Repasamos los mejores momentos del capítulo 8×05 de Juego de Tronos con Cersei “Fucking” Lannister y Margaery_de_Ultratumba.

Como cada jueves, volvemos con una nueva edición de Choque de Reinas, sección que estrenamos en esta octava temporada de Game of Thrones. En esta entrada, dos leales muy regias, que durante años han deleitado a esta comunidad de Disqus con sus conversaciones de “besties”, ahora se encargarán de poner la guinda del pastel a esta última temporada.


Las Campanas

— Cersei “Fucking” Lannister y Margaery de Ultratumba —


¡Leales y lealas! Ha llegado el momento de vuestra sección menos favorita, Choque de Reinas, en la que repasamos los mejores momentos de cada capítulo como viejas en una mesa camilla. Y todo, comentado por las dos únicas altezas que pueden hacerse sombra entre sí. Por un lado, Margaery de Ultratumba —‘A rey muerto, rey puesto’— Tyrell. Por el otro, Cersei —‘sepultada’— Lannister. Hoy, el quinto capítulo de la octava temporada, Las Campanas (de Belén). ¡Empezamos!

Fiesta en la playa

Cersei: La dieta del verano ya ha empezado en Rocadragón y Daenerys está sin comer, para desgracia de Varys, que quería ponerle unas gotitas de un producto mágico para eliminar la retención de líquidos, incluida sangre y demás. ¡Normal que esté con esa cara! Nadie le ha dicho a esta chica que las dietas extremas no son buenas, producen cambios de humor repentinos. Pero a Daenerys no le gusta la dieta; a ella le va más la barbacoa.

Margaery: Tyrion sigue confiando en su reina, aunque ella ande despeinada, sin comer, con ojeras, eso no significa nada de nada. Daenerys de la Tormenta es muy flower power y de romper ruedas seguro que se recupera en un periquete. Aejon_ bot anda por ahí, con tan solo dos frases programadas: “yo no lo quiero”, “ella es mi reina”. Eso sí, cuando queman a Varys decide callarse, no vaya a ser que “su reina” se de cuenta que si lo quema a él, todos sus problemas se solucionan.

Cuando necesitas un café mañanero pero te lo has dejado en Invernalia

El “caloret” llega a Desembarco

Cersei: Empieza la batalla y, como quien no quiere la cosa, Drogon quema mil ballestas, escorpiones y soldados sin que le roce una flecha. Es evidente que llevaba puesto “El escudito para siempre” puesto y, claro, por más que hicieran los otros, todo le rebotaba. Después del momento Mortadelo y Filemón, entran los ejércitos a Desembarco y se encuentran todos en la misma calle. Por un momento creí que estaba viendo West Side Story o se iban a poner bailar en plan Footloose. Un bailecito hubiera estado mejor que ver mis “eXpeCTaTivAs SubVeRtIdAs” con los norteños y los Caballeros del Valle de Arryn, aquellos de “Alto como el honor”, matando inocentes a diestra y siniestra. Mientras tanto AeJon no hace nada, no dice nada, no controla a nadie, está a verlas venir. Y ¡oh sorpresa! Daenerys Barberá ha nacido. Emulando a Rita, la dragona quiere que Desembarco sienta el “caloret” y lo convierte todo en una gran Falla. ¡Por san Beefeater! ¿Por qué tiene que ser ella la que queme a inocentes? ¿Por qué tiene que ser ella la que viva la conversión más rápida de la historia entre grandeza y locura? ¡Telita con la estirpe de Aerys y Rhaella! Luego decían de mi Joffrey, un trocito de pan bendito. ¡Eso es lo que era!

Margaery: Tú lo que tienes son ¡CELOS! Estás verde de envidia, verde a lo fuego valyrio. Ahora ya no eres ni la reina más loca, ni la más asesina, ni nada de nada. Como mucho la más polvorienta. Mira si eres poco molona que no te mata nadie importante, ni una mísera Mujer sin Rostro te quiere matar. A ti te corroeeeee la envidia. La profecía se ha cumplido. Ha venido otra a arrebatarte lo que más querías, tu identidad como la más villana de la historia. Pero no te preocupes madre, que tu querida hija-hermana está esperándote para que puedas sacar tu afilada lengua y tu malvado ser otra vez y desde el inframundo veremos el final de la serie y escupiremos sobre fotos de Desacato y Desatino.

La Falla de Desembarco y el “ninot” indultado

1000 maneras de morir, por Cersei Lannister

Cersei: Yo sigo en mi balcón, flipando. Yo que siempre tengo un plan B y un plan C, porque soy la nueva Tywin Lannister con tetas, incomprensiblemente esta vez utilizo el plan D: el plan Desacato y Desatino. Me quedo mirando como todo se viene abajo sin hacer nada para impedirlo. Esto era metatelevisión, una metáfora de lo que está siendo la serie. ¿Cómo he podido llegar a morir así? Si yo soy una asesina vengativa y sanguinaria, si mato a cientos copa de vino en mano… ¿por qué no le puedo dar un hostión bien dado a la dragona antes de amochar? ¿No me podían haber dejado matar unos pocos dothrakis? Total, se multiplican como en el Age of Empires. ¡PUES MEJOR MUERTA QUE EN EL PEDAZO DE MOJÓN CON EL QUE VAN A REMATAR LA SERIE!

Margaery: ¡DAS MUCHA PENA! ¡Estoy tan feliz de verte mordiendo el polvo! ¡Nunca imaginé que fuera tan literal! ¡BAILARÉ SOBRE TU TUMBAAAA, MADRE! Básicamente porque van a hacer a construir una nueva ciudad de las Artes y las Ciencias con todos esos ladrillos. Pero madre, si has muerto con el parguele de Jaime abrazándote, suplicándole que no querías morir. ¡Dando vergüenza ajena! Yo me fui de este mundo descubriendo tu complot e intentando salvar a mi familia, en el mejor episodio de la serie, y tú, mírate. ¡En un callejón sin salida, lloriqueando! Ya lo decían en Batman: O mueres siendo un héroe, o vives lo suficiente para que Desacato $ Desatino arruinen tu personaje.

Nuestra Cersei durante el Cleganebowl

Impresiones finales del capítulo

Cersei: Homenaje a Rita Barberá y su “caloret” faller.

Margaery: Feliz de reunirme con mi querida hermana y de seguir siendo la reina más querida de la serie.

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif