbolismo textual. Conforme avancemos, nos encontraremos más confirmaciones de la hipótesis del cometa separándose.

Despertar al dragón: Sexo y combate

Daenerys y Khal Drogo en Juego de Tronos

Daenerys y Khal Drogo en Game of Thrones, HBO

Ahora que llegamos a la recta final, volvamos nuestra atención al punto crucial de todo este mito de Dueña de Luz: la destrucción de la luna y el despertar de los dragones de la piedra. Mientras leemos este pasaje, buscad todas las diferentes formas en que Azor Ahai es equiparado al sol. Los dos son paralelos en esta cita: el sol renacerá, y Azor Ahai será renacido. Esto es porque Azor Ahai es una reencarnación viviente del sol, el guerrero de fuego.

—Ahora es de noche en vuestros Siete Reinos —siguió la mujer roja—, pero el sol no tardará en salir de nuevo. La guerra continúa, Davos Seaworth, y algunos no tardarán en aprender que una brasa entre las cenizas aún puede prender un gran incendio. El viejo maestre miraba a Stannis y veía a un hombre. Vos veis a un rey. Ambos estáis en un error. Es el elegido del Señor, el guerrero de fuego. Lo he visto encabezando la lucha contra la oscuridad, lo he visto en las llamas. Las llamas no mienten, de lo contrario vos no estaríais donde estáis. También está escrito en la profecía. Cuando la estrella roja sangre y reine la oscuridad, Azor Ahai volverá a nacer entre el humo y la sal para despertar a los dragones de la piedra. La estrella sangrante llegó y se marchó, y Rocadragón es el lugar del humo y la sal. ¡Stannis Baratheon es la reencarnación de Azor Ahai! —Los ojos rojos le brillaban como dos hogueras y parecían escudriñar lo más profundo de su alma.

Tormenta de Espadas, Davos III

 

Aunque las interpretaciones de las profecías y las visiones en los fuegos de Melisandre son altamente sospechosas, su conocimiento de la profecía es bastante preciso en lo que implica a Azor Ahai.  Azor Ahai se asocia con dragones despertando de la piedra y siendo renacidos. La parte de “despertar dragones de la piedra” tiene un poco más de sentido cuando pensamos en Azor Ahai como el sol, despertando los llameantes meteoritos draconianos de la piedra al destruir la segunda luna con un gigantesco cometa/espada. Buen tipo, ¿eh? Este es aquel que apuñaló a su esposa con una espada, después de todo. Discutiremos la moralidad del guerrero de fuego en un momento, pero al menos podemos decir que creemos entender el significado celestial de Azor Ahai despertando a los dragones de la piedra. Pero, ¿qué significa que Azor Ahai renazca? De hecho, ¿se está refiriendo a hacerlo en el cielo o en la tierra?

Para responder a estas preguntas, necesitaré introducir el otro lado de la moneda de la leyenda de Azor Ahai y Nissa Nissa. Por suerte, Dueña de Luz es una metáfora de doble filo. Por un lado, la forja de Dueña de Luz cuenta la historia de un hombre que apuñala a su esposa en el corazón, sacrificando su vida y su alma para crear una terrible espada ardiente de poder mágico. La primera vez que escuché la historia de Azor Ahai, tuve la misma reacción que Davos: esto es algo diabólico. Davos piensa para sí mismo que no está hecho del material de los héroes porque no puede comprender asesinar a tu propia mujer con una espada, sin importar la gran necesidad de tener un talismán mágico. Si soy sincero, coincido con él. Un acto así solo puede producir una espada maligna, y la magia de sangre no es de lo que están hechos los héroes. Puede que los anti-héroes sí, y a lo mejor hay una necesidad maquiavélica para una magia tan oscura o una forma de limpiar y purificar un arma tan nefasta… Pero sé en quién confiaría para tomar la decisión correcta sobre el destino del mundo en la balanza: personajes como Davos, Jon Nieve, Brienne, Sansa, Samwell Tarly, el Septón Meribald, etc.

Para ser claros, estoy sugiriendo que la historia de Dueña de Luz es una mentira, en cierto sentido. Podría equivocarme, pero no creo que la oscuridad se ahuyentara por el uso de la magia de sangre para crear una espada en llamas. Los mecanismos celestiales parecen confirmar esto, porque fue el asesinato de la luna por el sol lo que causó la Larga Noche. La forja de Dueña de Luz creó la oscuridad. Por lo tanto, sospecho que Nissa Nissa no estuvo dispuesta a sacrificarse, sino que fue una víctima de un asesino rojo e infame, tal y como parece que lo fue la segunda luna. Pero esto es solo una cara de la metáfora.

Ned con Lyanna en su lecho de muerte

Ned llora la muerte de Lyanna, autor desconocido

La otra cara, escondida bajo la superficie, es la historia de procreación. Es la historia de una madre, de toda madre, que arriesga su vida para traer nueva vida al mundo. Antes de la llegada de la ciencia moderna, el riesgo de morir al dar a luz era muy, muy real; por lo que cada vez que una madre elegía quedarse embarazada y tratar de traer un nuevo ser humano al mundo, estaba de hecho arriesgando su vida, ofreciéndola como un potencial sacrificio. Os daréis cuenta de que Martin ha incluido esta realidad en su representación de una vida cuasi medieval, y ha hecho de ello un foco central. El pueblo de la madre de dragones a menudo muere al dar a luz, desde las históricas madres de los Targaryen hasta las madres de Jon Snow, Daenerys y Tyrion. Soy de la opinión de que los tres son, de hecho, de la sangre del dragón; pero incluso si no estáis seguros sobre Jon o Tyrion, el patrón se mantiene: el pueblo de las madres de dragones, y también el pueblo no-dragón, a menudo muere al dar a luz.

La primera conexión que lleva a desenredar todo este escenario del cometa colisionando contra la luna era el vínculo entre el quiebre de la luna en la historia de Dueña de Luz y la historia qarthiense sobre el origen de los dragones. Conectar estas dos historias también nos da las dos caras de la metáfora. Desde cierta perspectiva, el sol asesinó a la luna con una fogosa espada celeste (cometa), destruyéndola por completo y causando aún mayor devastación en Planetos con esos meteoros lunares. Pero también es un acto de procreación, ya que desde una perspectiva diferente, podríamos decir que la segunda luna murió en el proceso de dar a luz a los meteoritos draconianos. Fue fecundada con semilla de dragón por el cometa Dueña de Luz, y después se quebró como un huevo. Esto quiere decir que, simbólicamente, el cometa es el shivalingam9 del fogoso sol. Esto significa pene, por cierto. Así es: el cometa no es solo la espada del sol, también es el pene del sol. O si lo prefieren, el esperma, la semilla de la vida. Reíros si queréis. Haced vuestra mejor broma sobre pescados flácidos. ¿Dónde está Tom Sietecuerdas cuando lo necesitas?

Ahora en serio, hay una cita genial en Danza de Dragones que deja claro este simbolismo. Una espada puede ser una espada… O puede ser una “espada”. Esta conversación tiene lugar entre Lady Barbrey Dustin y Theon Greyjoy en las criptas de Invernalia. Notad que los ojos de Lady Barbrey arden cuando habla de recibir la espada ensangrentada, una referencia de la luna incendiándose cuando fue fecundada por Dueña de Luz el cometa:

La mujer se quitó el guante y le tocó la rodilla, piel blanca contra piedra negra—. Brandon adoraba su espada; disfrutaba afilándola. «Quiero que tenga bastante filo para afeitar un coño», solía decir. ¡Y lo que le gustaba utilizarla! «No hay nada más bello que una espada ensangrentada», me comentó en cierta ocasión.
—Así que lo conocisteis.
La luz del farol iluminaba los ojos de la dama, que parecían echar llamas.
—Brandon se crió como pupilo en Fuerte Túmulo con el viejo lord Dustin, padre del que luego fue mi esposo, pero se pasaba la vida cabalgando por los Riachuelos. Le encantaba montar a caballo, y su hermana pequeña era igual que él, ¡menudo par de centauros! Mi señor padre siempre estaba encantado de recibir la visita del heredero de Invernalia. Tenía muchas ambiciones para la casa Ryswell; le habría servido mi virginidad en bandeja a cualquier Stark que pasara por allí, pero no hizo falta. A Brandon nunca le dio reparo coger lo que quería. Ahora soy una vieja reseca, viuda ya ni sé desde hace cuánto, pero todavía recuerdo el momento en que vi mi sangre de doncella en su polla la noche que me tomó. Creo que a Brandon Stark también le gustó verla. No hay nada más bello que una espada ensangrentada, sí. Dolió, pero fue un dolor dulce.

Danza de Dragones, El Cambiacapas

 

Como podéis ver, la espada ensangrentada tiene dos significados. Cuando es una espada literal, la sangre viene de matar. Del asesinato y de la batalla. Muerte reticente. Pero cuando hablamos de una espada ensangrentada como un eufemismo en referencia al sexo, lleva un significado diferente, uno de procreación y sangre de doncella; o quizás deberíamos decir sangre de la luna. De nuevo, reiros si queréis, pero George está usando esta sangre lunar con doble sentido por una buena razón: la segunda luna fue la primera doncella en ser fecundada por Dueña de Luz, y hubo sin duda mucha sangre involucrada.

Esta metáfora doble de sexo y combate está realmente por todo Canción de Hielo y Fuego. Por ejemplo, aquí está el comienzo del sueño de Jaime en el tocón del arciano, en el que él y Brienne empuñan espadas llameantes en las entrañas de Roca Casterly:

Cerró los ojos, con la esperanza de soñar con Cersei. Los sueños que le provocaba la fiebre eran tan vívidos…
Estaba desnudo, solo, rodeado de enemigos, con altas paredes de piedra que se cernían sobre él. «La Roca», supo al instante. Sentía el inmenso peso del castillo sobre la cabeza. Estaba en casa. Estaba en casa y entero.
Alzó la mano derecha y flexionó los dedos para sentir su fuerza. Era mejor que el sexo. Mejor que el combate. «Cinco dedos, cinco dedos. —Había soñado que estaba tullido, pero no era así. Se notaba mareado de alivio—. Mi mano, mi querida mano». Mientras estuviera entero, nada podría hacerle daño.

Tormenta de Espadas, Jaime VI

 

Sexo y combate, o como dice el Bronn de la serie, follar y luchar. La espada ensangrentada. Hay muchas más citas sobre esto, pero sigamos avanzando. Alguien podría escribir un buen ensayo solo sobre este tema, si es que no existe ya.

Así que esto cubre el acto de la fecundación por la espada ensangrentada, por lo que traigamos ahora el concepto de dar a luz en esta misma dicotomía. Esta escena tiene lugar mientras el ejército de Robb acampa en Choque de Reyes. Tomen nota de las menciones a una espada hambrienta entre un campo de sangre roja, estandartes rojos y la luz roja del sol poniéndose. Esto parecen alusiones ingeniosas a Dueña de Luz, la espada roja brillante asociada con la sangre, las llamas y el ocaso, la que bebió la sangre de Nissa Nissa:

En el exterior se oía un canto muy diferente. Rymund de las Rimas estaba junto a la cervecería, sentado en medio de un círculo de atentos oyentes, y cantaba con voz profunda la canción de Lord Deremond en el Prado Sangriento.


Y allí estaba él, espada en mano,
el último de los diez de Darry…


Brienne se detuvo un momento para escuchar, con los anchos hombros encorvados y los brazos gruesos cruzados sobre el pecho. Un grupo de niños andrajosos pasó junto a ellos, chillando y atacándose con palos. «¿Por qué a los niños les gusta tanto jugar a la guerra?» Catelyn se preguntó si Rymund conocería la respuesta. La voz del bardo subió de volumen al acercarse el final de la canción.


Y la hierba roja bajo sus pies,
y rojos al viento sus estandartes,
y rojo el brillo del sol poniente,
que lo bañaba con su luz.
«Venid, venid —gritó el gran señor—,
que aún tiene hambre mi espada
Y con un grito de rabia salvaje
cruzaron el riachuelo como un enjambre…


—Luchar es mejor que quedarse aquí esperando —dijo Brienne—. Cuando se lucha no se siente tanta impotencia. Se tiene un caballo y una espada, o a veces un hacha. Si se lleva armadura, es difícil que te hagan daño.
En las batallas mueren caballeros —le recordó Catelyn.
Y en los partos mueren damas —replicó Brienne, mirándola con aquellos hermosos ojos azules—, y nadie compone canciones en su honor.
Los hijos son otro tipo de batalla. —Catelyn echó a andar por el patio—. Una batalla sin estandartes ni cuernos de guerra, pero no menos violenta. Llevar al niño en el vientre, traerlo al mundo… Supongo que vuestra madre os habrá hablado del dolor…
—No conocí a mi madre —dijo Brienne

Choque de Reyes, Catelyn VI

 

Hemos visto que el combate es como el sexo, y ahora vemos que el parto es como una batalla. Esta es la doble naturaleza del mito de Dueña de Luz: por un lado, la batalla sangrienta y el asesinato, el expirar la vida de otro ser humano, armas de destrucción que solo dejan muerte y dolor a su paso; por otro lado, la batalla de dar a luz, la cama sangrienta, el dolor y el sacrificio de traer otra vida al mundo, el pasar el testigo de una generación a otra. Sacrificio, creación y procreación.

De esta forma, podemos ver que Dueña de Luz no solo representa una espada, sino también un niño. El pueblo de las madres de nuestros dragones mueren dando a luz, pero estos hijos son sus padres renacidos. Cada hijo es tanto su madre como su padre renacido, una mezcla de las esencias de ambas vidas para crear una tercera. Este es el significado de la frase Azor Ahai renacido: el continuar un linaje, el pasar el testigo de la vida. Y como resultado, vemos que una persona heroica es tanto una espada como una antorcha10.

“Soy la espada en la oscuridad. Soy el vigilante del Muro. Soy el fuego que arde contra el frío, la luz que trae el amanecer…”

Llegados a este punto, debo confesar que me estoy apoyando en las espaldas de gigantes con este análisis. Específicamente, del gigante conocido en los foros de Westeros.org como Schmendrick, autor del magnífico ensayo R+L=Dueña de Luz. En mi humilde opinión, este ensayo es de lectura obligatoria para cualquiera que quiera entender lo que George está haciendo con la historia de Azor Ahai y Dueña de Luz. Este fue uno de los ensayos que me inspiraron cuando empecé este proyecto, y es universalmente conocido como uno de los mejores ensayos de Canción de Hielo y Fuego que se pueden encontrar en cualquier sitio. Los aspectos reproductivos de la forja de Dueña de Luz que estoy introduciendo se desarrollan en mayor medida, e incluye una investigación de la gran influencia del mitraísmo romano en la leyenda de Azor Ahai y Dueña de Luz.

Ahora que tenemos un entendimiento básico de  la naturaleza dual de esta historia, apliquemos esto de nuevo a los acontecimientos celestes de la forja de Dueña de Luz. El sol apuñala y fecunda a la luna-huevo con su cometa-espada-dragón-semilla; y la luna explota, dando luz a meteoritos draconianos. Parecería que las lunas tienen embarazos mucho más cortos que los humanos, ya que tenemos esencialmente la fecundación y el nacimiento en una rápida sucesión. Aquí los hijos son los meteoritos draconianos, los cuales son literalmente trozos de la luna, trozos de la madre. La leyenda qarthiense dice que estos meteoros draconianos bebieron el fuego del sol. Esto es una referencia de los pedazos impulsados de la luna habiendo sido bañados en el fuego del cometa solar. Los meteoritos son el renacimiento de la luna moribunda, y del sol moribundo. Digo sol moribundo en el sentido de que el sol estuvo escondido durante la Larga Noche, habiendo dado la espalda al mundo. Por lo tanto, los meteoros son Azor Ahai (el sol) renacido, y también Nissa Nissa (la luna) renacida, así como un niño representa el renacimiento de sus padres.

Así, Dueña de Luz es comparada con el sol y la luna, en reconocimiento simbólico. Primero, aquí está el cometa portador de luz siendo comparado con la luna:

Jon le dio una palmadita en el hombro con la mano quemada. Regresaron juntos, cruzando el campamento. Por doquier se habían encendido hogueras para cocinar la cena. Sobre ellos, las estrellas empezaban a brillar. La larga cola roja de la Antorcha de Mormont ardía con una luz que competía con la de la luna.

Choque de Reyes, Jon IV

 

El Compendio Jade de Colloquo Votar también nos cuenta que la espada de Azor Ahai, Dueña de Luz, siempre estuvo cálida, al igual que Nissa Nissa había sido cálida; porque bebió su sangre y su alma, llevando aún más lejos la imagen de que Dueña de Luz contiene esencia de la luna.

Dueña de Luz también contiene esencia del sol: hemos visto que la espada de Ned, que simboliza a Dueña de Luz, bebe de la luz del sol, oscureciendo el acero; y los meteoritos draconianos que también simbolizan a Dueña de Luz se dice que debieron beber el fuego del sol. Esta es una espada muy sedienta, amigos. Bebió la sangre de Nissa y bebió el fuego del sol. También está hambrienta, por supuesto: recordemos la frase en el cuento de Lord Deremond y el prado sangriento, aún tiene hambre mi espada. Hoja, una de los Hijos del Bosque que conoce Bran, sigue con esta idea contándonos que el fuego siempre está hambriento; y cuando los hombres de la Reina de Melisandre están hablando de tener que prender fuego a alguien durante la tormenta de nieve en Danza de Dragones, la cautiva Asha Greyjoy observa que en la noche, se debe alimentar al dios rojo. El hielo conserva, pero el fuego consume, nos dice el Maestre Aemon. Todas estas ideas reflejan el mismo concepto, y nos deberían dar una pista de la idea de que la espada de Azor Ahai no era una portadora de luz, sino una bebedora de luz. Una portadora de oscuridad. Ahora bien, quizás el que esté bebiendo toda esta luz es para lanzarla de nuevo en un momento crucial. Tendremos que tener una mente abierta sobre esto, ya que a George le encanta sorprendernos. Pero al menos para empezar, parece ser una consumidora, más que una productora, de luz.

Stannis con Dueña de luz en Juego de Tronos

Stannis con “Dueña de Luz” en Game of Thrones, HBO

La Dueña de Luz falsa de Stannis Baratheon es lo suficientemente brillante; pero después de todo, es falsa. Sin embargo, George aún está creando la asociación simbólica de Dueña de Luz como una espada solar en estos pasajes.

Stannis Baratheon desenvainó a Dueña de Luz. La espada lanzó destellos rojos, amarillos y naranjas11. Jon ya había visto aquel espectáculo…, pero no de aquella manera, nunca de aquella manera. Dueña de Luz era el sol convertido en acero. Cuando Stannis alzó la hoja por encima de la cabeza, los hombres tuvieron que apartar la vista o cubrirse los ojos. Los caballos se alborotaron, y uno llegó a desmontar a su jinete. Las llamas del pozo parecieron encoger ante aquella tormenta de luz, como un perro pequeño que se escondiera de otro más grande.

Danza de Dragones, Jon III

 

Dueña de Luz brillaba con más fuerza que nunca. Tan brillante como el sol. —Jon alzó su copa—. Por Stannis Baratheon y su espada mágica.

Danza de Dragones, Jon III

 

Para resumir: Azor Ahai y Nissa Nissa han renacido en el guerrero de fuego, y las esencias del sol y de la luna fueron a los meteoros draconianos resultantes. Bebieron la sangre de la luna y el fuego del sol. Ahora podemos ver por qué el renacimiento de Azor Ahai involucra despertar dragones de la piedra, astronómicamente hablando. Los dragones despertados de la piedra son Azor Ahai renacido, hijo de la luna y el sol.

Hay solo un detalle más que añadir, y es importante. De acuerdo con el escenario propuesto del cometa dividiéndose por la mitad, solo una mitad se habría estrellado contra la luna y se habría consumido en la conflagración. La segunda mitad del cometa, en una trayectoria orbital ligeramente diferente, habría parecido emerger desde el otro lado de la explosión, de un rojo ardiente. La leyenda de Dueña de Luz dice que la espada estaba al rojo vivo y humeante cuando entró en el corazón de Nissa Nissa, y que se volvió roja después; por lo que asumo que la mitad superviviente del cometa se transformó en su estado ardiente actual cuando pasó a través de la tormenta de fuego. En este sentido, la mitad del cometa restante también representa a Dueña de Luz, o a Azor Ahai renacido. Si queremos ser más concretos, podemos ver este cometa como Azor Ahai renacido, y los meteoritos draconianos como los dragones despertados de la piedra; pero todos ellos son los hijos del sol y la luna, y todos ellos son, simbólicamente, lo mismo. Los meteoritos draconianos se incendiaron en la atmósfera, como versiones más pequeñas del cometa rojo que arde en el cielo como una espada llameante. Todo son manifestaciones de Dueña de Luz, hija del sol y la luna.  Tanto el cometa como los meteoritos pueden ser dragones y espadas llameantes.

Meteoritos en Rusia y  Mojave. El primero podría parecer más un dragón mientras que el segundo se parece más a una espada, pero ambos son meteoritos.

La boda alquímica de Daenerys Targaryen

La manifestación más importante de la forja de Dueña de Luz tiene lugar en el clímax de Juego de Tronos, cuando Daenerys despierta a los dragones de los huevos de piedra en la pira funeraria de Khal Drogo. Este evento, al que me gusta referirme como la boda alquímica de Daenerys Targaryen, nos aporta un modelo detallado de la destrucción de la luna en el fuego del sol. Esta relación entre Daenerys y Khal Drogo queda clara desde el principio: Khal Drogo es el sol y las estrellas de Dany, y él se refiere a Dany como la luna de su vida. Esto parecen simples apodos cariñosos cuando los escuchamos por primera vez, puede que el reflejo de las creencias dothrakis de que la luna es una diosa, la esposa del sol, quien es un dios a su vez. Por su puesto, de cara al patrón astronómico presente en el mito de Dueña de Luz, podemos ver que estos apodos no son casuales. Daenerys es la novia del fuego, la doncella lunar que se casa con el sol en toda su llameante gloria.

El mito qarthiense dice que la luna se acercó demasiado al sol y que fue escaldada por su fuego, haciendo que se quebrara como un huevo y salieran los dragones. Esto es exactamente lo que pasa en la escena del despertar de los dragones: la doncella lunar Daenerys se acerca al fuego de su rey solar, Khal Drogo, simbólicamente inmolándose a sí misma. Sus huevos de dragón son chamuscados en esta pira solar y se abren, y los dragones ciertamente salen. Como he mencionado anteriormente, creo que este mito se explica mejor con un alineamiento en forma de eclipse, lo que podría crear la imagen de una luna bañándose en el fuego del sol, precisamente como hace Daenerys en esta escena. Esto sería inmediatamente seguido por el nacimiento de los dragones.

Aquí tenemos entonces la boda alquímica de Daenerys Targaryen. Vamos a pararnos a analizar cada párrafo para ilustrar los aspectos importantes de la metáfora de la forja de Dueña de Luz. Esta escena es, básicamente, una plantilla para todas las metáforas de la forja de Dueña de Luz en los libros.

Cuando muere un señor de los caballos, se mata también a su caballo para que cabalgue orgulloso hacia las tierras de la noche. Los cadáveres se queman bajo el cielo, y el khal se eleva en su corcel llameante para ocupar su lugar entre las estrellas. Cuanto más haya ardido el hombre en su vida, más brillante será su estrella en la oscuridad.
Jhogo fue el primero en verla.
—Allí —dijo en un susurro.Dany alzó la vista y la vio, muy baja en el cielo del este. La primera estrella de la noche era un cometa, un cometa rojo. Rojo sangre, rojo fuego, con cola de dragón. Era la señal más poderosa que podía imaginar.

Juego de Tronos, Daenerys X

 

Aquí vemos varias asociaciones hechas en un momento: Khal Drogo, el sol y las estrellas de Dany, se identifica con una estrella brillando en la oscuridad, precisamente como Dueña de Luz supuestamente brilla en la oscuridad, y precisamente como los hombres de la Guardia de la Noche son la espada en la oscuridad. La estrella personal del Khal es el cometa rojo, símbolo de Dueña de Luz y Azor Ahai, y, por supuesto, de dragones. Khal Drogo está claramente interpretando el rol de Azor Ahai, guerrero de fuego y rey solar. Dany asocia inmediatamente el cometa con sangre, fuego y dragones.

El cometa es una extensión del rey solar, y representa su fecundación de la luna con su semilla llameante de dragón. Dany recibió los huevos de dragón en su boda con Khal Drogo, vinculando los huevos de dragón a la copulación del sol y la luna. La primera boda de Dany y esta segunda, la boda alquímica, están simbólicamente vinculadas, y funcionan juntas para contar la misma historia, como ahora veremos.

Cogió la antorcha de la mano de Aggo y la lanzó entre los troncos. El aceite se prendió al instante y un segundo después empezaron a arder las ramitas y las hojas secas. Las diminutas llamas treparon por la madera como veloces ratones rojos, se deslizaron por el aceite y saltaron de la corteza a las ramas y a la hojarasca. Una bocanada de calor le sopló contra el rostro, suave y repentina como el aliento de un amante, pero enseguida se hizo insoportable. Dany retrocedió un paso. La madera crujió y crujió. Mirri Maz Duur empezó a entonar un cántico con voz aguda, ululante. Las llamas giraban y bailaban, se extendían por la plataforma. El ocaso se estremeció; el aire mismo pareció licuarse ante el calor. Dany oyó el chisporroteo de la leña. El fuego reptó sobre Mirri Maz Duur. Su canción se hizo más alta, más aguda… y de pronto la mujer jadeó una vez, dos, y el cántico se convirtió en un aullido estremecedor, cargado de sufrimiento.

Juego de Tronos, Daenerys X

 

El calor de la pira solar le sopla a Dany en el rostro como el aliento de un amante, empezando el arroyo de lenguaje sobre la reproducción que hay en esta escena. De hecho, puede haber empezado con el lanzamiento de la antorcha, ya que la antorcha es un símbolo del cometa (como cuando el cometa es llamado la Antorcha de Mormont); y por supuesto, Dueña de Luz fue empujada12 en el corazón de Nissa Nissa. El aullido estremecedor de sufrimiento de Mirri evoca al grito de aflicción y éxtasis de Nissa, así como a la espada Lamento de Viuda, la cual es una mitad de la espada que simboliza a Dueña de Luz, justo como el cometa que colisionó con la segunda luna fue la mitad de un cometa dividido.

La idea del aire licuándose ante el calor es notoria, ya que hay una fuerte conexión entre el fuego y el líquido: en concreto, la sangre. El cometa rojo se dice a menudo que está o ardiendo o sangrando; y, por supuesto, la sangre lunar fluye cuando los dragones llameantes nacen. La idea aquí es la de la sangre ardiente. A través de toda esta escena de la boda alquímica vemos un lenguaje relativo al agua para referirse al fuego: brillando, turbulento, girando (en remolinos), moviéndose sobre Mirri Maz Duur como una ola, etc13. No es casual que también tengamos una gran cantidad de imaginería acuática en la escena en que Tyrion ve por primera vez Guardajuramentos y Lamento de Viuda, describiéndolas de este modo: Los dos colores se besaban sin siquiera tocarse, cada ondulación era diferente, como oleadas de noche y sangre que lamieran una orilla acerada. La luz solar también entra a raudales a través de los paneles de cristal en forma de diamante, y hace destellos negros y rojos mientras que el gavilán brilla en oro. Este mismo conjunto de frases y motivos aparecerán prácticamente cada vez que Dueña de Luz esté siendo simbólicamente forjada.

La sangre ardiente en particular es un componente importante de la transformación de la luna de un huevo a una tormenta de dragones llameantes. Cuando Daenerys se tumba en la tienda de las sombras danzantes y tiene el sueño febril de despertar a su propio dragón, que le broten alas y volar a través de la puerta roja, su sangre arde.

Siguió corriendo; sus pies derretían la piedra que tocaban—. ¡Más deprisa! —gritaron los fantasmas con una sola voz, y ella gritó a su vez, y se lanzó hacia adelante.
Un cuchillo de dolor le rajó la espalda; sintió que se le abría la piel; le llegó el hedor de la sangre al arder, y vio la sombra de las alas. Y Daenerys Targaryen voló.
—… despertar al dragón
La puerta se alzaba ante ella, la puerta roja, tan cercana, tan cercana; el pasillo era una sombra borrosa a su alrededor, el frío quedaba atrás. Y de pronto, la piedra había desaparecido, de pronto volaba sobre el mar dothraki, cada vez más alta. La hierba verde se mecía bajo ella, y todo lo que vivía y respiraba sentía pánico al ver la sombra de sus alas. Podía oler el hogar, podía verlo, estaba allí, al otro lado de la puerta, campos verdes y grandes casas de piedra, y brazos que le darían calor. Abrió la puerta
—… al dragón…
Y vio a su hermano Rhaegar, a lomos de un corcel tan negro como su armadura. Dentro de su yelmo, a través de la estrecha hendidura para los ojos, el fuego ardía.
—El último dragón —susurró lejana la voz de Ser Jorah—. El último, el último.
Dany levantó el visor negro. El rostro que vio tras él era el suyo propio.
Después, y durante largo rato, sólo hubo dolor, fuego y susurros procedentes de las estrellas.

Juego de Tronos, Daenerys IX

 

Como podemos ver aquí, tener el fuego dentro de ti equivale a pasar una transformación fogosa, y esto implica tanto la sangre ardiente como despertar al dragón. Dany levanta el visor de Rhaegar para verse a sí misma, porque se ha convertido en el Último Dragón. Noten también la asociación entre la sombra y el pánico que vienen con despertar al dragón.

Drogon, el dragón negro, exhala llamas negras, e incluso tiene ardiente sangre negra también:

Manaba sangre negra de allí donde le habían clavado el espontón, y humeaba al caer a la arena abrasadora.
«Es fuego hecho carne —pensó Dany—. Igual que yo»

Danza de Dragones, Daenerys IX

 

Siguiendo con esta idea de la sangre que arde, recordemos que Jon Nieve lee en el Compendio Jade que cuando Azor Ahai mete a Dueña de Luz en un monstruo, su sangre hierve. Ahora, prestemos atención a la descripción de la visión que se transforma en los fuegos de Melisandre en su único capítulo desde su punto de vista:

La sacerdotisa roja se estremeció. La sangre le corrió muslo abajo, negra y humeante. El fuego estaba dentro de ella; era una agonía, era un éxtasis que la invadía, que la abrasaba, que la transformaba. Visos de calor trazaban líneas sobre su piel, insistentes como las manos de un amante.

Danza de Dragones, Melisandre

 

La frase “agonía y éxtasis” encaja de forma casi idéntica al grito de aflicción y éxtasis de Nissa Nissa. Vemos la sangre, roja y ardiente, bajando por su muslo para insinuar dar a luz y la sangre lunar. Se vuelve a usar estremecerse, como con Mirri Maz Duur, y también tenemos la frase destacable el fuego estaba dentro de ella. Dany tiene el fuego dentro de ella en su sueño de despertar al dragón. Melisandre lo tiene en esta escena, y en un momento veremos que Dany vuelve a tener el fuego dentro de ella durante su boda alquímica. Para finalizar, fijémonos en que la experiencia de Melisandre también se describe como sexual, como si el calor del fuego fuera la mano de un amante.

Cuando Melisandre da a luz al bebé-sombra bajo Bastión de Tormentas, la escena es casi igual, y vemos los mismos motivos y frases:

Davos alzó una mano para protegerse los ojos, y se quedó sin aliento. Melisandre se había quitado la capucha y la túnica asfixiante. Estaba completamente desnuda, y mostraba un embarazo muy adelantado. Los pechos hinchados le colgaban sobre el torso, y su vientre parecía a punto de reventar.
—Que los dioses nos guarden —susurró.
Oyó una risa gutural, ronca. Los ojos de la mujer eran como carbones encendidos, y el sudor que le cubría la piel parecía tener luz propia. Melisandre brillaba.
Se acuclilló jadeante y abrió las piernas. Le corrió por los muslos una sangre negra como el carbón. Lanzó un grito que podía ser de agonía, o de éxtasis, o de ambas cosas a la vez.

Choque de Reyes, Davos II

 

Esta escena es genial porque está realmente dando a luz. Bueno, es realmente terrible porque está dando a luz, porque está dando a luz algo terrorífico; pero para nuestros motivos más metafóricos, encaja bastante bien. La frase de agonía y éxtasis vuelve a hacer aparición, así como la sangre negra. Melisandre es una resplandeciente madre lunar, una sacerdotisa roja o una Reina Roja como a veces se la llama. El hecho de que aquí el niño Dueña de Luz sea una sombra negra sigue en la línea de lo que vengo diciendo sobre la temible espada de Azor Ahai: era una bebedora de luz y una portadora de la noche. Su madre debió haber brillado en el cielo cuando dio a luz, pero el fuego de Dueña de Luz era oscuro. Creo que la sangre negra y ardiente también se refiere al resultado de la destrucción de la luna, los meteoritos draconianos ardientes o ensangrentados, lo que sugiere aún más que estos meteoritos debieron haber sido negros y modificados. Parece consistente: el sujeto de la transformación del fuego es negro y oscuro.

Volvamos ahora a la boda alquímica, y busquen lenguaje sexual o relativo a la procreación:

Y las llamas llegaron a su Drogo, y lo envolvieron. Las ropas se prendieron, y durante un instante el khal quedó envuelto en jirones de seda anaranjada y tentáculos de humo, grises y aceitosos. Dany entreabrió los labios; descubrió que estaba conteniendo el aliento. Una parte de ella quería ir con Drogo, tal como había temido Ser Jorah, precipitarse entre las llamas, suplicarle su perdón y acogerlo en su interior por última vez mientras el fuego fundía la carne sobre los huesos y los unía para siempre.

Juego de Tronos, Danerys X

La idea del sol y la luna fundiéndose en uno es exactamente la misma fórmula para la forja de Dueña de Luz, y un gran ejemplo de la idea de que el retoño del sol y la luna contiene esencia de ambos. Los meteoritos Dueña de Luz y la propia espada contienen ambos aspectos, sol y luna, fusionados en uno. El fuego fundiendo la carne de los huesos es otro motivo recurrente, y encaja con uno de los sueños de dragón que tiene Dany en Juego de Tronos, un sueño que directamente presagia la boda alquímica:

Pero aquella noche, cuando se quedó dormida, volvió a tener el sueño del dragón. En aquella ocasión no aparecía Viserys. Sólo estaban el dragón y ella. Tenía las escamas negras como la noche, húmedas y pegajosas de sangre. De la sangre de Dany. Los ojos eran como pozos de magma, y cuando abrió la boca exhaló una llamarada de un rugido. El sonido era una llamada para ella. Abrió los brazos al fuego, lo estrechó contra el pecho, dejó que la engullera, que la limpiara, que la atemperara. Notaba que la carne se le quemaba, se le caía; que la sangre le hervía y se le evaporaba, pero no había dolor. Se sentía fuerte, nueva, salvaje.
[…]
—Khaleesi, ¿qué os pasa? —dijo Jhiqui—. ¿Estáis enferma?
—Lo estaba —dijo ella. Se encontraba ante los huevos de dragón que Illyrio le había regalado el día de su boda. Tocó uno, el más grande, pasó la mano con suavidad por la cáscara. «Negro y escarlata —pensó—. Como el dragón de mi sueño». Notaba la piedra cálida bajo los dedos, ¿o acaso seguía soñando? Retiró la mano, nerviosa.

Juego de Tronos, Danerys III

 

Espero que la palabra atemperar os llame la atención, porque a mi me la llamó. La transformación del fuego, el derretir de la carne y la sangre, es también atemperar. Esto es porque esta transformación del fuego de la que estamos hablando en todas estas escenas es una descripción de la forja de Dueña de Luz. El baño de la luna en fuego solar es el tercer intento de atemperar Dueña de Luz, el que produjo espadas llameantes y meteoritos draconianos.

Huevo de Drogon

Huevo de Drogon, Dark Horse

El dragón negro está pegajoso con la sangre de Dany, porque será su hijo. Dany trae una asociación directa entre el huevo que será su hijo dragón Drogon y el dragón negro en su sueño. Tal como los bebés sombra de Mel, el dragón negro representa a Dueña de Luz, hijo de la luna y el sol. Encaja también con las ondulaciones sangre y negro de Guardajuramentos y Lamento de Viuda, ya que el dragón es negro como la noche y está cubierto de sangre. El huevo negro y escarlata de Drogon es en otro lado descrito como negro como el mar en la noche, pero vivo con vetas escarlata. De nuevo, démonos cuenta de la continuidad temática de las diferentes manifestaciones de Dueña de Luz. Es negra como la sombra, y asociada con el negro del mar y el negro de la sangre.

Al final del sueño vemos la sangre ardiendo como el fuego y derritiendo la carne, justo como Dany imagina mientras ve la pira de Drogo. Conforme continuemos con la boda alquímica, veremos más lenguaje que coincida con este sueño.

Le llegó el olor de la carne quemada; no era tan diferente del de la carne de caballo al asarse en la hoguera. La pira rugió en el ocaso cada vez más cerrado, como una bestia inmensa que ahogara los gritos débiles de Mirri Maz Duur y lanzara al aire lenguas de llamas que lamían el vientre de la noche. El humo se hizo más espeso, y los dothrakis retrocedieron entre toses. Las llamaradas desplegaban sus estandartes anaranjados en aquel viento infernal, los leños siseaban y crujían, y las brasas se alzaban en el humo y flotaban hacia la oscuridad como luciérnagas recién nacidas. El calor batió el aire con grandes alas rojas y los dothrakis retrocedieron aún más, incluso Mormont dio un paso atrás, pero Dany no se movió. Era de la sangre del dragón, el fuego estaba en su interior.

Juego de Tronos, Danerys X

 

Sugeriría que las descripciones del humo espesándose y el humo aceitoso representan la cubierta de nubes de la Larga Noche, una miasma asfixiante de desechos generados por la destrucción de la luna y los consiguientes impactos de meteoros en el plantea. Los dothraki tosen y se apartan para dejarlo claro. Sí, la Larga Noche no fue un juego para nadie, asumo. Esta cubierta de nubes también es la muerte del sol, y habría aparecido de la conflagración del sol y la luna en el cielo, representado aquí por Dany uniéndose a Drogo en la pira.

El lenguaje sobre las llamas tiene mucho lugar aquí, ya que vemos estandartes llameantes desplegarse, un viento infernal, lenguas de llamas e incluso grandes alas rojas de calor… Suena a que los dragones están despertando. Lo que es más importante, Daenerys la doncella lunar tiene el fuego en su interior, tal como Nissa Nissa y la segunda luna antes que ella.

La pira de fuego se ha convertido en una gran bestia rugiente que provoca ahogamiento, siguiendo con el lenguaje acuático asociado con Dueña de Luz. Esto es una referencia al concepto de la sangre lunar ardiente y de las olas de sangre y noche que vinieron de la destrucción de la luna; pero creo que también se está hablando de una inundación literal y no metafórica causada por el impacto de un meteorito en el planeta durante la oscuridad de la Larga Noche. Consideremos el vínculo entre el agua oscura y los meteoritos Dueña de Luz. Acabamos de ver que el huevo de Drogon es tan negro como el mar en la noche. La primera vez que vemos la espada negra de Ned, que por supuesto simboliza a Dueña de Luz, está limpiando la sangre de ella sumergiéndola en el lago de agua negra y fría en el bosque de dioses de Invernalia. Las palabras exactas son: estaba limpiando la hoja en aquellas aguas negras como la noche. Está creando olas de sangre y noche, aunque en miniatura. Dany, cubierta en la sangre del corazón del semental, se sumerge en el agua negra y fría del Vientre del Mundo para purificar al bebé dentro de ella. El bebé de Dany es el hijo del sol y la luna, y por lo tanto también representa a Dueña de Luz. La fortaleza de piedra negra Rocadragón está incluso en la Bahía del Aguasnegras, lo que no parece accidental cuando tenemos en cuenta los otros ejemplos. Todo aquello que representa a Dueña de Luz se sumerge en agua negra, y no creo que sea casualidad.

Por lo tanto, creo que uno de los significados del motivo del agua negra/olas de noche se refiere a las negras aguas del mar durante la Larga Noche, y la conexión con Dueña de Luz insinúa un meteorito draconiano negro aterrizando en esas aguas negras. Se dice que el dragón marino de la historia del Rey Gris hundió islas enteras, lo que a mí me parece como un meteorito draconiano aterrizando en o cerca del mar y causando una destrucción masiva. Esto se atiende a razones, ya que cualquier impacto de un meteorito grande en el océano o en la costa generaría de hecho tsunamis masivos y funestos. La historia de Durran Pesardedioses cuenta la historia de un gran rey que robó una diosa de los cielos, un acto de sacrilegio que detonó la ira de los dioses en la forma de un letal tsunami. Esta gran inundación vino a su boda y mató a todo el mundo menos a Durran y Elenei. Seguramente tengamos que volver a las historias de Durran Pesardedioses y el Rey Gris otro día, pero merecen mención aquí.

Ahora, vayamos de vuelta a la escena de la hoguera alquímica, donde veremos un vínculo directo entre las dos bodas de Daenerys:

Dany dio un paso hacia el fuego, y se dio cuenta de que había presentido la verdad desde hacía mucho tiempo, pero el brasero no había sido suficiente. Las llamas bailaban ante ella como las mujeres que habían danzado el día de su boda: giraban, cantaban, movían sus velos amarillos, naranjas y rojos, temibles pero hermosas, muy hermosas, con la vida del calor. Dany les abrió los brazos; su piel se sonrojó, brilló.
«Esto también es una boda», pensó. Mirri Maz Duur ya no gritaba. La esposa del dios la consideraba una niña, pero los niños crecen, y los niños aprenden.

Juego de Tronos, Danerys X

 

Daenerys entra en la pira funeraria de Khal Drogo

Fuego y Sangre, por Kerry Barnett

Esto también es una boda, piensa Daenerys; y de hecho, lo es. Es una boda alquímica porque el principio de la alquimia es la transformación: todas estas experiencias de tener el fuego dentro de ti. El color de la transformación en alquimia es el rojo, como dije antes, y ciertamente este es también el significado principal de la puerta roja. Es por eso que Daenerys extiende sus alas de dragón y huele la sangre ardiendo mientras cruza el umbral de la puerta roja en su sueño febril de despertar al dragón. Representa su transformación en un dragón, el Último Dragón, como ella misma piensa cuando el sueño termina y ve su propia cara tras el visor de Rhaegar. Otro concepto de alquimia que parece relevante aquí es su concepto del sol, cuya cara brillante se representa como un león, como es común alrededor del mundo; pero los alquimistas vieron el ser oscuro del sol como un dragón. Ese es el tipo de dragón que está naciendo aquí, un dragón negro cuyas alas oscurecen el mundo, como Drogon hace en varias escenas en el libro. Citaré estos en un futuro ensayo, no se preocupen. Drogon es un oscurecedor de planetas, una máquina de eclipsar soles.

Daenerys tiene este sueño febril de despertar al dragón mientras da a luz al bebé muerto Rhaego dentro de la tienda donde las sombras bailan. Tiene una visión de un Rhaego vivo en su sueño: su corazón se ha consumido por el fuego y el fuego sale de su boca como un dragón antes de destruirlo por completo y convertirlo en cenizas. El bebé Rhaego real sale del vientre muerto, apestando a tumba, con alas de murciélago, cola de lagarto y escamas. Como el hijo del sol y la luna, el bebé Rhaego muerto y quemado es otro símbolo de Dueña de Luz. Uno horripilante, sí, pero siguiendo completamente el patrón de Dueña de Luz representando la oscuridad, la muerte y la noche. Salladhor Saan llama a la Dueña de Luz de Stannis una espada quemada, en contraste con una ardiente; y creo que tiene más razón de lo que él cree. Dueña de Luz es la hija del fuego, pero es algo quemado y ennegrecido.

Aquí está la conclusión de la boda alquímica, el verdadero despertar de los dragones:

[…] lo único que importaba era el fuego. Las llamas eran hermosas; eran lo más bello que había visto jamás; cada una de ellas parecía una hechicera con túnica amarilla, naranja y roja, cada una con su capa de humo. […]

El chaleco empezaba a humear, de manera que Dany se lo quitó y lo dejó caer al suelo. El cuero pintado ardió, mientras ella seguía avanzando hacia el fuego, con los pechos desnudos iluminados por las llamas e hilillos de leche fluyendo de los pezones rojos e hinchados.
«Ahora —se dijo—. Ahora». Por un momento vio a Khal Drogo ante ella, a lomos de su semental de humo, con un látigo de fuego en la mano. Él sonrió, y lo hizo restallar siseante contra la pira.
Oyó un crujido, el sonido de la piedra al quebrarse. La plataforma de madera, hierbas y hojas se estremeció y empezó a derrumbarse. Le cayeron encima brasas y cenizas, como una lluvia. Y también algo más, algo que rodó hasta ella y fue a detenerse a sus pies: un trozo de roca redondeada, color crema con vetas de oro, humeante. El rugido llenó el mundo, pero, entre la lluvia de fuego, Dany alcanzó a oír los gritos maravillados de mujeres y niños.
«Sólo la muerte puede pagar el precio de la vida».
Se oyó un segundo crujido, seco y retumbante como un trueno, y el humo giró a su alrededor mientras la pira se hundía. Los leños estallaron a medida que el fuego tocaba sus corazones secretos. Oyó los relinchos de los caballos asustados, las voces de los dothrakis llenas de terror, y a Ser Jorah gritando su nombre y maldiciendo.
«No —hubiera querido decirle—, no, mi buen caballero, no temáis por mí. El fuego es mío. Soy Daenerys de la Tormenta, nacida de dragones, esposa de dragones, madre de dragones, ¿no lo veis? ¿No lo veis?». Con una erupción de humo y llamas que se elevaron treinta codos hacia el cielo, la pira se derrumbó y cayó sobre ella. Dany, sin el menor temor, avanzó por la tormenta de fuego, llamando a sus hijos.

El tercer crujido fue seco y fuerte como si el mundo se quebrara.

Juego de Tronos, Daenerys X

 

El látigo en llamas de Khal Drogo tiene el papel del cometa Dueña de Luz, siseando y quebrando el huevo de piedra. El trozo de piedra de la cáscara del huevo de dragón es descrito como una roca redondeada, evocando una medialuna. Daenerys desnuda sus pechos a las llamas, tal como Nissa Nissa desnudó su pecho a Azor Ahai cuando se forjó Dueña de Luz. Vemos una bola de fuego, una tormenta de fuego, una lluvia de brasas y cenizas, y un rugido que llena el mundo. Todo esto es una descripción de la lluvia de meteoritos que diluvió en Planetos en la caída de la Larga Noche.

La última frase ata firmemente la forja de Dueña de Luz y el impacto de estos meteoros lunares a la destrucción del mundo: estamos hablando de la rotura del Brazo de Dorne, creo. El Martillo de las Aguas pudo perfectamente haber sido uno de estos meteoritos, destruyendo el mundo al dañar el puente entre Poniente y Essos. No puedo evitar darme cuenta de que la ciudad dorniense de Lanza del Sol está en la punta del brazo roto. Una lanza del sol es una descripción apta para un meteorito lunar en llamas, y está en el lugar correcto. Este es un tema al que echaremos un mejor vistazo en un futuro ensayo, pero el lenguaje de la destrucción del mundo requiere mención aquí.

Por último, pero no por ello menos importante, vemos que Daenerys no es solo la madre de dragones, sino hija de dragones y esposa de dragones. Esto es porque cuando renace en su sueño de despertar al dragón, se convierte en el Último Dragón: Azor Ahai renacido. Illyrio lo resume hablando con Tyrion en Danza de Dragones.

La niña asustada que se refugió en mi mansión murió en el mar dothraki, y renació en sangre y fuego. La reina dragón que lleva su nombre es una verdadera Targaryen

Danza de Dragones, Tyrion II

 

Daenerys juega primero el papel de la doncella lunar. Es la esposa de dragones, ya que es fecundada por el rey solar, y obtiene el rol de madre de dragones cuando da luz a los dragones, como hizo la luna. Pero ahora, ha pasado al rol del último dragón, la hija de dragones, Azor Ahai renacido. Ella representa la mitad del cometa que emergió de la tormenta de fuego, brillando rojo en el cielo como una espada en llamas, mientras sus hijos dragones representan los meteoritos lunares que vinieron estrellándose en el planeta para destruir el mundo. ¿Recordáis su sueño en donde es bañada por fuego de dragón, donde es atemperada? Ella misma ahora representa la llameante espada roja, Dueña de Luz, que a su vez es una extensión de Azor Ahai renacido.

Daenerys Targaryen, por Atey Majeed Ghailan

Es un poco confuso porque esto la hace la hija de sí misma, en cierta forma, pero eso es lo que está pasando cuando muere simbólicamente como doncella lunar y es renacida como el Último Dragón. Llegará a ser el rey solar por derecho propio, liderando un khalasar como solo hombres habían hecho antes. Como una encarnación terrenal del cometa rojo, el último dragón, sigue el camino del cometa mientras lidera a su pueblo a través del Desierto Rojo. Continúa conquistando las ciudades de la Bahía de los Esclavos y se convierte tanto en Reina como en Khaleesi. Llega a llevar las pieles del león blanco después de su ritual de inmolación en la pira de Drogo, lo que parece un símbolo recalcando su estatus solar. También empieza a trenzar su pelo cuando le vuelve a crecer, para mostrar que tiene la fuerza de Khal Drogo dentro de ella. Creo que todos estos símbolos corroboran que los modelos astronómicos parecen estar diciendo que Daenerys se ha convertido en un rey solar, Azor Ahai renacido, de quien el cometa rojo es una mera extensión. Creo que esto explica por qué Daenerys no es solo la madre de dragones, sino también hija de dragones y esposa de dragones. Es la esposa del fuego, pero también el fuego hecho carne. Es Azor Ahai renacido, y a la vez Nissa Nissa renacida; y no solo ha despertado al dragón de la piedra, sino que también ha despertado a su propio dragón.

“…y todo lo que vivía y respiraba sentía pánico al ver la sombra de sus alas”


En conclusión

Resumiendo la hipótesis hasta ahora: la leyenda de la forja de Dueña de Luz se originó a partir de un evento celeste de gran magnitud que ocurrió en la antigüedad: la destrucción de una segunda luna por un cometa. Dueña de Luz es, entre muchas otras cosas, una metáfora del cometa. Fue forjada en agua y hielo mientras entraba en el centro del sistema solar, fue forjada por el león cuando fue dividida por la mitad mientras rodeaba al sol, y fue forjada en el corazón de Nissa Nissa cuando chocó contra la segunda luna y explotó en una impresionante bola de fuego. Los restos de la destrucción de la luna pequeña y sus impactos en Planetos desencadenaron la Larga Noche, y es responsable de las estaciones irregulares. La otra mitad del cometa es el cometa rojo que vemos en la historia actual, y puede volver para estrellarse contra la luna restante.

Pero esperen, ¿no ha dicho George que la causa de las estaciones irregulares tiene una naturaleza mágica? Sí, lo ha dicho. Solo hemos tocado la superficie de esta segunda luna; parece que estaba intrínsecamente vinculada a la presencia de la magia en Planetos. El cometa, por supuesto, parece ser de naturaleza mágica. Su destrucción fue un hecho físico, sí, pero también mágico. Ciertamente, este es el patrón de las fuerzas naturales y mágicas en Canción de Hielo y Fuego. La Maldición de Valyria fue una explosión volcánica, sí, pero la versión mágica de una explosión volcánica con motivos mágicos y un mágico desenlace. El desastre de la Larga Noche debería verse de la misma forma.

El mito de Azor Ahai es una posible descripción que un antiguo humano habría inventado para describir lo que vio en el cielo aquel día. Pero creo que va más lejos, como dije en mi hipótesis: lo que pasa arriba, pasa abajo. Cualquier cosa que pase en los cielos se manifiesta en el planeta, y esta es la historia de esta persona que vivió ocho mil años atrás, el Azor Ahai original, el Guerrero de Fuego. Hemos visto a Dueña de Luz manifestarse en la historia actual como un cometa, una persona y un dragón; y la leyenda evidentemente habla de una espada llameante. Creo que es posible que estas tres manifestaciones ocurrieran también en tiempos de la Larga Noche, y este será el tema del siguiente par de ensayos.

Fuente original: The Mythical Astronomy of Ice and Fire

Traducción por: Ashara Brox

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

  1. N. de la T.: Planetos es el nombre con el que el fandom se refiere al planeta donde acontece Canción de Hielo y Fuego. Surgió como broma por la forma en que George R. R. Martin nombró a los continentes en relación con los puntos cardinales donde están situados (en inglés): Westeros-West (oeste), Essos-East (este), Sothoryos-South (sur).
  2. N. de la T.: En la versión original, el texto dice “…jabbed a finger at the moon“, mientras que en la versión en español se tradujo lo que sería “a la luna” por “en el aire”.
  3. N. de la T.: El juego de palabras original era “(Grand)mother”, el cual pierde sentido en español.
  4. N. de la T.: En inglés, el nombre de la Pascua judía es “Passover“, viniendo del verbo “pass over” que en español se puede traducir como “pasar por alto” o “ignorar”.
  5. Véase la imagen de portada que representa precisamente esta escena
  6. N. de la T.: En inglés, las palabras “espada” y “palabra” son bastante similares: “sword” y “word”, respectivamente. Por lo tanto, en la versión original esto da pie a un juego de palabras que no funciona igual en la versión en español.
  7. N. de la T.: En la versión original se usa el verbo “split”, el cual significa, además de quebrar, “dividir” o “separar”.
  8. N. de la T.: El término en inglés es “white-hot”, que en la versión española se tradujo como “al rojo vivo”. Sin embargo, la expresión hace referencia a que cuando el metal llega a su temperatura más alta, se vuelve de un blanco brillante. De ahí la confusión a la hora de intentar explicar el texto.
  9. N. de la T.: El “lingman” es la representación simbólica del dios Shiva en la religión hinduista que representa la energía masculina.
  10. N. de la T.: En inglés, pasar el testigo es “pass the torch”, y “torch” se traduce como “antorcha”.
  11. N. de la T.: En la versión española falta la expresión “alive with light“, que podríamos traducir “viva de luz”
  12. N. de la T.: En la versión original se usa el verbo “thrust” que en la versión en español se tradujo como “lanzar”, pero que también significa “empujar”.
  13. N. de la T.: En este pasaje he podido darme cuenta (en mayor medida) de cómo puede cambiar la interpretación de un texto según el lenguaje en que se lea. Mientras que el autor del ensayo quiere resaltar una serie de verbos relativos al agua que aparecen en el libro original, en la traducción española se reinterpretó de una forma diferente, por lo que en este caso no tenemos esta simbología acuática que el autor resalta. Las palabras que se usan en la versión en inglés son “shimmering”, “swirling”, “whirling”, y “sweeping”. Por lo tanto, si buscamos en las versiones traducidas podemos no encontrar esta simbología que parece repetirse en momentos determinados como afirma el autor del ensayo.